×
Francisco Martín Moreno
Francisco Martín Moreno
ver +
Autor de 27 novelas históricas, conferencista, columnista, conductor de TV, apasionado investigador de la cara oculta de México.

" Comentar Imprimir
20 Octubre 2020 04:06:00
En Voz de mis personajes
Escuchar Nota
En los últimos días, releí algunos de los pasajes de mis libros con el ánimo de compartírselos para invitarlos a una necesaria reflexión, en el entendido de que son mis personajes quienes hablan desde su propio contexto:

“Tenemos todo para vencer: agua, tierras fértiles, plata de sobra, oro, pesca, ganadería, excelente mano de obra, la laboriosidad de nuestra gente, sol en abundancia, riqueza por doquier y, sin embargo, somos un pueblo pobre porque no sabemos nada: somos lo que sabemos, somos lo que recordamos y no sabemos nada ni recordamos nada. ¿De qué sirven tantos bienes si no los podemos explotar?”: Melchor Ocampo. Arrebatos Carnales 3.

“Alguien siempre detentará la fuerza y los demás deberían joderse. ¡Ay de aquel –decía Santa Anna– que levante la cabeza porque le será cortada o suba la mirada porque le quemarán los ojos! Por eso es tan fácil gobernar a este país de castrados. Dominas al indio sumiso con alzar la voz o el fuete, a los terratenientes con amenazar sus privilegios: ellos comen de tu mano al igual que los empresarios: basta una recomendación amable para hacerles entender el riesgo que corren sus intereses y como agradecimiento se alinearán festejando a carcajadas tu sentido del humor”. México Mutilado.

“El pueblo es muy tonto, señor Lugo –afirmó un periodista al Presidente– porque concentró todo el poder en usted sin saber que el poder absoluto corrompe absolutamente. Un pueblo que asiste a una consulta ilegal, es un pueblo estúpido que se presta a los juegos políticos, como en los años del famoso ‘Tapado’ con el que se destruía la democracia mexicana”. Ladrón de Esperanzas.

“Santa Anna, el dictador –aclara el narrador– es un genial experto en la distracción de la atención del público, sobre todo cuando él mismo se encuentra en aprietos políticos. La presión le despertará una imaginación portentosa, la necesaria para estudiar las posibilidades mágicas de salir airoso de la adversidad”. México Mutilado.

“El atroz atentado contra la democracia, las libertades, los derechos constitucionales, la civilidad, el crecimiento económico y la estabilidad social, pero eso sí por la gracia de Dios, tuvo como consecuencia la muerte de 250 mil hombres en los frentes de batalla, más decenas de miles de víctimas de bombardeos, sin olvidar el fusilamiento masivo de cientos de miles de ciudadanos, durante la guerra o la represión y tortura de un millón de presos políticos republicanos alojados miserablemente en más de 150 campos de concentración en territorio español”. En Media Hora la Muerte.

El desastre económico de la Nueva España empezó a partir de los sistemas de tenencia de la tierra predominantes en el siglo 17. En las 13 colonias norteamericanas se privilegiaba la propiedad privada y la creación de pueblos nuevos con la condición de que en una comunidad de más de mil personas se fundara obligatoriamente una escuela. En México, la tenencia de la tierra estaba reservada a los españoles, en la inteligencia de que los indios quedaron reducidos a la esclavitud y a la ignorancia”. Arrebatos Carnales 3.

“En México no nos curaremos de las heridas de la invasión española del siglo 16 o de la intervención militar estadunidense del siglo 19. Es urgente empezar a trabajar en ello. Hablemos, gritemos, expongamos valientemente nuestro dolor, escribamos, abordemos el tema, luchemos contra los traumatismos, oxigenemos nuestra mente y aceptemos la realidad para estar en posición de modificarla a través del conocimiento”. México Engañado.

“¿Voy a salir ese 1 de septiembre, en el último informe presidencial de mi primer sexenio, a sumarme a las históricas justificaciones de los asquerosos tricolores o a las de los cínicos azules, unos más incapaces y corruptos que los otros? ¿Voy a pasar a la historia como uno más de ellos para que me etiqueten como parte de la Mafia del Poder, cuando me comprometí a ser el mejor Presidente de la historia de México? ¿Yo, el líder del cártel de la Mafia del Poder, porque me fue imposible impartir justicia, construir el Estado derecho prometido? ¿Ahora soy su compinche? ¿Esa sería una parte de mi discurso de despedida?”. Ladrón de Esperanzas.
Imprimir
COMENTARIOS