×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
25 Septiembre 2020 04:09:00
Un país que se desmorona
Escuchar Nota
Es cierto, el impacto de la pandemia, en términos de salud y económicos, es global, pero lo que nos debería preocupar y ciertamente ocupar es lo que sucede en nuestro país, y que no es otra cosa que se está desmoronando.

Tal vez usted recuerde a Ernesto Zedillo, ese economista frío y poco carismático que reventó la burbuja de ilusiones de primer mundo que construyó Salinas de Gortari, y que tomó una serie de decisiones que colocaron al país en una de sus peores crisis, después del famoso error de diciembre, pero que cinco años después dejó la Presidencia con México creciendo al 7%, lo que no se ha vuelto a ver.

El señor algo sabe de economía y advierte que hoy se vive el peor desastre económico desde la Gran Depresión y que urgen apoyos a las empresas para evitar la quiebra generalizada; que urgen mecanismos para dotarlas de créditos e incluso subsidios directos para gastos de nómina, todo esto para preservar empleos.

Bueno, probablemente usted pondere etiquetas sobre argumentos y minimice la advertencia del expresidente. Pues lo voy a desarmar: el impacto económico sufrido por el IMSS debido a la pandemia asciende a 13 mil millones de pesos, por la caída de ingresos por concepto de cuotas obrero patronales. Sí, según los datos de la propia 4T esto está que arde.

¿Quiere más?, pues ahí le va: resulta que la secretaria de Administración y Finanzas de la Ciudad de México –sí, los consentidos de la 4T– compareció virtualmente ante el Congreso y lo que dijo no tiene desperdicio, ya que es justo lo que sucedió en literalmente todo el país.

La funcionaria Luz Elena González afirmó que la parálisis de la economía fue necesaria para evitar los contagios de Covid, que, y cito: “nuestras economías entraron a un coma autoinducido para lograr que la mayor cantidad de personas nos quedáramos en casa y eso tuvo repercusiones”.

Y ahora, la joya de la corona: esta funcionaria sostiene que gastar los recursos públicos es hoy más necesario que nunca.

Sí, hay que sacar al país del coma, hay que inyectar recursos, hay que otorgar créditos y estímulos a las empresas para que mantengan los empleos. No es tiempo de ahorrar, de mezquindades políticas y de una Administración facciosa del erario; es tiempo de soltar dinero, ya que de lo contrario lo único que se hace es fortalecer esta inmensa fábrica de pobres en que se ha convertido México y por mucho que se pondere la pobreza como una virtud del pueblo bueno, pues llegará el momento que no alcance para sostener tanto programa asistencialista con el que se pretende ayudar a sobrevivir a los que menos tienen.

Por el bien de todos, de los pobres, del pueblo bueno, de la propia 4T, urge que se liberen recursos y que se apoye directamente a las empresas por los empleos que generan, antes de que sea demasiado tarde.
Imprimir
COMENTARIOS