×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
24 Noviembre 2020 04:00:00
Salió bien chambeador: Chema
Escuchar Nota
Una de las mejores maneras de medir la calidad de vida de una ciudad, es la percepción de la población que vive en ese lugar. También cuando existe esa comparación entre la gente de comunidades cercanas o municipios.

Un ejemplo de ello en Coahuila, son el municipio de Saltillo y Torreón, que constantemente se comparaban uno al otro, habiendo esa competencia entre ambas ciudades para definir cuál era mejor. Incluso en un tiempo se pensó sobre el proyecto de (ELLA), que era el anhelo de formar el Estado de La Laguna, por considerar su alta calidad de vida y generador de economía. Este último rubro era el que más interesaba puesto que al igual que la actual alianza federalista de los gobernadores de oposición para salirse de la Conago, así mismo Torreón consideraba que generaban más impuesto que otros municipios y se merecían una mayor contribución por sentido común.

Esa buena época de Torreón ya no regresó y menos ahora estando al frente el PAN, con su alcalde Jorge Zermeño Infante, que ha hecho que ese municipio ya ni suena como punto de comparación como para decir que es un municipio deseable para vivir, cuando sus propios habitantes si encuentran una mejor oportunidad de trabajo prefieren salirse de la Perla de la Laguna, o bien mandan a sus hijos a estudiar fuera de Torreón, esperando que tengan una mejor calidad de vida y trabajo.

Pero contrario al municipio de Torreón, y para sorpresa de todos los coahuilenses, un municipio cercano a Saltillo, que por muchos años estuvo dormido y lejano a ser comparado a la capital de Coahuila, ha despertado en donde empieza esa comparación positiva en donde la calidad de vida ha mejorado a pasos agigantados.

Me refiero específicamente a la cabecera municipal de Ramos Arizpe, en donde el Alcalde, José María Morales Padilla, pero a los chileros, es decir a los ramosarizpenses, le dicen de cariño “Chema Morales”, y lo mejor de todo es que el alcalde se deja querer. Por cierto, para las nuevas generaciones que se pregunten por qué a la gente de ese municipio les decían chileros, es por aquella época de gran derrama económica que tuvo por sus plantíos de chiles serrano y chilaca.

Pero no solo ha sido la percepción de sus habitantes el ahora estar haciendo comparaciones con Saltillo, si la ciudad ha prosperado sin distinción alguna, es decir, Chema Morales gobierna para todos sin importar si votaron por él o no. Un alcalde que ha estado gobernado sin importar el estatus socioeconómico, nivel de educación o preferencia de partido político.

Chema Morales, en poco tiempo de su Administración, ha mejorado significativamente la provisión de servicios sociales como la salud, la educación y la seguridad.

En el tema de recreación había tenido una débil calificación en el año 2015, teniendo incluso un impacto negativo en la prosperidad urbana pero tan pronto hiso su toma de protesta como alcalde de Ramos Arizpe, se puso a trabajar en ese rubro teniendo ahora tanto el sector urbano y rural una mejora sustancial en el tema de recreación moderna, recordando que la gente del campo es parte del municipio y considerando que Ramos Arizpe es la segunda cabecera municipal más grande de los 38 en Coahuila, hablando territorialmente, y después de campo.

Se puede decir que aquellos rubros comparables con la capital de Coahuila en donde la diferencia no es mucho es la calidad de vida, específicamente en el tema de salud con un puntaje igual en esperanza de vida al nacer.

En la tasa de alfabetización existe tan solo 0.76 puntos de diferencia y en su tasa de homicidios existen menos que en Saltillo.

En cuanto lugares de diversión los saltillenses ya empiezan a voltear a Ramos Arizpe, como una opción para ir a salir puesto que hay nuevas plazas comerciales con cines y restaurantes bar, entre otros entretenimientos familiares, haciendo que los mismos ramosarizpenses se queden en su propia comunidad dejando más derrama económica entre los mismos negocios locales.

Hablando en la igualdad de géneros o bien oportunidades para las mujeres, tan solo el año pasado tuvieron en Ramos Arizpe una matriculación de profesionistas de 595 en Ingeniería, Manufactura y Construcción. En área de Administración y Negocios fueron 353 mujeres y Tecnologías de la Información y Comunicación 149 matriculadas como profesionistas.

Chema Morales, elevó la calidad crediticia al disminuir la deuda del Municipio de Ramos Arizpe pasando de HR BBB+, A HR A-; manteniendo así una perspectiva positiva y estable. En resumen, podemos decir que Chema Morales salió chambeador y va por muy buen camino. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018, finalista en Excelencia Periodística 2018 representando a México) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS