×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
20 Junio 2019 04:00:00
Querida Ana
QUERIDA ANA:

Se va a casar una sobrina muy querida tanto por mi esposo como por mí y nos ha pedido que seamos padrinos de iglesia y desde luego que nosotros aceptamos con mucho gusto, pues ella siempre ha estado cerca y nos quiere mucho también.

Conversando con una amiga sobre el vestido que compraré para la ocasión, le dije que había visto uno que me había gustado mucho en color negro, pero me dijo que no es correcto usar en las bodas el color negro en el vestido de las mujeres. Pero Ana, en muchas bodas he visto que infinidad de señoras y jóvenes van vestidas en color negro, incluso en la última que fui, la mamá del novio iba vestida de negro.

Tal vez ando atrasada en la moda, pero quisiera ir correctamente vestida. ¿Qué me dices de eso? ¿Alguna sugerencia? Mil gracias.

DE NEGRO



QUERIDA DE NEGRO:

A pesar de que a mí me gusta especialmente usar ropa de color negro, personalmente pienso que al menos para las señoras o jóvenes acompañantes de los novios, es decir las madrinas, no es una excelente elección el color negro en el vestido, ya que aunque el negro es muy elegante, no deja de ser un color que se usa en los funerales.

Hay disponibles en la actualidad tantos vestidos en tantos colores y hasta con flores y dibujos, en la ropa de fiesta, que no te será difícil encontrar un vestido en un precioso color que no sea negro.

Espero que vayas muy hermosa a esa boda. Y deseo felicidades a esa sobrina tan querida por ustedes.

ANA
19 Junio 2019 04:00:00
Querida Ana
QUERIDA ANA:

Estoy a punto de divorciarme después de 23 años de matrimonio. Tuvimos dos hijos, una hija y un hijo. Mi hija, que es la mayor, hace dos semanas me informó que está embarazada. Y quiere casarse en lugar de continuar su carrera en la universidad. Como ve, la cosa está bastante complicada y con lo que voy a decirle, va a comprender que se pone peor.

Desde que me separé de mi esposa vivo en otra ciudad de donde viví siempre con ella y mis hijos, y no he estado involucrado ni en el problema de mi hija ni en los planes de la boda. Mi esposa me dijo que la boda se llevará a cabo después de que nazca el bebé y nuestra hija “haya recuperado su figura”. Y que la boda no será pequeña ni íntima (como yo pensaba por las circunstancias) y que ya andan buscando lugar apropiado para acomodar su lista de invitados, que será de 500 personas.

Le pregunté a mi hija por qué tantos invitados y me dijo que cada invitación equivale a un regalo (¡!). Mi hija está enojada conmigo porque me separé de su madre y me salí de la casa. Hablo con ella sólo cuando la llamo, ella nunca me llama. Pero sí quiere que yo pague todos los gastos de la boda y francamente yo no tengo ningún ahorro y sí muchas deudas.

Comprendo que tanto mi hija como mi esposa quieran una boda hermosa, pero también deberían comprender que no soy rico y conocen mi situación. Además yo opino que ella debería casarse antes de que nazca el bebé y que tengan una pequeña boda. Aunque fuera antes o después de que nazca el bebé como ella desea.

Estoy apesadumbrado por esta falta de consideración hacia mi situación, pienso que es más importante para ellas una fiesta que la tradición sagrada del matrimonio y también que lo difícil de mis condiciones económicas que ellas conocen perfectamente.

Además opino que mi hija perdió el privilegio de una boda formal o más grande cuando se embarazó fuera del matrimonio.

Quiero muchísimo a mi hija y no estoy seguro si estoy siendo racional acerca de lo que pienso o muy chapado a la antigua. Necesito una opinión imparcial y sabia como la suya. Por favor ayúdeme, y que sea pronto, si puede. Muchas gracias.


RAFAEL AGOBIADO

QUERIDO RAFAEL:

Quizás le digan que está chapado a la antigua, pero me parece bastante extraño que una futura novia que está embarazada, quiera posponer su boda hasta que nazca su bebé y “recupere su figura”. Pero en fin.

