×
Dan T
Dan T
ver +
lacomediapolitica@gmail.com

" Comentar Imprimir
07 Julio 2020 03:43:00
Trump y Trompitas
Trump y Trompitas eran dos payasitos que tenían un problema: no hacían reír a nadie; en realidad causaban lástima. Por más que se esforzaban por ser simpáticos, por caerle bien a la gente, por aparentar que eran diferentes, lo único que lograban es que sus gobernados dijeran: “¿Y ahora qué hizo este animal?”.

Un día Trump invitó a Trompitas a su Casa Blanca: “Ven y jugaremos con mis aviones y mis tanques; y comeremos hamburguesas y tomaremos mucha Coca Cola”. Trompitas dijo que sí encantado de poder visitar a su mejor amigo, a pesar de que no hablaba inglés ni para decir “juay de rito”. Pero eso no le importaba a Trompitas, porque estaba acostumbrado a hacer las cosas sin saber.

De hecho, todos sus amigos le dijeron que no era conveniente que visitara a Trump. ¿Por qué? Pues de entrada porque el mundo entero lo consideraba no solo un pésimo payaso, sino también un grosero, burlón y desgraciado.

Se sabía que a todas sus visitas las convertía en sus víctimas, haciéndoles pasar momentos realmente desagradables: desde ponerles purgante en su hamburguesa, hasta hacerles calzón chino. Y eso no era lo peor, sino que Trump durante años se ha dedicado a atacar y menospreciar a los mexicanos, a los que inclusive llamó “violadores”, “criminales” y “narcotraficantes”.

-¿A qué vas con Trump si ha sido muy malo y grosero con nosotros?, le preguntó el payasito Marchelo a Trompitas.

-Pues es que me invitó y ni modo que no vaya.


- ¿A poco le tienes miedo, Trompitas?

- Pues miedo, lo que se dice miedo, nomás un poquito. Digamos que es más bien precaución. Lo que me espanta es que es más grandote que yo, es más peleonero que yo, y mira que eso es mucho decir, pero sobre todo que nos puede aplicar un embargo o cerrarnos la frontera o prohibirnos la importación de pelucas naranjas para nuestros payasos. Mejor amor y paz, no se vaya a enojar más.

- ¿Y nuestra dignidad como payasitos mexicanos?

- ¿Dignidad? ¿Qué es eso? Mira, Marchelo, ya no me estés molestando porque mi decisión está tomada: vamos a ir a la Casa Blanca a ver a nuestro amigo el payasote Trump.

- ¿Vamos, Kimosabi?

- Sí, sí, vamos a ir. Acuérdate que soy orgullosamente monolingüe y yo no hablo inglés. Entonces necesito que alguien traduzca lo que le voy a decir. Y tú serás esa persona.

- Pero, ¿yo por qué? Para eso hay traductores especializados, profesionales.

- Pues sí, Marchelo, pero solo tú serías capaz de hacerle entender a Trump cuando le diga que los conservadores no me quieren, que Calderón está detrás del complot en mi contra, que el neoliberalismo tiene la culpa del coronavirus, que el chocoflán es un postre delicioso, que mi mujer no me manda, que Pemex se sigue hundiendo y nos vamos a hundir con él y que Manuel Bartlett es un santo. ¿Cómo le dirías todo eso a Trump in inglish?

-México está de la shit.

-Very good, Marchelo.



La Prueba

Ayer se reveló que el amado líder cabecita de algodón se hará la prueba del coronavirus antes de viajar a Washington, para reunirse con Donald Trump. ¡Ya pa’ qué! Por lo menos una decena de sus más cercanos colaboradores han salido positivos y el Presidente de México se ha negado a hacerse la prueba.

Ya sabemos que el Presidente es de los que cree que lo protege un manto sagrado y que el virus no penetrará la investidura presidencial y por eso, necio, sigue sin usar cubrebocas. Lo curioso es que si sale positiva la prueba, será el único resultado positivo en todo lo que va de su Gobierno.



¡Nos vemos el jueves!


02 Julio 2020 04:08:00
La señora del Palacio
En la comandancia de la Policía se escuchó por el radio:

-Comandante, con la novedad de que ya llegamos a la escena del crimen.

-¿Cuál es el reporte, oficial? –preguntó el jefe–.

-Pues resulta que una señora mató a su marido porque pasó por donde estaba trapeando.

-¿Y ya la tienen bajo arresto?

-No, jefe, estamos esperando a que se seque el piso, no vaya a ser que se enoje más.

No hay nada más complicado que las relaciones de pareja. Y si no me creen, pregúntenle a Andrés Manuel López Obrador. El amado líder cabecita de algodón debe estar que no lo calienta ni el sol, porque su esposa le echó a perder el festejo por los dos años de su triunfo en las urnas. Se suponía que el informe que dio ayer el Presidente –sí, volvió a dar otro maldito informe igual a los 18 anteriores– tendría que haber sido el tema que inundara las redes sociales y que solo se hablara de que vamos bien, súper requete bien. Pero no, mi ciela.

Resulta que Beatriz Gutiérrez Müller subió un mensaje a Twitter en el que festejaba el aniversario del triunfo de su marido: “Hace dos años, los ciudadanos –que somos los verdaderos guardianes de la democracia– logramos lo impensable: elecciones realmente democráticas”. Hasta ahí todo bien.

Pero de pronto entre los muchos comentarios que recibió hubo uno que sin echarle pleito le cuestionó sobre el tema de los niños con cáncer a los que no les entregan sus medicinas: “¿Cuándo atenderá personalmente a los padres de los niños con cáncer? Gracias por su amable respuesta”.

¡Uyyy, y que se prende la señora del Palacio! La escritora, cantante y no sé qué tantas cosas más le respondió de manera, digamos, poco amable: “No soy médico, a lo mejor usted sí. Ande, ayúdelos”. Y eso fue el empezose del acabose, pues la gente empezó a criticarla durísimo –y muy merecido– por su falta de sensibilidad ante un tema tan doloroso. Ella que tanto promueve lo de “con los niños no”, en lugar de ponerse del lado de los padres que sufren por sus hijos, los trató como si fueran cualquier cosa. Como si esas personas no merecieran la más mínima atención de su parte.

Obviamente el tema se volvió el tema más comentado en las redes sociales: por un lado los que andan buscando el más mínimo error de la 4T para hacer un escándalo y, por el otro, los defensores de la 4T que parecen focas, pues tienen el agua hasta el cuello y siguen aplaudiendo.

Sospecho que a la señora le tocó dormir en la tina.


¡Dejen de pelear!

Mientras el presidente López Obrador y el Gobernador de Guanajuato se echan mutuamente la culpa por la inseguridad, un comando se metió a una clínica de rehabilitación en Irapuato y mató a 24 personas. ¿Qué clase de animales tienen que ser estos delincuentes para asesinar a 24 chavos que estaban intentando dejar las drogas? ¿Por qué los mataron? ¿En serio porque trataban de dejar de consumir? A ver si esto sirve para que el estado y el Gobierno federal se pongan a trabajar, en lugar de estar jugando a las trais.


¡Ganamos!

La buena noticia es que finalmente le ganamos a España. La mala noticia es que no le ganamos en el futbol, sino en la cantidad de muertos por coronavirus. En México, oficialmente, ya han muerto 28 mil 510 personas por el Covid-19. Y esas son solo las que reconoce el Gobierno. ¿Cuántas son realmente? Es imposible saberlo, pero según los cálculos de algunos expertos, en realidad andamos en una cifra similar a la de Brasil: 60 mil muertos. Y esto va pa’ largo, así que mejor cuídate.
30 Junio 2020 04:07:00
Las ratas caníbales
Un estudio científico descubrió que debido a la pandemia, las ratas se han vuelto mucho más agresivas e, inclusive, se han convertido en ¡caníbales!, pues se comen unas a otras. No sé en qué universidad hicieron el dichoso estudio, pero yo sin ser científico ya me había dado cuenta: simplemente hay que revisar las páginas de nuestro periódico para ver cómo las ratas de Morena se están comiendo unas a otras.

Mientras el Presidente proclama eso de AMLove y paz, sus compañeros de partido se están dando de patadas y se pican los ojos, porque ya les gustó el poder y no lo quieren compartir ni entre ellos. Aquello parece fiesta de solteros cuarentones: todos contra todos. Por ejemplo, el insoportable de John Ackerman se puso a chillar en contra de Ricardo Monreal, porque el zacatecano cometió el mayor pecado de la 4T: estuvo en el programa de Loret de Mola.

Y lo peor no fue eso, sino que ahí frente a las cámaras el senador dijo que apoyaba todo lo que había dado a conocer el periodista, que se ha convertido en uno de los más odiados por los lopezobradoristas.

Loco de ira, Ackerman de plano le pidió a sus cuates los senadores de Morena que destituyeran a Monreal como su coordinador, ante lo cual nadie le hizo caso.

Por otro lado, el propio Monreal trae a mecate corto al diputado Mario Delgado, exhibiéndolo como un flojo que no hace su chamba de negociar acuerdos con la oposición.

Pero ahí no se acaban los pleitos, porque Delgado siempre ha querido ser algo y la realidad es que es tan mediocre que nunca ha podido ser nada. Entonces ahora anda buscando cómo quedar bien con el Presidente, por lo que intentó revivir una reforma de ley que ya toodo el mundo había rechazado y, pues, obviamente lo batearon sus propios compañeros. Ya de plano cada vez que se lo encuentran le dicen que lo invitan a los tacos, pero que ya no pida de trompa.

En la otra esquina del morenismo se están dando con todo, menos con el amor, el dirigente interino, Alfonso Ramírez Cuéllar; y la exlíder Yeidckol Polevnsky, la que admira a Hugo Chávez y se viste de Carolina Herrera. De plano a la señora la acusan de haberse transado varios millones de pesos cuando la dejaron como encargada del partido.

Curiosamente, a Ramírez Cuéllar hay un grupo de ultras que están tratando de tenderle la cama para sacarlo lo más pronto posible. Sin mucho pudor, andan promoviendo la idea de que el exbarzonista es un fifí que no sabe de causas populares. Y con el pretexto de “el pueblo” quieren impulsar, al parecer, al tal Gibrán, que es más pesado que cenar pozole, para que tome las riendas del partido y cabalgue derechito a convertir a México en la película de la Ley de Herodes.

¿Más pleitos? Claro que sí los hay. Por ejemplo, el otro día el bebé poblano Miguel Barbosa se quedó con la mano extendida, y seguramente con una lágrima en los ojos, cuando el amado líder pasó de largo sin siquiera saludarlo, durante un mitin en Puebla. El otro día vi el video de ese momento y es más triste que el final de Titanic. Solo porque era Barbosa el que se hundía y no Leonardo DiCaprio, si no seguramente habría yo llorado.

¿Por qué se están peleando las ratas de Morena? Pues porque ya les gustó el dinero, el poder y las influencias. Nomás para que te des una idea, solo este año Morena tendrá un presupuesto (pagado por ti y por mí) de ¡mil 650 millones de pesos! De ese tamaño es el negocio –y el pleito– de los morenistas.

¡Nos vemos el jueves!
25 Junio 2020 04:00:00
López Obrador habla por teléfono
Voy a mandar a hacer unas playeras que digan “Yo sobreviví al 2020” y se las voy a regalar a los lectores de esta columna que lleguen vivos hasta el 31 de diciembre. Los que no, pues no. Y es que este año ha estado lleno de calamidades, empezando por supuesto, con la pandemia del coronavirus, pero también las tormentas en Yucatán, la violencia en Guanajuato, la caída de la economía aun antes de que llegara el Covid-19, la nueva canción de la esposa de AMLO, el propio Andrés Manuel y sus mañaneras, más de tres meses sin futbol ni beisbol, toda la cuarentena con esa persona con la que decidiste casarte, los 2 millones de trastes que he tenido que lavar, un megatemblor de 7.5 y ahora hasta polvo proveniente del desierto del Sahara ensuciándome los malditos trastes que ya había lavado. Lo único que falta para coronar este año tan infame es que Arjona saque un nuevo disco. Así que ya sabes: en diciembre espera tu playera. si es que llegas. Si llegamos, de hecho.

Pero en lo que llega diciembre podemos revisar cómo reaccionó el ciudadano Presidente ante la emergencia por el sismo del 23 de junio. Fiel a su estilo, Andrés Manuel López Obrador, hizo todo menos lo que debía hacer. Apareció en tres videos que subió a sus redes sociales, supuestamente para dar un mensaje de tranquilidad a todos los mexicanos. No sé a ti, pero a mí no me tranquiliza nada ver a un viejito con cara de asustado, con la corbata casi en el ombligo, hablando por teléfono mirando para todos lados, inclusive al cielo, como tratando de entender qué diablos pasa. Cualquier Presidente que sepa cómo ser Presidente, habría salido sereno y tranquilo (mínimo con un par de mezcales adentro) a informar de la situación con los datos verificados en la mano, pero sobre todo con un mensaje muy estructurado para llamar a la calma. Pero, bueno, eso habría ocurrido en cualquier otro país, pero no en México.

¿Qué fue lo que vimos los mexicanos? Vimos al Presidente hablando por teléfono con un tal David, pidiéndole que le explicara y le repitiera los datos del reporte de Protección Civil tras el sismo. El Presidente iba y venía en círculos por el patio de Palacio Nacional tratando de entender y de comunicar lo que el tal David le iba contando, pero más que un Presidente parecía un tortero tomando una orden para llevar:

- “Sí, David, aquí son las tortas Palacio. ¿Qué dijistes? No te oigo. ¿Estás lejos o estás cercas? A ver, ya, ya te oigo. No te muevas, David, porque se corta. Dime: ¿de qué van a ser? Sí, sí, ¿cómo? Ah, una de pierna con quesillo y sin cebolla. ¿Qué más? Una cu. ba. ¿Una qué? ¡Una cubana! Claro, ¿con chile o sin chile? ¿Va con todo? ¿Que qué es todo? Pues acá las preparamos con pierna, con jamón y con queso. ¿Milanesa? No, no lleva milanesa. Sí, sí se la puedo agregar, pero cuesta. ¡Pues sí, David! Está re cara la carne y más la milanesa porque la nuestra es de oreja de elefante. ¡En serio! Bueno, entonces ¿qué más? ¿Dos de huevo con salchicha? ¡Uy, no! Te las quedo a deber: se me acabaron los huevos. ¿Las quieres de pura salchicha? Bueno, entonces que sean dos de pollo. Muy bien. ¿Cómo a qué horas pasas por ellas?”.

Y mientras el Presidente hablaba con el tal David, los secretarios de la Defensa y de la Marina solo se le quedaban viendo como diciendo: “¿Qué hicimos para merecer este Jefe?”.

Pero, bueno, al final el temblor no fue tan grave, pues si bien el sismológico dijo que fue de magnitud 7.5, en la escala López-Gatell fue apenas de 2 grados.

16 Junio 2020 04:07:00
10 indicios de que que ya lo perdimos
Según la Biblia, Moisés bajó del Monte Sinaí con las tablas de los 10 mandamientos. En 2020, Andrés Manuel López Obrador no bajó del cerro, pero sí apareció en YouTube con su “decálogo” para salir de la pandemia del coronavirus. Se trata de 10 mandamientos muy al estilo de lo que es el Gobierno de la 4T: una vacilada. Por eso, con base en el decálogo presidencial, hice esta lista de 10 razones que me hacen creer que ya lo perdimos a don “ya saben quién”.

1. Dice AMLO que debemos actuar con optimismo, lo cual sería muy lógico si no lo tuviéramos a él como Presidente.

2. También dice que es importante comer sanamente, nomás que lo dice después de tragarse una torta de tamal.

3. Es curioso que menciona la importancia de mantenernos informados, pero al propio López Obrador le molesta lo que diga la prensa y, además, cuando se trata de instrucciones de las autoridades de Salud, como usar el maldito tapabocas, nomás no hace caso.

4. Una prueba de que López Obrador ya se divorció de la realidad es cuando sale a afirmar que está creando ¡2 millones de nuevos empleos!, pero en ellos incluye los becarios de los programas sociales y a quienes reciben créditos del Infonavit. Según dice, las personas reciben lo de sus créditos para casa y entonces se pueden poner a construirla y ya con con eso se creó un nuevo empleo. ¿Suena tonto? ¡Lo es!

5. Estamos en el peor momento de la pandemia. Bueno, eso llevamos diciendo desde hace un mes, pero la realidad es que no hemos mejorado. Y a pesar de eso, el Gobierno decidió que ya es momento de poner fin a la cuarentena. Y aunque López-Gatell dice que hay que seguir quedándose en casa, López Obrador ya ordenó que todos salgan a las calles. Total, de algo se tienen que morir.

6. Una manera de saber qué tan perdido anda un Presidente es en función de sus enemigos. El actual Mandatario lleva año y medio en el poder, tiempo durante el cual no ha logrado concluir ninguna obra, pero ya le echó pleito a los gobernadores, a los empresarios, a los medios, a los organismos civiles, a las compañías refresqueras. vaya ¡hasta a Netflix!

7. En contraste con lo anterior, es curioso como el Presidente se anda peleando con todos, excepto con quienes realmente tendría que hacerlo que es con la delincuencia organizada. A los narcos no los toca ni con el pétalo de una declaración. Él dice que es por prudencia; en mi rancho le dicen de otra forma.

8. Presidente o no, cualquiera que en estos momentos piense que es buena idea construir una refinería, está un poco afectado de sus facultades mentales. Se lo han dicho todos los expertos y los economistas, pero el amado líder solo le hace caso a su dedito.

9. Mentir de manera descarada es un rasgo de las personas calificadas como sociópatas. Saben que están mintiendo, pero lo hacen de una manera tan vehemente que llegan a creerse sus propias mentiras. Cualquier parecido con las conferencias mañaneras no es una simple coincidencia.

10. Dicen que en México cuando alguien pregunta, “¿Y ahora qué hizo este animal?”, todos saben de quién se está hablando. Y no es para menos, porque de verdad que el amado líder no deja de sorprender con su amplísima capacidad de inventar tonteras. Hasta parece que le pagan por docena.


11 Junio 2020 04:00:00
La corruptinha
En la cancha, Cuauhtémoc Blanco era un pícaro. Tenía la enorme habilidad de burlar a la defensa, de tomar por sorpresa al oponente y meter gol cuando nadie se lo esperaba. Y como Gobernador salió igual... para la transa. Resulta que el Gobernador de Morelos se burla de la ley, toma por sorpresa los controles anticorrupción y le mete unos golazos al presupuesto estatal.

Según lo que en estas páginas de nuestro periódico (bueno, tu periódico, porque tú lo pagaste), prácticamente todo el equipo de Gobierno de Blanco está bajo investigación por actos de corrupción, enriquecimiento ilícito y hasta lavado de dinero. Si fuera equipo de futbol, hasta el aguador estaría siendo investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera, que es la que anda cazando a los criminales siguiendo la pista más fuerte: la del dinero.

Apenas ayer se supo el secretario de Gobierno morelense, es decir, el número dos del Gobierno del ‘Cuau’, ya fue denunciado ante la FGR por andar metiendo fajos de billetes en la lavadora y sin Suavitel.

No le quiero echar la sal a Cuauhtémoc Blanco, pero sospecho que las autoridades federales finalmente le van a cumplir el sueño de toda su vida: le van a dar cuello.

¡Wey, ya!

De verdad, te lo juro por mi madrecita santa que yo ya no quiero escribir ni una sola línea sobre Hugo López-Gatell, pero... el subsecretario no deja de decir tonterías.
Ahora salió con que “llevamos 17, 18 días en que se ha estancado el descenso de la curva, no tiene un patrón ascendente”. Traducción: no está creciendo el número de contagiados ni de muertos. Eso es lo que dijo López-Gatell.

¿Y qué dicen las cifras que presentó el mismo López-Gaatell? Que el 23 de mayo iban 65 mil 856 contagios y 7 mil 179 muertos... y esos números ya se duplicaron. Si eso no es un “patrón ascendente”, entonces yo soy el Chapulín Colorado. Una de dos: o López-Gatell necesita lentes porque todo lo ve al revés... o nos quiere ver la cara de sus estúpidos. ¿Qué será?

Los trastes

Desde que Dios mandó las 10 plagas sobre Egipto para echarle la mano a Moisés, desde ese entonces no había azotado al mundo una plaga tan detestable como la de los trastes sucios. ¡No me jodas! Se multiplican como acarreados en mitin de Morena en Tabasco. Y lo peor es que no sabes de dónde salen. En un departamento en el que solo viven dos personas, de la mañana a la tarde hay más platos, ollas y sartenes que en la cocina de la Guardia Nacional. Y no creas que es porque guisamos una cosa así como que muy sofisticada y rimbombante. Nada, nada, sopita y carne asada y ya con eso tienes para estar toda la tarde lavando hasta las cucharas que no sabías que existían. Si en la noche dejas un plato y una taza en el fregadero, misteriosamente se convierten durante la noche en un comal cuatro platos, dos vasos y dos pares de cubiertos. Y si los dejas para después de la comida, es posible que acabes de lavarlos en Navidad. Yo que presumía de mis guantes de box, ahora ando estrenando guantes de látex para lavar los trastes que son como Chabelo: eternos.
04 Junio 2020 04:08:00
Cinco cosas que no me pasaron en la cuarentena
Creo que mi cuarentena ha sido la más aburrida de todo México. Porque viendo lo que se publica en las páginas de nuestro periódico y lo que postea la gente en Facebook, Twitter e Instagram, digo: ¿pos cómo le hacen para tener una vida tan interesante y tan intensa? Estas son cinco cosas que no me pasaron en la cuarentena por más que lo intenté:

1.- Triunfar en la cocina. Por todos lados veo gente que en esta cuarentena aprendió a hacer chilpachole de jaibe, pozole verde vegetariano, tarta de fresas sin gluten o, mínimo, a hacer un huevo estrellado sin que se les desmadre la yema. No fue mi caso. Intenté hacer unas “hamburguesas” de quinoa y frijol que, al final, no sabían tan mal, pero parecían croquetas de perro remojadas en agua. Además, uno de mis sueños ha sido saber hacer pan y cada vez que lo intento, lo único que logro es desperdiciar tres tazas de harina, una cucharadita y tres cuartos de levadura, agua y sal. Y eso cuando me va bien. El sábado, en realidad, fue un día en el que más me valdría haber suicidado, porque cuando ya tenía toda la mezcla lista, se me cayó el recipiente y en el piso de la cocina se formó una especie de engrudo que me tardé dos días en poder quitarlo. Lo peor fue que repetí todo el proceso para hacer el pan y al final obtuve una cosa tan dura que sirve para clavar clavos de media pulgada. Si alguien necesita un pisapapeles o una mano para el molcajete, le regalo mi pan.

2.- Triunfar en la cama. Durante el tiempo de cuarentena vi a mucha gente que aprovechó para dormir lo que nunca había dormido. Los veías muy felices levantándose a las 10, 11, 12 del día. ¿Cómo diablos? Entre que no puedo dormir en la noche y que no puedo dormir cuando me despierto a las 7 de la mañana, han sido los peores dos meses de mi vida (sin contar cuando regresé con mi ex durante cuatro semanas). Otra forma de triunfar en la cama es teniendo sexo desenfrenado todos los días. Soy casado, imposible.

3.- Triunfar en la solidaridad. Inspirados por los italianos que salían cada noche a cantar a los balcones, en varias partes de la ciudad mucha gente hizo o trató de hacer más o menos lo mismo, ya sea para animar a quienes están en cuarentena o como una muestra de apoyo para el personal médico que se la parte todos los días contra el coronavirus. Yo quise hacer lo mismo, abrí la ventana y comencé a cantar. De inmediato mis vecinos comenzaron a seguirme, pero a zapatazos. Al parecer mi versión de El Triste no fue mucho de su agrado.

4.- Triunfar en el amor. En estas últimas semanas he leído historias maravillosas, como la del tipo que estaba mirando desde la ventana con sus binoculares y, de pronto, vio que a unas cuadras una vecina hacía ejercicio en su azotea. El sujeto se enamoró de inmediato a través de las lentes y lo que hizo fue de película: prendió su dron y le ató una cartita para la susodicha y se lo mandó a control remoto. Así estuvieron carteándose un mes hasta que finalmente pudieron conocerse en persona, pero usando tapabocas. Yo intenté hacer lo mismo, pero créeme que es muy mala idea estar espiando a la vecina con binoculares, sobre todo cuando eres casado.

5.- Triunfar en la autosuficiencia. Dado que no podía ir a la peluquería porque estaba cerrada y ya tenía una especie de nido de golondrinas en la cabeza, tuve la genial idea de preguntarme: ¿qué tan difícil puede ser cortarme el cabello yo mismo? ¡No lo hagan! Cortarlo, en realidad, es bastante fácil. Lo que es imposible es que te quede bien, o al menos presentable. Quedé igualito que Tizoc, el de Pedro Infante. Estoy pensando seriamente en raparme por completo o cortarme la cabeza.



02 Junio 2020 04:07:00
Chucky Trump
Usualmente en las películas de terror al que se siente bordado a mano es a uno de los primeros que elimina el villano. Usualmente sobreviven hasta el final el “chicho, chicho”, la muchacha guapa y el gordito chistoso. Pero lo que estamos viendo en estos días en Estados Unidos no cumple con las reglas. Se trata sin duda de una historia de horror llamada “racismo”, pero esta vez el gordito no solo no es chistoso, sino que es el verdadero villano de la historia. Donald Trump es una especie de Chu-cky presidencial, nomás que con la cara naranja y los pelos amarillos. Ah, y en lugar de un cuchillo como de carnicero, lo que Trump usa para causar un verdadero caos es su cuenta de Twitter. Si ya de por sí era grave que un policía hubiera asesinado sin justificación alguna a un hombre más por el color de su piel que por cometer un delito, la cosa se ha puesto peor en cosa de días gracias a que Trump se ha encargado de envenenar más el ambiente. Por cada mensaje que Trump lanza en redes sociales, un ángel de la guarda se suicida, pues no hay manera de detener el enojo generalizado que está provocando entre los norteamericanos, especialmente aquellos que no viven el “american dream” porque son víctimas de violencia, de racismo o de pobreza y falta de oportunidades. Si lo que quiere Donald Trump es prenderle fuego a Estados Unidos, va muy bien requetebien.


¿A qué te huele?

A ver, imagínate que te cuento que la secretaria de Energía tiene un compadre, pero no cualquier compadre, sino uno de esos del alma, con los que te amaneces cantando las de José José y tomándote hasta el Pinol.

Y resulta que como titular de Energía pues te encargan hacerte cargo de la construcción de la nueva refinería en Dos Bocas, que nomás va a costar 8 mil millones de dólares (no tengo la menor idea de cuántos ceros lleva eso). Y entonces, pues, la obra necesita que le den una aplanadita al suelo porque a algún genio presidencial se le ocurrió construirla en una zona que no es apta para ese tipo de obras porque, en realidad, es un lugar de manglares. Prácticamente tienes que tirar la selva para poder edificarla.

Y entonces en lugar de lanzar un contrato público, abierto a toda la sociedad, decides que la obra de “nivelación” la gane una empresa que, ¡taráaan!, se creó apenas cinco días antes. Es decir, no tiene la menor experiencia en una obra tan importante. De hecho es una de las tres obras más importantes del sexenio, pero esa falta de experiencia, la empresa la compensa con algo más importante: ¡el compadre!

Y es que, ¡oh, sorpresa!, el supuesto dueño de la empresa que se ganó el contrato de 4 mil millones de pesos, resulta ser amigo, socio y dicen que hasta prestanombres del compadre de la secretaria de Energía. Es decir, la honesta funcionaria que debe decidir cómo llevar a cabo una obra carísima y que es de las consentidas del Presidente, decidió beneficiar a una empresa ligada a su compadre.

Si te cuento todo esto, ¿lo creerías? Y si te digo que ocurrió en México, ¿pensarías que es cierto? Yo también. Pero, bueno, en la 4T ya dijo López Obrador que esas cosas no pasan, excepto claro... ¡cuando pasan!

28 Mayo 2020 03:30:00
Un mexicano en la Luna
Estoy convencido de que Andrés Manuel sería un gran astronauta porque siempre encuentra espacio para decir tonterías. A eso hay que sumarle, por supuesto, que está acostumbrado a moverse sin gravedad, porque se la pasa diciendo: “que se caiga la economía no es grave, lo que importa es que el pueblo sea feliz”. Y, claro, porque el señor Presidente siempre anda en la Luna. ¿Por qué lo digo? Porque en la semana en que más muertos se han registrado, causados por el coronavirus, López Obrador anuncia ¡que saldrá de gira!

Es como ir a comprar cigarros en medio de un huracán categoría 5. Cuando veo al Presidente de México decir ese tipo de cosas, es inevitable preguntarme: ¿está tonto o se hace el tonto? Vaya, me queda claro que está desesperado por salir de Palacio Nacional y alejarse de su esposa, digo, de seguir por el país en campaña, como si todavía fuera candidato.

Sin embargo, por muchas ganas que tenga de seguir sintiéndose el mesías tabasqueño, ¿pues qué acaso no entiende que el Covid-19 puede ser mortal y que él es una persona vulnerable por su infarto, por su edad y por su presión alta? Tengo la sospecha de que AMLO es de esos que creen que el coronavirus “no existe”. Conozco a dos que decían lo mismo y ni siquiera pudimos velarlos porque pasaron directo al horno.

Seguramente sus seguidores dirán que es muy valiente por querer salir a la calle en estos momentos, pero tratándose de una emergencia sanitaria no hay que confundir la valentía con la tontería. Valiente es el personal médico que va a enfrentarse al coronavirus todos los días. Valientes son las y los enfermeros que, pese a tener todo en contra, siguen cumpliendo con su labor. Y aunque dicen que no hay borracho que coma fuego, en este caso específico del coronavirus, Andrés Manuel parece estarle jalando la cola al diablo.

En lugar de irse de gira a Cancún, mejor debería apuntarse como voluntario para ser astronauta de la misión Space-X que ayer debió haber despegado al espacio. Todo estaba listo para volver a ver -¡por fin!- un cohete despegar de la Tierra, pero la maldita lluvia obligó a la NASA a posponer el lanzamiento de la nave y ahora será, si no hay contratiempos, el próximo sábado.

Dado que al Presidente le gusta hacer lo que nadie ha hecho, ¿por qué no se sube al cohete y se va a dar una vuelta por el espacio? A lo mejor así, viéndolo con un poco de distancia, se da cuenta del desastre en el que tiene metido a México. De hecho, la economía va tan mal que a estas alturas si nos cae encima un meteorito, ¡nos hace un favor!

El semáforo descompuesto

El próximo 1 de junio empieza la reapertura en todo el país, según el Gobierno federal, pero según los gobiernos de los estados, ¡la cosa es calmaaada!
Con eso de que a AMLO le urge que ya se abra todo, aunque se muera quien se tenga que morir, los y las gobernadoras no quieren, literalmente, cargar con el muerto. Porque quien se negó a usar cubrebocas fue AMLO, quien se tardó en tomarse en serio la pandemia fue AMLO, quien se quedó sin respiradores y sin equipo de protección fue AMLO, quien desmanteló el Seguro Popular fue AMLO, quien aplicó recortes al presupuesto con tijeras de pollero fue AMLO. y en general fue el Presidente el que permitió que la pandemia se convirtiera en algo más grande de lo que, ya de por sí, era. De ahí que ahora los gobers prefieren irse más despacio, para no tener que cargar la culpa del Presidente que la regó en todo lo que pudo. ¡Vaya! Hasta en sembrar una ceiba en el Zócalo, la regó.
¡Nos vemos el domingo!
26 Mayo 2020 04:00:00
¡Ya pa qué, Gatell!
Pobre Hugo López-Gatell: debe estar muy triste porque ya no podrá seguir echando rostro. Y es que después de casi tres meses de que comenzó en México la pandemia del coronavirus, por fin el subsecretario apareció en público con un cubrebocas. Sin duda, él es culpable de que mucha de la gente que ande sin protección en la calle, dado que el funcionario que debería poner el ejemplo, ¡jamás usó mascarilla! Y lo peor no es eso: a solo cinco días de que comience la reapertura del país, López-Gatell dijo que se debe usar todos los días y en todos lados el cubrebocas. ¡Ya pa’ qué! Si eso lo hubiera dicho y hecho desde marzo, a lo mejor, tal vez, no tendríamos hoy 7 mil 633 muertos. Se me ocurre.

