×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
21 Agosto 2019 04:00:00
¿Comprar Groenlandia?
¿COMPRAR GROENLANDIA?
La nota podría tamizar la geopolítica: “Pareciera que el presidente Donald Trump quiere dejar huella. Ahora, le da forma a la idea de comprar Groenlandia. La idea de que EU compre la isla más grande del mundo ha capturado la imaginación del exdesarrollador inmobiliario y ahora mandatario, quien ha expresado repetidamente su interés en comprar el territorio danés. Groenlandia tiene una superficie de 2.175 millones de kilómetros cuadrados (Australia es más grande, pero es calificada como continente), y casi 80% de su superficie está cubierto por hielo durante todo el año; tiene solo 57 mil habitantes, la mayoría concentrados en la costa (México tiene 1.964 millones de kilómetros cuadrados y 131 millones de habitantes). Trump ha escuchado sobre los abundantes recursos naturales y la importancia geopolítica de Groenlandia. No está claro cómo haría Estados Unidos para adquirir la isla. Groenlandia es una parte autónoma del Reino de Dinamarca, y aunque su Gobierno decide sobre la mayoría de los asuntos internos, Copenhague se encarga de la política exterior y de la seguridad. Está previsto que Trump haga su primera visita a Dinamarca a principios del próximo mes, aunque el viaje no está relacionado con este tema.
No sería la primera vez que un mandatario estadunidense piensa en la idea de comprar la isla. En 1946, EU propuso comprar la isla a Dinamarca por 100 millones de dólares, después de coquetear con la idea de intercambiar terrenos en Alaska por partes estratégicas de Groenlandia. Los funcionarios norteamericanos ven a Groenlandia como importante para los intereses del país en cuanto a la seguridad nacional. Un tratado de defensa de hace décadas entre Dinamarca y Estados Unidos otorga al Ejército estadunidense derechos virtualmente ilimitados en Groenlandia en la base norteamericana más al norte: la Base Aérea Thule. Ubicada a mil 200 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico, incluye una estación de radar que forma parte de un sistema de alerta temprana de misiles balísticos de Estados Unidos. La base también es utilizada por el Comando Espacial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte. Estados Unidos ha tratado de descarrilar los esfuerzos chinos para ganar un punto de apoyo económico en Groenlandia. El Pentágono logró en 2018 impedir que China financiara tres aeropuertos en la isla”. Por lo pronto, los políticos daneses se ríen públicamente de la idea; solo el tiempo dirá si han leído el libro de Trump “The Art of the Deal” y están subiendo la puja, o realmente no quieren vender.

BOMBARDEOS A CIUDADES
En esta columna he dicho que los bombardeos indiscriminados a ciudades fueron inventados por Churchilll con el inmisericorde bombardeo aéreo sobre Dresde del 13 al 15 de febrero de 1945, pero creo que una vez más estoy equivocado: el primer bombardeo aéreo masivo sobre una ciudad ocurrió mucho antes, el 27 de agosto de 1936 sobre Madrid, por parte de la aviación nacional (el bombardeo aéreo, también de la Legión Cóndor, sobre el pueblo vasco de Guernica fue el 26 de abril de 1937). Ironía histórica: bombardeos alemanes, primero; bombardeos sobre ciudades alemanas, más tarde. La historia de siempre: no hay un arma que el ingenio humano construya, que el odio humano no use eventualmente. Trágico sino. 

UNA BOMBITA SOLITARIA
Habría que aclarar que estamos hablando de bombardeos aéreos masivos, porque la primera bomba aérea sobre civiles en una ciudad no cayó ahí sino en Mahatlán en 1914, a media cuadra de donde yo pasé mi infancia, pero esa es otra historia (en uso militar, el teniente italiano Giulio Gavotti atacó las posiciones turcas desde un avión el 1 de noviembre de 1911, usando unas pequeñas bombas de dos kilos de peso. Siendo la primera ocasión en la que se llevaba a cabo una acción de este tipo, la preparación del aeroplano era nula. Gavotti arrojó las bombas de manera manual por la lateral del avión mientras lo piloteaba).
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5