Sin embargo, creo que lo que más le está afectando –y mucho– no es tanto la desconsideración de su esposa e hija, sino la falta de dinero de que usted adolece. Y mi sugerencia es que simplemente les diga que les dará cierta cantidad de dinero y que pueden planear las celebraciones alrededor de esa cifra o que manejen algo diferente, basados en lo que pueda aportar el novio o sus padres.

Y no se angustie tanto. Usted ofrece y da lo que puede y lo que tiene. No va a robar un banco para hacer una boda de película. Ellas deben ajustarse a ello. Y punto. Un saludo afectuoso para usted.

ANA
18 Junio 2019 04:01:00
Querida Ana
Mi hija de 17 años tiene un novio que tiene mala reputación. Mi esposo y yo tememos que ese muchacho pueda afectar los valores que nosotros hemos procurado siempre inculcar en nuestra hija. Estamos preocupados. ¿Qué debemos hacer? ¿La obligamos a que lo deje? Gracias mil.

PREOCUPADOS

QUERIDOS PREOCUPADOS:

Para comenzar, ¿están seguros de que esa “mala reputación” es legítima? Es decir: ¿será verdad lo que se dice de ese muchacho? En ocasiones una mala voluntad hacia la familia o hacia la persona origina que alguien divulgue o intrigue o invente cosas o situaciones que no existen. Investiguen si es verdad lo que se dice de ese muchacho.

Y si fuera verdad, más que pensar en qué hacer, piensen en lo que “no” deben hacer.

No prohiban a su hija la relación con ese muchacho basándose en su mala reputación. No lo critiquen delante de ella, por el contrario, hagan un esfuerzo por mantenerse ecuánimes respecto al asunto. Pienso también que sería favorable que se sentaran ambos a hablar con su hija, y de manera serena y amorosa, le digan todo lo que saben acerca de ese joven y agreguen que cualquier padre se sentiría consternado con ello, aunque las historias no fueran ciertas (porque quizás ella les diga eso). Luego afírmenle que confían en ella y en que usará su buen juicio en la relación.

Mientras más sienta su hija que “aceptan” su relación con ese muchacho, más actuará de acuerdo con la confianza que ustedes depositen en ella. Por lo tanto, denle la bienvenida a ese joven en su casa, de hecho tiéndanle la alfombra roja, invítenlo a comer y considérenlo en las actividades familiares.

Bajo esas circunstancias la relación tomará su curso normal y si fueran verdaderas las historias sobre su reputación, quizás él modificará su conducta y dará vuelta a la hoja. Así lo deseo.

ANA
15 Junio 2019 03:35:00
Querida incompatibles
Mi esposo y yo tenemos un matrimonio amigos a los que apreciamos mucho. Ellos son unas personas muy finas y atentas. Nos invitan muy seguido a comer o cenar en su casa, pero también han invitado en esas ocasiones a otro matrimonio que también son muy amigos de ellos, pero con quienes mi esposo y yo no congeniamos. Y no solamente no congeniamos, sino que nos sentimos realmente a disgusto por un suceso que pasó hace años. No hemos querido mencionar nada a nuestros amigos, porque quizás lastimaríamos sus sentimientos, pues se ve que aprecian mucho a esas personas.

¿Habrá alguna manera aceptable de hacerle ver a nuestros amigos que disfrutamos mucho ir a su casa y verlos a ellos, pero que no es así con el otro matrimonio? Por tu ayuda muchísimas gracias.

INCOMPATIBLES

QUERIDA INCOMPATIBLES:

¿Por qué no invitan ustedes a esa pareja de amigos que tanto los invitan, para que vengan a cenar o a comer a su casa o los llevan a algún restaurante, solamente los cuatro? Antes de que sus amigos los inviten de nuevo, invítenlos ustedes a ellos.