Apláname esta curva

“Estamos aplanando la curva”. Eso nos ha dicho López-Gatell desde hace ya varias semanas y nomás no acaba de aplanarse la maldita. Se supone que para estas fechas debería estar plana como milanesa, pero los mexicanos la seguimos viendo más empinada que la cuesta de enero. Cada semana el funcionario nos vuelve a decir la misma mentira: “ya mero llegamos, ya mero acabamos”. Pero la realidad es que estamos muuuy lejos de decirle adiós al coronavirus, porque ahora salieron con que todavía nos falta la mitad de la “curva epidémica”. ¡La mitad! ¿Y entonces por qué vamos a abrir los restaurantes y los comercios el 1 de junio? ¿Será que AMLO tiene un plan malévolo para que se mueran los que se tengan que morir y así no tener que estar dándole apoyos a todo el mundo? ¿O será simplemente que no supieron hacer las cuentas y ahora nomás le están haciendo al cuento?

¡Milagro en Walmart!

El SAT logró lo que parecía imposible: que Walmart pagara lo justo. No es salarios, pero al menos lo hizo en impuestos, pues la empresa tuvo que soltar un cheque por 8 mil millones de pesos, incluidas multas y recargos. Esa lana se la debía Walmart a los mexicanos desde hace seis años, cuando vendió sus restaurantes Vips y, en lugar de pagar lo que le correspondía al fisco, se quedó con el cambio. Ahora ya solo falta que esos desgraciados paguen sueldos justos, porque son la principal cadena explotadora, no solo en México sino en todo el mundo. Y otra cosa: ojalá que cuando paguen sus impuestos los manden a la caja más lenta que haya en el SAT, para que sientan lo que se siente comprar en Walmart.

¡Qué mamuts!

En las obras de la terminal “avionera” de Santa Lucía encontraron restos prehistóricos. Resulta que ahí donde el amado líder quiere construir su aeropuerto patito, justo ahí, fueron hallados los restos de al menos 60 mamuts. Es curioso porque hasta ahora no había nada más mamut que la 4T y los únicos colmillos más grandes que se conocían eran los de Manuel Bartlett, que por cierto los tiene bastante retorcidos dado que fue íntimo de Carlos Salinas de Gortari. Y, bueno, para huesos los que se han repartido en el Gobierno de AMLO los familiares de la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde; y la de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval. Le consiguieron chamba hasta al perico.
Vámonos con un chiste de elefantes, porque no tengo de mamuts.
Le dice un elefante a otro:

- “Estoy convencido de que el tamaño no importa”.

- “Pues dirás lo que quieras, Héctor, pero tu relación con la hormiga no va a acabar nada bien”.
21 Mayo 2020 04:08:00
¿AMLO, enfermo?
Algo anda mal en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador cuando cada vez que uno de sus conocidos da positivo para Covid-19, la gente dice: “Sheffield, la esperanza de México”. O Fayad, o Murat o el que sea que haya estado cerca del amado líder. Me cuesta trabajo creer que alguien desee que el Presidente se enferme de ese terrible virus, sobre todo tomando en cuenta que tiene problemas de riñón, hipertensión y antecedentes de infarto. Además, ya dijo el güerito Hugo López-Gatell que AMLO no tiene fuerza de contagio, porque tiene fuerza moral. ¡Ay, goooei! Ante este panorama, me resultó muy extraño escuchar a un funcionario de la Presidencia decir que AMLO no está enfermo y que no se ha hecho la prueba de detección del coronavirus. Qué bueno que no lo tenga, pero... ¿qué necesidad había de aclararlo? Si el consejero jurídico Julio Scherer Ibarra tuvo que salir a “aclarar” las cosas, es porque en algún lado se sabe o se especula que el Presidente está malito. Y ya sabemos que cuando un político dice “eso no es cierto”, es porque, muy probablemente, sí sea cierto.


Merecemos la morición

Si hubiera un tribunal para decidir quién debe morir por Covid-19 y quién debe salvarse, los chilangos estaríamos jodidos y condenados de antemano. Y es que no merecemos otra cosa que la extinción luego de ver que una banda secuestró a médicos y enfermeras que vinieron de Chiapas y otros estados ¡a ayudar! Si ya de por sí en la CDMX no nos respetamos unos a otros en tiempos normales, en estos tiempos de cuarentena resulta una mentada que se les agradezca con una extorsión a quienes vienen a arriesgar su vida por otros. Qué bueno que la Procu capitalina logró rescatar al personal médico, pero lo que se necesita es que atrapen a que quienes llevaron a cabo el secuestro, los encueren y los avienten al Metro Pantitlán en hora pico y sin cubrebocas para que se contagien. Y, ¡oh justicia divina!, cuando lleguen ahogándose a un hospital suplicando que les salven la vida, que los atienda una doctora o un enfermero de esos a los que secuestraron. ¿A poco no sería hermoso?


¿Y el cubrebocas, apá?

Tuve que salir para ir al médico y fue una experiencia extraña, emocionante y muy decepcionante. Extraño porque la mayor parte del tiempo tengo que estar encerrado oyendo a mis vecinos pelearse, follar o jugar videojuegos. Ya extrañaba eso de ir por la calle preocupado porque no he verificado el coche y preguntándome si circulo ese día, si verifiqué y si algún día me ganaré el Melate. Me di cuenta que no iba manejando de la mejor manera, sino más bien distraído, como si mi mente siguiera en cuarentena, por lo que iba cambiando de carril y hasta con exceso de velocidad sin darme cuenta bien de que estaba a punto de embarrarme con el Metrobús. Fue emocionante por el simple hecho de dejar de ver las paredes del departamento y las ventanas de mis vecinos, especialmente la de la modelo colombiana que tiene la mala costumbre de andar paseándose desnuda por su casa ¡y a todas horas! Lo decepcionante fue confirmar que sigue habiendo mucha gente que nomás no se cuida. Yo entiendo que muchos tienen que salir a trabajar por necesidad, pero de eso a que ni siquiera lleven cubrebocas, sí calienta. Hay quienes andan por la calle como si de verdad creyeran que a ellos no les va a pasar nada. Han de traer una estampita de AMLO en los calzones.

¡Nos vemos el domingo!
19 Mayo 2020 04:07:00
Rebaño de bueyes
Para mi siguiente truco voy a necesitar un vaso, una botella de Bacardí, agua mineral y medio limón. ¿Te ha pasado que te sirves y cuando vas a soltar la botella, descubres que ya nomás le queda un chorrito? ¿Qué haces? Pues dices “¡Inguesu!” y se lo vacías a tu vaso. Bueno, pues ese “inguesu” es el que quiere aplicar el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador con el coronavirus. Se les salió de las manos la pandemia, no pudieron tener a tiempo los respiradores, los hospitales están saturados y, pues “¡Inguesu!”, se van a morir unas 10 mil personas. Como que en el Gobierno ya se dieron cuenta que les ganó la realidad y ahora quieren aplicar lo que los expertos llaman “inmunidad de rebaño”. ¿En qué consiste? La explicación es muy sencilla: levantar la cuarentena y que todo el país se contagie, “¡Inguesu!”.

Suena un poco loco, pero la teoría es que mientras más gente contraiga el virus, más gente desarrollará anticuerpos contra el mismo y no podrá volver a infectarse, lo cual suena muy bien salvo por un pequeño detalle: es una mentira.

En Reino Unido quisieron hacer lo mismo, pero tuvieron que frenar todo y ponerse duros como el resto de los países porque se dieron cuenta que era una locura. Si bien la inmunidad de rebaño tiene cierta lógica, la realidad es que no existe ningún dato que permita decir que funciona. Porque al abrir de nuevo la actividad, así como así, por supuesto que provocará que muchos nos contagiemos. Pero al ser México el país número 1 con obesidad y diabetes, pues entonces tenemos un problema muuuy gordo. Si aplicamos la inmunidad de rebaño, tendríamos que asumir que se van a morir –“¡Inguesu!”– al menos unas 10 mil personas, si no es que más. Así que más que aplanar la curva, mejor vamos cavando las tumbas porque nomás no se van a dar abasto en los panteones.

Lo más grave de todo esto, es que AMLO y su Gobierno parece que ya tomaron la decisión, sin siquiera avisarnos. El rebaño de bueyes dijo: “¡Inguesu!”.


Está en chino... Ántrax

A ver si entendí bien: el narco conocido como “El Chino Ántrax” fue extraditado a Estados Unidos, pero llegó a un arreglo con los gringos y en lugar de mandarlo a la cárcel, lo pusieron en arresto domiciliario. De ahí se fugó –¡ajá!– y salió corriendo de regreso a Sinaloa, la sede del cártel del “Chapo” Guzmán, al que supuestamente traicionó contándole toda la sopa a la DEA. Y entonces, pum, pum, de pronto apareció muerto. Mmmmh. No sé a ti, pero a mí me suena como historia de serie para Netflix, en la que el narco finge su muerte para escapar de sus enemigos y de los gringos. ¿Será que soy muy mal pensado? ¿O será que el tipo realmente cometió la tontería de regresarse a Sinaloa donde era ooobvio que se la tenían jurada? ¡Uy, qué difícil pregunta!


¡Sin campeón!

Por lo visto el Cruz Azul en serio está más salado que José Antonio Meade, pues ayer volvió a perder el campeonato y no fue en penales, sino en pandemia. Resulta que el torneo de futbol mexicano acaba de ser cancelado y no habrá campeón. Es decir, que el Cruz Azul que iba de superlíder oootra vez se quedará con las ganas de levantar la copa. (Ya me dio sed). La buena noticia en todo esto es que, al menos esta vez, no perdieron en la final.
14 Mayo 2020 04:08:00
¿Quién sale primero?
El otro día en la televisión entrevistaron a un preso y le preguntaron:

-Oiga, seguramente usted se pondrá feliz cuando por fin lo saquen de su celda, ¿no es así?
-Pues no se crea. Me aterra que llegue ese día.
-¿Pero por qué?
-Porque el día que me saquen será el día que me lleven a la silla eléctrica.

Como ese reo estamos todos los mexicanos con el tema de la dichosa “reapertura” que, se supone, deberá darse en todo el país a partir del 1 de junio. Es decir, en 15 días seremos libres de volver a salir a la calle, pero viendo cómo está manejando las cosas el Gobierno, no sé si realmente sea la mejor idea mandar a millones de personas fuera de sus casas en ese momento.

Y es que no es por ser aves de mal agüero, pero ¿a quién diablos se le ocurre anunciar la reapertura justo en la semana que estamos en lo peor del coronavirus? En la Ciudad de México, por ejemplo, ayer fue el día con más contagios y, peor aun, el día en que más muertos se registraron en solo 24 horas.

¿Qué significa eso? Que si en este momento es cuando más contagios hay, entonces en dos semanas es cuando tendremos los problemas más graves en cuanto a la hospitalización, la escasez de camas y respiradores. ¡Y todos la calle! Y ahí sí, quien se había salvado del Covid-19 terminará infectado. No es que yo quiera seguir más tiempo en la cuarentena (los casados me entenderán), pero tampoco quiero ser parte de la lista de fallecidos por culpa del Gobierno del amado líder cabecita de algodón.

¿Qué te parece si hacemos un semáforo para que la reapertura sea paulatina y, sobre todo, segura?

Esta es mi propuesta: a partir de hoy, la reapertura del país se irá dando en 5 fases, cada una de 10 días, hasta llegar de nuevo a la normalidad.

FASE 1: los primeros en salir serán quienes votaron por Andrés Manuel y siguen creyendo que es un honor estar con Obrador.
FASE 2: después saldrán los que votaron por AMLO pero ya se arrepintieron. De esa manera pagarán su parte de la culpa y, de paso, servirán para limpiar el tiradero de los primeros que salieron bien felices creyendo en el Gobierno.
FASE 3: los que le van al América.
FASE 4: saldremos quienes ya tenemos más deudas que ilusiones. Espero que para ese día ya haya logrado dominar el arte de hacer pan, porque de algo tengo que vivir.
FASE 5: el último en salir será el propio Andrés Manuel, dado que es población vulnerable, pero sobre todo que no siga desmadrando la economía. Yo creo que 2024 es una buena fecha para permitirle que vuelva a asomar la cabeza.

¡Uy, Bartlett!

Pues con la novedad de que al hijo de Manuel Bartlett le regresaron los carísimos respiradores que le había vendido al IMSS de Hidalgo. Cuando se supo del negociazo que había hecho el hijo del director de la CFE, los lopezobradoristas fueron los primeros en salir a defender tanto la transa como al salinista que ahora se volvió cuatroteísta. Y ahora resulta que dice mi mamá que siempre no y el tal León Manuel tendrá que buscar a alguien más para verle la cara con sus equipos con sobreprecio. ¿El millonario contrato se lo dieron gracias a los contactos de su padre? ¿Hubo tráfico de influencias para enriquecer a la familia del funcionario? ¿Son en la 4T tan transas como lo fueron los del PRI y los del PAN? No tengo pruebas, pero tampoco tengo dudas.

¡Nos vemos el domingo!
12 Mayo 2020 03:56:00
¿Yo qué hice?
Como un niño que sabe bien que lo regañan porque rompió el florero, justo así preguntó Andrés Manuel López Obrador: “¿Yo qué hice?”. Resulta que el “presidentito” tuvo la genial idea, justo cuando estamos en el pico del coronavirus, de insultar a doctoras y doctores diciendo que solo les importaba el dinero.

Los llamó “mercantilistas” y prácticamente los acusó de ser más neoliberales que Carlos Salinas. Esto lo dijo el viernes, pero como dice tantas burradas en sus conferencias mañaneras, realmente nadie lo peló demasiado.

Los que sí tomaron nota fueron los especialistas médicos que empezaron a mandarse chats enojados por el trato presidencial. Y del Whastapp pasaron a los correos a sus respectivas asociaciones y academias. Y así fue como entre sábado y domingo se generó una auténtica ola de protestas médicas contra AMLO.

El asunto demuestra que el amado líder no es una persona demasiado inteligente, pues no sé tú pero si yo fuera un señor de la tercera edad, con un infarto previo, problemas de hipertensión y serios padecimientos en las cervicales, con los que menos me pelearía sería con los médicos. Por eso hay quienes dicen que el Presidente es holandés: o la anda regando con los doctores, o la anda regando con la economía o la anda regando con el coronavirus.



Las Maromas

¿Por qué a los morenistas les dicen las focas? Porque están con el agua hasta el cuello... ¡y siguen aplaudiendo! Debe ser muy difícil en estos días ser porrista del Gobierno, pues hoy debes aplaudir lo que ayer mismo criticabas. O al revés, según el antojo de Palacio Nacional.

¿Te acuerdas que López Obrador prometió que en solo 6 meses iba a sacar a los soldados de las calles y los regresaría a los cuarteles? Pues ya los volvió a sacar a las calles y van a estar haciendo labores de policías hasta que se termine el sexenio.

Justo lo mismo que siempre le ha criticado a Felipe Calderón, ahora es Andrés Manuel quien está militarizando al país. El colmo es que el chaparrito solo uso al Ejército para combatir al narco, en cambio, el de Macuspana tiene a los soldados construyendo el aeropuerto y la refinería; limpiando el sargazo; atendiendo a los enfermos de Covid-19; manejando las pipas de Pemex; y ya nomás le falta ponerlos a repartir pizzas de Domino´s.

Y entonces todos aquellos lopezobradoristas que llevan 14 años criticando a Calderón por militarizar al país, ahora tienen que ser maromas para justificar que AMLO haga exactamente lo mismo. Son más elásticos que una teibolera.



Día de la

Enfermera

Sí, ya sé que también hay enfermeros, pero ese no es el punto. Lo importante es que hoy tenemos que festejar, apapachar y agradecer a las enfermeras. Y no solo porque se estén partiendo la progenitora luchando contra el coronavirus, sino porque siempre lo han hecho.

Quienes hemos estado hospitalizados alguna vez, sabemos que el trato de una enfermera es la diferencia entre el cielo y el infierno. Todavía me acuerdo que una enfermera me llevaba en la camilla y yo iba pálido y temblando de miedo; y entonces le dije:

– Oiga, enfermera, por favor, ¿me podría llevar a urgencias?–

– “Ya le dije que no: Si el doctor dice que a la morgue, ¡es a la morgue!”

Felicidades a las enfermeras y los enfermeros.

¡Nos vemos el jueves!

07 Mayo 2020 04:08:00
¿El pico o la puntita?
San Pedro estaba preocupado porque al cielo estaba entrando mucha gente que, a su juicio no lo merecía, pues no habían mostrado durante su vida ser buenos creyentes. Así que el guardián de las puertas celestiales decidió ponerse más estricto y hacerle una pregunta de corte religioso a cada persona que llegara al cielo.

En ese momento llegaron dos monjas y una chava como de 25 años. Y como San Pedro también tenía prejuicios machistas, supuso que la joven no podría pasar el examen. A la primera monja le preguntó:

-¿Quién fue el primer hombre?

-Adán –respondió la religiosa y de pronto se escuchó el coro de ángeles cantando “¡Aaaaleluya, aaaleluya, aaaleluya!”, indicando que su respuesta era correcta y que el cielo le daba la bienvenida.

San Pedro volteó con la segunda monja y le preguntó:

-¿Quién fue la primera mujer?

-Eva –dijo Sor Engracia– y como su respuesta era correcta, volvió a escucharse el coro de ángeles: “¡Aaaaleluya, aaaleluya, aaaleluya!”.

Finalmente San Pedro volteó a ver con desdén a la joven y le dijo:

-Pecadora, si quieres entrar al cielo tienes que responder como es debido. Así que dime: ¿qué fue lo primero que Eva le dijo a Adán?

-Híjole –dijo la mujer rascándose la cabeza– esa sí que está dura.

“¡Aaaaleluya, aaaleluya, aaaleluya!”, cantaron los ángeles y se abrieron las puertas del cielo...

Me preocupa que Hugo López-Gatell no pueda entrar al cielo, pues eso de responder preguntas difíciles nomás no se le da. El otro día el subsecretario estrella se puso loco con la pregunta que le hizo una compañera reportera. La pregunta era sencilla, pero sin duda iba al corazón de la crisis que estamos viviendo: “¿cuál es el número por el que se deben multiplicar los casos confirmados de coronavirus para saber la realidad de la pandemia?”. El propio López-Gatell dijo hace como un mes que ese número era 8.9. Es decir, que si el registro oficial decía que había mil contagiados confirmados, en realidad debíamos de asumir que eran 8 mil 900. Por ejemplo, el miércoles se reportaron 27 mil 634 casos y si los multiplicáramos por 8.9 significaría que en México hay 245 mil 942 personas enfermas de coronavirus.

Sin embargo, la pregunta de la reportera era ¿cuál es el nuevo número? Porque resulta que el de 8.9 pues ya se queda corto. Y fue el propio López-Gatell quien dijo que lo daría a conocer. pero al final terminó escondiéndolo. O sea que estamos en el pico, pero nomás se siente la puntita.


¡Quítenme Spotify!

No Sé Tú, como diría Luis Miguel, pero yo he estado demasiado callado en los últimos días. O, mejor dicho, en las últimas semanas. Con eso del distanciamiento social, hay días en que de pronto me doy cuenta de que prácticamente no he hablado. Claro que con las voces en mi cabeza debería ser suficiente para no aburrirme, pero la verdad es que ya empiezo a extrañar a toda esa gente a la que no soporto y con la que tenía que hablar todos los días en el periódico o en la calle. Esta falta de diálogo me ha llevado –como a muchos– a refugiarme en la música. Pero son tantas horas oyendo Spotify que mis gustos musicales comienzan a tomar caminos misteriosos y, de pronto, me descubro escuchando canciones de Ricchie E Poveri, un grupo italiano ochentero que cantaba “Yo te amo, te amo”. ¡Dios mío! ¿Qué sigue? ¿Lavar los trastes oyendo a Dulce? ¿Trapear tarareando las de Maluma? Una cosa sí les digo: el día que me veas oyendo a Arjona, me pegan un tiro.
05 Mayo 2020 04:08:00
¿Y si se enferma AMLO?
Toco madera, saco mi collar de ajos, cuelgo a San Antonio de cabeza y me compro una docena de detentes para que no suceda, pero ¿qué pasaría si se enferma de coronavirus Andrés Manuel López Obrador? Yo sé que los fanáticos del tabasqueño piensan que el Presidente es como las maestras de kínder y ni siquiera va al baño; y si va, seguramente hace flores. Pero, no, la realidad es que el amado líder es una persona de la tercera edad, con problemas cardiacos y de hipertensión; que está sometido a un terrible estrés diario lo cual afecta su sistema inmunológico; y, para colmo, no se cuida naaada. Si viéramos que AMLO usa cubrebocas, se lava sus manitas o al menos se echa gel antibacterial, a lo mejor no habría tanta preocupación. Pero la realidad es que López Obrador es más necio que mi abuelito y ya se creyó eso de que su fuerza moral lo protege de todo contagio. A veces me da la impresión de que Andrés Manuel cree que su ángel de la guarda es más poderoso que Thor, pese a que todo indica que en realidad es como el Chapulín Colorado. Para colmo, al menos dos de los funcionarios que ve con bastante frecuencia, Irma Eréndira Sandoval y Ricardo Sheffield, ya dieron positivo para el Covid-19 (de hecho es el único resultado positivo que han dado desde que empezó el Gobierno). Apenas la semana pasada, Sheffield estuvo compartiendo el micrófono con AMLO (eso sonó muy feo) y al día siguiente se hizo la prueba del coronavirus. ¿A poco el de la Profeco acudió a Palacio Nacional pese a tener síntomas de la enfermedad? Si fue así, existe una muy alta probabilidad de que haya contagiado al Presidente. ¡Santo Benito Juárez! Ojalá que nadie esté deseando que eso suceda.

¿Narcos o paisanos?

El dinero que mandan los migrantes que se fueron a trabajar a Estados Unidos es una de las principales fuentes de ingreso para México. Sin ese dinero, es muy probable que la economía mexicana ya habría reventado. Y ayer se supo que durante marzo las remesas fueron las más altas en 20 años. La noticia es muy buena, peeero, también nos permite ver de qué tamaño es la crisis. El Gobierno (ay, el Gobierno) cree que los paisanos mandan más dinero a sus lugares de origen porque las cosas van muy bien por acá. Si eso fuera cierto, ooobvio, los paisanos no tendrían que estar mandando más dinero. Si lo están haciendo es porque las cosas no van bien en casa y tienen que apoyar con más efectivo, porque acá la cosa se pone fea.

Pero hay un detalle: en Estados Unidos también hay crisis y el desempleo está peor que nunca. Entonces, si los paisanos han perdido sus trabajos, ¿cómo es que están mandando más dinero?

Quienes saben de estas cosas dicen que la explicación es muy sencilla: el dinero no es de los migrantes, sino de ¡los narcos! El crimen organizado no se anda preocupando por pandemias, ni por cuarentenas, por lo que siguen vendiendo droga a por mayor. Y, muy probablemente, los gringos están consumiendo mucho más, debido a que están todo el día encerrados en sus casas y en todo el país.

¿Será por eso que AMLO protege tanto a los narcotraficantes? ¡Nooo! Esas cosas no pasan en México. ¿O sí?

Vámonos con una pregunta complicada: si te dijeran que todos los males de México se resolverían ofreciéndole al Popocatépetl a un político mexicano, ¿a quién escogerías y por qué a Gerardo Fernández Noroña?


¡Nos vemos el jueves!
30 Abril 2020 04:08:00
‘Ira’ Eréndira
Hay una funcionaria del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador que me recuerda a Carmelita Salinas. Se llama Irma Eréndira Sandoval y también hace reír, pero no porque cuente chistes o suelte albures, sino porque todo el tiempo está tratando de demostrar que es fiel creyente del evangelio de la 4T. Por eso en lugar de Irma digo que es “Ira” Eréndira, pues cada vez que habla o escribe en redes sociales, da la impresión de que está echando espuma por la boca. Tiene este modito tan chocante de los lopezobradoristas, en el que se mezcla la soberbia con la ignorancia y, tristemente, se le adereza con poder público.

“Ira” Eréndira, por ejemplo, sigue sin entender que su labor como secretaria de la Función Pública es para tooodos los mexicanos, no solamente para los que votan por Morena. A veces pienso que su pobre marido debe sufrir mucho a su lado, siendo todos los días sometido y regañado y obligado a lavar trastes, baños y pisos. Pero luego me acuerdo que es el insoportable de John Ackerman y, pues, se me pasa. ¡Que se joda!



Porfa, Porfis

Dicen que los niños y los borrachos siempre dicen la verdad. Y Porfirio Muñoz Ledo tiene 86 años, así que ya no es ningún niño, ¡pero vaya qué dice la verdad!

Para el Presidente y para Morena, el diputado se ha convertido en ese tío que hay en todas las familias: el que ya no tiene filtros, dice lo que piensa, suelta verdades a todo el mundo y le vale gorro que le reclamen.

Claro que la diferencia es que Porfirio es uno de los políticos mejor preparados y más cultos de México, en cambio mi tío Jorge es una pobre bestia que solo incomoda a los demás.

Resulta que Muñoz Ledo se ha convertido en el principal opositor de AMLO, no porque esté en su contra, sino porque no es agachón como el resto de los morenistas. Porfirio es el único que se atreve a decir cuando el Presidente está haciendo una tontería. Bueno, no todas porque no acabaría nunca. Pero sí, por ejemplo, en estos momentos en que la Presidencia está pidiéndole a los diputados que aprueben una reforma para que López Obrador tenga súper poderes para gastarse el dinero de todos los mexicanos.

Mientras los funcionarios y los legisladores le besan los pies al Presidente aunque les salgan fuegos en los labios, Muñoz Ledo ha decidido decir lo que piensa, porque, claro, es de los pocos que piensa en el grupo parlamentario de Morena.

Lo más triste de todo es que tenga que ser un morenista el que dé la cara y alce la voz, porque nadie más, empezando por el PRI y por el PAN, tienen los tamaños para hacerlo así de claro y de inteligente.


Y ahora, una adivinanza

A ver qué es aquello que:

-Los jóvenes lo usan todo el tiempo.
-Si juegas demasiado con eso te puedes quedar ciego.
-A las mujeres les encanta.
-Mientras más se usa, más grande se hace.
-Una vez que lo disfrutas, es imposible dejarlo.
-Todo el mundo lo usa, pero pocos saben realmente moverlo.
-Hay quien lo usa para cosas realmente asquerosas.
-Es tu mejor compañía en la soledad.
-No es bueno que te descubran usándolo cuando deberías estar trabajando.
-Usarlo de manera inadecuada puede convertirse en un delito.
-Si no tienes cuidado, te puede contagiar de un virus.

¿Qué es? El internet.

¡Nos vemos el domingo!

28 Abril 2020 03:43:00
¿Quién eres en la 4T?
En México ya hay más de 100 mil contagiados de coronavirus, aunque nadie lo diga. El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador sigue insistiendo en que vamos bien, muy bien con la pandemia, cuando en realidad tenemos uno de los índices más altos de muertes en todo el mundo. Claro que en México es más fácil que te mate una bala o la diabetes que el coronavirus, pero esa es otra historia.

Hoy, lo importante es que ya hay más de 100 mil contagiados en todo el país. ¿De dónde saco la cifra? No me la inventé: surge de lo que ha dicho el propio Hugo López Gatell, de que el número de casos confirmados hay que multiplicarlo por 8.9 para saber cuál es el verdadero tamaño del contagio. Hasta la noche del domingo, en México oficialmente había 14 mil 677 casos confirmados de coronavirus, los cuales al multiplicarlos por 8.9 nos da la fabulosa cantidad, ¡madre mía!, de 130 mil 625 personas contagiadas en México.

Así que si eres de esas personas que siguen creyendo que no pasa nada, asómate a ver cómo se están saturando los hospitales de pacientes. Ahí te darás cuenta que lo mejor es tomárselo en serio y cuidarse lo más posible. Pero si sigues creyendo que con el manto protector de AMLO no te va a pasar nada, ¡nos vemos en el cielo!

Ahora sí, vamos a ver qué personaje eres de la 4T. Todos tenemos un papel dentro de la Cuarta Transformación, si quieres saber cuál es el tuyo, sigue estas sencillas instrucciones. Yo soy: el amigovio virginal del “Mijis”.

La primera letra de tu nombre:

A. La amante

B. El aprendiz

C. El proctólogo

D. El masajista

E. La podóloga

F. Fuck buddy

G. El dildo

H. La madrina

I. El papá

J. El sugar

K. La tía

L. La gemela

M. El amigovio

N. La perra

O. El amorcito

P. El crush

Q. El padrino

R. La incondicional

S. La dominatriz

T. El guardado

U. La vecina

V. La cosita

X. El fans

Y. El esclavo

Z. La novia



El último número

de tu teléfono:

1. Sexual

2. Virginal

3. Pasional

4. Otoñal

5. Demencial

6. Sexy

7. Angelical

8. Insaciable

9. Implacable

0. Masoquista



Mes en que naciste:

ENE. De Beatriz Gutiérrez Müller

FEB. De Fernández

Noroña

MAR. Del “Mijis”

ABR. Del carnal Marcelo

MAY. De López-Gatell

JUN. De Yeidckol

JUL. De Ackerman

AGO. Del Gibrán

SEP. De AMLO

OCT. De Attolinni

NOV. De Barrlett

DIC. De Lord Molécula
23 Abril 2020 04:08:00
Pruébame esta
No te quiero espantar, pero el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador trae un auténtico desgarriate en cuanto a las cifras sobre el coronavirus. Gente que sabe en serio de estadística se ha metido a revisar en serio la base de datos de la Secretaría de Salud y descubrió que los números nomás no cuadran.

Y todo porque el amado líder cabecita de algodón sigue en la necia de no hacer pruebas para saber quién sí y quién no se contagió de coronavirus. Mientras otros países, Estados Unidos por ejemplo, hace hasta 12 mil pruebas por cada millón de habitantes, en México se hacen ¡solamente 384! Eso y nada es prácticamente lo mismo.

El colmo es que conforme avanza la enfermedad, va quedando en evidencia que México no hizo ni va a hacer las pruebas necesarias para saber realmente cómo se comporta la pandemia. Tan es así que el número de muertos está creciendo más rápido que el de contagiados. A ese ritmo, Hugo López-Gatell va a terminar diciendo que murieron más... ¡de los que se enfermaron!


Ladrón que roba a ladrón

Alguien debería explicarle a AMLO que el mexicano nunca pierde... y cuando pierde arrebata. Y es que el Presidente es el único ingenuo que cree que los funcionarios de alto rango de su Gobierno se van a conformar y a quedar muy contentos con el hecho de que les vuelvan a bajar el sueldo. Ya el año pasado les habían reducido sus ingresos y les quitaron el seguro de gastos médicos mayores y otras prestaciones, algunas sí completamente exageradas. Y ahora acaba de anunciar que les va a bajar otro 25% de su salario y los va a dejar sin aguinaldo a fin de año.

Dime una cosa, ¿tú crees en serio que eso va a hacer que el Gobierno ahorre lo suficiente para enfrentar la crisis? Y, sobre todo, ¿de verdad crees que los políticos se van a quedar cruzados de brazos? No sé tú, pero si ya de por sí todos roban como si tuvieran ocho brazos, es de suponerse que ahora que les bajaron sus ingresos, ¡van a robar más!

Y no es porque los funcionarios tengan que ganar sueldazos. ¡Para nada! Pero es un hecho que quitarles parte de su salario es una invitación para que se corrompan y busquen entradas de dinero por debajo del agua. Piensa, por ejemplo, en los policías. Si tuvieran un salario digno, acorde con el riesgo que corren todos los días, si tuvieran capacitación, equipo y reconocimiento, ¿crees que andarían pidiendo mordidas en la esquinas? Probablemente sí, pero también es muy probable que no lo harían porque tendrían una chamba que les da lo suficiente y que les gustaría cuidar para conservarla. Pero si ganan tres pesos, nadie los respeta y el propio Gobierno no los apoya, resulta fácil que se vuelvan corruptos o, peor aún, que se pongan al servicio del crimen organizado.

Esto de la austeridad de AMLO en el papel suena como una buena idea, pero en los hechos está resultando un auténtico desastre... como todo su Gobierno.

Vámonos con un chiste: debido a la cuarentena, un matrimonio está encerrado en su departamento y la señora le dice al marido “ahora barre”, “ahora lava los platos”,

ahora échale agua a las plantas”, “ahora ve a tirar la basura”, “ahora pásale un cepillito a los baños”, hasta que el señor que ya no puede más le dice:

-Oye, mi amor, ¿cómo estás?

