×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
11 Octubre 2018 04:00:00
Sarcasmos
EL APOCALIPSIS

La novela Secreto Biblia, de Leopoldo Mendívil, tiene muchas virtudes. Señalaré solo una que me aligeró la vida. El libro del Apocalipsis es, a mí parecer, el documento más aterrador que conozco. Wikipedia: “El libro de las Revelaciones o Apocalipsis de san Juan es el último libro del Nuevo Testamento. Por su género literario, es considerado por la mayoría de los eruditos el único libro del Nuevo Testamento de carácter exclusivamente profético. El Apocalipsis quizás sea el escrito más rico en símbolos de toda la Biblia. La cantidad de símbolos, eventos y procesos complica la tarea de interpretar la totalidad del texto y, como tal, ha sido objeto de numerosas investigaciones, interpretaciones y debate a lo largo de la historia”. Bueno, esto es lo que dice la novela del Polo (apoyada en descubrimientos arqueológicos sólidos).

ELAINE PAGELS, Universidad de Princeton. Autora de Revelations: Visions, Prophecy politics in the Book of Revelation. Entrevista con John Blake, CNN. Marzo 31, 2012: Su primer blanco [del verdadero autor del Libro del Apocalipsis] es [atacar a] Roma [...] Él realmente está profundamente enojado y apesadumbrado por la guerra [de Roma contra judíos, en el 70 d.C.] [...] No hay signos de que él leyera el Sermón de Jesús en el Monte, o los [demás] Evangelios o las cartas de Pablo [...] El número 666 es el emperador romano Nerón.

THOMAS JEFFERSON, tercer presidente de los Estados Unidos. Carta al general Alexander Smyth. 17 de enero de 1825: Veo en su libro [Una explicación del Apocalipsis] que se informó que [el libro de las Revelaciones o Apocalipsis] no es producción de san Juan, sino de Cerinthus [un conocido hereje], un siglo después de la muerte del apóstol [Juan]. Yo no las considero “revelaciones” del ser supremo, contra quien no quisiera blasfemar imputándole a Él una presentación de una revelación en términos que Él sabría que nadie iba a poder comprender [...] lo considero [al “libro de las Revelaciones”] un devaneo de un maniaco [...] con visiones de pesadilla. 

GENERAL ALEXANDER SMYTH, militar y congresista estadunidense. Una Explicación del Apocalipsis. 1825: Caius, presbítero de Roma, de 210 a 217, conforme nos lo informa Eusebio [obispo de Cesarea] escribió: “Y Cerinto también (quien a través de su ‘libro de las Revelaciones’, como si fuera escrito por algún gran apóstol [en este caso Juan], nos impone monstruosas relaciones de cosas de su propia invención, como mostradas a él por un ángel) dice que después de la resurrección, habrá en la tierra un reinado de Cristo [un imperio terrenal]”.

–Es griego– le susurró al santo padre –. Dice: “El libro llamado Apocalipsis no fue escrito por el apóstol Juan. Ni siquiera lo escribió un cristiano. Lo escribió un impostor: fue Cerinto, el fundador de la herejía cerintiana. Cerinto es el verdadero autor del texto llamado Apocalipsis, y es una blasfemia”. El santo padre suspiró, llevándose un poco del polvo a las narices. Las letras lo llevaron a una duda inmensa. El arqueólogo le preguntó: –¿Esto es el Secreto Biblia? ¿El libro del Apocalipsis es falso? El Papa tragó saliva y sintió un cansancio en el cuerpo, como un aturdimiento. –San Dionisio no fue el único que afirmó esto. Cuatro de los padres de la Iglesia insinuaron que hubo dos Juanes, y que Juan el apóstol no fue el que escribió el Apocalipsis. –Entonces, ¿es verdad...? ¿El libro del Apocalipsis, en el que creen millones... es falso? ¿Por qué no se le ha dicho eso a millones? El
Pontífice se volvió hacia el muro: al rostro de mármol que desde el pasado venía a confesarle la verdad: –Esto es sólo el principio. 
 
RELIGIOSA

¿Sabías de la jovencita que se casó con un anciano y decían que era muy religiosa porque todo el tiempo estaba hablando del nuevo testamento?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2