Si los ven en repetidas ocasiones fuera de su casa, en la de ustedes o en restaurantes, ustedes van a sentirse en libertad de rehusar sus invitaciones en que estén seguros que van a estar presentes las otras personas con las que no desean convivir. Y tal vez sus amigos capten el mensaje que ustedes les envían con esa actitud. Si no sucediera así, y volvieran ellos a reunirlos, entonces después, en privado y sin ser específicos, sólo díganles que preferirían verlos cuando no estuvieran presentes esas personas, y agregando que lamentan tener que hacer el comentario que callaron en diversas ocasiones.

ANA
14 Junio 2019 03:25:00
Querido preguntón
Le escribe un hombre de 69 años. Ahora soy abuelo. Y le quiero comentar y preguntar algo. Pero antes le diré que todos los días recibimos Zócalo en la casa y aparte de que mi mujer y yo leemos casi todo el periódico, leemos primero que nada las cartas que le escriben y sus respuestas. La felicito muy sinceramente.

Cuando yo era niño, la campaña contra el cigarrillo y la fumadera consistía en decirnos que si fumábamos se detendría nuestro crecimiento y nos íbamos a quedar chaparros.

En esta época no escucho que se hable de ello. Por eso quiero preguntarle, ¿será cierto que el fumar realmente detiene el crecimiento? Si así fuera, ¿por qué ese mensaje no es difundido más fuertemente y más frecuentemente? Ojalá pudiera usted contestar a mis preguntas.

Como le digo leemos sus cartas y mensajes y usted, no muy frecuentemente, pero sí periódicamente, incluye en su columna mensajes sobre este tema. Lo que le admiro, pues el tabaco es muy dañino. Yo sólo fumé cuando tenía como 13 años como para probar, y me hizo hasta regresar el estómago.

Otra pregunta que quiero hacerle es también relacionada con mi juventud. Nos decían que si besábamos a una muchacha que trajera una infección en sus dientes, se nos podía pegar. ¿Será verdad? Bueno.

La saludo muy atentamente y le doy las gracias por su tiempo y su atención en contestarme.

PREGUNTÓN

QUERIDO PREGUNTÓN:

Me dio en mi pata de palo con el tema. He leído mucho sobre él y ahí va mi comentario. Crecimos aproximadamente en la misma época. En esos días, la asociación de fumar cigarrillos con el cáncer del pulmón y la enfermedad del corazón no estaba tan bien confirmada como lo está ahora. El crecimiento detenido palidece en comparación con esas consecuencias de fumar.

No sé si alguna vez haya sido probado que los jóvenes que fuman detienen su crecimiento. Puede hacer un caso teórico de que fuera verdad. El monóxido de carbono del humo del cigarrillo se adhiere tan fuertemente a los glóbulos rojos, que no pueden llevar el oxígeno que necesita el cuerpo para mantener la salud y el crecimiento.

En todo lo que he leído, nunca he visto algo confiable acerca de eso. Pero de los terribles daños del tabaco en el cuerpo, no hay la más leve duda.

Y en cuanto a infectarse las encías por medio de los besos, me dice mi amigo el doctor que existen estudios que dicen que las enfermedades periodontales (de las encías) se pueden trasmitir por medio del beso. Felicitaciones por preferir Zócalo y gracias por leer mi columna. Saludos afectuosos.

ANA
13 Junio 2019 03:25:00
Querida Scarlett
Tengo tres hermanos. Dos mujeres y un hombre. No sé qué pasa con las dos mujeres, ambas están casadas. Una tiene ocho años casada y otra seis. El hombre todavía está soltero, él es el menor y está por terminar su carrera universitaria. Le digo que no sé qué pasa con ellas, porque la que tiene seis años casada siempre anda enferma y la otra goza de mucha salud.

He pensado que pudiera ser que la que se enferma mucho es porque siempre está peleando con su esposo y su hijo único casi ni caso le hace. La otra tiene un magnífico esposo y se llevan muy bien y sus dos niños son lindos muchachitos. ¿Cree usted que eso puede influir en la salud? ¿Hay alguna manera de corregir eso? Me gustaría conocer su opinión. Y le agradeceré me la dé.