-Muy bien, viejo, ¿por qué?

-No, digo que cómo estás jodiendo.

NOTA: cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
21 Abril 2020 04:08:00
Petróleovirus
Fíjate bien lo que te voy a decir: guarda este periódico que tienes en tus manos, porque vale más que un barril de petróleo. Ayer los precios del petróleo en todo el mundo no cayeron, sino que se fueron al carajo. Por primera vez en la historia, el barril se cotizó en menos 32 dólares. ¿Qué diablos significa eso? Pues que prácticamente te pagan porque te lo lleves. ¡Pues que me den 10!

¿Te acuerdas que la noche del 31 de diciembre dijiste “2020 sorpréndeme”? Bueno, pues las sorpresas siguen y siguen y siguen, pues además del coronavirus ahora tenemos el petróleovirus que es una enfermedad todavía peor que la del Covid-19.

Y es que no a todos nos va a dar coronavirus, pero a todos nos afecta que México esté perdiendo dinero por cada barril de petróleo que produce. Y produce un millón 700 mil al día, así que estamos perdiendo casi 60 millones de dólares en solo un mes.

¿Por qué pasó esto? Haz de cuenta que tú eres Pemex y en tu casa vendes quesadillas. Y en tu colonia hay otros muchos puestos de quesadillas. Y como la colonia es grande y populosa, pues siempre hay clientes para todos los que tienen su puestecito.

Pero resulta que, de pronto, un día cae un virus en la colonia que le provoca diarrea a todos los vecinos y entonces nadie puede comer quesadillas, que es lo que está pasando con el petróleo y las gasolinas: como la mayoría de la gente en el mundo está guardada, pues no hay quien compre.

Entonces, tú, Pemex, vendías un millón 700 mil quesadillas diarias y ahora no tienes a quién venderle. Y lo peor no es eso: lo peor es que tú sigues produciendo quesadillas todos los días que, para colmo, no tienes ni siquiera dónde guardarlas. Y encima de todo eso, los del puestito de quesadillas árabes están vendiendo en la misma calle en la que tú vendías, entonces te están quitando los poquitos clientes que todavía tenías.

La cosa se pone más grave porque tú estás construyendo un comal carísimo llamado “Dos Bocas”, con lo que estás gastando dinero en una instalación que no te va a servir para nada, pues con cada quesadilla que haces, ¡pierdes dinero!

Así, igualito, está Pemex: hoy por hoy está perdiendo dinero con cada barril de petróleo que produce. Y si detuviera la producción dejaría de perder dinero. Ah, pero como el amado líder cabecita de algodón está enamorado del petróleo, se niega a cerrar la llave. Prefiere llevar a la quiebra a Pemex (y a México) antes que reconocer que está equivocado.


Con Cariño

Date dos minutos para pensar en las doctoras y los doctores, las enfermeras y los enfermeros, que se están partiendo la madre todos los días para combatir el coronavirus. Piensa en ellos y apláudeles, cómprales una torta, apóyalos, échales una porra.

Porque en esta película de terror llamada coronavirus, ellos son los superhéroes que van a salvar al planeta. Y también incluye a los policías que siguen en la chamba todos los días, al personal de limpia, a los repartidores de comida, a los camilleros y a todos los que siguen haciendo que la vida en México no se venga abajo.

Por eso resulta inexplicable que haya gente tan imbécil que decide agredir física o verbalmente a los trabajadores de los hospitales, simple y sencillamente porque no les gustan las reglas que se han impuesto no por gusto, sino para enfrentar la pandemia.

Así que de una vez aviso, si ves a alguien agrediendo a cualquier elemento del personal médico, tienes mi apoyo para romperle toditita su mandarina.

¡Nos vemos el jueves!




16 Abril 2020 04:07:00
AMLO vs Thalía
Entra un tipo corriendo a la cantina y le pregunta al mesero:

-Oiga, ¿dónde está el borracho que ve elefantes rosas?

-No, pues, no ha llegado.

-Es que los elefantes rosas ¡hic! ya llegaron y están allá afuera.

Con eso de que el amado líder cabecita de algodón ve enemigos en todas partes, ahora ya incluyó entre sus “adversarios”, ni más ni menos que a Thalía, a Eugenio Derbez y ¡hasta al “Chicharito”!

Sin duda se requiere un talento especial como el de AMLO para hacer que todo, inclusive una pandemia, se trate sobre él mismo. Según lo que dijo el Presidente en su homilía mañanera, es un ataque personal en su contra cuando algún famoso critica la falta de apoyos para las empresas, el mal manejo de la crisis o las pésimas condiciones en que tienen trabajando al personal médico. Para López Obrador si no hablas bien de él (aunque ni siquiera estés hablando de él entonces eres un vendido, alguien a quien le pagan para criticar al Gobierno y que no tiene capacidad de pensar por su propia cuenta. ¡Ojalá fuera cierto y me pagaran por criticar al Presidente! No sé si ya sería millonario, pero al menos mis hijos podrían seguir con esa mala costumbre que tienen de comer tres veces al día.

¿Cómo le hace López Obrador para creer que tooodo tiene que girar en torno a su traqueteada figura? Andrés Manuel es de ese tipo de personas que van a bautizo y quieren ser el niño, van a boda y quieren ser el novio, y van a velorio y quieren ser el difunto. Por eso creo que ahora está ansioso por contagiarse de coronavirus, para que no se hable de ninguna otra cosa.

Y si no me crees, dime una cosa: cuando alguien dice “¿Y ahora qué hizo este tarado?”, ¿en quién piensas? Ahí te lo dejo de tarea.



¿Qué hemos aprendido?

Pese a toda la gravedad, la crisis del coronavirus nos ha dejado lecciones interesantes:

1. No comas nunca sopa de murciélago. Ya se demostró que esos animales no tuvieron nada qué ver con la pandemia, pero, ¡por piedad!, a quién se le ocurre comerse algo tan asqueroso.

2. Lavarse las manos es bueno, siempre y cuando no seas funcionario público. En ese caso no te puedes lavar las manos, mejor asume tu responsabilidad y deja de robar.

3. El Presidente no contagia. Su fuerza es moral, dijo el subsecretario de Salud. Pero si no contagia el virus, la realidad es que tampoco contagia esperanza de que saldremos bien de esta crisis. De hecho, cada mañana despierto, veo su conferencia y solo quiero volver a dormirme hasta octubre.

4. Trata de mantener la cordura sin caer en la gordura. Uno de los principales problemas que están teniendo quienes están en cuarentena es que les ha dado por tragar como si fuera el fin del mundo. Y sí lo es, pero tampoco se trata de provocarles una hernia a quienes carguen tu ataúd. Cada vez que quieras abrir otra bolsa de papitas, piensa: ¿Realmente quiero comerme esta botanita y luego no caber en la caja?

5. El perro es el mejor amigo de la cuarentena. Hay gente que está rentando a sus perros para que otras personas tengan el pretexto perfecto para poder salir de casa. El problema es que los perros ya se cansaron de salir 18 veces al día a hacer pipí.

6. El Pinol es mi pastor y nada me infectará.

14 Abril 2020 04:00:00
Sonríe como Bárbara de Regil
Mucha de la gente que tiene oportunidad de quedarse encerrada por la cuarentena, le tiene más miedo a engordar que al coronavirus. Y como esta columna siempre está pensando en sus lectores, he desarrollado una rutina de ejercicios que no solo te permitirá bajar de peso mientras pasa la pandemia, sino que te dará mayor fuerza física, paz espiritual, salud mental y, muy probablemente, te ayude a ganarte la lotería. ¿Listos? Empezamos:

1. CALENTAMIENTO: en el ejercicio como en el sexo, si no calientas antes no lo estás haciendo bien. Este es el primer paso para mantener a raya la gordura. Siéntate con la cabeza bien erguida y, muy despacio, gírala hacia la derecha. Regrésala con cuidado al centro, la mirada fija hacia el frente, y gírala ahora a la izquierda. Concéntrate en dominar la forma en que giras de izquierda a derecha y de derecha a izquierda la cabeza. Repite este movimiento cada vez que te pongan enfrente en el desayuno unos huevos rancheros, un machacado o unos chilaquiles.

2. ESTIRAMIENTO: Siguiendo con la comparación con el sexo, si en el ejercicio no estiras, no vas a aguantar mucho. Ponte de pie, endereza la columna, mira hacia el frente y entrelaza los dedos de las manos. Ve subiendo los brazos despacio hasta que tus manos estén sobre tu cabeza. Si sientes que el esfuerzo es demasiado, puedes soltar las manos. Lo importante en este ejercicio es que tus manos estén lejos de tu bolsillo, de tu cartera o de tu monedero. Son días en que el mejor estiramiento es estirar el dinero lo máaas que se pueda y eso se logra si evitas gastar en cosas que pueden ser muy útiles, pero que en realidad no necesitas. Mientras más estires cada peso, más pronto saldrás de esta crisis.

3. RESISTENCIA: Ni modo de no seguir las comparaciones con el sexo, ¿no crees? Por eso recuerda: en el sexo con el ejercicio, necesitas aguantar. Hay quienes aguantan poco y hay quienes aguantan horas. Lo mismo pasa al ejercitarse. Pero no es cosa de magia: la resistencia se va desarrollando poco a poco. Hay que saber cuándo usar la fuerza, cuándo la velocidad y cuándo la elasticidad. Ya no sé si estoy hablando de sexo o de ejercicio. Bueno, sigamos con nuestra rutina. Quienes están haciendo la cuarentena son quienes más están ejercitando la resistencia, el aguante. Estaba leyendo que las mujeres solteras se están organizando para asomarse el viernes a las 8 de la noche por la ventana y darle un largo y cálido aplauso a todas esas mujeres casadas que están resistiendo la cuarentena al lado de sus maridos.

4. FUERZA: Ok, ya vamos a dejar de hablar de sexo y concentrémonos en el ejercicio, pero no olvides que las nalgadas se dan en serio, no con miedo. Bueno, siguiendo con el tema principal de esta columna, los ejercicios de fuerza curiosamente los están haciendo tanto quienes están en cuarentena como quienes tienen que salir todos los días a la calle. Y es que se necesita mucha fuerza para andar cargando a los inútiles del Gobierno, junto con sus obras absurdas como la refinería en Dos Bocas. Si ya de por sí es pesada la crisis por el coronavirus, el tener que cargar con la ineptitud gubernamental nos va a dejar más fuertes que Hulk.

5. ENFRIAMIENTO: ¡Deja de pensar en sexo! Date un baño de agua fría a ver si así se te quita lo caliente. ¡Ah! Y no olvides sonreír como nos enseñó Bárbara de Regil.

¡Nos vemos el jueves!
09 Abril 2020 04:08:00
Lee esto para no morir
Es curioso: conozco a varias personas (mi tía Clarita es una de ellas) que están preocupadísimas ante la posibilidad de morir por el coronavirus y sin embargo nunca se preocuparon de morir por tener diabetes y seguir tomando Coca Cola.

Mi prima la mayor, por ejemplo, los sábados y domingos no se toma la metformina para controlar la glucosa, porque dice: “¡que así descansa!” Ah, pero eso sí, ahora anda para todos lados con su gel antibacterial como si fuera un rosario bendecido por el mismísimo Papa.

¿Tú has pensado en la posibilidad de morirte por coronavirus? Lo hayas pensado o no, te tengo una noticia: de todas maneras te vas a morir. No hoy ni mañana, y tal vez tampoco de coronavirus. Pero de que te vas a morir, ni duda cabe. De hecho, por más que me parezca un desperdicio de guapura, yo también tendré que colgar los tenis en algún momento. Y aunque todos sabemos que nos tenemos que morir porque no hay de otra, como que nunca nos atrevemos a pensarlo. ¿Te has fijado en eso? La gente va, vamos, por la vida como si nunca nos fuéramos a morir. Díganme insensible, pero cuando se murió mi tío el que tenía 92 años, tenía cáncer y nunca dejó de fumar, yo no entendía por qué le lloraban tanto. ¿A poco pensaban que era inmortal? Pues sí, hay gente que no piensa que se va a morir.

Para todos aquellos que están más espantados por el virus que por las tonterías de AMLO, les traigo un regalo:


Guía para sobrevivir al coronavirus

1.- Los científicos han confirmado que existe una planta que evita que te contagias del temido virus. Su nombre es ¡planta tus nalgas en tu casa y no salgas!

2.- En estos días de Semana Santa es importante seguir las indicaciones de la iglesia y actuar como Poncio Pilatos: lávate las malditas manos una y otra y otra vez. Si no lo haces, a quien van a crucificar es a ti.

3.- Hay que mantener la sana distancia para evitar los contagios. ¿Cómo saber si lo estás haciendo bien? Si eres diputado de Morena y apruebas todas las ocurrencias del Presidente, no estás guardando la sana distancia con el Ejecutivo. Si eres un Gobernador priista que siempre trata de quedar bien con el Presidente, no estás cuidando la sana distancia. Si alguien (sea el Presidente o cualquier otra persona) se echa un gas y puedes olerlo, evidentemente no estás guardando la sana distancia.

4.- Usa cubrebocas. Durante los primeros meses de la epidemia había mucha polémica sobre si todos tendríamos que usar cubrebocas o si solamente las personas contagiadas. Después de diversos estudios, se llegó a la conclusión que sí, en efecto, cuando salgas de tu casa y en todos los lugares públicos debes llevarlo. Las autoridades de salud mental lanzaron una alerta para que los ancianos que salen a dar conferencias de dos horas por la mañana, se pongan cubrebocas o, ya de perdida, se sellen los labios con cinta canela. Si de plano no hay nada de eso, con que se callen es suficiente.

5.- No hagas compras de pánico. Si te enfermas, vas a necesitar el dinero que te gastaste en papel de baño para pagar la cuenta del hospital. Además está comprobado que las latas de atún no impiden la entrada del virus a tu casa. Y, por favor, olvídate de los condones, porque ni estando los encerrados un mes en la casa vas a ver acción.

6.- Por último: no te desesperes. Esto es una carrera de resistencia y no de velocidad. Deja de pensar en cuándo se va a acabar, porque para eso falta mucho. Mientras tanto, trata de pensar en ti. Aunque debo reconocer que esto de pasar tanto tiempo conmigo no se lo deseo a nadie.
07 Abril 2020 04:08:00
Cuarentena día 521
Creo que llevo en cuarentena como cuatro días, pero se sienten como si fueran 521. Estar en casa tanto tiempo me ha hecho descubrir cosas sorprendentes. Para empezar, resulta que los platos sucios se reproducen como el coronavirus: en la mañana son 5, en la tarde son 72 y en la noche ya son 358. Y si no los lavas, corres el riesgo de tener que salirte de tu casa y dejársela a los platos sucios.

Mucha gente en estos días se ha quejado por tener que estar encerrada con su pareja. Pero, ¿te has preguntado la friega que debe ser que a alguien le toque estar un mes sin salir contigo? Conociéndome, estoy seguro que me ahorcaría a mí mismo al quinto día. O al cuarto si vuelvo a ensuciar un maldito cuchillo solo para ponerle mayonesa al pan.

La cuarentena también hace milagros como, por ejemplo, pensar en las y los ex. ¿Tú has pensado en tu ex? Es un buen momento para saber si has superado a esa pareja que tanto daño te hizo. Solo hazte esta pregunta: ¿me gustaría pasar la cuarentena con mi ex? Si la respuesta es “sí”, significa que esa persona sigue siendo demasiado importante para ti y no la has logrado superar; tal vez sería bueno que pidieras ayuda profesional para superar su recuerdo.

Si la respuesta es “¡Ay, güey! ¡De la que me salvé! Lo siento por su actual pareja, debe ser un infierno el que está pasando”, eso significa que finalmente has superado a tu ex y es momento de seguir con tu vida.

Una lección que me ha dejado la cuarentena es que mientras más fuerte suena la música, más limpia queda la casa. Y no hay nada como las cumbias de Selena para lavarse las manos y para dejar los trastes rechinando de limpios.

Los expertos dicen que es importante mantener rutinas durante la cuarentena, para no perder los buenos hábitos. Yo por eso me levanto temprano, hago ejercicio, me baño, me visto como si fuera al periódico y hago lo que siempre he hecho: me hago güey. A ratos lo hago en la sala, a ratos en el comedor, a veces lo hago mientras trapeo el departamento.

También he descubierto la magia de vivir en comunidad. Mi edificio siempre me gustó porque parecía ser muy tranquilo, pero este encierro me ha permitido darme cuenta de que, en realidad, no es que sea tranquilo, sino que nunca estoy. Por eso ahora me puedo dar cuenta de que existen mis adorables vecinos y que son magníficas personas.

Por ejemplo, por la ventana de la cocina escucho a un señor gritando tooodo el día a su hija, a su esposa y a su madre: “Pao, tiende tu cama”, “Amor, ¿dónde está el azúcar?”, “Pao, lávate los dientes”, “Amor, pásame rápido la escoba”, “Pao, ayúdame con estos cables”, “Amor, ¿con quién estás hablando?”, “Mamá, ya te dije que no puedes ir a ver a tu hermana”, “Pao, ayuda a poner la mesa”, “Mamá, ya te dije que no debes recibir visitas”.

Y obviamente las respuestas de la tal Pao que es una adolescente y de la esposa que ya está harta son: “Ay, papá, déjame en paz”, “No me digas amor que todo el día estás molestando”, “No, papá, tú no entiendes nada”, “Amor esto, amor lo otro, ¿que no puedes tú asomarte a la alacena y buscar el azúcar?”, “Ay, papá, ¿no tienes algo qué hacer que no sea estar dando órdenes?”, “Mira, Jorge, en serio, deja de pedir todo, ¿que acaso eres un niño chiquito que no puede hacer nada? Yo no soy tu mamá, te lo advierto”.

Y a esos hay que sumar los vecinos del piso de arriba que se la pasan también gritando, pero es porque le están poniendo. ¡Nos vemos el jueves!

02 Abril 2020 04:00:00
¡Con las cervezas, no!
El Gobernador de Nuevo León anunció que a partir del viernes se suspenderá la producción, distribución y venta de cerveza en todo el estado como una medida más contra la epidemia del coronavirus. ¡Ley Seca! Dios mío, ¿por qué nos castigas de esa manera? Si se llega a decretar en todo el país la ley seca, creo que tardaríamos como 18 horas en derrocar al Gobierno. ¿Por qué pensarán las autoridades que es buena medida dejar de vender alcohol justo en este momento? Teniendo a las parejas en confinamiento las 24 horas por 30 días y sin alcohol, ¿qué podría salir mal?

A mí lo que más me preocupa es ¿cómo vamos a sobrevivir al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador sin el apoyo de una cervecita o de dos cajas de vino? Imagínate cómo serían de aburridas las conferencias mañaneras sin un mezcal al lado. Creo que por lo menos medio México juega el AMLO Drinking Game, que consiste en que cada vez que el Presidente le echa la culpa a Calderón, ¡shot!; si menciona al liberalismo, ¡shot!; si ataca a Reforma, ¡shot!; cuando dice una tontería, ¡shot!; cuando vuelve a contar que ya se acabó la corrupción, ¡shot!; y, claro, si saca sus estampitas milagrosas, ¡doble shot!

Tengo la sospecha de que si AMLO decreta la Ley Seca para todo el país, no será por una cuestión sanitaria, sino para vengarse de Felipe Calderón.

Hablando de bebedores sociales, el otro día llegó un borracho a la farmacia que por supuesto estaba llena de gente comprando gel antibacterial, Aderogyl y Broncolín para enfrentar el coronavirus. Y a pesar de que estaba toda esa gente, el borracho sin el menor pudor le gritó al dependiente:

-Dame unos condones que voy a follar.

-Oiga, señor -le dice el de la farmacia- no hable así, dése cuenta de que hay familias. Pida el condón de manera más decente.

-Claro, claro, disculpe -dice el borracho y se saca el pene y lo pone en el mostrador-. Joven, ¿tendrá un trajecito para esta preciosura?



Cosas raras

Esto de la epidemia del coronavirus ha provocado que empecemos a ver cosas muuuy raras, algunas interesantes, otras fascinantes y otras francamente descabelladas. Ejemplos:

-Quien haya comprado alguna vez un desarmador chino sabe que se desmadra al apretar el primer tornillo. La calidad de los productos suele ser, como dicen los expertos, del nabo. Y a pesar de eso, nos causó gran alegría ver que China nos donó 100 mil cubrebocas, 50 mil pruebas para detectar el coronavirus y 5 ventiladores respiratorios. Ojalá que duren más que los desarmadores.

-Otra cosa rarísima que nos ha dejado la pandemia es una horda de mujeres enamoradas de Hugo López-Gatell, que tiene la gracia de un molcajete. Y a pesar de eso, bueeeno, conozco a varias que le quieren pedir matrimonio. Y al menos una de ellas antes tendría que divorciarse de mí.

-Entre las rarezas del coronavirus está la variedad de formas en las que la gente está viviendo la cuarentena. Hasta ahora quien se lleva las palmas por raro es un tipo que vive en la Ciudad de México y que se puso a correr dentro de su sala. ¡un maratón! El hombre le dio 3 mil 500 vueltas a la estancia y completó los 42 kilómetros en casi 5 horas. Sigo con la duda de si debo aplaudirle o pedir que se lo lleven al manicomio.

-En la lista de cosas raras, por piedad, apunten a la hija de vecina que cree que canta bien. ¿Alguien sabe dónde puedo conseguir tapones para los oídos?
31 Marzo 2020 04:07:00
Tú, yo, la cuarentena. Piénsalo
Ahora sí que como diría Joaquín Sabina: ¿quién me ha robado el mes de abril? Anoche nos informaron que la campaña de distanciamiento social se alarga hasta el 30 de abril. ¿Qué significa esto? ¡¡¡Que no salgas de tu casa!!! O al menos eso es lo que medio le entendí a la conferencia que dio anoche el subsecretario Hugo López-Gatell al lado del hombre que lleva las riendas del Gobierno, Marcelo Ebrard; los titulares de la Defensa y de la Marina; y dos floreros que son los secretarios de Salud y de Gobernación. El primero, Jorge Alcocer, llegó, se sentó, dijo “buenas noches, vamos a empezar”, le pasó el micrófono a los demás y no volvió a decir una sola palabra. Y a la segunda, Olga Sánchez Cordero, ni siquiera le dieron el uso de la palabra. Estuvo de puritito adorno y por eso se le conoce como Olga Sánchez Florero. La conferencia fue muuuy importante porque, como seguramente ya sabes, se declaró a México en estado de Emergencia Sanitaria. ¿A poco no se sintió emocionante cuando habló el presidente Andrés Manuel López Obrador y nos dio a todos, mexicanas y mexicanos, luz y esperanza en estas horas oscuras? Pues no, no se sintió nada de eso, porque el amado líder cabecita de algodón ¡no dio la cara! No fuera uno la mamá del Chapo, porque hasta se baja de la camioneta y nos da la mano. Pero como somos simples mortales, pues no tuvimos el gusto de ver que el Jefe del Ejecutivo se pusiera al mando de la crisis y le diera ánimos a la gente. En lugar de eso prefirió esconderse bajo la cama de Benito Juárez en Palacio Nacional.

Pero, bueno, ¿ya sabes con quién te vas a encerrar un mes entero? Dicen que después de esta cuarentena, la mayoría de las parejas van a terminar embarazadas o divorciadas. Y es que no es fácil -en serio no eres nada fácil, digo no es nada fácil- estar 24 horas metidos en el mismo lugar con tu pareja. Llega un momento en que te quieres volver a bañar con tal de estar un rato solo. Y más los que vivimos en departamento. Nunca había envidiado tanto a los que tienen azotea.

¿Con quién de la política sería bueno pasar la cuarentena? Por supuesto que mi primera opción es Vicente Fox. Con eso de que ahora carga para todos lados con su tambache de mota, debe ser sumamente divertido estar con él pacheco. Si de por sí, en sus cinco sentidos, dice tonterías, bien elevado ha de ser más chistoso que Brozo.

Obvio todos quisieran pasar la cuarentena con Felipe Calderón, pero no sé realmente si mi hígado podría sobrevivir. Una buena opción sería encerrarse con Andrés Manuel. ¿Te imaginas? Se pasaría el mes completo hablando y tú, bendito, no tendrías el menor problema de insomnio. Dormirías todo el tiempo que él hablara. Con quien no sé si podría hacer buen equipo en la cuarentena sería con Claudia Sheinbaum, porque ¡no hace nada! Eso sí, tendría reluciente el lugar, pues solo la he visto pintar paredes, limpiar pasamanos y barrer las calles; pero nunca la he visto tomar una decisión brillante como gobernante.

Eso de pasar un mes entero con una persona insoportable, ¡brrrr!, me produce escalofríos. ¿Te imaginas la pareja de Ricardo Monreal? ¡O la de Bartlett! Pero, bueno, sin duda la pareja que más lástima me da es la de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, que cada día al despertar tiene que ver la cara de John Ackerman. y él la de ella. ¡Llévame coronavirus!

¡Nos vemos el jueves!
26 Marzo 2020 04:08:00
Bababarbosa
Se supone, solo se supone, que esta es una columna de humor político, pero a veces me dan ganas de renunciar, pues es demasiado complicado decir algo divertido de los políticos cuando los políticos mexicanos, en realidad, son un chiste.

Miguel Baboso, perdón, Barbosa, es el Gobernador de Puebla y ayer salió con que el coronavirus es una enfermedad de ricos y que los pobres son inmunes al virus. Al escuchar aquello al Popocatépetl le dieron ganas de hacer erupción y acabar de una vez y para siempre con Puebla. ¡Hazme el favor! ¿Cómo semejante ignorante puede estar a cargo del gobierno de un estado de la República? Seguramente esta bestia es de las que cree que el limón corta la grasa de la comida (lo siento si te ofendí, pero no, no la corta).

Lo peor del asunto es que Barbosa ni siquiera tiene la decencia de salir a dar la cara. No sé, tal vez podría decir: “Oigan, qué pena, estaba yo crudo, dije una burrada, pero obviamente el coronavirus le puede dar a todos, pobres y ricos. No es un asunto de clases sociales, sino de salud pública, así que por favor vamos a tomar todas las medidas necesarias para evitar el contagio”. Pero, no, eso es demasiado pedir para el bebé dinosaurio. Lo que su Gobierno hizo fue editar el video de su discurso, quitándole el polémico fragmento. (Como si no existieran miles de copias del original en todo internet).

Pero ahí no se acaba la historia. Resulta que días antes, en un mitin, el mismo Barbosa afirmó que la verdadera vacuna contra el coronavirus era el mole de guajolote. Por supuesto habrá quienes digan: “Ay, no exageren, está bromeando”. Pero el problema es que hay mucha gente que sí le cree a sus gobernantes, así sean idiotas. Digo, tan es así que Barbosa ganó las elecciones. Es decir, la gente votó por él a pesar de saber que no tenía la menor preparación para el cargo.

Solo imagínate: si tu gobernador agarra a chacota la epidemia del coronavirus, ¿tú por qué tendrías que tomártela en serio? El colmo es que, por donde se le vea, Barbosa está en el sector de mayor riesgo ante la enfermedad: tiene más de 60 años, padece diabetes, es hipertenso y no se cuida. No sé si lo sabes, pero hace apenas unos años, cuando era senador, al poblano tuvieron que amputarle un pie, precisamente, porque no se trató la diabetes y una pequeña infección se le convirtió en una gangrena que terminó llevándose su pie. Cuando lo entrevisté y le dije que cómo era posible que hubiera llegado a ese extremo, me dijo que no podía atender su salud porque tenía que estar metido en la grilla. ¿Cómo alguien que no se cuida a sí mismo puede cuidar a todo un estado? Ojalá que no le pegue el Covid-19, pero si le llega a dar... el fantasma de Martha Érika Alonso se va a reír a carcajadas.


Cuarentena

Veo en las redes sociales que mucha gente está desesperada por la cuarentena porque siente que no puede con la soledad y el aislamiento. Les tengo una propuesta: pregúntenle a sus amigas y amigos casados cómo se la están pasando. Se van a dar cuenta de que ustedes están en el paraíso.

¡Nos vemos el domingo!
24 Marzo 2020 04:08:00
Test: ¿te dará coronavirus?
1. Si la Secretaría de Salud dice que debes mantener una sana distancia para evitar contagiarte, ¿a quién le haces caso?
a) A Andrés Manuel López Obrador, quien afirma que debemos salir en familia y acudir todos juntos a fondas y restaurantes, para convivir y no afectar a la economía.
b) A la Secretaría de Salud.

2. ¿Quién crees que tenga la razón?
a) El diputado Gerardo Fernández “La Roña”, perdón, Noroña asegura que no se pone el (así lo dijo) “pinche gelecito” porque a él no le va a dar coronavirus y si acaso le llega a dar, no se va a morir.
b) La Organización Mundial de la Salud dice que es fundamental limpiar constantemente las manos a lo largo del día sobre todo con agua y jabón, y cuando no haya pues con gel antibacterial que tenga un 70% de alcohol.

3. Aquí alguien miente:
a) Beatriz Gutiérrez Müeller, dice que solo debes creerle a las autoridades sanitarias, porque son las únicas que saben y que tienen información confiable y verídica.
b) Analistas, investigadores, exsecretarios de Salud, organismos internacionales y la prensa internacional consideran que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador está haciendo todo lo que no se debería de hacer ante una pandemia como la del coronavirus. Un medio de Estados Unidos inclusive publicó un artículo titulado: El Presidente más Irresponsable del Continente Americano no es Donald Trump (obvio se refería a nuestro amado líder cabecita de algodón).

4. Cuando sales del transporte público:
a) Te comes unos tacos.
b) Buscas gel desinfectante, por lo pronto, y en cuanto logras conseguir agua y jabón te lavas las manos.

5. ¿Cuánto tiempo te lavas las manos?
a) Me las lavo como si calentara tortillas de harina: apenas una pasadita por aquí y una pasadita por allá.
b) Me las lavo, por lo menos durante 40 segundo completitos, fijándome bien en que no quede un solo pedacito de ellas ni haber sido frotado con agua y jabón. Me lavo las palmas, entre los dedos, las uñas, arriba de los pulgares y hasta las muñecas.

6. Cuando te lavas las manos, ¿lo haces al ritmo de una canción?
a) Sí, cualquiera de J. Balvin.
b) Sí, cualquiera de Selena.

7. Cuando alguien estornuda cerca de ti sin hacerlo hacia el interior del codo, como indica la Secretaría de Salud, lo que tú haces es.
a) Decirle “salud” y pasarle un pañuelo desechable.
b) Partirle su madre por irresponsable.

8. Cuando tu “crush” se te acerca peligrosamente y acerca su cara a la tuya al grado de que sientes en el rostro la frescura de su aliento y ves a solo unos centímetros sus bellos ojos, lo que tú haces es:
a) Acercarte todavía más, cerrar los ojos y rezar porque, ¡por fin!, te dé ese ansiado beso.
b) Empujarle lejos de ti y decirle: ¡guarda tu sana distancia, animal!

9. Si esa persona que te quita el sueño te invita a perrear, tú lo que haces es:
a) Sucio y hasta el suelo.
b) Te quedas en tu casa a ver una película con Susana Distancia.

RESULTADOS: si en cualquiera de las preguntas escogiste una “a”, entonces, ¡felicidades! Te has convertido en una víctima más del coronavirus. Ahora solo falta saber si sobrevivirás.
19 Marzo 2020 04:00:00
Me río del coronavirus
Tenemos que tomarnos muy en serio la emergencia que estamos viviendo. Sobre todo debemos hacerlo, porque los payasos del Gobierno creen que se trata de un juego y por eso actúan como si la cosa no fuera grave. Vienen días complicados en los que habrá que guardarse y -¡Dios mío!- soportar encerrados todos a la familia. Me pregunto si no habrá manera de pasar la cuarentena con los cuates o -en mi caso- con la señora. Estoy seguro que ella preferiría quedarse viuda antes que quedarse encerrada conmigo dos meses. No la culpo, si ni yo me aguanto a mí mismo, ella que no me soporta, ¡menos!

Pero, bueno, hay que tomarse en serio la cuarentena y todas las medidas de seguridad y de higiene como la de no tocarse la cara. ¡Que no te toques la cara! ¿Sientes comezón? Sí, claro, estás sintiendo comezón en la cara, sientes como te pican los pómulos y siente unas ganas terribles de rascarte la mejilla. ¡Que no te toques la cara! Piensa que no tienes comezón, aunque en realidad sí la tienes y mientras más lees esto, más maldita comezón te está dando en la cara.

