×
hace 1 mes
[Nacional]

Orillan a migrantes a ‘ruta de la muerte’

Los patrullajes de la Guardia Nacional modifican las opciones de los ilegales al sur

Imprimir
Orillan a migrantes a ‘ruta de la muerte’
Ciudad de México.- Los traficantes de personas reactivaron la ruta marítima que abarca las costas de Chiapas y Oaxaca, esto a consecuencia del despliegue que la Guardia Nacional ha efectuado en la frontera sur para contener el paso de migrantes y ante la imposibilidad de abordar a “La Bestia”.

El 11 de octubre naufragó una lancha en la que presuntamente viajaban 17 personas, de las cuales 11 eran africanas.

El accidente, en el que cuatro sujetos perdieron la vida y uno permanece en calidad de desaparecido, reveló que la ruta marítima se ha convertido de nuevo en la alternativa migrante para llegar a Estados Unidos.

Fuentes del Grupo Beta, perteneciente al Instituto Nacional de Migración (INM) informaron que durante el rescate del tercer cuerpo, los pescadores oaxaqueños indicaron que desde hace varias semanas han visto lanchas hasta con dos motores que llevan personas y navegan a orillas del océano Pacífico.

Lo anterior también ha sido advertido por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

Según testimonios de migrantes africanos, los traficantes ofrecen el trayecto vía altamar por mil 600 y hasta mil 900 dólares (30 mil 500 a 36 mil 200 pesos) por persona. Los viajes parten por la madrugada de distintos puntos de Puerto Madero y se realizan en lanchas W25, conocidas como tiburoneras.

Las embarcaciones, saturadas hasta con 25 extranjeros, recorren más de 300 kilómetros por mar abierto, sin las medidas de seguridad necesarias y sin considerar el estado
climatológico.

Además, buscan llegar a pueblos de Oaxaca, como Cachimbo o Aguchil, en San Francisco Ixhuatán, para surtir combustible y continuar por Rancho Salinas, Trejo, Conchalito, Guadalupe o Rincón Juárez, todas comunidades pesqueras del municipio de Santa María Tapanatepec.

Algunos traficantes de personas llegan hasta Salina del Marqués o San Mateo y Santa María del Mar, e incluso a Huatulco, donde es menor la vigilancia de las autoridades.

Para el sacerdote Alejandro Solalinde Guerra, activista por los derechos de los migrantes, el naufragio de los africanos es responsabilidad de los “polleros”, que trafican con los migrantes y a quienes ven como mercancía y no como seres humanos.

Comentó que vuelven a usar la vía marítima, que es peligrosa y que se hizo mediante “redes de corrupción” desde hace muchos años.

Explicó que los migrantes están atrapados en dos agendas: “La primera es la que les ofrece el Gobierno de México: quedarse por un periodo de seis meses en el país para evitar conflictos severos con Estados Unidos y que se afecte la economía mexicana. La segunda es la arriesgada propuesta de utilizar la ruta marítima de Oaxaca”.

Las muertes de antes
El naufragio en el que murieron ahogados al menos cuatro africanos la semana pasada no es el primero de esta ruta de muerte.

Hace algunos años, los pescadores de Chiapas y Oaxaca reportaban con regularidad naufragios de pequeñas lanchas en las que viajaban hasta 30 personas en medio de los altos oleajes provocados por los vientos de esta región.

En junio de 2000, causaron la muerte de 23 guatemaltecos en la bocabarra de San Francisco: “Una ola levantó la lancha y la hundió”, dijo un sobreviviente. Siete años más tarde, otra lancha con 17 migrantes se hundió en la misma zona, con un saldo de 15 muertos.


Imprimir
te puede interesar
similares
https://www.zocalo.com.mx/images/site/edit_icon.png