SCARLETT

QUERIDA SCARLETT:

Un matrimonio feliz es bueno para el sistema inmunológico de la mujer. Diversas investigaciones han encontrado que las mujeres casadas felizmente tienen sistemas inmunológicos más fuertes que aquellas que son infelices en sus matrimonios.

Mientras las mujeres felices son desafiadas por un virus o una bacteria, sus sistemas inmunológicos reaccionan más rápido y fuertemente. Entre tanto, las mujeres infelices tienden a tener funciones inmunológicas más débiles. Se ha comprobado que su organismo tiene menos anticuerpos (que luchan contra las enfermedades). Más y más, la ciencia está confirmando la relación tan estrecha entre la mente y el cuerpo.

Puedo darte esta respuesta porque una sobrina mía estudia Medicina en la Universidad de Oxford en Inglaterra y periódicamente me envía revistas de Medicina que se editan allá. En una de ellas encontré esta información. ¿Qué puedes hacer para ayudar a tu hermana? Pienso que nada. Es cuestión de ella y su esposo. Puedes aconsejarla o hacerle ver los errores que tú ves en ella, pero no más.

ANA
12 Junio 2019 03:35:00
Querida afortunada
Fíjate que quisiera contarte lo que me sucedió con un hombre para ver si puede servirles a tus lectoras mi experiencia. A ver qué te parece.

Conocí en un bar a un hombre bastante guapo. Él se me acercó y me dijo que si podía sentarse con nosotros y tomar la cerveza que ya traía conmigo y mis amigas. Le dijimos que sí, y como era a mí a la que se dirigía, pues platicamos mucho y me pidió que nos viéramos al día siguiente y yo acepté. Le di el número de mi teléfono celular y a mediodía ya me estaba llamando. Me dijo que si nos veíamos para tomar un café y así sucedió. El caso fue que seguimos viéndonos y nos hicimos novios. Desde el principio noté que casi no traía dinero y yo sin pensar en nada más, pagaba las cenas o comidas o cafés y hasta el cine. Inventaba (ahora lo sé) mil pretextos para no sacar la cartera.

Así pasaron tres meses. Me decía que tenía un trabajo donde ganaba poco. Un día lo vi platicando con un amigo de él en un café a donde íbamos y me acerqué y me senté. Ya no tuvo chanza de decirme que no ni de decirle al amigo que se fuera y empezamos a platicar. Entre la conversación el amigo le dijo que ya le había dicho varias veces que el trabajo que le había ofrecido estaba esperándolo y le preguntó por qué no se había presentado. Él se hizo tonto y no respondió. Luego nos despedimos del amigo y me llevó a mi casa. En el camino le pregunté si no estaba trabajando y a regañadientes me dijo que como había estado preso (nunca me había dicho), eso lo había hecho inepto para estar amarrado en un trabajo estable. ¡Esperaba que lo mantuviera!

Tuve suerte de darme cuenta a tiempo y salir del lío. Ahora tengo un novio fabuloso y soy feliz. Amigas: fíjense muy bien con quién se relacionan, escojan a un hombre decente, hagan caso a su instinto y a lo que noten raro o distinto.

AFORTUNADA

QUERIDA AFORTUNADA:

Siempre es bueno escuchar la voz de la experiencia, y la tuya llega fuerte y clara. Gracias por el testimonio y me alegra que tu relación no llegara más lejos con ese hombre que quería aprovecharse de tu ingenuidad o exceso de confianza. Te felicito.

ANA
11 Junio 2019 03:35:00
Querida intrigada
Tengo de vecinas a dos hermanas como de 35 años o poco más. Son huérfanas. Ellas son atractivas y simpáticas, se arreglan muy bien, pero hay algo extraño. Siempre andan juntas, salen juntas a su trabajo y de igual manera regresan, salen juntas a la compra de mandado, salen juntas al cine y a pasear. ¿No le parece esto un poco extraño? Estoy

INTRIGADA

QUERIDA INTRIGADA:

Todo en esta vida es según el color del cristal con que se mire. Para mí no hay nada extraño en que dos hermanas vivan juntas y sean las mejores amigas y pasen la mayor parte del tiempo juntas. De hecho esto podría indicar que ambas son maduras y han sabido manejar el posible celo y competencia que en algunas familias existe. Desde luego que estas mujeres “nunca” ven a nadie más y no tienen amistades, quizás pudiera estar de acuerdo con usted de que la situación es algo extraña. Si este fuera el caso, significaría que ellas, desde su niñez y hasta ahora, no han aprendido a creer en nadie más fuera del férreo círculo familiar.

Pienso, sin embargo, que estas mujeres sí tienen amistades y que simplemente usted no se ha percatado de ello. Después de todo, seguramente usted no observa de la mañana a la noche (al menos espero que no lo haga) su casa. Y también pienso que usted puede desear tener amistad con una o con las dos hermanas. Si así es, ¿por qué no inicia un saludo o les hace una invitación que pueda convertirse en una amistad, para ver qué pasa? De esa manera, se termina la intriga y puede tener dos buenas amigas.

ANA
10 Junio 2019 03:25:00
Querido deportista
Cuando estuve en la preparatoria fui un alumno regular, alguien podría decir que “mediocre”. No obtenía excelentes calificaciones ni menciones honoríficas como algunos de mis compañeros y no puedo negar que en muchas ocasiones me sentí mal porque a los inteligentes siempre los escogían para participar en competencias y los festejaban y los felicitaban.

Como a mí me gustaron mucho los deportes y era bueno en basquetbol, me gustaba el tenis y también el box, un día decidí dejar eso y dedicarme sólo a estudiar física y matemáticas que era en lo que más andaba mal. Pronto me convencí que nunca iba a ser sobresaliente. Por lo tanto me regresé a mi deporte y resuelto a tener las calificaciones regulares de siempre.

Bueno, ahora tengo 51 años, juego basquetbol dos veces por semana y tenis todos los fines de semana y mi salud está muy bien.

Mi mensaje para los jóvenes que como fui yo, nunca son “elegidos” por sus calificaciones, quiero decirles: traten de obtener la mejor calificación en sus materias, pero si les gusta el deporte, abóquense a eso para hacerlo bien y que sea algo que practiquen por siempre.

Gracias por su paciencia y su buena voluntad. Felicitaciones.

DEPORTISTA

QUERIDO DEPORTISTA:

Mis felicitaciones por su gran afición al deporte. Y quiero decirle que no es ninguna “mala nota” no tener notas extraordinarias en las materias escolares, siempre y cuando no sean más bajas de 7. Esto que digo, apoyando su consejo para los jóvenes. Y que siempre tomen en cuenta el deporte, que los hará personas saludables y también moderará su carácter. Recuerden que: “Mente sana en cuerpo sano”.

ANA
08 Junio 2019 03:25:00
Querida madre sola
Tengo una hija de 17 años y en los últimos 13 meses se ha fugado tres veces de la casa. Se va enojada porque no le permito salir de casa en la noche. Le digo que en estos tiempos está muy peligroso andar tarde en la calle y que en los antros hay mucho peligro también.

Ella tiene muchos amigos y amigas y algunos son muy salidores y les gusta ir el fin de semana a los antros. Les he dicho que no vayan por el peligro, pero parece que a la gente joven no le hace mella eso y dicen que no les va a pasar nada, que a los antros que van son muy buenos y allí no pasa nada. Y que al regreso siempre andan en carro.

Con todo eso mi hija se ha enojado cuando le prohibo que salga en la noche. Entonces su respuesta ha sido fugarse. Se ha ido a la casa de algunas de sus amigas y ha permanecido allá hasta dos semanas. Luego vuelve y me jura que ya no va a portarse así, pero lo ha hecho tres veces.

Ella está terminando la preparatoria y tiene buenas calificaciones, de eso no me quejo, pero tengo una preocupación muy grande, ya que soy viuda y no tengo a nadie que me apoye. Tengo otra hija menor dos años y también me da preocupación que tome ejemplo de su hermana mayor.