Volviendo al punto, el hecho de tomarse en serio la crisis que vive nuestro país, no significa que no podamos reírnos del coronavirus. De hecho, está comprobado que la risa es una de las mejores maneras de eliminar la tensión y la ansiedad. La otra es tener sexo, pero, pues, no creo que puedas hacerlo ahora, ¿verdad? Así que no te queda más que seguir leyendo, con todo y que la verdad de comedia no tengo más que el nombre y seguramente si viviera ya ni mi mamá se reiría de las cosas que escribo en estas páginas. Pero no te preocupes, para ayudar a sacar el estrés y la angustia por la pandemia (cada vez que oigo esa palabra me imagino una invasión de pandas), para aliviar esa ansiedad te traje una colección de los mejores chistes sobre el coronavirus. Si no te ríes es que seguramente ya te infectaste:

Sentirse seguro con el uso del cubrebocas para no contagiarse del coronavirus, es igual que cuando te tapas los pies con las sábanas para sentir que nadie vendrá a jalártelos en la noche.

A Andrés Manuel López Obrador no le puede dar coronavirus porque Dios no castiga dos veces.

Muy preocupados por el coronavirus, pero no se ponen la vacuna de la influenza que porque les da un gripón. Babosos.

Los que se muerden las uñas, ¿hicieron ya su testamento?

La Secretaría de Salud recomienda no saludar de mano, ni abrazarse, ni tener ningún tipo de contacto físico, pero el subsecretario Hugo López-Gatell todas las mañanas le besa el trasero al Presidente.

Lo de lavarse las manos después de orinar también lo puedes hacer cuando no hay pandemia. Puerco.

Si no te da el coronavirus, ¿te puedo dar yo?

El otro día fui a un café de chinos y le pregunté al dueño si tenía coronavirus y me dijo que no, pero que si me interesaba me lo podía traer en una semana, pirata pero igualito al original.

Podrás tener el coronavirus, pero nunca tendrás el amor de tu crush.

Te preocupas de morirte por el coronavirus, pero traes 15 kilos de sobrepeso, la glucosa en 250 y los triglicéridos arriba de 500.

¡Nos vemos el domingo!



17 Marzo 2020 04:08:00
¿Qué hacer en la cuarentena?
Ya van 82 infectados por coronavirus en México, según las cifras oficiales por supuesto, y todo pinta para que el número se multiplique en los próximos días. Pero al frente de la nación está Andrés Manuel López Obrador, ¿qué podría salir mal?

Aunque el Gobierno ha hecho todo lo posible para ocultar la gravedad del problema, la realidad es que ya no hay manera de seguir negando lo que es evidente en todo el mundo: la cosa está pa’ llorar. No podemos tomarnos a la ligera que hoy toda Europa cierra sus fronteras, que en Italia van más de 2 mil muertos, que en España la vida está completamente paralizada, que Canadá prohibió la entrada de todos los extranjeros y que Estados Unidos también canceló los vuelos procedentes, sobre todo, de Europa. Vaya, hasta el infeliz de Nayib Bukele, el Presidente salvadoreño, ordenó el cierre de sus fronteras pese a que no tiene más que un caso confirmado. ¿Y en México? López Obrador se pasea por Guerrero abrazando gente, besando niños y saludando a todos de mano... justo lo que la Secretaría de Salud dice que no debemos hacer. Pero, bueno, allá el Presidente y sus creencias de que el manto divino lo protege y nada malo le sucederá.

Olvidémonos un rato de ese señor y mejor concentrémonos en lo importante: en nosotros. Lo primero es saber qué sí y qué no podemos hacer ahora que se decrete oficialmente la cuarentena, que llevará por nombre “etapa de distanciamiento social”. O lo que es lo mismo: juntos, pero no revueltos y mucho menos pegados. Según la recomendación de expertos en salud, debes evitar: reuniones en grupo, así que nada de dominó con los cuates el jueves por la noche; conciertos, ¿estás oyendo inútil Claudia Sheinbaum?; teatros (no incluye los teatros que te hace tu pareja); eventos deportivos (de todas maneras ni tu equipo ni el mío van a ser campeones, es más: este año que el Cruz Azul podría coronarse, se va a suspender el torneo); centros comerciales (¡bendito sea el cielo!); gimnasio (de todas manera ni vas, así que ya tienes pretexto); visitas en casa (sorry, suegrita, nos vemos el próximo año); ¡transporte público! (eso sí que va a estar difícil).

Con lo que se debe tener precaución: supermercados (sobre todo si piensas comprar papel de baño como para un ejército); comida para llevar (no entiendo por qué y me preocupa quedarme sin mis tacos del Chupacabras); farmacias (supongo que por tanto enfermo que va); iglesias (¡ni voy!); viajes (no tengo dinero para quedarme, mucho menos tengo para irme).

Lo que dicen estos expertos que es seguro es: hacer caminatas (pero si no puede ir a parque, ¿dónde diablos?); jardinería (la única tierra que tengo es la de las uñas); limpiar tu casa (bueno, eso lo deberías hacer siempre, marranín); leer un buen libro (o sea que no debes de leer alguno de AMLO); escuchar música (excepto las canciones de la esposa de AMLO); cocinar (pobre de mi familia); jugar en familia (pobre de mí); ver series y películas (esto último me parece que ya fue de relleno, pero, bueno, lo incluyo).

Esto no lo dicen los expertos, pero sí lo digo yo. Si quieres salvarte de morir por el coronavirus sigue estos tres sencillos pasos:

1.- No le creas nada a los mensajes por Whatsapp.

2.- Recuerda que tu tía la hipocondriaca no sabe más que los doctores.

3.- De todo lo que haga López Obrador... ¡haz lo contrario!
12 Marzo 2020 04:08:00
Napito no tiene futuro
Ya sé que todos quieren que hablemos del coronavirus, pero antes vamos a hablar de otro virus mucho más dañino que el chino: me refiero a Napoleón Gómez Urrutia, líder del sindicato minero, senador de la República y rata de dos patas.

Resulta que es líder sindical anda promoviendo una reforma para que acabe la llamada subcontratación, esto es cuando trabajas para una empresa pero, en realidad, te contrata otra. Para bien o para mal, es la manea en que están contratados cientos de miles de mexicanos. Y aunque obviamente ese esquema sirve para que las empresas paguen menos, la realidad es que desaparecer el outsourcing como pretende Gómez Urrutia, sería una verdadera catástrofe. ¿Por qué? Pues porque hoy las empresas serias de outsourcing están obligadas a dar todas las prestaciones de ley y a registrar al trabajador, con su sueldo real, ante el IMSS. Hay muchas que no lo hacen y a esas sí hay que perseguirlas y castigarlas, sin duda. Pero hay muchas que sí cumplen con las reglas y si se aprobara la reforma que las prohíbe, los más perjudicados serían los trabajadores porque no tendrían cómo ni ante quién reclamar sus derechos. Y lo que es peor: quedarían sujetos, precisamente, a las transas de sindicatos como el de “Napito” que no tiene pitonisas que le adivinen el futuro.

Mucha gente no lo ubica, pero Gómez Urrutia es líder de los mineros, no porque alguna vez se haya manchado las manos de tierra, sino porque su papá era el cacique del sindicato. Y cuando el viejo “Napo” se murió, le heredó la dirigencia a su hijo, como si tratara de una monarquía y no de una organización para la defensa de los trabajadores.


¿Corona qué?

Ahora sí vamos a hablar del tema del que todo el mundo está hablando: ¿quién nos va a salvar del coronavirus? No quiero andar provocando pánico en nadie, pero me da la impresión de que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se está tomando este asunto con demasiada calma. Con preocupante calma, para ser más exactos. Es más: me tiene comiéndome las uñas de los purititos nervios. Antes de caer en especulaciones, vayamos a los hechos:

1.- En el mundo hay más de 100 mil casos confirmados.

2.- Italia tiene prácticamente a toda su población en cuarentena. Nadie puede salir a la calle más que para ir a comprar comida o para acudir a un hospital en caso de presentar síntomas. Se suspendieron todos los partidos de futbol, los conciertos, las clases y están cerradas las fronteras para los turistas.

3.- Me resulta preocupante que mejor Donald Trump esté tomando acciones para prevenir la epidemia y no AMLO. Allá en Estados Unidos ya se cancelaron las clases en la mayoría de las ciudades, se suspendió la temporada de basquetbol y, lo más increíble, se prohibieron los vuelos desde Europa durante ¡30 días!

4.- Y, mientras tanto en México, nos dicen que nos lavemos las manos.

¿Será que tooodos los demás países son unos exagerados que nomás andan buscando la manera de espantar a sus ciudadanos para tenerlos sometidos, en lugar de que sean felices muy felices? ¿O será acaso que el Gobierno de “güelito” es tan inepto que ya no sabe qué hacer con tantas broncas y quisiera volver a ser opositor, en lugar de tener que hacer el oso de no saber cómo resolver los problemas del país? ¿Tú qué crees que sea?

10 Marzo 2020 04:08:00
¿Y ahora qué hacemos?
El lunes 9 de marzo fue un día extraño, ¿no crees? Cada vez que salía a la calle o que entraba en la redacción, volvía a sorprenderme. Avenidas desiertas en horas que deberían de ser pico, escritorios vacíos cubiertos -como en viernes de dolores- con pañuelos violeta. De la sorpresa por no encontrar tráfico, mi siguiente paso mental era recordar por qué estaba todo tan vacío. No hay mujeres. Un paro nacional. Hoy no salieron. Hoy las perdimos a todas.

Y es que no se trata de un asueto. ¡Para nada! Justo se trata de pensar, entre todos cómo diablos fue que llegamos hasta aquí y qué vamos a hacer para remediarlo. Porque por más que AMLO piense que todo tiene qué ver con él, la realidad es que el reclamo no es solo al Gobierno, sino a toda la sociedad que somos, esa que necesita que haya vagones especiales o camiones especiales para mujeres porque hay imbéciles que se sienten con derechos sobre ellas. En estos días he leído a muchas mujeres criticar las marchas y, en general, a las otras mujeres que quieren cambiar a México. Me sorprende que su argumento es: “no a todas nos ha ido mal; yo tuve un padre maravilloso y un hermano fantástico; y alguien que siempre me cuidara”. Dan ganas, de entrada, de felicitarla por haber vivido todos estos años en un mundo de fantasía. Pero no se trata de burlarse, sino de hacer ver a quienes no ven o, mejor dicho, a quienes no quieren ver que se trata de cambiar quiénes somos como sociedad. Y el mejor indicador que podemos tener es el las mujeres.

Si ellas no tienen que preocuparse por cómo van vestidas en la calle, vamos bien. Si ellas no corren mayor riesgo por el simple hecho de ser mujeres, vamos bien. Si ellas no son violadas por sus propios parientes, vamos bien. Si ellas no tienen que andar con audífonos en la calle para no escuchar las cerdadas que les dicen, vamos bien. Si no tienen que enfrentar la difamación de “se acostó con alguien” por haber conseguido un ascenso, vamos bien. Si no tienen que salir miles a marchar para sentirse libres y seguras, vamos bien. Pero como nada de eso pasa, entonces vamos del carajo.

¿Y qué vamos a hacer? Esto no se puede quedar aquí. No puede ser que ayer hayamos visto desbordarse la emoción y que hoy veamos desaparecer a la mitad de nosotros y no hagamos nada. Creo que uno de los principales retos para los hombres es dejar de ser cómplices. Me refiero a todas esas pequeñas actitudes que tenemos tan interiorizadas y que poco o nada hacemos para desterrarlas. El pinchesviejas (y todo lo que implica) sigue siendo parte del código entre cuates, de los valores sobreentendidos en los chats de amigos.

Obviamente más de una vez yo mismo he sido ese amigo que no entiende y que no se da cuenta. Lo sé, lo reconozco. Por eso creo que si lo que vimos el domingo en la marcha y el lunes en el paro nacional nos emocionó, lo que hagamos a partir del 10M definirá el país que le vamos a dejar a nuestros hijos y a Chabelo. Y si no tienes hijas o hijos, tienes una mujer cerca a la que han acosado, han manoseado, han intentado abusar de ella en tantas maneras que ni siquiera lo imaginas. O, peor aún, sí lo imaginas, lo sabes porque lo has visto y jamás has dicho nada.

¿Qué sigue a partir del 10M? Creo que sigue dejar de hacernos tontos, dejar de ser cómplices y dejar de guardar silencio. Estuve en la marcha y hubo momentos emocionantes, algunos que realmente te provocaban ganas de llorar. Quiero pensar y creer que no fue una emoción del momento. Realmente creo que este fin de semana empezó el cambio. Y nos toca seguirlo empujando.

¡Nos vemos el jueves!
05 Marzo 2020 04:00:00
Ceibas vs zombis
¿Te acuerdas de aquel juego de Plantas vs Zombis? Hace algunos años estuvo tan de moda que todos andábamos como zombis jugándolo en los celulares. Se trataba de ir sembrando plantas para evitar que los zombis llegaran a nuestra casa y nos comieran el cerebro. “Brains! Brains! Brains!”, iban diciendo mientras avanzaban.

Sí, ya sé que suena muy tonto, pero la cochinada esa era realmente adictiva, al grado de que tuve que borrarlo, porque ya me quitaba más tiempo que una telenovela turca de 257 capítulos.

Bueno, pues me acordé del jueguito porque el otro día el amado líder cabecita de algodón publicó una linda foto en la que aparece sembrando una ceiba tropical en Palacio Nacional. La cosa no tendría mayor problema si no fuera porque es una absoluta tontería (como casi todo lo que hace este Gobierno).

Aunque el Presidente presume que le gusta sembrar, en la foto aparece de traje, corbata y, por primera vez, los zapatos perfectamente boleados. De ser el agricultor más elegante del planeta. O solo lo hizo para tomarse la foto y presumirla en las redes sociales. Pero eso no es todo, si en la forma de agarrar el taco se conoce al que es tragón, en la forma de agarrar la pala se conoce al que nunca en su vida ha trabajado con las manos. López Obrador sale en la imagen sosteniendo la pala como si fuera un tenedor y su movimiento no tiene la menor lógica, pues se supone que está haciendo un hoyo pero, si hiciera las cosas como parece que las va a hacer, terminaría echándose la tierra en sus preciosos zapatos recién boleados. Haz de cuenta que el Presidente se ve como en aquellas caricaturas en las que el personaje aparece serruchando la rama de un árbol, pero él está sentado del lado que se va a desplomar. Igualito, pero con traje y corbata.

Luego está el pequeñísimo detalle de que AMLO está sembrando una ceiba tropical ¡en la Ciudad de México! Sé que el cambio climático nos ha afectado mucho, pero hasta la última vez que revisé en la capital no había pantanos, ni selvas, ni lagos, ni nada parecido al trópico, pues el sol que tenemos es más cercano al desierto de Sonora que a la selva tabasqueña. Sospecho que a Andrés Manuel le dijeron que esto era una jungla de asfalto y le pareció buena idea traerse una ceiba tropical y sembrarla en pleno Centro Histórico, donde los índices de la mala calidad del aire son más altos que los de su popularidad.

Cualquiera podría decir: ¿y por qué le das tanta importancia a un arbolito que ni va a crecer porque si no lo mata la contaminación, se lo roban los rateros chilangos? Pues, precisamente, porque lo del árbol es un reflejo de cómo al Presidente le importan muchas cosas, menos gobernar. De hecho, si revisamos en la agenda diaria de López Obrador, nos daremos cuenta de que pierde más tiempo del que realmente trabaja. De 6 a 7, tiene gabinete de seguridad. De 7 a 9 es la mañanera, que son dos horas perdidas, porque se trata nomás de echar rollo. Desayuna sus huevitos motuleños y eso ya es una hora. Otra hora para llegar al aeropuerto debido al tráfico de la CDMX. Una hora de espera en el aeropuerto para abordar el avión. Un vuelo de entre 45 minutos y tres horas, dependiendo a dónde vaya, tiempo durante el cual está incomunicado. Traslado, mitin, otra conferencia, son mínimo cuatro horas. Una hora para tragar garnachas en algún puesto en la carretera para grabar un video y sentirse del pueblo. Traslado a un hotel y a momir. ¿A qué hora trabajó?

¡Nos vemos el domingo!


03 Marzo 2020 04:00:00
¡Se cayó AMLO!
Azotó la res... la respetable humanidad del señor Presidente de la República, licenciado, ciudadano y amoroso líder espiritual Andrés Manuel López Obrador. Como el optimismo de los seguidores del Cruz Azul cada vez que se acerca la Liguilla, así está cayendo la popularidad del Jefe del Ejecutivo.

De acuerdo con la encuesta que ayer se publicó en estas mismas páginas, AMLO cayó en un año 19 puntos. Y aunque sigue teniendo la aprobación de un 59% de la población, el dato más interesante es que la gente que ya no lo apoya, ¡se duplicó!

Según López Obrador, todo es culpa, ¡adivina!, todo es culpa de Felipe Calderón, del neoliberalismo (cualquier cosa que eso signifique), de los conservadores y de los cambios que ha emprendido su Gobierno.

Es curioso porque no conozco a ninguna otra persona en el mundo que, ante los malos resultados de su trabajo, diga que todo le sale mal porque está haciendo muy bien las cosas. Es como aquel niño que llega a su casa con la boleta y cuando su papá le pregunta por qué reprobó todas las materias, sale con que es porque la maestra no lo quiere.
Igualito está Andrés Manuel: siempre tiene a quién echarle la culpa, lo cual es muy curioso pues durante los 18 años que dijo ser el poseedor de todas las respuestas que necesitaba México y ahora es el dueño de todas las excusas.

¿Votarías por Calderón?

Todo indica que Felipe Calderón y Margarita Zavala ya lograron juntar todos los apoyos que se requieren para tener su propio partido político. Bien por ellos. Lástima por nosotros. Y es que, como bien dice el refrán, el que ya bailó que se siente.

El Gobierno de “Jelipe” hace mucho que terminó y el proyecto de doña Márgara fue un rotundo fracaso, entonces ¿por qué seguir insistiendo en convertirse en una opción política? Por supuesto que tienen un número importante de seguidores, pero... ¿en serio no hay nadie más, ni uno solo, en todo el país que pueda encabezar a la oposición?
Creo que el principal problema con el nuevo partido, México Libre, es que nace más bien esclavo de todos los odios que carga Calderón y la nula presencia política de Zavala. Me da la impresión de que es algo parecido a la selección nacional de futbol: los veo jugar tan mal que, invariablemente, me pregunto: ¿en serio no hay 11 grandes jugadores en todo México o es que simple y sencillamente no los dejan llegar porque todo está controlado por una mafia?

Tapabocas y tapaojos

En estos días he visto a mucha gente por la calle llevando su tapabocas bien puesto y no puedo evitar pensar: “bola de babosos”. Y es que con la llegada del coronavirus, tooodo el mundo salió corriendo a comprar cubrebocas, pero ¿qué crees? Que esos trapos no protegen del virus.

De hecho quienes deben usarlo son quienes están enfermos y no quienes están sanos. De acuerdo con lo que han dicho los expertos –no, tu tía Clarita no es experta, es hipocondriaca–, lo que han dicho es que los tapabocas no sirven para protegerse del contagio. Y es que el virus, en general se te puede adherir a las manos y de ahí es donde puede pasar a tu boca, tu nariz o tus ojos.

Inclusive, el tapabocas ni siquiera cubre bien boca y nariz, por lo que por cualquier lado se podría colar el virus. Además de que no debes usarlo más de unas horas. Es por eso que, una y otra vez, insisten en que lo mejor es lavarse las manos con frecuencia y no una vez al día. ¿Tú cuántas veces te las has lavado hoy?
¡Nos vemos el jueves!
27 Febrero 2020 04:08:00
Que nos lleve el coronavirus
En Italia se pusieron las pilas, aplicaron revisiones más rigurosas y descubrieron que cientos de personas estaban infectadas con el temible coronavirus. En Estados Unidos el mismísimo Donald Trump anunció la creación de un equipo especial para enfrentar al coronavirus, el cual estará encabezado por el Presidente y tendrá un presupuesto de 8 mil millones de dólares. ¿Y en México? Acá dice el Gobierno que no nos preocupemos: que no pasa naaada.

Seguramente en la primaria, alguna vez la maestra te dijo: “Cierra los ojos y pon tu mente en blanco, no pienses en nada”. Y en ese momento empezabas a pensar y pensar y pensar cómo diablos le podías hacer para no pensar en nada, porque es imposible poner la mente en blanco, pues ni que fuera una pared para pintarla. Y aunque fuera una pared, estarías pensando en cómo pintarla de blanco. ¿O no? Bueno, pues algo similar me pasa cuando alguien me dice: “No te preocupes”. ¿Cómo que no me preocupe? ¿De qué me tengo que preocupar? Yo no estaba preocupado y ahora estoy tratando de adivinar de qué no debería preocuparme, aunque evidentemente es algo muy preocupante. Y eso es lo que está pasando con el coronavirus en México: el presidente Andrés Manuel López Obrador y su fabuloso equipo de floreros con corbata, no parecen darse cuenta del tamaño del problema que va a ser el coronavirus cuando llegue a México. Porque una cosa es segura: va a llegar... si no es que ya está aquí entre nosotros. Voltea a ver al de al lado. ¿Tiene los ojos rasgados? ¿Le moquea la nariz? ¿Tiene cara de dolor de cabeza? ¿Estornudó? ¡¡¡Corre!!! Ojalá no pase en nuestro país, pero los videos que han podido filtrarse desde China son alarmantes: se ve a la gente caminando por la calle y, de pronto, ¡pum!, caen fulminados por el cochino virus. Así, como si los desconectaran de la corriente eléctrica. ¿Estamos preparados para enfrentar al coronavirus? Visto lo que ha pasado, por ejemplo, con las medicinas para el cáncer o el abastecimiento de equipo en los hospitales públicos, es evidente que Cepillín nos ha trasladado de un lugar a otro, o lo que es lo mismo: ya nos cargó el payaso.

Porque, a ver, olvídate de por quién votaste y si te cae bien el amado líder cabecita de algodón. Dime: ¿qué ha hecho bien este Gobierno? Se lanzó contra el huachicol y causó un desastre. Quiso acabar con la corrupción y nos quedamos sin aeropuerto. Prometieron hacer eficientes las compras de medicamentos y no hay ni gasas en los hospitales. Dijeron que iban a pacificar el país y el año pasado se rompió el récord de asesinatos. Nos juraron que eran diferentes a los anteriores y ahí sí cumplieron, porque salieron peores. Ahora te pregunto: ¿este Gobierno es el que nos va a salvar del coronavirus? Si te dijeran que tu familia está en riesgo de enfermarse, ¿te pondrías en manos del Gobierno de AMLO para que no te pasara nada? Pues yo tampoco. Hoy la Secretaría de Salud dará a conocer si uno de los casos sospechosos está o no realmente infectado del coronavirus. Hasta donde se sabe, sí, en efecto, el coronavirus está entre nosotros.

Y qué bueno que llega a tiempo para acabar con nosotros, porque justo ahora Morena pretende matar a la democracia. Resulta que un tal John Ackerman, que es porrista del Gobierno y esposo de la secretaria de la Función Pública, será uno de los encargados de palomear a los nuevos consejeros del INE. Más que una burla, es una auténtica mentada. ¡Ya, Virgencita, que nos lleve el coronavirus!
25 Febrero 2020 04:08:00
La tierra es plana
Nadie debería reírse de la muerte de una persona, pero un imbécil se mató el fin de semana al querer demostrar que la tierra ¡es plana!

EL tipo se llamaba Mike Hughes y le decían “El Loco” –quién sabe por qué– ¿verdad? Según él, era inventor y aventurero y durante los últimos años ganó mucha fama afirmando que nuestro planeta no es esférico, sino plano. Sí, plano como tortilla. Y si la curiosidad mató al gato, a este buen hombre lo mató su estupidez. Resulta que para demostrar que la tierra es plana, construyó un cohete, sí un cohete, para subir al espacio, sí al espacio, en línea recta. Y, pues, ya que tenía listo el armatoste: 5, 4, 3, 2, 1, ¡despegamos! El cohete se elevó varios metros, de pronto se fue de lado, perdió altura y se estampó contra la tierra. El que quedó plano fue Hughes.

El caso de “El Loco” no pasaría de ser algo tragicómico, si no fuera porque estamos rodeados, cada vez más, de gente que prefiere creer cualquier tontería, antes que la verdad. Y lo mismo me refiero a quienes dicen que las vacunas provocan autismo, hasta quienes aseguran que el limón corta la grasa (no, no la corta y tampoco las vacunas producen autismo). A nivel mundial hay un gran movimiento de gente que niega que la Tierra sea una esfera. Se les conoce como terraplanistas. Tienen miles de video en YouTube, publican libros, se reúnen en congresos internacionales y hasta organizan viajes hasta el fin del mundo, supuestamente para demostrar que es cierto lo que dicen. Hasta ahora, por supuesto, lo único que han demostrado es que imbéciles hay en todos lados. Y, a excepción de Hughes que se mató él solito, en realidad los terraplanistas no le hacen daño a nadie. En cambio, los antivacunas son mucho más peligrosos. Por su culpa hoy estamos viendo en muchos países resurgir enfermedades que estaban prácticamente erradicadas, como el sarampión. Con ellos el problema es gigantesco, porque, curiosamente, ellos sí están vacunados, pero a los que no vacunan son a sus hijos. Y si fueran solo sus descendientes los que pelaran, bueno, pues podría considerarse hasta selección natural. Pero no, no acaba en sus hijos la cosa ya que esos niños, que no están vacunados, van a la escuela y conviven con otros niños que sí están vacunados, pero que a lo mejor no han terminado su cuadro de vacunas. Y entonces los infectan de todo tipo de enfermedades y luego estos infectan a sus hermanos y estos a sus primos y los primos a los papás y se hace una epidemia que termina con una película protagonizada por Morgan Freeman y Scarlett Johannson en la que se mueren todos, menos Scarlett y la niña a la que salva (de nada, Hollywood).

En México tenemos gente igualmente fanática que simple y sencillamente prefiere no razonar, con tal de aferrase a sus creencias. Obviamente me refiero a los lopezobradoristas, pues hace muuucho tiempo perdieron la noción de la realidad. Están tan convencidos de que hicieron bien al votar por AMLO y que este están haciendo bien las cosas, que no hay manera de hacerles ver todo lo que está mal. Sin duda que el amado líder, cabecita de algodón, ha cambiado muchas cosas, pero la realidad es que está haciendo más desastres que un chino con coronavirus en una reunión de asmáticos. Lo peor del asunto es que podríamos hacer una lista de todas las cosas que están fallando en el actual Gobierno, y los fanáticos seguirían diciendo “es un honor estar con obrador”. Son menteplanistas: tienen plano el cerebro.
20 Febrero 2020 04:02:00
10 medallas para México
Es curioso, pero como atleta Ana Gabriela Guevara alcanzó la plata, pero como funcionaria pública sacó el cobre. Y es que apenas lleva un año al frente de la Comisión Nacional del Deporte y cada día se le acumulan más y más denuncias de corrupción.

Ayer mismo, la Hermelinda Linda de la 4T, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, confirmó que en su Administración la sonorense infló gastos, realizó pagos indebidos y hasta falsificó facturas. El atraco, hasta ahora, se acerca a los 50 millones de pesos.

Si Andrés Manuel López Obrador fuera tantito congruente, con estas acusaciones tendría que meter a la cárcel a Ana Gabriela. Pero como evidentemente eso nunca va a pasar, la funcionaria anda tranquila y hasta optimista, pues el otro día se aventó a decir que México ganará ¡10 medallas de oro! en los Juegos Olímpicos que este año se llevarán a cabo en Japón. No dijo en cuáles deportes podríamos ser campeones, así que me puse a investigar y así podríamos ser uno de los primeros lugares en el medallero (sin albur, por supuesto).

100 METROS PLANOS: tenemos el oro asegurado gracias a los soldados, pues 100 metros es lo que llevan de terreno aplanado para el aeropuerto de Santa Lucía. De seguir con ese ritmo, seguro lo acaban en el año 2077.

LEVANTAMIENTO DE TARRO: Con la dupla Porfirio Muñoz Ledo y Felipe Calderón, ni quien nos haga sombra.

MARATÓN: tenemos un gran equipo con Javier Duarte y Roberto Borge, que a pesar del sobrepeso, si logran poner los pies en la calle. ¡ni el polvo les van a ver!

SALTO DE OBSTÁCULOS: nadie como AMLO para brincar o darle la vuelta a las preguntas incómodas en la mañanera. Además, le encanta colgarse hasta las medallas que no son suyas.

BASQUETBOL: la fuerza del equipo mexicano está en la propia Ana Gabriela Guevara, que clava las canastas con la misma habilidad con la que se clava la lana.

GIMNASIA: nuestra estrella es Zoé Robledo, el director del IMSS, que hace las maromas más sorprendentes con tal de lambisconear a su jefe.

BARRAS PARALELAS: esta competencia es para Olga Sánchez Cordero, de Gobernación, y para Rosario Piedra, de la CNDH. Para ellas son las barras.

SALTO DE ALTURA: con cada nuevo encarguito que le hacen en Palacio Nacional (el T-MEC, los migrantes, las pipas, las medicinas, Trump), Marcelo Ebrard salta cada vez más alto hacia su sueño de ser algún día candidato presidencial. Está difícil que se le haga, pero, pues, soñar no cuesta nada.

PESAS: en la halterofilia yo sugiero que apuestes a que Claudia Sheinbaum se lleva la medalla dorada. Aunque la veas flaquita y un poco desmejorada, la realidad es que sí puede cargar todos los días con su propia ineptitud y la de sus colaboradores, puede levantar lo que le pongan. ¡Ábranse, rusas!

CICLISMO: estoy seguro de que, a pesar de su edad, Manuel Bartlett tiene todo para ser el campeón olímpico en la especialidad de fuga. No solo se escapó de que lo acusaran de corrupción por sus 28 mansiones y decenas de empresas, sino que también lleva más de 20 huyendo del matrimonio. Ya parece que unos ciclistas japoneses le van a poder dar alcance.

NADO SINCRONIZADO: en esta disciplina considero que podríamos llevarnos no solo el oro, sino también la plata y el bronce, pues no hay nadie en el mundo como los diputados de Morena. Ellos son los mejores para esto de estar con el agua hasta el cuello y seguir sonriendo y aplaudiendo.

¡Nos vemos el domingo!


18 Febrero 2020 04:08:00
Shein… ¡bum!
No sé si lo de Claudia Sheinbaum es pura mala suerte o simple ineptitud. Creo que es una mezcla de ambas cosas lo que explica que su Gobierno sea un auténtico desastre.

Ya lleva un año al frente de la Ciudad de México y... ¿tú recuerdas algo importante que haya hecho? Yo tampoco. A la científica me da la impresión de que le gusta la grilla pero no el poder, pues a diferencia de su jefe cabecita blanca, Sheinbaum se ve incómoda como Jefa de Gobierno. Todo el tiempo anda con cara de que la suegra le cayó de sorpresa en su casa. Se le ve más interesada en salir a barrer calles o pintar banquetas los sábados, que en resolver los verdaderos problemas de la ciudad durante todo el resto de la semana. El meme que se ha hecho viral de ella diciendo “¿y ahora qué?”, refleja a la perfección la actitud tan pusilánime de la morenista.

Y el problema, como con la Selección Nacional, no solo es de actitud, sino de resultados. Mientras el Tri juega como nunca y pierde como siempre, el Gobierno de Sheinbaum nomás no se presenta en la cancha. Por ejemplo, en cuestión de transporte decidieron corretear a los patines del diablo en lugar de meter en cintura a los infames microbuses. Y en seguridad las cosas están peor: su Administración llegó y con gran alarde anunció la transformación total de la policía. ¿Y en qué consistió el cambio? En pintar de blanco y verde las patrullas. Y ya. Porque la realidad es que los uniformados siguen siendo los mismos, no se les dio nueva capacitación, no se les dotó de armamento, ni se crearon mejores leyes, ni se ha hecho nada para acabar con la impunidad. “Ora sí que aplicaron el baño torero: orejas y rabo”.

