×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
23 Julio 2019 04:06:00
Portarse bien
Ayer el presidente López Obrador arremetió en su mañanera contra varios medios de comunicación. “¡Cómo se llevan fuerte los de Reforma!”, afirmó en referencia a una nota titulada Vivirá en un Palacio. “Les diría que no estoy acomplejado. ¿Conocen el edificio de Reforma? Es un palacio, y yo diría –pero esto con todo respeto– de mal gusto”.

Según el Presidente no hubo en México periodismo de investigación en el período neoliberal. “Ahora sí hay más periodismo de investigación, porque pasó de noche el período neoliberal, todo el periodo de saqueo, de pillaje. Ahí están en falta los medios, con todo respeto, guardaron silencio cómplice”. Añadió: “Tengo todavía pendiente, me preocupa y me ocupa, el asunto de José Gutiérrez Vivó, que lo desterraron, se tuvo que ir, le dieron un asilo político y ahora vive en una situación, no debería decirlo por él, pero es muy lamentable, víctima de la represión del régimen pasado, no solo del pasado Gobierno, más atrás”.

Su siguiente crítica fue contra la revista Proceso, de la que dijo que “no se portó bien con nosotros”. Cuando el reportero Arturo Rodríguez comentó “No es papel de los medios portarse bien, Presidente, con alguien”, López Obrador respondió: “No, pero estamos buscando la transformación y todos los buenos periodistas de la historia han apostado a las transformaciones”. López Obrador concluyó diciendo que ya lee poco a Proceso, “desde que falleció Julio Scherer, al que admiraba mucho, pero ese es otro asunto”.

López Obrador ha sido respetuoso de la libertad de expresión, pero su afirmación de que no ha habido periodismo de investigación en México hasta ahora revela falta de información o una desmemoria selectiva. El reportaje de Reforma sobre la mudanza del Presidente y su familia a Palacio Nacional podrá ser bueno o malo, pero es pertinente cuando el propio Mandatario ha decidido cerrar la que había sido oficina y residencia presidencial desde Lázaro Cárdenas.

El que una empresa privada tenga un edificio propio, de buen o mal gusto, no es tema de debate porque se trata de una inversión privada. Gutiérrez Vivó, con quien colaboré y a quien respeto, no fue víctima de censura. Sus diferencias con Radio Centro fueron empresariales y se dirimieron, como es correcto, en tribunales.

Gutiérrez Vivó dejó deudas muy importantes en México, entre ellas a sus exempleados, que fueron producto de malas decisiones como empresario. Gutiérrez Vivó radica hoy en Estados Unidos, en una situación económica que tengo entendido es holgada, y con esa colección de autos antiguos de la que siempre se enorgulleció.

Arturo Rodríguez tiene razón cuando dice que no es papel de los medios “portarse bien” con nadie. La idea de que “todos los buenos periodistas de la historia siempre han apostado a las transformaciones” confunde la labor del periodista con la del propagandista o del activista. La afirmación de que hoy Proceso no se porta bien, pero que Julio Scherer era otra cosa, peca también de mala memoria.

El 19 de octubre de 2014 López Obrador se quejó en un tuit de la “mala leche del Proceso. Creen que todos somos iguales y como en el 2006 y 2012 con sus ‘reportajes independientes’ le ayudan al régimen”.

Tenemos un presidente respetuoso de la libertad de expresión, eso es bueno, pero que no entiende el papel de los medios. Su labor no es portarse bien con ningún Gobierno, sino informar de manera cierta y valiente.

¡Pasamos!

La buena es que el secretario Mike Pompeo nos dio calificación aprobatoria. Hemos reducido el flujo de migrantes a Estados Unidos en 36% en 45 días. El problema es que tendremos otra evaluación en 45 días y no sabemos qué tenemos que hacer para que nos aprueben otra vez.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5