También me da miedo que no vuelva o que viviendo en casa de esas amigas, a ellas les permitan salir más. Total que no sé qué hacer. Ahora está en casa, pero como le digo no estoy segura de que siga aquí. ¿Qué me puede aconsejar, por favor?

Muchas, pero muchas gracias.

MADRE SOLA

QUERIDA MADRE SOLA:

Me parece que estás confundiendo “fugarse” con “irse”. Muy pocos jóvenes se fugan de casa con intención de no regresar nunca o al menos no regresar pronto. Pero esos jóvenes frecuentemente han sido abusados de alguna manera o son muy maltratados. Y la gran mayoría experimentan saliéndose de su casa.

Enojados con sus padres, los jóvenes –como el caso de tu hija– buscan refugio temporal en casa de alguna amiga. Con eso ellos están apostando a que esto haga que sus padres se rindan al propósito que ellos tengan. Si los padres ceden, entonces el o la joven ya tienen la certeza de que saliéndose de casa tendrán una respuesta positiva a sus conflictos.

Si tu hija vuelve a irse de la casa, puedes decirle que siempre será bienvenida, pero que las condiciones que tú has impuesto, no van a cambiar. También puntualiza que huyendo de sus conflictos contigo no es el camino para solucionarlos y sólo te confirma que ella no tiene la madurez suficiente para tener ciertos privilegios. Así existen más probabilidades de que sólo se enoje pero va a permanecer en casa. Hasta que comprenda y aprenda que tienes la razón.

Deseo que así sea.

ANA
07 Junio 2019 03:35:00
Querida ofendida
Quisiera que me dijera que haría usted si estuviera invitada a una reunión o fiesta y durante ese evento la anfitriona hiciera un comentario desagradable acerca de un pariente de usted.

Eso me sucedió a mí en casa de una “amiga” cuando estábamos celebrando un grupo de amigas que fuimos compañeras en la facultad, que a una de ellas le dieron un puesto importante en otra ciudad. Al escuchar aquello, me sentí tan ofendida y tan mal que me salí de la casa sin despedirme de nadie. Quiero mucho a mi pariente de la que ella hizo esa tan mala observación. ¿Estuvo mal que hiciera eso? No he vuelto a hablar con ella. Agradezco mucho su respuesta y la felicito calurosamente por sus respuestas tan sabias.

OFENDIDA

QUERIDA OFENDIDA:

Si yo hubiera estado en el caso tuyo, y alguien lastimara en ausencia el honor o la moralidad de un o una pariente y de un o una amiga, no habría hecho sólo lo mismo que tú, habría defendido a mi pariente o amiga.

O al menos le diría que delante de mí no se refiriera de esa manera hacia esa persona. Y también me habría salido. Ciertamente necesitabas demostrar tu disgusto y lo ofendida que te sentiste, y salirte de esa fiesta lo hizo bastante patente.

Un anfitrión o una anfitriona jamás debería aprovechar la oportunidad que les da su invitación para lastimar a alguno de sus invitados haciendo comentarios despectivos o vilipendiadores acerca de sus parientes o de sus amigos. Y jamás de la persona invitada.

Si esa persona hubiera tenido un motivo importante para sentirse agraviada por aquella persona de la que hablaba mal, tú no eras quien debió haber recibido la ofensa y mucho menos el lugar ni la ocasión. Esas situaciones se comentan directamente con quien se tiene el problema y con discreción. Esa es la verdadera educación.

Esa “amiga” tuya es una persona mal educada y desconsiderada. Y tu pariente debe sentirse halagada o halagado de tener en su familia a alguien que la o lo quiere y aprecia tanto como tú.

ANA
06 Junio 2019 04:03:00
Querida Ana
Soy una mujer divorciada y con tres hijos entre 5 y 10 años de edad. Me casé nuevamente con un hombre también divorciado, pero que no tuvo hijos con su primera esposa. Nos sentimos felices todos, los niños lo han aceptado bien desde antes de casarnos. Ellos siempre han sido traviesos e inquietos, pero han sido más desde que nos casamos. Yo siempre he sido exigente con ellos y ahora especialmente, ya que quisiera que se portaran mejor. El niño mayor ha entendido bastante y ha mejorado, pero no lo suficiente y sus hermanos siguen igual.