Estando como están las cosas, no resulta extraño que cada semana le estalle un escándalo a Claudia Sheinbaum. De hecho, lo realmente extraño es que no le estalle uno cada día. Y con el terrible caso de Fátima, la niña asesinada, Sheinbaum y su equipo tocaron fondo en lo que a ser inútiles se refiere. Porque la señora Jefa de Gobierno no se conmovió por el asunto, ni se enteró de él, hasta que se volvió viral gracias a las benditas redes sociales (viejito dixit). De hecho, aunque la niña desapareció desde el 11 de febrero, fue hasta el 12 que se presentó la denuncia porque las autoridades le dijeron a los padres que ¡tenían que esperar! Entre los muchos errores está también el de la fiscal Ernestina Godoy (no confundir con Rose, la de Monsters Inc) que en lugar de apurarse a encontrar a los asesinos, salió a decir en una entrevista que, bueno, pues a lo mejor los papás tenían la culpa ya que tenían problemas mentales. Híjole, señora fiscala, tenga: se le cayó la decencia.

Y cuando parecía que ya no podían caer más bajo, ¡zaz!, en papel membretado y toda la cosa, el Gobierno de Sheinbaum informó que desde hace cinco años sabían que la familia de Fátima tenía problemas y que la niña corría riesgo, pues había denuncias por posible maltrato. ¿Y qué hizo el Gobierno capitalino? ¡¡¡Nada!!! Archivaron el caso durante la Administración de Miguel Mancera, que porque la propia familia no le dio seguimiento. Es decir, al DIF le valió dos hectáreas de queso fresco el asunto. Y al actual Gobierno tampoco le importó. Tan es así que hoy sabemos en qué acabó la historia.


13 Febrero 2020 04:08:00
Los fantasmas de Andrés
Dicen que las miradas pesan y a Andrés Manuel lo despertó a las 3 de la madrugada el peso de tres miradas sobre su cuerpecito. No hay peor susto (además de cuando te dicen “tenemos que hablar”) que sentir que alguien te está viendo mientras duermes, despertar y descubrir que, efectivamente, hay alguien de pie junto a tu cama, mirándote fijamente. Andrés Manuel abrió primero un ojo y después el otro (abrir los dos era demasiado complicado para él, como masticar chicle y caminar al mismo tiempo) y descubrió que alrededor de su cama estaban, ni más ni menos, que los fantasmas de Benito Juárez, Francisco I. Madero y Lázaro Cárdenas. Casi le da un segundo infarto a Andrés Manuel del susto y se levantó de un golpe, al tiempo que preguntaba:

-¿Qué quieren de mí? ¿Por qué han venido? ¡Ah, ya sé! Vienen a felicitarme por haber emprendido la cuarta transformación del país, siguiendo el ejemplo que ustedes pusieron, ¿no es así?

-Claro que no, baboso –le respondió de inmediato Madero quien, a pesar de su corta estatura, tenía un vozarrón que obligaba a ponerle atención a lo que decía– Nadie te viene a felicitar.

-Al contrario –agregó Juárez– venimos a reclamarte, mamarracho.

-Sin insultos –terció Cárdenas–

-No es insulto, es descripción –insistió Juárez– que ya para entonces se había desabotonado la camisa y comenzaba a doblarse las mangas, como si estuviera preparándose para una pelea a puñetazo limpio.

-Bueno, bueno, como sea –volvió a decir Cárdenas– venimos en son de paz a exigirte, Andrés Manuel, que dejes de usar nuestro nombre y nuestra imagen en tu propaganda.

-Pero, pero, pero –balbuceó Andrés Manuel– ¡Yo soy su heredero! Soy el líder, el caudillo, el Jefe de la cuarta transformación, siguiendo el ejemplo que ustedes me dejaron.

-¿O sea que quieres ser como nosotros? –preguntó Madero– mientras rellenaba su pipa de un tabaco oscuro y buscaba un cerillo que encendiera en el más allá.

-¡Claro que quiero ser como ustedes! ¡Soy su sucesor! –exclamó Andrés Manuel– Toda mi vida me he preparado para que, algún día, mi foto y mi nombre esté al lado de la de ustedes en los libros de historia.

-¡HIPÓCRITA! –exclamó Cárdenas dando un manotazo en el tocador donde Beatriz guarda el maquillaje que nunca, jamás, ni por equivocación usa– ¿Cómo puedes decir que me admiras si yo expropié la industria petrolera y tú le estás dando en la madre?

-Pero si estoy construyendo la refinería de Dos Bocas.

-¿Y quién te dijo que se necesita una refinería más? Lo que Pemex necesita es inversiones, que le llegue capital fresco, d-i-n-e-r-o, para poder competir contra las grandes petroleras del mundo. ¿Tú crees que vamos a poder enfrentar a los árabes y a los venezolanos teniendo a tu compadre, que es agrónomo, como director de Pemex?

-Bueno, yo.

-¡Tú te pasas! –dijo iracundo Madero– No puedes decirte heredero de mi legado cuando en lugar de cuidar la democracia, estás haciendo todo para destruirla.

-¡Ay! ¿Yooo? Me confunde, don Francisco.

-¡No te hagas! Tus intentos por destruir al INE y convertirlo en uno más de tus sirvientes lo único que está haciendo es que la gente deje de confiar en las elecciones, luego de que nos costó tantos años que la gente creyera en las instituciones. Si no hubiera sido por el INE, menos, tú no serías Presidente y estarías acampando otra vez en Paseo de la Reforma.

-¿Y usted no me va a reclamar nada, don Benito?

-No, no, para nada. Yo fui Presidente 15 años y es evidente que tú quieres quedarte eso y más en la Presidencia.

-Ay, Dios lo oiga, don Benito.

-¿Cómo que Dios, animal? ¿Y el Estado laico? ¿Y la separación Estado-Iglesia?

-Se la comió el perro.
11 Febrero 2020 04:08:00
Gran Jefe Cacas
Entra un indio a la farmacia, pone el miembro sobre el mostrador y al lado un billete:

- Darme un condón.

- Sí, sí, claro –responde nervioso– el encargado al ver aquello y le entrega la cajita con preservativos.

Al día siguiente regresa el apache y le dice:

- Indio fuerte, bolas fuertes, condón... ¡pum!

- No se preocupe, gran Jefe, aquí tiene estos condones que son extra reforzados.

Al día siguiente, de nuevo entra el apache y le dice molesto:

- Indio fuerte, bolas fuertes, condón... ¡pum!

- Ay no, qué pena, gran Jefe, mire lo que puedo hacer por usted es darle estos nuevos condones que no vienen reforzados, sino ¡blindados!

Se los lleva y al día siguiente regresa y dice con voz compungida:

- Indio fuerte, condón fuerte, bolas... ¡pum!

Obviamente no tengo la menor intención de hablar de las bolas presidenciales, pero sí de lo que dijo Andrés Manuel López Obrador el fin de semana: en su tradicional perorata sobre cómo él es el úuunico que ha combatido la corrupción, se aventó una frase que seguramente quedará inscrita en los libros de historia. Dijo el Jefe del Ejecutivo, comandante supremo de las Fuerzas Armadas y Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos que a los corruptos... “¡fuchi, caca!”

Hay quienes creen que AMLO habla así para “conectar” con el pueblo. Pero a menos de que el pueblo tenga 3 años, no veo la necesidad de que el Presidente de México hable como si fuera un Teletubbie. La frasecita del Presidente fue lanzada en un mitin con indígenas de Milpa Alta en la Ciudad de México. No sé qué me preocupa más: que el Presidente crea que solo hablándoles como bebés los indígenas entienden; o que realmente esa sea la capacidad del Mandatario para expresar una idea. Mi perico habla mejor cuando está borracho.

Verdat, austeridat, ciudat, Donal Trun, votastes... son algunas de las palabras del diccionario de todos los días del gran Jefe Cacas. Tienes que aprendértelas porque pronto habrá examen.


Maldita Academia

Este año, los Oscar fueron una decepción casi completa. Por ejemplo, en Mejor Actriz le dieron el premio a una gringa, en lugar de reconocer el trabajo de Claudia Sheinbaum por su papel en Jefa por Accidente. Y lo mismo pasó en la categoría de Mejor Actor, pues se lo dieron al payaso de Joaquin Phoenix, siendo que nuestro payaso de las mañaneras es más terrorífico que El Guasón e It juntos. El único Oscar que sí aplaudí, fue el de Mejor Película a Parásitos, ya que retrata a la perfección la vida de todos los políticos mexicanos que viven de lo que tú y yo trabajamos.


¡Rífensa esta!

Con eso de que AMLO iba a rifar el avión presidencial, varios morenistas fueron corriendo de copiones. (Diría mi madre: o sea que si tus amigos se tiran de cabeza por la ventana, tú también te avientas). Ya que andan en esas, propongo que rifemos, por ejemplo, una noche con Manuel Bartlett, porque es rico, rico, rico. Rifemos también el cerebro de Vicente Fox, pues todos saben que está nuevo, así que debe valer una fortuna. Podríamos rifar también un strip tease del diputado Sergio Mayer, que no sirve más que para encuerarse. Y, por último, en el caso de las Chivas, lo ideal no sería rifarlas sino comprar al equipo en lo que realmente vale y venderlo en lo que cuesta mantener a esa plantilla de inútiles.

06 Febrero 2020 04:08:00
¡Con los puentes, no!
Mira, Andrés Manuel, cancelaste el nuevo aeropuerto y aunque me pareció una tontería (igual que al resto del mundo), dije: “bueno, hay que dejarlo que tome el poder”. Luego te cargaste la reforma educativa y la reforma energética, y los mexicanos pensamos: “bueno, hay que dejar que la realidad lo ubique”. No contento con lo anterior, reviviste a la CNTE y le volviste a dar poder sobre la educación de los alumnos de escuelas públicas y, ¡el colmo, sacaste de la cárcel a Elba Esther Gordillo para que retome el control del SNTE. Obviamente ahí también nos preocupamos, pero, bueno, lo dejamos pasar sabiendo que la política hace enemigos muy extraños. Cuando te pusiste a atacar a los organismos autónomos como el INE o la Comisión Reguladora de Energía, sonaron las alarmas, pues se confirmó que tu gobierno es sumamente autoritario.

En estos 13 meses de Gobierno te hemos pasado todo tipo de locuras y disparates (que conste que no mencioné la rifa del avión presidencial), pero una cosa sí te voy a decir de parte mía y de tochos los mexicanos: ¡con los puentes, no! Eso de que quieras reformar la ley para que ya no haya fines de semana largos, es lo peor que le he escuchado a tu Gobierno. Y mira que cada semana te esfuerzas en superar el ridículo de la anterior. Según lo que dijiste en la mañanera, vas a acabar con los puentes vacacionales, para que la gente use el día festivo... ¡para reflexionar sobre la Constitución! Ay, no ma menir su mamá. ¿En serio crees que a los mexicanos nos interesa tener un día libre para reunirnos en familia y hablar de las bondades del Artículo 123 que se refiere al trabajo o el Tercero, que es el de la educación? Ya me imagino la escena: toda la familia reunida en torno a una carnita asada y de pronto el papá dice:

-Mijo, pásame otra cerveza y dime qué piensas del inciso “b-bis” del Artículo 27, el que se refiere al subsuelo.

-Bueno, papá, en realidad creo que es más importante que hablemos sobre cómo los derechos humanos son parte fundamental de nuestra Carta Magna, y por lo mismo no estoy obligado a pasarte la chela ni nada, porque soy libre e independiente.

-Ah, chamaco, mugroso, no me obligues a aplicarte el Artículo 33 para expulsarte de nuestro territorio, por ser un extranjero pernicioso que se mete en lo que no le importa.

-Oye, apá, pero yo no soy extranjero. Así que todas mis garantías individuales están consagradas en el Artículo Primero Constitucional.

-Pues pa’ mí ahora mismo declaro el estado de emergencia, suspendo las garantías individuales y te pongo una buena madriza por andar de respondón.



¿Qué pasa en la UNAM?

Vaya que han estado movidos estos días en cuanto a la información. Los problemas en la UNAM siguen y de muy mala manera. Ayer eran 11 los planteles, entre prepas y facultades, las que se habían ido a huelga. Originalmente las demandas de los estudiantes eran muy claras: acabar con el acoso y la violencia sexual contra las mujeres dentro de la Universidad. Sin embargo, las cosas se han ido torciendo, han aparecido encapuchados, han destruido escuelas y ya hay quienes hablan de que hay mano negra detrás de los paros. ¿Mano negra? Más bien parece el negro de WhatsApp el que está jodiendo a la UNAM.



¡Nos vemos el domingo!
04 Febrero 2020 04:04:00
El enano de Palacio Nacional
¿Quién es el enano de Palacio Nacional? Es el crecimiento económico de México que, en realidad, no crece, sino que se sigue haciendo chiquito. ¿A qué diablos se refiere Andrés Manuel López Obrador cuando dice que tiene otros datos? ¿Pensará que la economía puede crecer para abajo y no para arriba? ¿O supondrá acaso el Presidente que al no crecer la economía significa que está estable? Para entender lo absurdo del planteamiento presidencial, supongamos que vas en un avión y de pronto el piloto dice: “Damas y caballeros, me permito informarles que los motores del avión se apagaron. Vamos en picada, pero no estamos cayendo. Yo tengo otros datos y mientras haya bienestar y ustedes se coman sus cacahuates, todo va a estar bien”. ¿Por qué si todos nos damos cuenta de que algo así es completamente irracional, el Gobierno sigue en la necia, haciendo como que todo va bien? ¡Que alguien me explique!

Gracias por Lin May

Los últimos días han sido muy complicados en cuestiones personales. Y justo cuando parecía que me iba a empezar a deprimir, vi en la televisión una entrevista con Lin May. Y entonces entendí que mi vida no es tan mala. Digo, si la señora anda feliz por el mundo con el resultado de sus operaciones “estéticas”, nadie tiene derecho a quejarse de sus problemas. En realidad la vedette debería demandar a su cirujano plástico, pero todo lo contrario: le anda haciendo publicidad por todos lados, como si fuera un médico de manos mágicas y no el hojalatero que en realidad es. Escuchar y ver a Lin May te hace pensar que aunque la cosa se ponga muy fea, siempre puedes encontrarle el lado alegre a la vida.

Volar con Obrador

El otro día, un señor que viajaba con su familia de la Ciudad de México a Villahermosa, decidió bajarse del avión con toda su familia, debido a que en el mismo vuelo iba Andrés Manuel López Obrador. Dijo que no aceptaba viajar con el Presidente por cuestiones de seguridad, pues consideraba que AMLO era un riesgo para el resto de los pasajeros en caso de que hubiera un atentado. Mmmmh. ¿Te parece exagerado? ¿O harías lo mismo si pudieras? Creo que el señor está en todo su derecho de mandar al diablo al Presidente, pero también creo que hizo un tango completamente innecesario. Evidentemente, no se bajó porque le preocupara su seguridad, sino como una manera de protestar contra el Presidente y manifestar su rechazo hacia López Obrador. ¿Para qué hizo tanto pancho? Supongo que es Piscis como yo. Hubiera sido más fácil darle el avión al Presidente, no pelarlo en la hora que dura el vuelo y ya. Pero, bueno, a eso hemos llegado con el divisionismo que promueve el Mandatario: a que inclusive cosas tan sencillas como viajar en un avión se vuelva un pleito. Me recuerda la historia de aquella señora que llegó con el sicólogo y le dijo:

- Doctor, creo que tengo problemas para controlar mi temperamento.

- ¿Por qué, señora?

- Porque ayer estaba comiendo con mi esposo y de pronto quise pedirle la sal y se me salió decirle: “Me arruinaste la vida, maldito hijo de perra, quisiera ser viuda”.


¡Qué pacheco!

En los próximos meses vamos a escuchar hablar mucho sobre la mota, porque Morena quiere aprobar la legalización de la mariguana. El que no quiere es el Presidente, pero nadie sabe de cuál fumó pues en realidad legalizarla podría generar una historia que produzca 2 mil millones de pesos. Y de que se los lleve “El Chapo” a que ese dinero lo usen en el IMSS, ¡que la aprueben!


30 Enero 2020 04:09:00
Huele a corrupto
Entra un tipo a un bar y le dice al cantinero:

-Deme una cerveza.

Otro sujeto que también bebía en la barra se le queda viendo al recién llegado durante varios segundos, quizá un minuto completo, hasta que finalmente lo harta.

-Bueno, ¿qué diablos? ¿Por qué se me queda viendo así?

-No, no, perdone, no me lo tome a mal. Lo que pasa es que lo he visto y pensé: “este tipo es bombero”.

-¡Hombre! ¡Qué bárbaro! ¡Qué buen ojo tiene usted! Sí, en efecto, soy bombero de la Estación 19. Y dígame ¿cómo lo supo?

-Bueno, pues por la manera en que entró, por su forma de caminar, por la manera en la que pidió la cerveza y le dio un primer sorbo largo, por el estilo con el que está de pie en la barra, por el casco, por la manguera, por el uniforme, por las botas...

¿Te acuerdas de Humberto Moreira? Se trata de aquel priista que fue Gobernador de Coahuila y que dejó al estado con una doble y pesadísima carga. En primer lugar, les dejó a los coahuilenses una deuda de más de 30 mil millones de pesos, que terminarán de pagar, si bien les va, cuando Chabelo cumpla 250 años. Pero no contento con eso, también les dejó el problemón de haberle heredado a su hermano Rubén Moreira como su sucesor en la gubernatura. A lo mejor fue casualidad, ¡sí, cómo no!, pero durante el Gobierno de Humberto Moreira el narco prácticamente se apoderó de todo el territorio coahuilense. Por si fuera poco, cuando dejó el Gobierno varios de sus colaboradores fueron detenidos en Estados Unidos, acusados de corrupción, lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y hasta delincuencia organizada. Si nada de eso te parece suficiente, hay un dato más: Humberto Moreira llegó al poder gracias a que es uno de los alumnos consentidos de Elba Esther Gordillo.

Con todo este historial a cuestas, si alguien dijera que el coahuilense huele a corrupción, seguramente pensarías que no huele, sino que más apesta. ¿Pues qué crees? Que si lo dices en voz alta, corres el riesgo de que la rata... ¡te demande! Eso le pasó y está padeciendo el intelectual Sergio Aguayo, al que Moreira demandó por... ¡daño moral! ¡Moral! ¿Qué moral puede tener este hombre? Seguramente ninguna, pero los jueces resultaron ser más complacientes que los Reyes Magos y de manera increíble le dieron la razón al priista. Debido a eso, el escritor está condenado a pagar 10 millones de pesos a Moreira, quesque porque dañó su buen nombre. Oooobviamente se trata de un burdo y absurdo ejemplo de cómo desde el poder se pretende acallar a la prensa libre y se busca limitar la libertad de expresión, para que tú no sepas, para que tú no te enteres, para que tú no tengas poder sobre nuestros infames políticos.

Yo no soy experto en aromas, pero si es priista, se apellida Moreira, es de Coahuila, fue gobernador y es alumno de la maestra, no huele a corrupto... ¡apesta!

A propósito de olores, llega una señora con el doctor y le dice:

-Ay, doctor, necesito que me ayude. Tengo un grave problema. Fíjese que todo el día ando soltando gases, en todas partes me voy desinflando. Lo bueno es que mis punes no huelen.

-¿En serio, señora?

-De verdad. Es más: mientras estoy aquí con usted ya me he echado cuatro y usted no se ha dado cuenta porque no huelen.

-Tómese estas pastillas y regrese en un mes.

A las tres semanas regresa la señora muy enojada:

-¡Doctor! Su tratamiento no funciona. De hecho, ahora está peor la cosa, porque sigo soltando gases todo el tiempo, pero ahora huelen horrible. ¡Apestan! Sus pastillas no sirven.

-Sí sirven, señora. Ya logramos que recuperara el olfato. Ahora vamos a curarle lo de los gases.

¡Nos vemos el domingo!
28 Enero 2020 04:08:00
¿Todavía no acaba enero?
Querido diario: escribo esto en el día 28 de enero de 2020, el enero más largo del que tenga memoria la humanidad. No sé tú, pero yo no recuerdo un maldito enero tan largo en toda mi perra vida. Ni siquiera cuando me operaron del corazón (sí, aunque no parezca sí tengo corazón), ni siquiera entonces me pareció que pasara tan lento el tiempo. Siento como si la cena de Año Nuevo hubiera sido hace tres meses o hace 2 años. ¿Qué es lo peor de un mes que no se acaba? De entrada, por supuesto, que la quincena no llega. No sé cómo he sobrevivido hasta ahora, pero si no se apura el día 31, es muy probable que yo tenga que empezar a sembrar papas en los camellones.

Veo que pasan y pasan y pasan los días y no se acaba este mes. Sospecho que la explicación es política. Es decir, que vivimos en un México tan destartalado políticamente hablando, que cada día hay un nuevo escándalo, una nueva situación en la que dices “¡no es posible!”; y al día siguiente, como por arte de magia, surge algo que sobrepasa lo anterior.

Hace apenas una semana estábamos en la botana del amado líder cabecita de tampón por haber dicho que rifaría el avión presidencial. Todavía no terminábamos de reírnos de los memes cuando llegó la crisis por el Insabi. Pasamos de carcajearnos con las ocurrencias del viejito a preocuparnos y enojarnos al ver que, con la desaparición del Seguro Popular, la cosa se puso todavía más complicada para quienes no tienen algún tipo de seguridad social. Desabasto de medicinas, falta de camas, desatención de pacientes, gente esperando tratamiento o cirugías, ¡un caos! Y estábamos muy entretenidos con eso, cuando ¡tómala! sale el Presidente y le echa la culpa de la falta de medicinas para niños enfermos de cáncer... ¡a sus padres! Bueno, en realidad a los padres los acusó de ser “opositores”, como si el hecho de tener un hijo enfermo de cáncer fuera una decisión política de los señores. Y ahí no acabó la cosa: también culpó al director del hospital del desabasto, porque seguramente el Presidente cree que todos son como él, que prefiere que se jodan todos antes que hacer algo que no le beneficie.

Y entonces llegó la marcha de Javier Sicilia y los hermanos LeBarón en contra de las decisiones del Gobierno en materia de seguridad, así como para exigir paz, seguridad y justicia, porque no habrá paz si no hay seguridad y para que haya seguridad la justicia es, obviamente, indispensable. ¿Y qué hizo el Gobierno? En lugar de entender que se trata de v-í-c-t-i-m-a-s, lo que hizo fue atacarlos, difamarlos y mandarles a sus seguidores para que los insultaran, los jalonearan y los acusaran de ser enemigos de AMLO. ¡Hazme el favor! Como que el Gobierno y sus seguidores no entienden que las víctimas son quienes marcharon... ¡no Andrés Manuel! El Presidente es el típico que cualquier tragedia quiere que se trate de él, como esos que escribieron en redes sociales: “Oh, murió Kobe Bryant. Yo alguna vez pasé cerca de una tienda donde vendían playeras del equipo en el que jugó Kobe. Te extrañaremos, campeón”. Igualito que mi tía Prudencia: “Ay, mijo, ¿y te quejas de que tienes gripe? A mí me dio coronavirus, influenza y hasta lepra y aquí sigo”. Así es AMLO: “Malditos: a sus familiares los mataron solo para fastidiarme”. Ya cállate, chachalaca.

¡Nos vemos el jueves!
23 Enero 2020 04:08:00
¡Ah, China, China!
Ahora resulta que comes tacos en la calle de a 5 por 20 pesos... ¡y le tienes miedo a un virus chino! No voy a minimizar la alerta por el coronavirus, pero creo que los mexicanos tenemos suficientes defensas en nuestro organismo como para no preocuparnos demasiado. Digo, si sobrevivimos a 70 años del PRI, una gripe china nos hace los mandados.

Si después de 12 meses de gobierno del Peje no hemos desaparecido, es porque seguramente estamos hechos de adamantium, de titanio o del mismo material con el que hacen los asientos del Metro que son los mismos desde hace 50 años.

Cualquiera pensaría que un brote de enfermedad respiratoria surgido en la provincia de Wuhan difícilmente podría llegar hasta nosotros, pero... ¡ya está aquí! Y es que la presencia de los chinos en nuestro país es cada vez más amplia. ¡Ah, China, China! Si revisas con cuidado todo lo que te rodea, descubrirás que tenemos más en común con los chinos que con los poblanos (esa raza es muy extraña).

Por ejemplo: el celular que llevas en la bolsa, ¿sabes dónde fue hecho? Exacto: en China. ¿Y qué tal estuvieron los chilaquiles del almuerzo? ¿Sabrosos? Pues resulta que estamos importando chiles chinos. Por si fuera poco, toda tu comida es muy posible que haya sido condimentada con sal china y con pimienta artificial, obviamente china.

Yo tampoco sabía, pero resulta que en la Central de Abastos venden una pimienta artificial (que traen desde China) y que tiene más compuestos químicos que verdadera pimienta. Por supuesto su precio es mucho menor que el de la pimienta “premium”, pero no sé qué tan seguro sea estar tragando eso todos los días. El problema es que es imposible saber si en donde comes te están dando gato chino por liebre con pimienta.

Por si no fuera suficiente, también hay mucha gente que compra cigarros sueltos sin imaginarse que, en realidad, son chinos y llegaron de contrabando. Si ya de por sí los cigarros no tienen nada bueno adentro, imagínate lo que te estás metiendo en los pulmones cada vez que le das el jalón a un cigarro que quién sabe cómo hicieron y quién sabe quién trajo escondido en un contenedor desde China y lo descargaron, muy probablemente, en Manzanillo.

Pero, bueno, con esto del coronavirus, insisto, hay que tomar precauciones, pero tampoco se trata de caer en pánico. De hecho, si tomamos en cuenta que las herramientas chinas se barren a la primera, que la ropa china dura apenas dos lavadas y que los tenis chinos se rompen a la primera cascarita, lo lógico sería pensar que su dichosa gripa se quita en 12 horas.

Mejor no te confíes, acuérdate que yo no soy médico (perdón, madre). Si tienes síntomas raros, mejor ve al médico y que te revisen. No vaya a ser que cuelgues los tenis... chinos.


¡Qué pena la CNDH!

Ayer estaba viendo la comparecencia de la presidenta de la CNDH ante los diputados y senadores, y no sabía si protestar contra la señora o ir a pedirle una disculpa. Y es que, de verdad, la veo y pienso: “Rosario Piedra no tiene la menor idea de qué está haciendo en ese cargo”. ¿La has visto?

Todo el tiempo se ve como si estuviera perdida, como si se hubiera despertado a la mitad de la película y no estuviera entendiendo de qué se trata. Cada vez entiendo menos la necedad de AMLO y de Morena para imponerla en la Comisión Nacional de Derechos Humanos. O mejor dicho: cada vez me queda más claro que la pusieron ahí para acabar con la CNDH.

¡Nos vemos el domingo!
21 Enero 2020 04:00:00
5 razones para creer que ya lo perdimos
Vivo en un país en el que si alguien dice: “¿Y ahora qué estupidez dijo?”. Todo el mundo sabe de quién está hablando. De hecho, más de uno (yo soy el uno) tiene la sospecha de que, en realidad, ya lo perdimos, se piró, se le fue el cucú al espacio y dejó de subirle agua al tinaco. Se volvió loco, pues. Van 5 razones para creer que ya lo perdimos.

1.- Se ríe solo, a carcajadas, de sus propios chistes. Apenas ayer le dio un ataque de risa nomás de acordarse de su ocurrencia de la rifa. Ni él mismo podía aguantarse la risa, al ver la forma en que todo el mundo lo tomó en serio en una más de sus ocurrencias. Bueno, en realidad creo que esta ha sido su ocurrencia más estrambótica, más ridícula y más ilógica... lo cual hace que se vuelva muy posible llevarla a cabo. ¡Agárrense!

2.- Se cree sus propias mentiras. Empezó diciendo que tenía otros datos y poco a poco ha venido haciendo de la mentira su mejor arma. Dicen que es muy fácil saber si está mintiendo: si su boca se está moviendo, eso significa que alguna mentira está diciendo. Miente sobre sus logros (¿¿¿cuáles???), miente sobre el avance (¿¿¿cuál???) de la economía y miente hasta sobre la historia del país, el cual afirmó que tiene 10 mil millones de años. Porque, claro, todo el mundo sabe que el cura Miguel Hidalgo inició la lucha de Independencia montado en un dinosaurio. Total: si la realidad no es como yo quiero, ¡peor para la realidad!

3.- Sus colaboradores le dan el avión. El más reciente ejemplo fue el del secretario de Comunicaciones, Javier Jiménez Espriú, a propósito de la dichosa rifa. Cuando le preguntaron cómo se llevaría a cabo, el funcionario preguntó burlón:

-¿Una rifa? No eso no es factible.

-¿No lo ve usted como una opción?

-No, para nada.

-Es que lo dijo aquel.

-Ah, bueno, por eso decía que es muy buena idea. Es más, ¿dónde puedo comprar de una vez mis dos boletos?

4.- Ve enemigos imaginarios. Como nada le sale bien, siempre anda buscando a quién echarle la culpa. Por lo general acusa a quienes estuvieron antes que él en el cargo, pero lo mismo ve como sus “adversarios” a los periodistas, a los empresarios, a las organizaciones de ciudadanos y, en general, a todos aquellos que no le prendan incienso. Y ahí no acaba la cosa: como ve enemigos donde no los tiene, eso lo ha llevado a decir que todo lo que falla es porque le están haciendo sabotaje. Que si no hay medicinas en los hospitales, es un sabotaje de las farmacéuticas. Que si su Gobierno no levanta la economía, es un sabotaje de los analistas. ¿Se acuerdan que antes decía “es un compló”? Bueno, pues ahora todo es un sabotaje.

5.- Su mejor amigo es el espejo. Estoy seguro de que cada mañana se levanta y se agarra a besos contra el espejo.

Como te dije al inicio, cuando escuchas la frase: “¿y ahora qué tontería hizo este animal?”, tú y todos los demás sabemos de quién se está hablando. Tan es así que en esta columna no mencioné su nombre una sola vez y, a pesar de eso, siempre tuviste claro quién era. ¿A poco no?

¡Nos vemos el jueves!

14 Enero 2020 04:08:00
Horóscopo político 2020
¿Ya acabaste de comer recalentado y rosca? ¿Y regresaron los chamacos a la escuela y el tráfico a las calles? ¿Ahora sí ya podemos ponernos a trabajar? Lo primero es conocer qué futuro nos espera en la política, de acuerdo con los astros.

ARIES- No por mucho madrugar, se gobierna mejor. Ya estás grande, querido Aries, necesitas descansar, pero sobre todo el país necesita descansar de tus mañaneras. Mejor échate el mañanero.

TAURO- Deja de decir “·¿y ahora qué pasó?”, querida Tauro. ¿Querías gobernar la Ciudad de México, no? Bueno, pues ahora aguántate y, sobre todo, quítate esa cara de hartazgo, pues solo llevas un año y un mes en el cargo.

GÉMINIS- A ver si ya entiendes que tu tiempo ya pasó. ¡Ya no eres Presidente! Deja de hacerle creer a tu esposa que lo puede ser.

CÁNCER- En el nombre llevas la fama, mi estimada Cáncer: te has convertido en un tumor maligno para Morena. Si quieres quedarte en la dirigencia, lo único que lograrás será el ridículo.

LEO- Lo que te ruge es el aliento porque te la pasas tragando sapos, tratando de justificar a tu jefe. ¿Te parece digno de un secretario de Seguridad Pública federal?

VIRGO- Te haces como que la virgen te habla, pero en el fondo sabes que al exonerar a Bartlett te has convertido en una protectora de corruptos. Allá tú.

LIBRA- La balanza es para ser equilibrado, no para besarle las pompas al de Palacio Nacional. Ese no es el papel del presidente de la Suprema Corte.

ESCORPIO- Nadie creía que Veracruz podría tener un gobernador más inepto que Javier Duarte, pero ahí la llevas querido escorpioncito. Tu ineptitud es más grande que tu veneno.

SAGITARIO- Ya sabemos que quieres ser gobernadora de Sonora, pero ¿por qué no renuncias a la Conade? Le harías un favor a todos los deportistas que creyeron en ti y que hoy se quedaron sin apoyos.

CAPRICORNIO- Lo que está muy ca...pricornio es el despapaye que traes con el Insabi. Cerraste el Seguro Popular y creaste un desastre en el que no hay medicinas, ni servicios, ni atención, ni nada.

ACUARIO- Eres un estanque.... pero de aguas negras, empezando porque tu designación al frente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos fue más chueca que una carretera en Oaxaca. Lo peor es que ni sabes del tema y andas más preocupada por echarle porras a AMLO que por defender los derechos humanos. ¡Te pasas!

PISCIS- Ahora, sí, pececito, se te acabó lo de mojarrita enjabonada porque esta vez sí te atraparon. Durante tantos años fuiste el abogado favorito de los políticos, los narcos y las estrellas, pero, paradójicamente, a ti no hay quien pueda sacarte de la cárcel. No te quiero espantar, pero mejor dile a Yadhira Carrillo que se consiga un novio y tú consíguete otro adentro del reclusorio.


