×
Marcelo Torres Cofiño
Marcelo Torres Cofiño
ver +
Marcelo Torres Cofiño es miembro del Partido Acción Nacional desde 2006, fue Diputado Federal del Estado de Coahuila en la LXII Legislatura. Fue Presidente del Partido Acción Nacional y actualmente es Diputado Local, coordinador del grupo parlamentario del PAN y Presidente de la Junta de Gobierno en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
09 Agosto 2020 04:00:00
El llamado de Coparmex
Escuchar Nota
El llamado de Coparmex para construir un Acuerdo Nacional para la Recuperación Económica debe ser atendido. A México le urge retomar el camino del crecimiento luego de la estrepitosa caída que rompió todos los récords desde que se tienen registros.

Por supuesto que la pandemia es un ingrediente central en el desastre; pero, lastimosamente son las malas decisiones del Gobierno federal las que arrastraron a la producción nacional a un abismo, cosa que, no se debe olvidar, ya venía ocurriendo previo a la pandemia.

Indudablemente debe haber mejores condiciones para la igualdad y el combate a la pobreza. México requiere cerrar sus brechas en todos los órdenes, para que haya más y mejores oportunidades para todos sus ciudadanos. Es lo justo y es la mayor asignatura pendiente de todos los mexicanos. Pero esa es una tarea que necesita de la participación decidida del sector empresarial, porque sin este la generación de riqueza se hace imposible (salvo que se busque “igualdad en la pobreza”).

Una y otra vez hay que repetirlo: son una minoría los patrones que viven en condiciones de abundancia. La inmensa mayoría de quienes son propietarios de un negocio necesitan trabajar para subsistir. En México no hay una gran diferencia entre quienes tienen una micro, pequeña o mediana empresa y aquellos que laboran en ellas.

Incluso, en más de una ocasión son los dueños los que se quedan sin ingresos con tal de cubrir la nómina de sus empleados. El que niegue esa realidad no conoce verdaderamente a nuestro país ni sabe nada de economía.

Por eso el llamado de Coparmex tiene pleno sentido. Los patrones no están buscando salvar su pellejo, le siguen apostando a México y a su gente. Con hechos están demostrando que el futuro del país les importa. Se niegan, como lo hacemos la mayoría, a ver naufragar a nuestra nación. Y les duele en el alma tener que estar despidiendo empleados y cerrando sus propias fuentes de ingresos ante la imposibilidad de mantenerlos funcionando.

Confío en que el Gobierno federal presentará atención al llamado de los empresarios. Es urgente que el Presidente se sacuda sus tontos prejuicios que tienen sumido al país en su peor crisis de la historia. Ojalá y comprenda lo grave de la situación y las terribles consecuencias que vamos a pagar todos de no actuar ya. Sin embargo, incluso si el Mandatario se niega a participar del rescate de la economía mexicana, los gobiernos estatales deben hacer su parte.

Desde el Congreso de Coahuila encararemos la tarea de impulsar la recuperación de las fuentes de empleo en la entidad. Es tiempo de actuar con gran responsabilidad y compromiso. No debe haber pretextos partidistas que impidan impulsar las modificaciones a las leyes que faciliten las inversiones y la contratación de personal. Las puertas están abiertas para cualquiera que tenga ideas que ayuden a recuperar los 43 mil empleos que se han perdido en la entidad.

Aquí no importa quién se cuelgue la medalla. No buscamos que nuestro nombre quede grabado con letras de oro en los muros de ningún lugar. Lo importante es Coahuila. Por eso debemos decir sí al llamado de Coparmex.









Imprimir
COMENTARIOS