Ahora yo quisiera que mi esposo me apoyara en disciplinar a los niños, y se lo pedí, pero él se rehúsa, dice que es demasiado pronto para ello, pues tenemos solamente tres meses de casados. ¿Verdad que no es la manera de acercarse a la familia y de integrarse con nosotros? ¿Está en lo correcto o se está equivocando? Espero tu respuesta. Muchas gracias.

MARIAH


QUERIDA MARIAH:

Tu esposo está actuando correctamente, pero también se está equivocando, según mi opinión. ¿Cómo puede ser eso? Mira: está equivocado porque al casarse contigo, que tienes tres hijos, instantáneamente se convirtió en padre. Pero también está en lo cierto porque necesita algo de tiempo para establecer un vínculo positivo con tus hijos. Ciertamente él debería apoyar las reglas tuyas y apoyarte cuando tomes acción, pero ahora no es tiempo aún para que él aplique métodos disciplinarios. Tú no has de querer que los niños vean a este nuevo hombre que forma parte de sus vidas, como el “hombre malo”.

Los niños necesitan tiempo para adaptarse al cambio. A veces adaptarse a un nuevo padre puede tomar varios años. Tú y tu esposo se divorciaron, pero igual si tu esposo hubiera muerto, su ausencia ha creado una sensación de pérdida y tal vez hasta de enojo, y los niños necesitan y deben tener tiempo para adaptarse. Para ellos es difícil, aunque parezcan estar muy felices.

Comparte tus pensamientos y tus inquietudes con tu esposo. Anímalo a que pase el mayor tiempo que pueda con cada uno de tus hijos, con un avance lento, que lo haga poco a poco. Lo más que aprenda y conozca de ellos, y ellos de él, se fortalecerán las líneas de confianza y comunicación entre ellos.

Mientras más pronto los niños sientan que tu esposo intenta ser cariñoso, amable y apoyador, más pronto se sentirán listos para darle una completa bienvenida en sus corazones.

ANA
05 Junio 2019 03:35:00
Querida C.L.
Mi hija mayor, que tiene 37 años, quedó viuda hace nueve meses, y desde entonces se ha unido tanto a su único hijo, que tiene 10 años, que siempre lo trae con ella a todas partes, no lo deja que se le separe, no lo pierde de vista, lo lleva hasta cuando visita a alguna amiga.

Yo estoy preocupada por ese comportamiento, tanto por mi hija como por mi nieto. Y le tengo lástima al niño, porque no es justo que él no viva su niñez como debe de ser.

¿Será normal esto que hace y me estoy preocupando demasiado y sin razón?

Te escribo porque leo todos los días tu sección y me gustan muchísimo tus respuestas, así que te voy a agradecer que me digas lo que piensas y qué puedo hacer para remediar el asunto.

C. L.

QUERIDA C. L.:

Pienso que desafortunadamente sí hay causa de preocupación. Los niños necesitan disfrutar de su libertad y de su inocencia, que van a perder cuando crezcan. También necesitan tener una madre y un padre que represente un pilar de fuerza, de guía. En una palabra: necesitan padres. O al menos madre o padre, en el caso desafortunado de que alguno ya no exista. No necesitan servir como compañeros substitutos y confidentes de cualquiera de sus padres.

Parece que tu hija está contando con su hijo para que la ayude a lidiar con la ausencia de la compañía de su esposo. No teniendo cerca a un hombre que comparta sus sentimientos, la tentación es grande para discutir sus pensamientos y experiencias con su hijo, y eso es demasiado avanzado y estresante para un niño de 10 años. Tal vez lo está tratando más como un adulto que como un hijo y eso puede traer complicaciones al niño.