¡Nos vemos el jueves!
09 Enero 2020 04:05:00
Los millonarios de Cristo
En todo lo que va del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, ayer leí la mejor noticia de todas: las autoridades están investigando a los millonarios, perdón, a los Legionarios de Cristo por lavado de dinero y fraude. ¡Ave María Purísima!

¿Por qué es una buena noticia? Pues porque estos desgraciados no tienen perdón de Dios, así de sencillo. Su orden es en realidad un gran negocio internacional, por medio del cual poseen escuelas y universidades, entre otras empresas, además de miles de propiedades en todo el mundo.

Durante muchos años, especialmente los de Juan Pablo II, los Legionarios se convirtieron en el grupo más fuerte de la Iglesia Católica. Pero si eso los hace despreciables, lo que los vuelve auténticos demonios es que toda la orden solapó durante años al violador de menores Marcial Maciel.

Inclusive se gastaron millones de dólares en una campaña de promoción para convertir en santo a este infeliz que abusó de decenas (¿cientos?) de niños que supuestamente estaban bajo su cuidado.

¿Qué castigo merecen los pederastas? Espero que en el infierno el tal Maciel la esté pasando muy mal. Y aquí en la tierra ojalá que el fiscal Santiago Nieto de verdad haga todo por quitarle a los Legionarios de Cristo todo el poder económico que tienen.

Por lo pronto la que debe estar temblando es Martita Sahagún, pues las investigaciones llegan hasta ella, pues ha sido señalada de triangular recursos para hacérselos llegar a los Legionarios por debajo del agua. Sospecho que quien dio el pitazo fue el propio Vicente Fox, que ya no la aguantaba.

El hermano mayor

Cuando era niño, mucha gente aseguraba que el himno de México era el segundo más hermoso del mundo, solo después de La Marsellesa, el himno de Francia. ¿Quién lo decidió?, ¿dónde fue el concurso?, ¿quiénes integraron el jurado? Nadie nunca supo decirme de dónde diablos salía esa afirmación que todos mis maestros de primaria (y algunos parientes) repetían como loros.

Al final entendí que eso del segundo himno más hermoso del mundo era un mito más como los niños héroes o el campeonísimo de las Chivas. Pues, bien, el otro día Andrés Manuel López Obrador revivió otro de esos mitos geniales que nos encanta a los mexicanos creernos como si fueran ciertos. Según el amado líder, “de nuevo se empieza a hablar de que México es el hermano mayor de América Latina”. Aaaah, ¿y quién lo dice? ¡Nadie!

Seguramente el Presidente lo escuchó de alguna de las vocecitas de su mente, porque si revisamos internet o los periódicos del último año, nadie, pero absolutamente nadie está diciendo esa payasada.

El último que lo dijo fue el uruguayo José Mujica y, pa’ colmo, lo dijo cuando Enrique Peña Nieto era presidente. Si ya de por sí es bastante malo que López Obrador diga tantas mentiras, lo que es peor es que... ¡se las crea!

¡Brrrrr!

De repente se soltó un frío más fuerte que el que siente Genaro García Luna en su celda. Bajó tanto la temperatura que Felipe Calderón se sirvió otro tequila nomás para entrar en calor. De hecho, hasta la propia Olga Sánchez Cordero se levantó de su escritorio para ir a buscar una cobijita y poder seguir durmiendo en su oficina de Gobernación.

Pero los que más, más, más frío tienen pues desde que perdieron la Final contra Rayados, no los calienta ni el sol. El único que no tiene frío es Ricardo Valero, el destituido embajador de México en Argentina. Y no tiene frío gracias al quemón que se dio cuando lo cacharon robándose un libro.

07 Enero 2020 04:02:00
¿Y si vamos a la guerra?
¿A tu tío el más borracho de la familia le servirías un mezcal y le pondrías al lado una pistola Glock 9 milímetros? ¿Le darías al hijo del líder petrolero Carlos Romero Deschamps una extensión de tu tarjeta de crédito? ¿Dejarías que Andrés Manuel López Obrador te operara de un tumor cerebral? No, ¿verdad? Entonces, ¿quién diablos puso en manos de Donald Trump el control de los misiles nucleares? Desde que el hombre naranja tomó el poder en Estados Unidos, allá por 2016, cada noche le rezo a todos los santos para que no se le ocurra ponerse a apretar los botones. Y hasta ahora no me han fallado mis santitos. Hasta ahora. En estos días mucha gente anda nerviosa porque Trump podría estar a punto de provocar la Tercera Guerra Mundial, lo cual sería gravísimo porque moriríamos en un mundo en el que Rayados es campeón. ¡Qué horror!

Siendo sinceros, me parece que los millennials andan más atacados que de costumbre con esto de la Tercera Guerra Mundial. Son tan delicaditos que apenas ven unos cuantos coscorrones y ya se imaginan un holocausto nuclear. Imagínate si les hubiera tocado la Guerra del Golfo, o el ataque a las Torres Gemelas, o la guerra de Felipe Calderón contra el narco. ¡Les da el patatús a estos muchachos tan chillones!

Pese a los malos augurios, creo que si estalla la Tercera Guerra Mundial, México puede salir bien librado, salvo por el pequeño detalle de que si cae una bomba atómica en Estados Unidos, dudo mucho que el muro de Trump pueda detener de aquel lado la radiación. Pero, bueno, salvo eso, todo pinta para que podamos convertirnos en una potencia. ¿Por qué? Bueno, pues de entrada porque los musulmanes no comen carne de cerdo, así que si los bombardeamos con carnitas y les mandamos al puerco de Gerardo Fernández Noroña a someterlos, no tendrán manera de defenderse.

Otra ventaja que tenemos sobre ellos es que si algún día intentan invadirnos, se las van a ver muuuy complicadas, empezando porque si quieren aterrizar en la Ciudad de México, tendrán que dar vueltas y vueltas y vueltas hasta que haya espacio en alguna plataforma. Por el otro lado, si se quieren esperar a que esté listo el aeropuerto de Santa Lucía, deberán traer un banquito porque su construcción va para largo y obtener los permisos para que pueda operar va a ser más difícil que decir Tlaquiltenando en árabe.

Si vamos a la guerra, supongo que lo haríamos al lado de los gringos. No hay borracho que coma fuego, ni Peje que le lleve la contraria a los gringos. Pero al estar los Estados Unidos en guerra, difícilmente alguien querría irse a vivir allá. Al no haber flujo de migrantes de Centroamérica, la Guardia Nacional estaría prácticamente desempleada. Así que podríamos, por ejemplo, invadir desde Guatemala hasta Panamá, ya que no podemos recuperar Texas. Digo, no creo que a los centroamericanos les moleste mucho convertirse en colonias mexicanas, dado que todos sus presidentes siempre vienen a México a rendirle pleitesía (y pedirle favores) al Presidente en turno.

Finalmente, nos conviene ir a la guerra porque no tengo dudas de que estaríamos más seguros combatiendo en Medio Oriente, que confiando en las estrategias de Alfonso Durazo, a nivel nacional; y de Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México. Además, como buen soldado, yo siempre ando... ¡firmes!

¡Nos vemos el jueves!


02 Enero 2020 04:03:00
12 deseos para la 4T
Ahora resulta que todo el mundo es reflexivo, filósofo y optimista. Si hay algo que detesto de estas fechas (sí, lo sé, soy el Grinch) es ver cómo el WhatsApp, Facebook y Twitter se llenan de mensajes que van de lo francamente ridículo a lo profundamente insoportable. De repente a todos mis amigos les da por escribir como si fueran mis tías y el que no manda videos de amaneceres, manda “pensamientos” sacados de una ceremonia de la Bandera en escuela primaria un lunes por la mañana. Y como no me gusta ser el único que detesta esos buenos deseos, te voy a compartir mis 12 uvas para la 4T.

1.- EL AVIÓN. Deseo que el Gobierno deje de darnos el avión con el avión presidencial. Ya que se lo traigan de regreso, pues sale igual de caro tenerlo estacionado esperando a que alguien se anime a comprarlos, que tenerlo en México para que AMLO ande paseando por todo el país.

2.- MAÑANERAS. Deseo de todo corazón que se acaben las conferencias matutinas del Presidente, pues son como una tortura china, nomás que en lugar de que te caiga una gotita de agua, lo que nos cae encima es el chorro de mentiras del viejito chulo.

3.- AMÉRICA. Espero que los azulcremas no vuelvan a perder una final, porque la delincuencia cuando está dolida es mucho más peligrosa.

4.- OTROS DATOS. Dedico una uva a que los “otros datos” de López Obrador se hagan realidad, pues de lo contrario vamos derechito al hoyo.

5.- BARTLETT. No le deseo el mal, pero espero que su esposa que no es su esposa, pero con la que convive pero no vive, se le escape con todos los millones que ha obtenido con las empresas que son de Bartlett pero que él dice que no son suyas. ¿Te quedó claro o te lo vuelvo a contar?

6.- HUACHICOL. Deseo que el Presidente termine por aceptar que no solo no acabó con el robo de combustible, sino que ahora está peor que antes. No reconocerlo lo único que puede provocar es otra tragedia.

7.- LA SEÑORA. Si se pudiera, dedicaría el racimo de uvas enterito para que doña Bety deje de comportarse como si fuera la reina de México. O al menos que deje de meterse en las cosas del Gobierno, pues a ella nadie la eligió para ningún cargo. Ora que si la opción es que vuelva a cantar, mejor que siga en la política.

8.- PEMEX. Ese compa ya está muerto, nomás que no le han avisado. Aceptémoslo: Pemex es un cadáver al cual mantenemos vivo de manera artificial. Es el zombie de las paraestatales. Lo peor es que de cada peso que el país invierte en Pemex, algo así como 35 centavos van a dar a manos del sindicato petrolero. Y pues eso, chico, es la ruina.

9.- FLORES. Deseo que el gabinete presidencial deje de ser “La casa de las flores”, por aquello de que los secretarios nomás están de adorno.

10.- DELICATESSEN. Una uva más va dedicada a Irma Eréndira Sandoval, la insufrible secretaria de la Función Pública, para que consiga una buena crema protectora, pues tiene la piel muy sensible. Cada vez que la critican por su pésimo trabajo, se pone más agresiva que el Papa cuando lo jalonean.

11.- ESPEJITO. Mi penúltimo deseo es que alguien le consiga al senador Ricardo Monreal un espejo de cuerpo entero, para que pueda admirar su ego cada mañana.

12.- TRUMP. Por último deseo que Donald Trump sea destituido por el Congreso de su país y que lo pongan a pintar (por los dos lados) la reja que mandó poner en la frontera con México.

Ahora sí, feliz año y vámonos a trabajar que el Tren Maya no se va a pagar solo.

¡Nos vemos el sábado!
31 Diciembre 2019 04:03:00
Lo peor de 2019
El pronóstico para esta noche, la última de 2019, es de clima frío con fuerte probabilidad de tormenta familiar si alguien comete la tontería de comenzar a defender al Peje. Creo que me preocupa más que alguien empiece a hablar de política a que me agarre el alcoholímetro después de la cena. Y es que si algo tuvo el año que termina fue, precisamente, un incesante y cansado pleito entre los dos bandos en los que está (estamos) dividiendo a México: los que no votamos por AMLO y los que no piensan. ¡Nooo, no es cierto! Sí, piensan, el problema es que cuando piensan, ¡piensan en otra cosa! ¿Ves a qué me refiero? No podemos empezar a hablar tantito de política porque, de inmediato, empezamos a agredirnos, a insultarnos y descalificarnos unos a otros.

Las pláticas sobre política se han vuelto como esos pleitos matrimoniales que empiezan con un “mi amor, ¿me pasas la sal?” y terminan con un “yo solo espero quedar viuda pronto, desgraciado”. Por un lado, los seguidores del amado líder cabecita de tampón se han vuelto sordos, ciegos y mudos. Sordos para entender razones de por qué no es cierto que vamos tan bien como dice el Presidente. Ciegos, porque se rehúsan a ver la realidad si esta no se adapta a lo que se dice en cada conferencia mañanera. Y mudos, evidentemente, porque son incapaces de mencionar una sola cosa que no esté bien del actual Gobierno. Es como si criticar a AMLO se hubiera convertido en el pecado número 11.

El otro día llegamos al colmo de que los lopezobradoristas comenzaron una campaña en redes sociales para decir, ¡agárrate!, que insultar a López Obrador es insultar a todos los mexicanos. ¡Ah, caray! ¿Y cuando no bajaban de pentonto a Enrique Peña, ahí no contaba? No sé tú, pero a mí me parece una locura pensar que el Presidente representa a todos los mexicanos y que una crítica a él es una crítica a ti y a mí. No, no, no. Es como si dijéramos que todos los gringos son Donald Trump. ¿Verdad que no? ¿Dónde estamos dejando a Will Smith, por ejemplo? Lo mismo pasa con el lío de AMLO con Bolivia: como allá lo llaman cobarde matoncito, acá sus seguidores ya casi quieren declararle la guerra a ese país y, además, tienen el descaro de llamar a “la unidad nacional” en torno al Presidente mexicano. Como quien dice, se llevan y no se aguantan. A José Antonio Meade hasta le llamaban “el queso de puerco” por un padecimiento de la piel; y en cambio dicen ahora que su Presidente es sagrado, intocable y más puro que el agua de filtro.

Eso, en resumidas cuentas, me parece que es lo peor de 2019: que México se divide más y más y más cada día. Y no es por una falla geológica como la de San Andrés, sino por el otro Andrés: el que cada mañana, desde Palacio Nacional, se dedica dividir al país en ricos y pobres, en buenos y malos, en fifís y simpatizantes, en críticos y patriotas, porque para él si no está de rodillas diciendo “sí, señor, tiene usted razón”, eres un traidor. Una basura. La pus de la caca. La costra de la bacinica. Algo peor que Santa Anna y casi tan odioso como el América. Por eso, López Obrador en lugar de decir “feliz año nuevo”, debería aprender a decir: “feliz nuevo DAÑO”.

En fin, lo importante es que 2020 será un mejor año... pero que 2021.

¡Nos vemos el próximo año!
24 Diciembre 2019 04:08:00
La Navidad de AMLO
¿Alguna vez te has preguntado cómo pasa la Navidad el Presidente de México? Este año la celebración será mucho muy diferente a las anteriores y así es como me la imagino:

Son las 8 de la noche y doña Beatriz se está peinando (es un decir) para recibir a las visitas en Palacio Nacional. Cuando Bety habla de “peinarse”, se refiere solamente a pasarse los dedos entre su rubia y oxigenada cabellera, por lo que acaba más rápido de lo que suele tardarse su marido (estamos hablando de la peinada, malpensados, no de la despeinada). Mientras ella se pone guapa (de nuevo, es solo un decir), en la biblioteca del edificio virreinal, el presidentito está sentado en su escritorio imaginándose en los libros de historia como el héroe que le dio a México un aeropuerto patito. Se ve a sí mismo como un caudillo, ¡hazte a un lado, Zapata!, que guía a su pueblo hacia la felicidad eterna. Mejor dicho, se ve a sí mismo como un profeta salvando las almas de los mexicanos de la perdición. Así, mientras las inversiones se caen y los empleos se pierden, López Obrador se ve a sí mismo pintado en un mural al lado de Francisco I. Madero, Benito Juárez y Lázaro Cárdenas, algo así como los Chairobeatles.

Al Presidente lo despierta de su sueño navideño patriótico el timbre de Palacio Nacional. Corre a abrir la puerta y al primero que recibe es a Manuel Bartlett, que trae de regalo una de las 28 casas en las que no encontraron pruebas de que es corrupto. Luego llega la secretaria de Energía, Rocío Nahle, que le trae una refinería de juguete al Mandatario, para que juegue a refinar petróleo y vender gasolina barata a sus huachicoleros de control remoto.

Junto con ellos también hace su aparición el mismísimo Javier Jiménez Espriú. El secretario de Comunicaciones y Transportes le regala al amado líder un juego gigante de Lego para que construya el aeropuerto de Santa Lucía en La Chingada, que es como se llama su rancho en Palenque, Chiapas. Cuando vuelven a tocar la puerta, AMLO le abre a Ricardo Valero, el exembajador en Argentina, quien en lugar de darle un regalo, le roba el reloj. Y así van llegando todos los integrantes del gabinete, así como algunos de los personajes más emblemáticos y folclóricos de la 4T. A Gerardo Fernández Noroña no lo invitaron porque es muy mala copa, inclusive cuando ni siquiera se ha tomado un trago.

Cuando por fin se sientan a la mesa, el menú es, ¡faltaba más!, austero y muy nacionalista. Nada de pavo, porque eso es de fifís. En la casa del Presidente se sirve guajolote, que es lo mismo que el pavo, pero suena más autóctono. En lugar de vino francés, se sirve tepache, pues si algo saben hacer los integrantes del equipo presidencial es, precisamente, regar el tepache. A lo largo de la mesa corre en círculos un pequeño Tren Maya que transporta la salsa borracha, los limones, la salsa valentina, las servilletas y hasta los palillos. Como aperitivo, cada invitado recibe una copa de “abrazos, no balazos”, un coctel que no emborracha, no quita la sed, no refresca y, en general, no sirve para nada. Y para el postre, una sorpresa: pastel “otros datos”. Cada rebanada es tan pequeña que no alcanza a distinguirse el color, ni el sabor, pero el Presidente asegura que está riquísimo y todos sus invitados asienten con la cabeza y aplauden a rabiar.

El momento triste es cuando descubren que en el pesebre no hay Niño Dios, pues como venía con sus padres desde lejos, fueron interceptados por la Guardia Nacional y se encuentran retenidos en la estación migratoria de Tapachula. Pero, bueno, sea como sea: ¡Feliz Navidad!

¡Nos vemos el jueves!
19 Diciembre 2019 04:03:00
La carnala y la maestra
Una de las cosas que no entiendo de las autoridades es por qué diablos les avisan a los criminales que ya los tienen ubicados y que los van a atrapar. ¿Acaso suponen que los delincuentes no ven las noticias y no saldrán corriendo?

Apenas ayer lo hizo la fiscal de la CDMX, Ernestina Godoy, que salió a decir que ya tienen ubicado a Juan Carlos, el esposo de Abril, la señora que fue asesinada hace unas semanas. El tipo es el principal sospechoso del crimen, bueno, pues, porque ya antes había intentado matarla. Por eso estuvo en la cárcel unos meses y, justo cuando fue liberado, a la señora la mataron frente a sus hijos.

Y ahí es donde la Fiscalía, que es como se llama ahora la vieja Procu, actúa como si estuviera jugando a las escondidillas: “Listos o no. ¡ahí voy!”. Si ya lo tienen ubicado y tienen que presentarlo ante el juez, ¿por qué diablos no lo aprehenden en lugar de avisarle? Digo, no es por querer decirle a la funcionaria cómo hacer su chamba, peeero, ¿no sería mucho más efectivo atraparlo y después presumirlo que presumirlo y no atraparlo?

No quiero pensar que la fiscal Godoy está en ese puesto únicamente porque es la carnala de Andrés Manuel López Obrador, como él mismo la llamó. Se suponía que con el cambio de Procuraduría a Fiscalía, la ley exigía que quienes ocuparan el cargo debían cumplir ciertos requisitos. Y Godoy no los cumplía, por lo que los diputados de Morena tuvieron que hacerle un traje a la medida, reformando hasta la Constitución de la capital.

Hace unos años, a Enrique Peña le llovió porque quería poner en la PGR a un fiscal que le era cercano, “el fiscal carnal” le llamaron las agrupaciones que veían en ese nombramiento un riesgo para la justicia. A partir de ahí el término “carnal” se volvió sinónimo de complicidad en la política y la corrupción, hasta ahora.

El amado líder cabecita de algodón anduvo diciendo muy ufano que Ernestina Godoy era su fiscala carnala, que eran muy amigos y que no le veía nada de malo a que no tuviera ni tantita independencia para perseguir los delitos. Bueno, pues ahí están los resultados: a los delincuentes los tienen ubicados, pero nunca jamás apresados.

¡Ha vuelto!
Aunque la maestra se vista de seda, Elba Esther se queda. Ayer reapareció de manera sorpresiva la mismísima profesora Gordillo y fue bastante espeluznante su regreso.
Resulta que grabó un video que se distribuyó en redes sociales en el cual aparece muy arreglada, sonriente y amable, deseándole felicidades a las maestras y maestros de México.

Cualquiera podría decir que era un simple mensaje navideño, pero en realidad era mucho más que eso, pues en pocas palabras dijo que regresaba a mandar en el sindicato magisterial.

De una manera que me recordó a Enrique De Martino, el de El Maleficio, la maestra aparece sutilmente diabólica. Cuando alguien como ella te dice “nuestro sindicato”, debes entenderlo como “necesito comprarme una nueva casa en San Diego, así que paga tus cuotas”. Cualquiera que haya visto la película de El Padrino sabrá que el más temible de los mafiosos no grita ni se altera, al contrario: puede llegar a ser muy dulce al decirte que te va a cortar en pedacitos.

Lo que más me sorprendió, por supuesto, es que Gordillo milagrosamente parece haberse curado de todas esas enfermedades que supuestamente padecía y por las cuales la dejaron salir de la cárcel. Seguramente fue gracias a la chía. Sí, eso fue.

¡Nos vemos el domingo!
17 Diciembre 2019 04:04:00
¿Por qué se suicidó?
No me voy a meter en el tema de la salud mental ni a descalificar a los millennials (ellos pueden hacerlo solitos), pero hay un detalle que me causa mucha intriga en el caso de la alumna del ITAM que se suicidó: ¿cómo saben que fue por la carga de trabajo en la universidad? Tooodo el mundo anda hablando de la presión que padecen los estudiantes de esa escuela, a la que le exigen justificadamente que implemente algún tipo de programas para evitar que los alumnos se vean afectados en su estabilidad emocional. Eso está muy bien, pero... ¿quién puede afirmar que la muchacha murió por eso? Hasta ahora solo hemos escuchado que hay “versiones”, pero nadie conoce una carta póstuma, algún mensaje o un testimonio directo de alguno de sus amigos más cercanos o de sus familiares. Me da la impresión de que alguien dijo: “Fue por la escuela” y todo el mundo se dejó ir en estampida al drama, como si en un cine gritaras: “¡Está temblando!”. Digo, qué bueno que se hable de temas que nos urge hablar, como la depresión, pero ¿en realidad murió por lo que dicen que murió? Nadie ha podido probarlo, pero como vivimos en el México del “me dejo ir como gorda en tobogán”, da la impresión de todo este escándalo podría ser un caso de histeria colectiva o para decirlo de forma más moderna: el tren del mame se descarriló.

¡Ay, Chucho!
En estos días el subsecretario Jesús Seade anda más enojado que un borracho en ley seca. El funcionario se anda desquitando con todo el que se le ponga enfrente, sobre todo si es un periodista, porque lo chamaquearon en la negociación del tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá. No me queda claro si Seade no leyó el acuerdo o simplemente quiso ocultar el detallito, pero el hecho es que ahora los gringos van a tener inspectores laborales en nuestro país. Se suponía que eso no iba a pasar, pero a la mera hora resultó, como siempre, que los norteamericanos hicieron lo que se les dio la gana y nuestro Gobierno quedó de rodillas. Lo curioso es que con el T-MEC se van a pagar salarios mucho más altos en las empresas del sector automotriz, como las armadoras de coches. Lo malo es que con el nuevo tratado vamos a terminar vendiendo menos coches y, por lo mismo, va a haber menos empleos. Y el que la regó fue, de entrada, Seade porque no supo ni lo que estaba firmando. Pero el principal culpable es el amado líder cabecita de algodón, pues en lugar de armar un equipo fregón de negociadores que fuera escoltado por analistas y economistas, mandó a negociar a Chuchito... ¡y se lo bolsearon!

AMLO ama a Calderón
A pesar de que todos los días le tira tierra, estoy seguro que Andrés Manuel López Obrador está feliz de que Felipe Calderón y Margarita Zavala formen un nuevo partido político: México Posible. ¿Por qué? Pues porque evidentemente este partido a quien le va a quitar votos es al PAN. Ni modo que alguien que votó por Morena diga: “¡Guau!, ¡vámonos con los Calderón!”. Si ya de por sí la oposición está muriéndose y el PAN es un perro flaco, con la aparición de México Posible a los panistas les va a tocar menos hueso y se les van a subir más pulgas.
12 Diciembre 2019 04:08:00
¿Un tequila, Felipe?
Alguien que le traiga corriendo un tequila a Felipe Calderón, pues seguramente no se repone del susto por la detención de Genaro García Luna en Estados Unidos. Y no es para menos, pues esa captura nadie se la esperaba.

Se trata del funcionario de más alto nivel que ha sido acusado de estar relacionado con el narcotráfico. Si hablamos de peces gordos, García Luna sería Moby Dick, indudablemente. Hay quienes creen que el que sigue en la lista es el propio Calderón, lo cual me parece muy jalado de los pelos. No obstante, lo que sí es un hecho es que el arresto deja muy mal al expresidente, pues se trata de uno de sus más cercanos e importantes colaboradores.

García Luna fue secretario, pero también fue jefe de la Policía Federal y, sobre todo, fue el perro guardián que servía para espantar a los enemigos del Gobierno calderonista y a los gobernadores de oposición, pues si algo sabía hacer era montar shows para dar supuestos golpes policiacos.

Y si no lo creen, pregúntenle a la secuestradora Florence Cassez, quien salió libre, no porque fuera inocente, sino porque se comprobó que García Luna armó un teatrito con su detención, que incluyó la transmisión en vivo dentro del programa de Loret de Mola.

Lo único que no me cuadra de todo esto es qué papel jugó el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Hay quienes aseguran que pactó con los gringos que apresaran a García Luna, a cambio de echar a Evo Morales y de firmar el nuevo Tratado de Libre Comercio.

Sería bonito creer que eso pasó, pero en realidad creo que, una vez más, los gringos sorprendieron con la detención al Gobierno mexicano, que seguramente estaba comiendo camote.


¡Sálvame, Peje!

Esta temporada de posadas y brindis de fin de año es bastante peligrosa para la seguridad de los esposos, hombre y mujer, pues cualquiera de los dos corre el riesgo de ponerse hasta las manitas, regresar a casa y encontrarse a su pareja echando fuego.

Si acaso te llegas a ver en esta situación, aquí te dejo el: Manual para Salir de Cualquier Peligro Estilo Peje.

Si tu pareja dice:

–¡Mira que hora de llegar! ¡Son las 4 de la mañana!
Tú responde:
–Yo tengo otros datos.
Si te reclama:
–¡Apestas a alcohol!
Tú dile:
–No voy a caer en ninguna provocación.
Si te dice:
–¡Te vieron gastándote todo el aguinaldo en
una cantina!
Tú simplemente di:
–Esa es información falsa de la prensa fifí y chayotera.
Si tu pareja insiste:
–¿Y dónde está el dinero de la quincena?
Tu respuesta debe ser:
–Soy dueño de mi silencio.
Si te amenaza:
–’Ora verás, que te voy a acusar con mi mamá, que tenía razón sobre ti.
Tú contesta:
–¡Al diablo con las
instituciones!
Si te dice llorando:
–¿Entonces no piensas
dejar la fiesta?
Tú dile:
–Lo que diga mi dedito.
Si se queja:
–¡Es que todo mundo ve cómo me tratas!
Tú le dices:
–Voy a hacer una consulta ciudadana para ver si es cierto.
Si dice:
–¡Me dan ganas de
matarte!
Tú defiéndete:
–Abrazos, no balazos.
Y si te advierte:
–Por mi cuenta corre que no vuelves a salir con tus amigotas/amigotes.
Tú responde:
–Me canso ganso.

Ahora sí: a disfrutar las posadas.
¡Nos vemos el domingo!
10 Diciembre 2019 04:08:00
¿Embajador Valero o ratero?
Hubo un robo en el banco: se metieron a la bóveda principal y se llevaron todo el dinero. A la escena del crimen llega el afamado inspector Poli Cleto y con solo dar una rápida mirada dictamina: “Este asalto fue cometido por gallegos”. La prensa, las víctimas, sus compañeros policías, todos, se sorprenden con el peritaje instantáneo. “¿Cómo lo sabe, inspector? ¿Cómo sabe que fueron gallegos los ladrones?”, pregunta el cabo de guardia. Responde el inspector Poli Cleto: “Porque hicieron un hoyo para entrar y otro hoyo para salir”.

El caso del embajador mexicano Ricardo Valero sorprende por cinco razones:

1. Que sea tan bruto. Al igual que los gallegos del chiste, al embajador se le ocurrió robarse un libro en la librería más importante de Buenos Aires que, por lo mismo, es lógico pensar que tiene un sofisticado sistema de seguridad, el cual ya vimos que sí funcionó porque clarito se ve en los videos cómo el funcionario guarda el libro entre las páginas de un periódico, se pasea por la librería haciéndose requetebién güey, deja escondido el libro, compra unos discos y luego regresa por el libro y lo mete en la bolsa. Si ya de por sí es de locos que un funcionario del Gobierno que se dice tan honesto cometa una ratería así, lo peor es que el señor no tenía la más mínima necesidad de hacerlo. Como embajador tiene un sueldo de 230 mil pesos y el mugroso libro cuesta 179 pesos. ¿Para qué diablos alguien con ese sueldo y que lleva encima la representación de todo un país, se animaría a cometer un hurto tan absurdo?

2. Las explicaciones: tanto del propio embajador, como de su familia, hemos escuchado las más ridículas explicaciones. Primero dijo que se le “traspapeló” y que no se dio cuenta. Ya vimos que eso no es cierto, que el robo fue planeado y descarado. Luego la familia y algunos de sus amigos han dado otras razones. Que porque ya está viejo (76 años) y se le va el avión. Si eso es cierto, ¿cómo puede seguir siendo embajador? Otra: que padece cleptomanía y no puede controlar el impulso de robar. Si eso es cierto, ¿cómo puede seguir siendo embajador? Una más: que fue solo una travesura. Si eso es cierto, ¿cómo puede seguir siendo embajador?

3. Las justificaciones: por supuesto la primera es la del presidente AMLO que pidió no linchar al embajador por haber cometido un error. ¿Pues no que muy honestos? ¿Cómo es posible que el amado líder defienda a un ratero? A menos, claro, que López Obrador se ofende cuando roban los que no son sus amigos. Pero si sus amigos roban, ¡son unos lindos! Y después del perdón presidencial aparecieron varios voceros de la 4T defendiendo al ratero con el argumento de que “¿a poco ustedes nunca se robaron un libro?”. Según estas bestias, quienes nunca se robaron un libro son ¡burgueses reprimidos! Hazme el fabrón cavor. Al rato van a decir que Elba Esther Gordillo era una presa política. ¡Ah, no, ya me acordé! Eso ya lo dijo AMLO.

Ante el escándalo, la Cancillería decidió llamar al embajador y pedirle que se regresara a México, como si lo que no es hiciera falta en el país. ¡Otro ratero!


Ya regresó la maestra

Hablando de Elba Esther Gordillo, te tengo una gran noticia: a partir del próximo año, tú que lees esto vas a mantener al nuevo partido de la maestra. Se llama Redes Sociales Progresistas y acaba de cumplir con todos los requisitos para ser partido político, pero, sobre todo, para comenzar a recibir recursos públicos. Bueno, ya te eché a perder la mañana, ahora sí vámonos a trabajar que esas cirugías plásticas no se van a pagar solas.

¡Nos vemos el jueves!
05 Diciembre 2019 04:02:00
El naco del Ferrari
Ya lo hemos platicado: ser naco es cuestión de actitud, no de dinero. Y la mejor prueba son los niños ricos, juniors ridículos, que andan exhibiendo en YouTube sus Ferrari, sus Lamborgini y su nula noción de madre. En estos días, en el canal de un español que se hace llamar Dominguero, primero apareció Alfredo Harp Anaya jugando arrancones en las avenidas de Santa Fe, presumiendo que la Policía no podía hacerle nada. Y esta semana apareció otro baboso a bordo de un Ferrari, luciéndose en la autopista México-Toluca al rebasar a una patrulla de la Policía Federal, dejando en ridículo a los agentes, a la corporación y, en general, al sistema de justicia mexicano. Si el Gobierno no persigue a los grandes narcos, ya parece que van a hacerle algo a un niño rico que anda con cuatro guaruras cuidando que nadie le reclame sus cochinadas. Creo que uno de los momentos más indignantes del video es cuando el sujeto les concede a los policías la gracia de detenerse, para luego salir saludándolos y dándoles las gracias, con lo que queda claro que a los federales o los compraron o los humillaron o las dos cosas. ¿Cómo puede decir el Presidente que las cosas ya cambiaron y que “primero los pobres”, cuando los ricos hacen esos desplantes en redes sociales? Hasta ahora no se sabe quién es el taradete que sale manejando el Ferrari. Se hace llamar, hazme el fabrón cavor, “Fer Italia”, que suena más bien a stripper de Chippendale. Me encantaría ver al Gobierno atrapándolo y metiéndolo al bote por no respetar el reglamento de tránsito, por burlarse de los policías, por poner en peligro a otros automovilistas, pero sobre todo por farol. ¿Sería mucho pedir? Supongo que sí.

Santo niño AMLO
Una de las cosas que no entiendo de este Gobierno es cómo diablos no se cae con tantos escándalos. Todos los días pasa algo que debería ponernos los pelos de punta (a los que tenemos) o, al menos, provocar protestas por parte de todos esos que se dicen muy mexicanos y que hasta comen pozole y toman tequila el 15 de septiembre. La de hoy es una noticia que me tiene, literalmente, con el Jesús en la boca. Resulta que el líder nacional de los evangélicos, Arturo Farela, reveló que “el plan del Presidente” es que los jóvenes escuchen una hora diaria... ¡el Evangelio! Santo Niño de Guelatao, San Benito Juárez de la Laicidad, Santos Masones Secretos, ¿de dónde saca tantas tonterías el amado líder? Tu imagínate que Felipe Calderón hubiera dicho que todos los jóvenes de las escuelas públicas tendrían que rezar el rosario todos los días. Seguramente habrías salido a incendiar iglesias o, por lo menos, le habrías mentado la madre. Pero esta vez que es AMLO el que propone tal locura, no lo hiciste, ¿por qué? Ese es un misterio mayor que el de la Santísima Trinidad. No sé si es porque la gran mayoría de la gente está dispuesta a seguir a López Obrador aunque los lleve al precipicio o si, al contrario, está tan acostumbrada a escuchar estupideces de los políticos (venimos de la Era Peña) que ya una más, pues, no les espanta. Pero a mí sí me espanta. Si el Gobierno quiere llevarle “la palabra del Señor” a los jóvenes, ¿a dónde vamos a parar? En lugar de elecciones tendremos oraciones. Recemos porque eso no pase. ¡Amén!

Un chiste religioso. Llega un tipo al confesionario y le dice al cura: “Padre, acúsome de que me la jalo todos los días”. Le contestan desde dentro del confesionario: “por mí, arráncatela, soy el carpintero y nomás estoy barnizando”.
03 Diciembre 2019 04:02:00
El Gabinete: ¡aquí espantan!
El equipo de Andrés Manuel López es como una película de Halloween: ¡puros espantos! Y no solo porque se la pasan tomando decisiones que causan horror, sino porque son fantasmas políticos. Salvo a Marcelo Ebrard que es más conocido que Chespirito, en realidad a los miembros del Gabinete nadie los conoce. Algunos suenan un poco en los medios, pero en realidad están como escondidos o, mejor dicho, opacados por su jefe el Presidente. Y es que con eso de Andrés Manuel López Obrador va a bautizo y quiere ser el niño; y va a boda y quiere ser el novio; pues no deja que nadie a su alrededor brille, porque los reflectores (tooodos) tienen que estar sobre él todo el tiempo. Pensando en eso, decidí hacer un breve catálogo de los integrantes del equipo presidencial, para que los conozcas, aunque sea de pasadita. (Ojalá a algún diseñador se le ocurra ponerle fotos a esta columna).

OLGA SÁNCHEZ CORDERO: formalmente es la secretaria de Gobernación, aunque en realidad dentro del Gobierno federal dicen que nomás está de adorno, porque no controla ni a sus nietos. Fue ministra de la Suprema Corte de Justicia y cuando AMLO comenzó a mencionarla como su candidata a Gobernación, la gente pensó que era broma. Y como los chistes de López Obrador son más malos que los míos, terminó poniéndola en esa posición. Hoy nadie sabe qué hace la funcionaria, además de poner cara de desvelada cada vez que tiene que asistir a la conferencia mañanera.

JAVIER JIMÉNEZ ESPRIÚ: Es el secretario de Comunicaciones y Transportes y su principal tarea es entretenerse con la construcción de la Central Avionera del Norte, en Santa Lucía. Todos en nuestras familias tenemos un abuelo o un tío que ya no tiene filtro para hablar, que sienten que la edad les da permiso de decir cualquier salvajada y, pues, nadie debe decirles nada porque “así soy y ya no voy a cambiar”. Así es Jiménez Espriú: como el típico pariente que en la cena de Navidad te hace desear haber sido huérfano.

IRMA ERÉNDIRA SANDOVAL: ¿Te acuerdas cuando Carmen Salinas fue diputada del PRI? Pues has de cuenta que algo así es la titular de la Secretaría de la Función Pública. Aunque presume ser doctora, cuando la escuchas hablar te da la impresión de que está tan preparada como un taco de sal. Y el problema no es ese, sino que su misión es combatir la corrupción dentro del gobierno y, pues, no hace nada al respecto. Y si no me crees, pregúntale a Manuel Bartlett si alguna vez, siquiera, lo han molestado con un citatorio.

ZOÉ ROBLEDO: es el director del IMSS, pero en el Gobierno se le conoce como el perrito faldero del Presidente. Si AMLO le dice “eres subsecretario”, va por el hueso; si le dice “organiza el Grito”, ladra de alegría; si le ordena “vete al Seguro”, hasta bata se pone. No es leal, es obediente y espera algún día ser gobernador de Chiapas... si su patrón se lo permite.

SANTIAGO NIETO: es el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera, lo que en español quiere decir que es el golpeador de AMLO. Cuando hay que “ablandar” a algún adversario, al que mandan es a Nieto que, de inmediato, le congela las cuentas bancarias, le investiga toda su riqueza y amenaza con meterlo a la cárcel por haber dejado solo el 10% de propina y no el 15% en los tacos de “El Paisa”. Eso sí: en cuanto la víctima cede y deja de molestar al Presidente, mágicamente los cargos en contra desaparecen.

Mmmmh... ya se me acabó el espacio. Si no me desaparecen después de esto, habrá que seguir haciendo el catálogo de los funcionarios en otra ocasión.

¡Nos vemos el jueves!
28 Noviembre 2019 04:08:00
Mexicanos al grito de Trump
En la vida solo podemos tener certeza de dos cosas. La primera es que todos nosotros, antes o después, nos vamos a morir. De lo que tampoco hay duda es de que Donald Trump odia a los mexicanos. Siempre he sospechado que algún paisano le bajó una novia en la secundaria o se lo albureó en Acapulco, pues no es normal el coraje que le tiene el Presidente gringo a nuestro país. Pero ultimadamadremente lo que piensen de nosotros no es nuestro problema. Lo que sí es nuestro problema es que los abusos de Trump crecen debido a que tenemos un Presidente miedoso y agachón. El amado líder cabecita de algodón salió como esos perros que son buenos ladrando detrás de la reja, pero que en cuanto les abren la puerta se callan y se echan al piso.

Cuando era candidato a la Presidencia (ya sé que fue tres veces), Andrés Manuel se aventó a decir con más pantalones que Levi’s que cuando él fuera Presidente no le iba a dejar pasar ni una a Trump. Textualmente dijo (y hasta hay video) que cada vez que Donald atacara o criticara a México, nada de mandarle al canciller o protestar por medios diplomáticos. Que si había tiro, pues habría tiro. Y que si Trump se ponía pesado, López Obrador se le pondría al tú por tú de manera directa y personal. Que por cada tuitazo ofensivo contra México o amenazándonos como hace cada 15 días, nuestro amado líder le iba a responder de la misma forma, en el momento, a través de sus cuentas en redes sociales. ¡Ajá, sí cómo no! De lengua tabasqueña me como un taco, pues lo que hemos visto en estos días es que a AMLO se le frunce el ceño cuando se trata de enfrentarse al señor naranja de la Casa Blanca. Vaya, nadie está pidiendo que lo rete a una pelea tipo “Canelo” Álvarez en Las Vegas, pero resulta penoso ver al Presidente mexicano agachando la cabeza, humillado y temeroso.

Resulta que tras la masacre de la familia LeBarón en Sonora, el Gobierno de Estados Unidos anunció que piensa declarar a los narcos mexicanos como “organizaciones terroristas”. ¿Y eso qué significa? Que de acuerdo con la ley norteamericana y con la idea que tienen los gringos de ser los policías del mundo, tendrían derecho a atacar militarmente a los cárteles en nuestro país. Sí, así como lo estás leyendo: según la estúpida y loca mentalidad gringa, al declarar terroristas a los narcos, los norteamericanos podrían llevar a cabo, por ejemplo, un ataque aéreo contra algún campamento, cultivo o casa en la que supongan que están los capos. O podrían tomar por asalto Culiacán y llevarse a punta de balazos al hijo del Chapo Guzmán.

Para que no te queden dudas: la idea de Estados Unidos busca equiparar, por ejemplo, al Cártel Jalisco Nueva Generación con el mismísimo Al-Qaeda de Osama Bin Laden. ¿Y todo por qué? Pues, primero que nada, porque los gringos son unos imbéciles prepotentes que se sienten dueños del mundo. Y, segundo, porque nuestro Presidente no rebuzna porque no da el tono y su estrategia de seguridad -abrazos, no balazos- ha permitido que crezcan la violencia, el narco, la inseguridad, las extorsiones, los secuestros y, en general, las actividades del crimen organizado. Y ese es el pretexto perfecto para que Trump siga atacando a México con la payasada de que aquí hay muchos “bad hombres”. ¿Y ahora quién podrá salvarnos? Pues esperemos que otra vez Marcelo Ebrard, porque ni el Chapulín Colorado puede enfrentar todas las malas decisiones de este Gobierno.

¡Nos vemos el domingo!
26 Noviembre 2019 04:08:00
Delgado cae gordo
Si hubiera un concurso para personas desagradables, Mario Delgado perdería por desagradable. Hay algo en el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados que me provoca un profundo rechazo. Mario Delgado cae tan gordo que cuando era pequeño, su mamá traía en la cartera fotos de otro niño.

El ahora diputado es tan insoportable que una vez invitó al cine a una muchacha y ella le dijo que solo salía con humanos. No es que sea una persona fea, sino que es feo como persona. Tan insoportable es que a sus fotos en Facebook en lugar de darles “Me Gusta”, les dan “Me Asusta”.

Si tuviera que escoger entre tomarme una cerveza con Mario Delgado o chuparle los dedos a un mecánico, sin duda escogería el pulgar. ¿Qué es lo que lo hace tan detestable? Hay muchas posibilidades de donde escoger, pero creo que su peor característica es la falsedad.

Le creo más a Sarita, la hija de José José, que a Mario Delgado. Y es que el tipo es capaz de cambiar de ideología, de partido y hasta de madre con tal de caerle bien a su jefe en turno. Es el típico que no sabe hacer nada, pero en todas las chambas se comporta como si realmente fuera Don Chinguetas.

La realidad es que cada uno de los cargos en los que lo hemos visto, fue un auténtico fracaso. Como secretario de Finanzas de Marcelo Ebrard dejó endeudada a la Ciudad de México; como titular de Educación nomás se tomó la foto porque quería ser candidato a Jefe de Gobierno. Como gobernador no se le recuerda una sola iniciativa que valiera la pena.

Cuando vio que el lopezobradorismo crecía, salió por patas del perredismo. Y ahora ya convertido en estrella de la 4T es capaz de cortarse una mano con tal de darle gusto a AMLO.

El asunto es que Mario Delgado cree que quedando bien con el Presidente, lo van a premiar con un hueso más grande.

No entiende que para dar el salto a otro nivel, primero tendría que demostrar que realmente es superior a los demás.

Y, como habrás visto en los últimos días, el trabajo de mandamás en la Cámara de Diputados le queda como el traje a AMLO: enooorme.


¿Eres tú, cuñao?

Hay un funcionario que cuando escuché su historia, de inmediato pensé que era mi cuñado, pues se trata de un bueno para nada (en serio para nada sirve) que acaba de conseguir una súper chamba gracias a su padrino.

Se trata de Ángel Carrizales al que, por alguna extraña y oscura razón, Andrés Manuel López Obrador hizo todo por conseguirle un puestazo.

El chavo fue parte de la ayudantía presidencial, lo cual significa que era uno de los achichincles en Palacio Nacional.

Se supone que es ingeniero químico y alguna vez trabajó en una refinería, en el área de mantenimiento.

Se tituló hace apenas 9 años y con esa nula experiencia fue propuesto por AMLO ¡¡¡cinco veces!!! para distintos cargos en materia de energía.

Y en todas y cada una fue bateado: en la Comisión Reguladora, en la Comisión de Hidrocarburos y hasta como consejero de Pemex.

¿Por qué la necedad del amado líder? Nadie lo entiende (en realidad nadie entiende la mayoría de las decisiones del cabecita de algodón).

Pero como ya sabemos que López Obrador es terco, esquina con necio. Como el Senado nunca le aprobó la designación de su muchacho, el Mandatario federal decidió imponerlo por sus purititas pistolas como director de la Agencia de Seguridad Energética y Ambiental (Asea).

Es decir, si algún día hay un desastre ecológico, este pobre hombre que no sabe ni contarse los dedos de las manos sería el que debería salvarnos de la catástrofe.

¿Qué le debe AMLO para protegerlo tanto? Lo trata como si fuera un hijo que nunca reconoció. No sean malpensados.


¡Nos vemos el jueves!
21 Noviembre 2019 04:04:00
Lo que no viste del desfile revolucionario
¿Viste el desfile de la Revolución Mexicana? Supongo que no porque a los genios del Gobierno se les ocurrió hacerlo en día laboral y a pleno mediodía. Solo quienes no trabajan, como el Presidente de la República, pudieron disfrutarlo. Pero para que no te quedes con las ganas de saber cómo estuvo el desfile del 20 de noviembre, déjame te cuento los detalles que no salieron en la televisión.

Todo empezó con el canto del Himno Nacional, que corrió a cargo obviamente de Beatriz Gutiérrez Müller, la escritora, cantante y cónyuge presidencial. Hasta eso, no le salió tan mal a la señora, el problema fue cuando comenzó a hacer un mix entre el himno y las canciones de Armando Manzanero que tanto le gustan. Y eso provocó que en lugar de un sepulcro para ellos de honor, Masiosare un extraño enemigo esta tarde vio llover, vio gente correr y no estabas tú. Algo así como el Coque Muñiz, pero de la 4T.

Después, en la plancha del Zócalo, como parte del desfile revolucionario se presentaron diversas estampas de la historia de México. No, no era un álbum Panini, sino pequeñas escenas en las que participaron soldados y funcionarios como protagonistas. De entrada apareció Yeidckol Polevnsky vestida de adelita, pero en lugar de un rifle, en las manos traía las urnas que se robó de la elección de Morena. Para interpretar al traidor Victoriano Huerta, el elegido fue el senador Germán Martínez, que sabe mucho de traiciones y si no lo creen, pregúntenle a Felipe Calderón. Por supuesto no podía faltar Claudia Sheinbaum, quien se disfrazó de Francisco I. Madero y entró a la Plaza de la Constitución montada en una Ecobici y llevando un letrero que decía: “Dedazo efectivo, así mi elección”. En el papel de Emiliano Zapata, apareció la nueva presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Rosario Piedra Ibarra, ella llevaba un enorme cartel en el que reivindicaba: “El hueso es de quien lo trabaja”.

Una de las escenas que más emoción causaron fue cuando el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, llegó a todo galope hasta el balcón de Palacio Nacional para informarle que Evodio Guzmán ya estaba dormidito en su casa, bien arropado y bañado. Mucha de la gente que asistió a la celebración revolucionaria, lo primero que hizo fue acercarse a la locomotora que estaba en el Zócalo: era el tren del mame al que todos se subieron con la llegada de Evo Morales a México. Por otro lado a quien le tocó explicar la vida y obra de Porfirio Díaz, fue al secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, ya que fueron compañeros de banca en la primaria, pero uno tomó la carrera de las armas y el otro se volvió ingeniero.

Pocas veces he visto tan contento al amado líder cabecita de tampón como en el desfile por la Revolución Mexicana. Creo que lo que más disfrutó fue la recreación de cuando los zapatistas se metieron al Sanborns de la calle Madero y en esta versión de la 4T pidieron molletes, como un pequeño homenaje al ingeniero Carlos Slim.

Conociendo a Andrés Manuel López Obrador que le encanta que todo se trate de él, estoy seguro que ya le urge que llegue la Navidad para poner en la Alameda central un enorme nacimiento tamaño natural con sus borreguitos, sus bueyes, sus vacas, una virgen morena y a él mismo, en medio del pesebre, como niño Dios.
19 Noviembre 2019 04:04:00
Manual antiAMLO
En México vivimos en un círculo de locura: el Presidente piensa que todos los que lo critican son sus enemigos y todos los que lo critican lo ven como un enemigo. El problema es que para ser enemigo de alguien tienes que tener, más o menos, el mismo nivel que tu adversario. Por mucho que yo deteste a Arjona, no puedo decir que es mi enemigo, porque no tengo ni la fama, ni el dinero, ni las amistades, ni las canciones tan estúpidas que tiene el guatemalteco. Así que cuando una persona común y corriente (yo soy más corriente que común) dice que el Presidente es su enemigo, en realidad se está haciendo fuera de la bacinica, pues no tiene manera de pelear con él. Y viceversa: cuando el Presidente habla de sus “adversarios” en realidad debería callarse el hocico porque es una irresponsabilidad de su parte declararle la guerra a alguien que no tiene el mismo poder que él.

¿Cómo saber cuando alguien es antiAMLO? Para empezar, todas las personas que están leyendo esta columna solo pueden ser dos cosas: 1) gente antiAMLO; o 2) chairos a los que les gusta hacer corajes leyendo el periódico. Más allá de eso, hay otras manera de reconocer a los auténticos odiadores del Peje. Para empezar son aquellos que todo lo que hace el Presidente, T O D O, les parece mal. Si camina sobre el agua, dicen que no sabe nadar. Si cura a un ciego, dicen que está quitándole la chamba a un médico. Si resucita al tercer día, dicen que es un fraude como muerto. Los antiAMLO están convencidos de que las cosas van mal, mal, muy requetemal. y se van a poner peor. Y lo que va bien, dicen, es porque están mintiendo.

Los antiAMLO son (¿debería decir somos?) aquellos que en cuanto se despiertan, apenas abren los ojos, lo primero que hacen es tomar el celular y abrirlo enojados diciendo: “Vamos a ver qué hizo ahora este animal”. Todavía ni saben qué ha dicho el amado líder cabecita de tampón, pero ya lo están criticando. Cuando alguien dice: “Si le va bien al Presidente, le va bien a México”, en el fondo de su corazón están pesando: “Prefiero que le vaya mal a México, con tal de que le vaya mal a este grey”, aunque eso implique que les vaya mal a ellos mismos. ¡Diablos! ¿Por qué no puedo poner emojis? Después de “ellos mismos” habría quedado perfecto un emoji haciendo gesto de “ni quién los entienda”. Para los antiAMLO solo dos cosas importan: la primera es que se acabe este maldito sexenio de quinta y la segunda es que AMLO intente reelegirse para poderle decir a los chairos: “¿¿¿Ya ven??? ¡¡¡Se los dije!!!”. En este punto hay que aclarar que el hecho de que uno sea paranoico, no significa que esté equivocado. Decir que López Obrador quiere convertirse en un dictador no es un insulto, sino una predicción.

Pero, bueno, volviendo al tema, un antiAMLO no sabe a quién odiar más: a Andrés Manuel, a Yeidckol, a Fernández Noroña o a la senadora Citlalli. Ellos cuatro son el póquer del horror. Sospecho que los antiAMLO, todos, son casados, pues solo quien tiene marido o esposa sabe perfectamente que el año más difícil del matrimonio es el que estás viviendo y que lo mismo pasa con el actual Gobierno: el año más difícil del sexenio es el que estés viviendo. Los antiAMLO no están preocupados porque ya se acabe el sexenio, simplemente saben que solo faltan 4 años, 11 meses y 15 días para que se acabe la pesadilla de este Gobierno. ¡Y empiece la segunda parte!

Para acabar pronto, los antiAMLO son aquellos que saben que cuando por fin se acabe este Gobierno. ya no tendrá importancia. No estoy llorando, se me metió un país quebrado en el ojo.

¡Nos vemos el jueves!
14 Noviembre 2019 04:08:00
¡Todos los ‘carnales’ de AMLO…!
El problema de tener a Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos se explica claramente con la fábula de la tortuga en el poste: si vas caminando un día por la calle y en lo más alto de un poste ves a una tortuga, ¿qué piensas? Lo primero es que no entiendes cómo diablos llegó ahí. Luego no puedes creer que esté ahí. En tercer lugar, reflexionas y te das cuenta que no pudo haber subido hasta allá por sí sola. Acto seguido te convences que no debería estar ahí. Y por último te das cuenta de que la tortuga no va a ser nada útil estando ahí y, sí, en cambio resulta hasta peligroso que esté en ese lugar. El problema en todo esto es que a la tortuga sí la podemos bajar, pero a Rosario Piedra va a estar en chino sacarla de la CNDH pues fue impuesta para ocupar el cargo por ¡9 años! Para cuando la señora deje el hueso es probable que el Cruz Azul siga sin ser campeón. Al menos ella, a diferencia de todos los demás mexicanos, no tendrá que preocuparse por el desempleo. Lo más grave de su nombramiento es que es una persona que no está preparada para el cargo, no es experta en la materia aunque haya sido activista, no sabe nada de investigar crímenes y, lo peor, no tiene ni tantita independencia del Gobierno. Cuando los defensores de los derechos humanos tienen que ser personajes autónomas e independientes del Gobierno, así es aquí y en China. (Bueno, en China no, porque allá ni derechos humanos hay). Pero resulta que Rosario Piedra está muy lejos de ser independiente, en realidad es una de las más aguerridas seguidoras de Andrés Manuel López Obrador. Es su fans. De hecho, el año pasado fue candidata a diputada por Morena y, por supuesto, perdió la elección. Con esos antecedentes, ¿alguien realmente le cree que tendrá el valor y la decencia de investigar al Gobierno y recriminarle cuando viole los derechos humanos? ¡Por supuesto que no! Ya parece que tú le vas a decir a tu pareja que su hermano es un mantenido, bueno para nada y que se hace el mártir para no trabajar (¡ups!, ¿lo dije o lo pensé?). En fin, el hecho es que nadie cree ni tantito que Rosario Piedra vaya a hacer un buen papel como defensora de los derechos humanos, más bien todo parece indicar que terminará convirtiendo la CNDH en la CNDALCA: la Comisión Nacional de Defensa del Amado Líder Cabecita de Algodón. Ojalá me equivoque, pero soy Piscis, así que nunca me equivoco.


El miedo no anda en Trump

Bueno, en realidad Donald Trump sí tiene mucho, pero mucho miedo. El presidente de Estados Unidos está más nervioso que Carlos Romero Deschamps en una tienda Rolex. Y no es para menos, pues ayer empezaron las audiencias para llevarlo a juicio político, en las que diversas autoridades están balconeando cómo Trump ha usado la Presidencia para beneficio personal. (“¿Y eso qué tiene de malo?”, pregunta Enrique Peña). Tan preocupado anda Trump que en un solo día, el miércoles, se aventó ¡48 mensajes en Twitter! Todos por supuesto para decir que está tranquilo y que no hizo nada malo. ¡Pobrecito! Me da la impresión que se está volviendo cada día más loco: a ver si no termina dando conferencias mañaneras en la Casa Blanca.
12 Noviembre 2019 04:08:00
¿Qué pasa en Pemex?
No es lo mismo Todos Somos Evo, que Evos para Todos. No soy fan de Evo Morales, pero me parece completamente absurda la cantidad de comentarios en contra de que se le dé asilo al expresidente de Bolivia. Estoy convencido de que no cayó por un golpe de Estado, como dicen todos los fanáticos lopezobradoristas y uno que otro despistado, peeero tampoco creo que Evo sea un “dictador genocida comunista” como ayer lo llamaban en redes sociales. ¿En qué momento nos enfermamos tanto de nuestro odio? El Gobierno federal se queja de que los ánimos están muy polarizados, pero se les olvida un pequeño detalle: quien trabajó arduamente por dividir a los mexicanos fue Andrés Manuel López Obrador. Durante más de 12 años se dedicó todos y cada uno de los días a fomentar la división, la polarización, el pleito entre nosotros. No le importaba mentir, difamar, inventar apodos o hasta insultar, con tal de que la gente enfocara todo su odio contra sus “enemigos”. Lo hizo como opositor y lo sigue haciendo ahora como Presidente.

A diferencia de aquellos que de novios son todos lindos y tiernos y como esposos hasta se rascan la cola frente a sus esposas, Andrés Manuel se ha rascado la cola y se ha olido los dedos desde siempre. En eso no hubo engaño. Así que el Presidente no tiene derecho a quejarse, ni a reclamar porque hay un importante y amplio sector de los mexicanos que está molesto porque se le dio asilo a un mandatario que cometió fraude electoral y, por lo mismo, terminó renunciando tras la “amable” invitación de las fuerzas armadas de su país. Existía el temor de que pudieran encarcelarlo o hasta matarlo, pero por suerte este fin de semana no se volvió a morir José José, así que estaba disponible el avión para ir por Evo. ¡Menos mal! Hasta una cobijita con el escudo nacional le dieron para que se tapara.

Ahora lo que me preocupa es de qué va a vivir en México el pobre hombre. El Gobierno no va a poder mantenerlo, pues ya se acabaron las pensiones para expresidentes. ¿O a poco sí hay lana para expresidentes bolivianos? A lo mejor AMLO está pensando en escribir a Evo en el programa de jóvenes trabajando y en el de adultos mayores, para que reciba al mismo tiempo dos becotas de la 4T. La otra opción es que el amado líder cabecita de tampón incorpore al hermano Evo en su Gabinete, al fin y al cabo que este Gobierno no pide ningún tipo de experiencia, ni capacitación para ocupar un cargo público. Basta con ser amigo del Presidente (o expriista) para que te den una buena chamba en la
actual Administración.

¿Qué otra cosa podría hacer Evo para ganarse la vida en México? A estas alturas, sumando ya 22 años sin ganar un campeonato, no me extrañaría que Cruz Azul presentara a Evo como su refuerzo de lujo para la próxima temporada. ¿Y si lo inscribimos en el programa Quién es la Máscara”? Seguro que ganaría, porque en México en realidad pues nadie lo conoce y ni siquiera lo han escuchado hablar. Pensándolo bien también le podríamos dar chamba de opositor a López Obrador, que funde su propio partido y que vaya por la Presidencia en 2024. En una de esas es más probable que la gente vote por Evo para presidente que por la reelección de Andrés Manuel.

¡Nos vemos el jueves!

07 Noviembre 2019 04:03:00
¡Qué mamut!
El Instituto Nacional de Antropología e Historia dio a conocer el hallazgo de más de 800 huesos de mamut en la zona de Tultepec, en el Estado de México, lo que se considera uno de los mayores descubrimientos de la arqueología nacional. Bien por los investigadores mexicanos que se dedican a revelar los secretos del pasado. Ahora solo falta que otros investigadores, los de la Secretaría de la Función Pública, también descubran el misterio de otro animal prehistórico: el mamut de Manuel Bartlett, que ha tenido tantos huesos en el Gobierno que ahora ya no sabe cómo diablos explicar todas las casas, edificios, departamentos y empresas que posee. Y no las sabe explicar porque, en realidad, ni juntando todos los sueldos que ha recibido en su laaarga vida como funcionario público se podrían juntar todos los millones de pesos y de dólares que realmente tiene a nombre de su esposa que no es su esposa y de sus hijos que sí son sus hijos. Los investigadores de la SFP deberían aprender de los investigadores del INAH sobre cómo diablos funcionaban las trampas para cazar mamuts. A lo mejor así logran echarle el guante a Bartlett.

Peña sufre
Las balas le están rozando a Enrique Peña Nieto en lo que se refiere a la persecución de los corruptos de su Gobierno. Eñ doberman de la 4T, Santiago Nieto, confirmó que la Unidad de Inteligencia Financiera está investigando a Gerardo Ruiz Esparza, uno de los más cercanos colaboradores de Enrique Peña y, de hecho, su amigo tan íntimo que hasta “tío” le decía. Cuando el fiscal Nieto dice “estamos investigando”, es porque ya tienen armado un expediente más alto que Felipe Calderón y más grueso que Agustín Carstens. ¡Oh, sí! En esto no va a haber sorpresas para nadie, ni siquiera para Ruiz Esparza cuando en los próximos días despierte y en lugar de tener frente a sí un rico plato de cereal con leche, tendrá a 47 agentes federales con una orden de aprehensión. ¿De qué lo van a acusar? Obviamente de corrupción. ¿Por qué motivo? Eso no se sabe pues, en realidad, hay tantos que ni él mismo podría cubrirse todos los flancos. Y es que si hubo una dependencia metida hasta el culo, ¿dije cuello, verdad?, en asuntos sucios fue precisamente la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Quienes saben de cómo se manejaban las cosas bajo las órdenes de Ruiz Esparza, dicen dos cosas: la primera, que nada se hacía de gratis. Tooodo tenía un costo extra que, por supuesto, no se ingresaba en las arcas públicas, sino que se guardaba en el cajón de “vénganos tu reino”. Y, en segundo lugar pero no menos importante, que no había transa que no tuviera el visto bueno del mismísimo Peña. Sí, ya sé que ya lo he dicho, pero es muy importante insistir en el asunto: si van contra Ruiz Esparza, necesariamente van contra Peña. Yo ya tengo listas mis palomitas para ver cómo se lo cenan los leones.

Trump loves AMLO
Contrario a lo que yo pensaba, sí hay alguien feliz, muy feliz con el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador: el mismísimo Donald Trump. Y es que con cada tontería que hace nuestro amado líder cabecita de tampón, el Presidente gringo lleva agua a su molino buscando la reelección el próximo año. Y obviamente la masacre de la familia LeBarón le cayó de perlas a Trump, pues de inmediato comenzó a decir que por eso necesitan su dichoso muro en la frontera, además de que para lucirse ante sus electores salió a decir que es hora de “barrer” con los cárteles de la droga, ofreciéndole a AMLO, prácticamente, mandar al Ejército de EU a acabar con ellos. Es decir: balazos, no abrazos.

¡Nos vemos el domingo!
05 Noviembre 2019 04:03:00
¡Hijo de Calderón!
¿Por qué le tiene tanto miedo Andrés Manuel López Obrador a Felipe Calderón? Solo he visto tales muestras de pánico cuando Juanca, el de Recursos Humanos, pasa por la redacción caminando con un folder rosa en la mano.

Pero, bueno, en ese caso se entiende, en el caso del Presidente nomás no lo entiendo. Me da la impresión de que AMLO sigue ardido con Calderón por haberle arrebatado la Presidencia en 2006. O es eso o le bajó una novia, porque realmente su odio hacia él es enfermizo. Ni yo odiaba tanto a mi cuñado (bueno sí, pero ya no es mi cuñado ese inútil).

Ayer en su sermón mañanero, López Obrador estableció un nuevo récord en cuanto a miserabilidad de un Mandatario, pues aprovechó el foro para lanzarse con todo. ¡contra el hijo de Calderón! Como si estuvieran hablando de alguna serie de Netflix, el presidente y uno de sus achichincles acusaron directamente a Luis Calderón Zavala de ser el responsable de las campañas anti AMLO en las redes sociales, principalmente en Twitter.

¡Imagínate que el Presidente te acusa en cadena nacional! ¡Y sin pruebas! Por supuesto el chavo es mayor de edad y debe enfrentar las consecuencias de sus actos, pero ese no es el problema. El problema es que, primero, ni siquiera hay pruebas de que sea cierto lo que dijo el Presidente (no sería la primera vez que mentiría descaradamente, ¿verdad?).

Pero, sobre todo, lo más grave es que el aparato gubernamental se va contra el joven simple y sencillamente por ser hijo de quien es. Nada más por eso. No fuera hijo del “Chapo”, porque hasta disculpas le ofrecen y le piden un Uber para que lo lleve a su casa.

¡Taxi!
Las mafias del transporte ya le tomaron la medida al Gobierno de la Ciudad de México. Primero estrangularon la capital y así obtuvieron que la Guardia Nacional haga operativos en contra de Uber, Didi y Cabify. Y ahora los mismos transportistas que exigen derechos pero dan pésimo servicio (empezando por los malditos mircrobuseros) quieren sabotear el Cablebús en Cuautepec.

Ese teleférico saldría desde la estación Indios Verdes, uno de los puntos más conflictivos (nunca has visto tantos camiones amontonados en tu vida) que padecen todos los días los habitantes de la ciudad. Este servicio, obviamente, haría que la gente llegara más rápido, más segura y más cómoda a sus casas, olvidándose en buena medida de peseras, micros, taxis y todo lo que ande en ruedas. ¿Podría el Cablebús resolver todo el embrollo que es Indios Verdes? ¡Por supuesto que no!

Pero eso no significa que sea una mala idea, al contrario: todo lo que sirva para desahogar nuestras calles es bienvenido. Pero, ¡claro!, la mafia de transportistas ya empezó a movilizarse para tratar de impedir esta obra. Quisiera creer que Claudia Sheinbaum no se dejará intimidar, pero sinceramente lo dudo.

AMLO y las esposas
Si algo hay que reconocerle al amado líder cabecita de tampón es que es para eso de dar explicaciones inentendibles. En su conferencia le preguntaron si era cierto que se uniría Nicolás Maduro, de Venezuela; y a Alberto Fernández, de Argentina, para crear un frente latinoamericano contra el neoliberalismo. AMLO comenzó a responder como avión que quiere aterrizar en CDMX en Semana Santa: dando vueltas, vueltas y vueltas. Llevaba ya como 10 minutos respondiendo y nada, ni él mismo, sabía a dónde iba. Terminó hablando hasta de lo bien que se lleva con Trump y al final dijo mucho, pero no respondió nada. Señores, ya saben cómo hacerle con sus esposas.

¡Nos vemos el jueves!
29 Octubre 2019 04:08:00
YisusAMLO
Cuando una persona habla con Dios, es un creyente. Cuando Dios habla con él, es un loco. ¿Y qué pasa cuando una persona se siente el mismísimo Jesucristo? Lo pregunto porque el otro día el amado líder cabecita de algodón se aventó la puntada de decir que su Gobierno es... ¡como el cristianismo! Y no es broma, realmente lo dijo. Ya ves que eso de la lógica no se le da mucho al Presidente, pero más o menos la idea era que su gobierno es criticado y atacado de la misma forma en que se criticaba y atacaba al cristianismo, según él, por poner por delante a los pobres. Bajo ese argumento, Andrés Manuel López Obrador sería Jesucristo, el mesías de la cuarta transformación, el Nazareno de los chairos, el Choro Encarnado de cada mañana, el Cristo de Palacio Nacional.

Yo sé que suena un poco exagerado, pero, si somos sinceros, no está del todo errada esta teoría, ya que hay varias semejanzas entre ambos. Jesús nació en un pesebre al lado de una vaca y Andrés Manuel está rodeado de bueyes. Jesús entró a Jerusalem montado en un burro y Andrés Manuel llegó a la presidencia montado en la fe de 30 millones de burros. Ambos hicieron milagros: Jesús convirtió el agua en vino y Andrés Manuel convirtió Santa Lucía en un elefante blanco. A los dos los traicionaron: en el caso de Jesús, fue Judas el traidor. En cambio a Andrés Manuel lo traiciona cada mañana su ego haciéndole creer que vamos bien, muy requetebien. Jesús vino al mundo para redimir a los pecadores, a las prostitutas, a los ladrones; y, en ese sentido, Andrés Manuel tiene en su equipo a Manuel Bartlett y a Ricardo Monreal, por decir dos de los más conocidos, porque en realidad hay muchos más redimidos.

Esperemos que la única diferencia entre ambos sea que a Andrés Ma-nuel nadie lo crucificara, porque si eso llegara a pasar, corremos el riesgo de que resucite al tercer día. ¡Ay, Jesús!


Peña se despeina

El que seguramente anda muy despeinado en estos días y no por echar pasión, sino por pura preocupación, es Enrique Peña Nieto. Y no es para menos, pues resulta que uno de sus más cercanos colaboradores, Gerardo Ruiz Esparza, el Richard Gere mexiquense, podría ir a dar con todo y su blanca cabellera a la cárcel. Según lo que se cuenta en los pasillos del Gobierno federal (que ya ven que ni se les da el chisme), al extitular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes le tienen varios expedientes listos para presentarlo ante el juez y vestirlo de cebra. Son tantas las transas que se le atribuyen a Ruiz Esparza, empezando por la del carísimo tren Toluca-México, que entre los priistas había apuestas no para ver si lo acusaban de corrupción, sino por cuántos cargos lo harían, pues daban por hecho que tarde o temprano sería presentado ante la justicia. ¿Y qué tiene que ver Kike Peña con todo esto? Pues que Ruiz Esparza es casi su tío, alguien que ha estado pegado a él desde antes de que fuera Gobernador del Estado de México y que, por lo mismo, le sabe todos sus chanchullos. De hecho se dice que, en realidad, Ruiz Esparza era el que hacía los negocios del propio Peña, por lo que el expresidente podría estarse acercando a la cárcel. Claro, falta ver que AMLO se aviente el tiro, pues él mismo ha dicho que no quiere ni va a hacer nada contra Enrique Peña. Hagan sus apuestas: ¿se atreve o no se atreve?

¡Nos vemos el jueves!
24 Octubre 2019 04:03:00
Ya siéntese, ‘cñor’ Presidente
No me parece justo lo que está haciendo Andrés Manuel López Obrador: está usando las conferencias de prensa mañaneras como sus sesiones personales de terapia sicológica. Digo, qué bueno que se preocupe por su salud mental (la verdad nosotros estamos más preocupados por ella), pero que se pague las sesiones con su propio dinero en lugar de estar usando Palacio Nacional para sacar sus traumas.

Desde que ocurrió el desastre en Culiacán, el Presidente no responde preguntas, sino que más bien, como en las sicoterapias, se va como hilo de media hable y hable y hable y hable y hable, sin mucha coherencia y tampoco con mucha fluidez.

Solo para que te des una idea, el martes le hicieron una pregunta (ya ni me acuerdo sobre qué) y su respuesta duró ¡45 minutos! Eso ya no es una conferencia de prensa, es un show de comedia completo. Seguramente la pregunta era sobre Culiacán, pero para el amado líder cabecita de algodón las preguntas no importan; lo que importa son sus respuestas.

Y se soltó hablando del humanismo, de la independencia, de los conservadores, de la excomunión de Morelos, de la Guerra de Reforma, de Santana, de Maximiliano, obviamente de Benito Juárez, también de Francisco I. Madero y por supuesto le tiró tierra al periódico Reforma.

De ahí se siguió con el beisbol, explicó cuál es su receta de los huevos motuleños y creo que hasta cantó una canción de José José (en realidad estas tres últimas cosas no podría asegurarlas porque me quedé profundamente dormido; así que no sé si realmente lo escuché o si tuve una pesadilla con AMLO cantando 40 y 20).

En serio, si tanta necesidad tiene de hablar López Obrador, ¿por qué no va al Seguro Social y saca cita con un buen loquero? Es más, yo creo que hasta pode-mos hacer una cooperacha y por lo menos la mitad de los mexicanos pondrían un peso para que el Presidente se atienda y deje de dar sus conferencias mañaneras. De lo contrario le tendremos que decir: ¡Ya siéntese, ‘cñor’!

Pobre pan de muerto
¿Te gusta el pan de muerto? A mí sí, pero tampoco es como que me pase todo el año esperando a que llegue la época de comer pan de muerto. Pero, por lo visto, yo soy el raro de la fiesta pues de unos años para acá el pan de muerto causa más furor que Alejandro Fernández cantando vestido con traje de charro en medio de la porra del América.

Es la locura: todavía no terminamos de digerir los dos platos de pozole y las 18 tostadas de la noche de el Grito de Independencia, cuando empiezan a aparecer en algunos anaqueles de panaderías las primeras piezas de pan de muerto.

Generalmente son pequeñas, como para darle una probadita a sus ahora miles de seguidores que, como si hubieran encontrado la cura contra la pendejez, suben fotos a Instagram y celebran en Facebook haber comprado un pan de muerto.

Pero ahí no acaba la cosa, con la aparición de los hipsters comenzaron a surgir las versiones alternativas del pan de muerto: sin gluten (aunque no sea pan), con chía, con amaranto, con flor de jamaica y hasta con helado.

Pero así como hace unos años matamos la dignidad de las conchas con la manteconcha, en 2019 el pan de muerto pasó a mejor vida con la aparición del pan de muerto relleno ¡de chilaquiles! ¿Quién se come esa asquerosidad? ¿Alguien que está crudo pero también quiere algo dulce? Estoy seguro que si el pan de muerto viera lo que están haciendo con él, se volvía a morir.

¡Nos vemos el domingo!
22 Octubre 2019 04:01:00
Quiero vivir en Culiacán
Si ya de por sí Culiacán se me figuraba el paraíso, después de lo que pasó con el hijo de “El Chapo” Guzmán, ¡más quiero vivir allá! ¿Por qué? Porque ya quedó claro que allá no gobierna Andrés Manuel López Obrador. Tal vez en los papeles, Sinaloa sigue siendo parte de la República Mexicana, pero en los hechos es un territorio aparte, con su propio gobierno, su propia ley y su propio Ejército. Yo creía que era cosa de los narcocorridos, pero el fallido operativo para detener a Ovidio Guzmán López, nos dejó ver que en aquel estado no manda AMLO. Y eso, por supuesto, no es bueno, pero es la realidad.

Me sorprende y me enoja que el Presidente diga “evitamos una masacre”, porque en realidad debería decir: “por no planear bien las cosas y hacerlo todo a lo güey, estuvimos a punto de provocar una masacre”. Porque eso es lo que en verdad pasó: quisieron atrapar al “Chapito” y lo hicieron tan mal, que se les olvidó que había “halcones”, no previeron que les iban a cerrar los caminos, no se imaginaron que les iban a salir cientos de camionetas y miles de sicarios; y no se esperaban que tendrían que darle a los narcos hasta las... gracias.

Entonces, no es que el Presidente evitara una masacre, sino que estuvo a punto de provocarla. Como decía alguien en redes sociales: López Obrador es el típico que te avienta a la alberca y luego te saca, para que le agradezcas por haberte salvado.

SERENOS, MORENOS
Diría mi abuelita: no lo hurtan, ¡lo heredan! Los integrantes de Morena no pueden evitar que aflore su pasado priista y perredista, lo cual explica que sus elecciones internas estén hechas un camote. Desde golpes hasta balazos han habido en las asambleas distritales, en las que se deberían elegir a los delegados que, a su vez, elegirán a la próxima dirigencia nacional morenista. Hay cuatro personas aspirando a la presidencia del partido y las cuatro dicen tener la bendición de Andrés Manuel López Obrador.
Se trata de Yeidckol Polevnsky, Mario Delgado, Alejandro Rojas y Bertha Luján, cada uno con su respectivo arsenal de mañas. Se supone que Luján es la que realmente tiene las confianzas de AMLO, pero como es la más gris de los cuatro, se ve difícil que la dejen llegar pues con ella Morena se convertiría en “Pálida”. Luego está el diputado Mario Delgado que tiene como mejor porrista a... ¡Mario Delgado! Él es el único que cree que tendría la capacidad para dirigir al partido en el poder. Nunca, nadie, jamás le ha visto aptitudes para nada, pero por ser tan cercano de Marcelo Ebrard ha ido brincando de puesto en puesto. El otro que se juega el pellejo es Rojas Díaz, que cuenta con toooda la confianza de otro de los personajes fuertes de la 4T: Ricardo Monreal. Dejo al último a Polevnsky, porque sus posibilidades de seguir en la dirigencia son más bajas que las de Cruz Azul de ser campeón. Y es que, pese a haber encabezado el partido durante las elecciones, se sabe que es más rata que Mickey Mouse, por lo que López Obrador ya la habría tachado de su lista de regalos de Navidad. ¿Quién ganará? Ese es un gran misterio, ya que ni siquiera se sabe cómo será la elección. Legalmente tendría que ser en una asamblea de delegados, pero el amado líder cabecita de tampón les dijo que lo hicieran por encuesta y, pues, obviamente, no se ponen de acuerdo. Están más confundidos que un día con sol y lluvia (como el de hoy).
17 Octubre 2019 04:01:00
En la Feria de ‘Cepisheinbaum’
¿Cuál es la prioridad del Gobierno de Claudia Sheinbaum? Cualquiera pensaría que detener la ola de asaltos que padecen los capitalinos todos los días, pero no, esa no es. ¿Acaso será llevar agua a Iztapalapa que tiene menos que Marte? No, tampoco eso es lo que le importa a la morenista. Seguramente ha de ser resolver el problema del transporte público que cada vez está más fregado en la CDMX. Pues no, tampoco va por ahí la cosa. ¿Acabar con la corrupción? Frío, frío. ¡Me doy! La prioridad en este momento de la Jefa de Gobierno es: ¡la Feria de Chapultepec! Por eso ya anunció que va a hacer una consulta popular –¡hazme el favrón cabor!– para que la gente decida qué juegos quiere que haya en la feria cuando la reabran. Sé de mucha gente a la que le gustaría participar en la consulta por internet, pero les robaron el celular en el microbús y, pues, no tienen cómo hacerlo. En representación de esas personas y de todas las demás que tienen cosas más importantes qué hacer, le propongo a Sheinbaum que instale estos 5 juegos:

1.- El Ratón Loco, pero no el del carrito que va a toda velocidad, sino el que inventaron los priistas y que consiste en esconder las casillas para votar, trayendo a los electores de un lugar para otro sin poder ejercer su derecho al sufragio.

2.- La Casa de los Sustos de Morena. En ella podríamos ver a Yeidckol Polevnsky y a Mario Delgado despedazarse por la dirigencia del partido. También a Ricardo Monreal persiguiendo con una sierra eléctrica a Martí Batres. Obviamente esta atracción no estaría completa sin la tenebrosa cara de Gerardo Fernández Noroña. ¿Haciendo qué? Nada, con que esté ahí con su cara de roña, a cualquiera le da un infarto.

3.- La Rueda de la Fortuna de Pemex. En ese juego, al abordar eres un humilde trabajador petrolero, pero luego subes hasta lo más alto y tienes yates, millones, relojes y todo tipo de lujos. De pronto caes, caes y caes y acabas en el bote. Los boletos podría venderlos Carlos Romero Deschamps ahora que ya no tiene empleo como líder del sindicato petrolero.

4.- Las Cebras. Es como los caballitos, pero con trajes de rayas. Y en lugar de caballos vas montando a Juan Collado, a Javier Duarte, a Rosario Robles.

5.- Obviamente la atracción estrella sería La Maldición de la Momia, en la que al entrar te encontrarías con Claudia Sheinbaum y tendrías que ayudarla a lavar 20 camiones de la RTP, pues en caso de no hacerlo te agarraría el alcoholímetro y te llevarían a El Torito.

Bonilla ladilla
Nadie me preguntó, pero lo que más me molesta de Jaime Bonilla es su cinismo. El Gobernador electo de Baja California no disimula ni tantito que está cometiendo un atropello y un atraco al pretender alargar su mandato de 2 a 5 años, solo por sus pistolas. Por más que argumente que se trata de una “reforma” aprobada por el Congreso, la realidad es que eso que hicieron no se atrevía a hacerlo ¡ni el PRI! Y eso ya es mucho decir. Da miedo ver el cinismo con el que Bonilla y la mayoría de los integrantes de Morena –incluido el amado líder cabecita de tampón– dan por bueno que se les robe a los electores la decisión de quién quieren que los gobierne. De consumarse la trácala de Jaime Bonilla, significará que en México la ley vale menos que nada y que Morena hará lo que le venga en gana, aunque se lleve al país entre las patas. ¡Ay, nanita!
15 Octubre 2019 04:08:00
Nosotros los Nobel
¿Qué pasaría si los Premios Nobel fueran mexicanos? Para empezar el comité estaría presidido por algún viejo priista que, ante la llegada del nuevo Gobierno, habría sido forzado a renunciar y su lugar habría sido ocupado por un intelectual de la 4T, tipo Elenita Poniatowska. Seguramente la directora del Conacyt, María Elena Álvarez Buylla, estaría buscando la manera de que se cambiaran las categorías de los premios porque, según ella, la ciencia no importa, es lo de menos, y lo que realmente hay que premiar no es la innovación ni los descubrimientos, sino todo aquello que nos haga parecer más atrasados, más primitivos y más ignorantes. Así que si los premios Nobel dependieran de la 4T, estos serían los ganadores:

ARQUITECTURA: galardón entregado de manera unánime a la Guardia Nacional por haber levantado en el sureste mexicano el muro que tanto quería Donald Trump y sin usar un solo ladrillo.

MATEMÁTICAS: en este caso el premio indiscutiblemente sería para el mismísimo Andrés Manuel López Obrador por haber demostrado que el crecimiento económico cero es mejor que el menos cero. Su teoría es tan avanzada que hasta hoy nadie la ha podido entender.

DECORACIÓN: esta nueva categoría de los premios Nobel se creó en México para rendir homenaje de manera muy especial a Olga Sánchez Cordero, quien está a punto de cumplir un año como florero al frente de la Secretaría de Gobernación.

TEOLOGÍA: hasta antes de que llegara la cuarta transformación a México, la ciencia y la religión estaban peleadas. Pero ahora las cosas son taaan distintas, que se decidió premiar a Miguel Barbosa por su deslumbrante teoría de justicia electoral conocida como “Me hicieron fraude y los castigó Dios”. En las épocas del viejo Nobel neoliberal, el Gobernador poblano seguramente habría sido premiado en Medicina por demostrar que un hombre puede vivir y gobernar sin necesidad de tener cerebro.

LIMPIEZA: tenía que llegar la 4T a nuestras vidas para enseñarnos que el presidente de la Suprema Corte de Justicia, el ministro Arturo Zaldívar, merece un Nobel por su inagotable capacidad para ponerse de tapete del Poder Ejecutivo y permitir así que el Presidente de la República se limpie las suelas con su elegante toga negra.

ESTUDIOS SOCIALES: este premio sería para Claudia Sheinbaum pues gracias a su Administración, se pudo demostrar que la Ciudad de México está tan jodida que apenas el 4% de los taxistas logró causar un auténtico caos y pusieron de rodillas al Gobierno.

¿A poco no serían fabulosos esos premios? Ojalá que pronto los Nobel pasen a ser mexicanos.


ALMA NEGRA

Por estar tan embobados con el show de José José, nos hemos perdido de una de las historias más siniestras y cínicas de la corrupción mexicana: la de Pemex y Oro Negro. Resulta que esta empresa contrató espías para obtener pruebas de cómo los directivos de Pemex eran unos corruptazos, y no les costó ningún trabajo lograrlo. Gracias a eso, hoy sabemos (y podemos escuchar las grabaciones) cómo Emilio Lozoya cobraba de 50 a 100 mil dólares solamente por darle una cita a algún contratista. Ya no se diga lo que se clavaban por dar los contratos. Según esto, de puras transas en Pemex, lograron juntar 2 mil millones de pesos, mismos que se utilizaron para la campaña de Enrique Peña Nieto. La pregunta obvia es: ¿y pa’ cuándo lo meten a la cárcel? La respuesta triste es: AMLO no quiere.
10 Octubre 2019 04:02:00
Operación Pepe Pepe
No lo sé. No sé decirte cómo fue. No sé explicar lo que pasó, pero... de pronto José José se convirtió ¡en prioridad nacional!

Justo cuando estábamos con que la economía está del carajo, con que la inversión no llega, con que no hay certidumbre para los empresarios, la muerte del cantante se convirtió en el tema prioritario tanto para Andrés Manuel López Obrador, como para Claudia Sheinbaum. Vaya, hasta un avión de la Fuerza Aérea Mexicana mandó el amado líder cabecita de tampón para traerse a México las dichosas cenizas.

Y en el recorrido del aeropuerto a los homenajes, no, bueno, había más policías que en todas las series de Netflix. Si así anduvieran cuidando las calles como cuidaron al “Príncipe de la Canción”, la CDMX sería, mínimo, Mónaco.

Viendo todo el irigote en torno a don Pepe, me pregunto en qué oficina de Gobierno se puede pedir al Gobierno que preste un avión para traer a México las cenizas o el féretro de un pariente. Y, claro, también me gustaría saber si se puede contratar una escolta –con motociclistas y toda la cosa– para que me acompañe a comprar unos tenis a Tepito. Porque si algo es Tepito es bravo.

Ya sé que prometí hablar de otra cosa que no fuera AMLO, peeero... ¿acaso es mi culpa que haya usado a José José como cortina de humo? La Operación Pepe Pepe resultó todo un éxito para desviar la atención de todos los problemas que arrastra el Gobierno. Ahora resulta que nos incomoda más Sarita la maldita que el Cártel Jalisco Nueva Generación. O que nos importa más traer medio kilo de cenizas en avión, que cuidar a los paisanos que están siendo perseguidos en Estados Unidos por Donald Trump.

Según José José, ya lo pasado, pasado; pero este Gobierno tiene muy presentes las tácticas del pasado para distraer a la gente: pan, circo y... ¡gavilán o paloma!

¡Ay, Barbosa!
Si hubiera un premio al gobernador más bruto, Miguel Barbosa no lo ganaría por bruto. Vamos, para nadie es un secreto que el Mandatario de Puebla nomás no da una cuando abre la boca. Bueno, tampoco cuando la tiene cerrada. Pero ayer se aventó una de esas frases que, en cualquier otro país, lo harían caer del cargo. Dijo que en 2018 le robaron las elecciones, pero que Dios los castigó. Obviamente lo dijo refiriéndose a Martha Érika Alonso y a Rafael Moreno Valle, quienes murieron por exceso de helicóptero en la sangre.

¿Qué clase de persona puede hacer un chiste sobre eso? Aparte de mí, el morenista Barbosa. La diferencia es que el señor es el Gobernador y yo no gobierno ni mis ganas que tengo de ponerme bien José José. No se qué me preocupa más: que Barbosa tenga tan poca sensibilidad política como para tirarle tierra a los muertos o, peor todavía, que realmente crea que Dios está de su lado y que su Gobierno es obra divina. Pobre Puebla, de por sí ya está llena de poblanos y ahora esto.

Morelos de nuevo
La situación cada vez está peor en Morelos y el Gobernador está con las broncas hasta el cuello. A pesar de todo la buena noticia es que Cuauhtémoc Blanco sí tiene cuello.

¡Nos vemos el domingo!
08 Octubre 2019 04:02:00
Nos toca medio José José
Cuentan que cada vez que iba a dar un concierto, José José se paraba ante su enorme vestidor en el que estaban colgados sus principescos trajes y comenzaba a preguntarse: “¿Qué me pongo?, ¿qué me pongo?”. Finalmente se decidía y se ponía hasta las manitas.

Dicen que una de las razones por las que no han podido cremar al Príncipe de la Canción (¿a quién se le habrá ocurrido ese nombre tan mamalón?), no lo han hecho porque con tanto alcohol almacenado en el cuerpo, si le prenden fuego ardería por semanas. Y seguramente yo sería una antorcha humana un mes más, hay que reconocerlo. Pero, bueno, finalmente cuando hayan incinerado al cantante, serán enviadas sus cenizas a México, pero. ¡solo la mitad! Es decir, nos toca solo medio José José, así que solo podremos rendirle homenaje a un Pepe y no al otro. ¿Qué diablos pensarán los hijos de José José al hacer eso? ¿Que su espíritu tiene la doble nacionalidad? ¿Que su dolor será menos si cada uno se queda con 200 gramos de su padre en polvo? Ojalá que la mitad que nos manden sea la de la voz y no la del hígado.

La telenovela de la muerte de José José está mejor que la serie de Netflix sobre su vida. Hasta Marcelo Ebrard se tuvo que meter de mediador, porque el pleito entre los hermanos estaba peor que el de Corea del Norte y Corea del Sur. No sé si me sorprende, pero sí me intriga la capacidad que tenemos los mexicanos para el drama. Tengo amigas y amigos que realmente sienten que necesitan ¡despedirse! de José José y les urge que lo traigan a México. ¿Despedirse? Ni que fuera su madrecita. Y luego nos preguntamos por qué gobernó tantos años el PRI, después ganó Fox y ahora nos dizque gobierna Andrés Manuel López Obrador.

Pobres taxistas
Ayer la Ciudad de México fue un caos. ¿Máaaas? Sí, fue un caos mayor de lo habitual debido a las protestas de miles de taxistas que, siguiendo el ejemplo de AMLO, decidieron secuestrar la capital con tal de presionar para satisfacer sus intereses. La protesta era porque se oponen a la existencia de los servicios por app, como Uber, Cabify y Didi, pues dicen que se trata de una competencia desleal. Y en parte tienen razón porque los autos de app no tienen que pasar por tooodos los trámites que les imponen a los taxistas, que van desde pintarlos según el humor del funcionario en turno hasta pasar una revista anual que no sirve más que para extorsionarlos. Y aunque eso que reclaman es cierto, su protesta de nada sirve para incomodar al Gobierno, pues a los únicos que realmente jode es al resto de los habitantes de la ciudad. Ayer mucha gente tuvo que caminar, literalmente, kilómetros para llegar a sus trabajos y escuelas, porque el tráfico estaba completamente parado en muchas avenidas principales. Peor que una mentada del “Piojo” Herrera, era ver la forma en que cinco Tsurus y ocho Versa le daban en la madre al día, al ánimo y a la esperanza de miles de personas. Pero, bueno, hay que entender a los pobrecitos taxistas que bloquearon las calles, pues están preocupados ya que el Gobierno planea cobrarle impuestos a las prostitutas y, pues, evidentemente a esos taxistas les preocupan mucho sus madrecitas.
03 Octubre 2019 04:03:00
¿Cuál es tu nombre 4T?
Riqui Riquín Canallín, el Comandante Borolas, el Innombrable, los Fifís. Si algo sabe hacer Andrés Manuel López Obrador es poner apodos. Gobernar no le sale muy bien, pero en bautizar a la gente no tiene competencia el amado líder cabecita de tampón. Y como tú eres a mucho orgullo integrante de la Cuarta Transformación, necesitas un nuevo nombre al estilo de la 4T. Como no todos tenemos el don de AMLO para poner apodos, te presentamos el primer sistema multidireccional para escoger, sin temor a equivocarte, tu nombre de batalla en esta nueva etapa de la historia del país.

Así te llamas en la 4T
a. El segundo dígito de tu edad
1. La pudiente.
2. La maldita.
3. La exquisita.
4. La desastrosa.
5. La sangrienta.
6. La maloliente.
7. La gran.
8. La grasienta.
9. La loca.
0. La peluda.

b) El mes de tu nacimiento
ENERO: cruda.
FEBRERO: iniciativa.
MARZO: nalguita.
ABRIL: fifí.
MAYO: reforma.
JUNIO: austeridad.
AGOSTO: sentencia.
SEPTIEMBRE: auditoría.
OCTUBRE: investigación.
NOVIEMBRE: cola.
DICIEMBRE: locura.

c) El último dígito de tu celular
1. de Bartlett.
2. de Monreal.
3. de la Guardia Nacional.
4. de AMLO.
5. de Slim.
6. de Muñoz Ledo.
7. de Trump.
8. de José José.
9. de Peña bebé.
0. de Calderón.
Mi nombre es: LA PELUDA NALGUITA DE MONREAL.
Ya no me gustó este juego.

MOTAMEX
El otro día presentó el diputado Mario “Trompitas” Delgado su iniciativa para legalizar la mariguana en México. La idea no suena nada mal, salvo por un pequeño detalle: plantea crear una especie de Pemex de la mota. Es decir, una empresa paraestatal encargada de distribuir a nivel nacional la mariguana. lo cual seguramente es una mala idea.

Para empezar, uno de los problemas más fuertes que tiene Pemex es el huachicol.

Si hay gente que se roba la gasolina, ¡imagínate la mariguana! El huachicannábico se podría convertir en el delito número uno de México. Y, además, si Pemex tiene tantas broncas para cubrir la demanda en todo el país, no me quiero imaginar si un día tenemos problemas de desabasto de mariguana: las señoras de Las Lomas se pondrían súper locas. Porque, hay que reconocerlo, ya la mota la consumen en tooodas partes y todo tipo de gente. Creer que solo es cosa de chavos, es negar la realidad: el consumo ha llegado a todo tipo de gente. Es más fácil encontrar mota en el tocador de mi tía Clarita que en la mochila de un chamaco de secundaria. Así que más vale legalizarla de una forma realmente profesional y no andar creando burocracia para la pachequez. Y urge hacerlo porque todavía le quedan cinco años a este Gobierno y nadie los va a aguantar en sus cinco sentidos.

¡Nos vemos el domingo!
01 Octubre 2019 04:02:00
Maldita Sarita
Olvídense de Carlos Salinas, olvídense del holandés Robben, olvídense del mismísimo Luisito Rey porque la maldad tiene un nuevo nombre: Sarita.

La hija de José José se ha convertido en la nueva villana favorita de los mexicanos dado que tiene prácticamente secuestrado el cadáver de su padre; y no deja que sus otros hijos se despidan de él, se tomen una selfie junto al féretro y sigan también aprovechándose de su fama. ¡Pobrecitos!

Dado que en México nos encanta tirarnos al drama, para muchos resulta indignante que la hija no aparezca llorando y berreando mientras va cargando las principescas cenizas del cantante. Uy, y el hecho de que ni siquiera se vista de negro y que, además, aparezca maquillada y sonriente, ¡horror!, es peor que un pecado.

Los chismes de la farándula dicen que Sarita obligó a su papá a cederle los derechos de su imagen y su vida, para hacer su propia carrera como cantante. Y, además, no permite a José Joel y a Marysol, sus medios hermanos, ver al papá muerto. Sea o no sea cierta esta telenovela, la tal Sarita ya es considerada un peligro para México. Dicen que Sarita es más mala que el PRI en los años setentas; más mañosa que López Obrador en las mañaneras; más transa que un diputado panista; más conflictiva que un perredista en sus buenos tiempos; más codiciosa que cualquier dirigente del Partido Verde y más dañina que comer sandía en la cruda.

Todos hemos tenido en nuestras vidas una Sarita, esa persona maldita -hombre o mujer- que puede salir muy sonriente en la foto, sin importarle cuánto nos hace sufrir, llorar o provocarnos ganas de tomar clarasol. Maldita Sarita que te robaste al príncipe, eres peor que Manuel Bartlett cuando le robó las elecciones a Cuauhtémoc Cárdenas para darle la presidencia a Salinas de Gortari. ¿A poco no? Piénsalo: ¿quién es tu Sarita? La mía sabes bien quién eres, maldita. Y por otra parte: ¿tú de quién eres Sarita? ¡Ah, verdad!

Se quieren, no se quieren
La relación de Andrés Manuel López Obrador con los empresarios es como la de esa chava que lleva 10 años de novia y su peor es nada siempre le dice que sí se van a casar, pero no le dice cuándo.

Así están los empresarios: le dicen a AMLO que sí, que van a invertir mucho dinero para apoyar a su gobierno y reactivar la economía, ¡pero no le dicen cuándo! Y a diferencia del novio, los empresarios no es porque no quieran, sino porque no le tienen confianza al amado líder cabecita de tampón.

Una y otra vez han visto que no cumple su palabra, que se pasa la ley por donde no pasa el sol y que, para colmo, tiene sordera testicular pues nomás oye lo que se le hinchan los desos. Esa es una de las cosas que más les preocupa del Presidente: que cree que sabe todo. Y, pues, no, en realidad es bastante ignorantito, sobre todo en cuestión de economía. De ahí que no le quieren soltar la lana, porque saben que es como darle una AK-47 a un mono dentro de una cristalería. No les gusta que López Obrador prefiere pagar más caras las cosas con tal de hacerlo a su manera. Creo que eso podría ser corrupción por soberbia: gastar a lo grey el dinero de todos los mexicanos solo para demostrar que tiene la razón. Aunque no la tenga.

Ayer, de hecho, hubo una nueva reunión de los grandes empresarios de México -incluido Carlos Slim- con el Presidente para, ahora sí, echar a andar la economía. A ver si no terminan convirtiendo Palacio Nacional en un Sanborns.

¡Nos vemos el jueves!

" Comentar Imprimir
columnistas