Si tu hija continúa en esa actitud de ahora, su hijo pudiera llegar a ser un adulto confundido. Habla de este asunto con tu hija y hazle saber que entiendes y comprendes su soledad e inseguridad, pero que estás preocupada por ella y por tu nieto. Agrega que es tiempo para él de ser un niño de 10 años de edad y de vivir su niñez y luego su juventud de manera feliz y con la despreocupación de sus pocos años.

Deseo lo mejor para todos ustedes.

ANA
04 Junio 2019 03:25:00
Querida Temor y Tristeza
Hace cuatro años que quedé viuda. Mi esposo me dejó asegurado mi futuro y el de mis dos hijos, que tienen 9 y casi 11 años. Además de mi casa y otras propiedades y dos automóviles, me dejó un buen seguro que tengo en varias inversiones y un negocio no muy grande, pero bueno, que yo atiendo como gerente.

Hace un año y dos meses conocí a un hombre soltero que me parece encantador, y del cual me he enamorado y él de mí. Yo tengo 34 años y él tiene 36. Me pidió hace dos semanas que nos casáramos, y yo acepté. Pero le dije que tenemos que firmar un acuerdo financiero prematrimonial (siento que debo proteger el futuro de mis hijos y el mío también). Pero con eso él se sintió ofendido y dijo que no. Desde entonces no me ha vuelto a mencionar el asunto ni yo tampoco.

¿Qué me sugieres que haga? Gracias por tu ayuda que necesito mucho.

TEMOR Y TRISTEZA

QUERIDA TEMOR Y TRISTEZA:

Los acuerdos prematrimoniales se han vuelto tan comunes que es extraño que tu novio se sienta ofendido. Quizás se ha sentido ofendido y considera tu decisión como un signo de que no lo amas o no confías en él como esperaba. Pero eso es irracional. Tienes el derecho y la obligación de asegurar el futuro de tus hijos. Explícale que desde luego que no temes que él vaya a robar ningún dinero, pero que no deseas que ni él ni tú se vean tentados de hacer una inversión equivocada o descuidada que ponga en riesgo el futuro de los niños.

Esta controversia también trae a flote una situación importante. ¿Cómo sienten o miran ustedes dos el asunto de sus finanzas? Porque el dinero es una de las causas más frecuentes de las desavenencias en los matrimonios. Tú y tu novio necesitan tener una larga y sincera y franca conversación acerca de este tema. Por poner un ejemplo: ¿manejará cada uno su propio dinero o lo pondrán ambos en un solo depósito? ¿Cómo manejarán ambos alguna deuda que cualquiera de los dos contraiga después de casados?

Si tu novio no puede compartir sus sentimientos y sensibilidades contigo ahora, tal vez tengas más para pensar que solamente un acuerdo prematrimonial.

ANA
03 Junio 2019 03:25:00
Querida ¡Basta!
Tengo una vecina que me cae muy bien y aprecio. Me dice a veces que admira mucho la relación que hay entre mi esposo y yo. Por mi parte se lo agradezco, pero sucede que le ha dado por pedirme constantemente consejos sobre cómo hacer para que su matrimonio y su vida sexual con su esposo sean mejores.

Al principio me sentí halagada y le hice algunas sugerencias, pero ya con eso ahora no me deja en paz. Siempre que viene o nos vemos, no habla de otra cosa y eso me está preocupando y en ratos me molesta.

¿Qué puedo hacer? Solicito tu ayuda y la agradeceré mucho. Yo tengo 33 años y ella es 2 años mayor que yo.

¡BASTA!

QUERIDA ¡BASTA!:

Hay algo que puedes hacer para desenredarte de esta situación nada saludable ni agradable en la que estás inmersa. Tu vecina obviamente admira la relación que llevan tu esposo y tú (ella misma lo dice), y hasta es posible que desearía estar en tu lugar, pero siempre es peligroso hacer comparaciones. Cada persona es un ser individual y cada circunstancia es diferente. La tuya y la de ella no tienen nada qué ver una con la otra. Una cosa es cierta: el que le des consejos que ella puede recibir para tomar decisiones importantes, puede poner en peligro o comprometer tu amistad con ella.

Inicia una tranquila conversación con tu vecina. Trata de elevarle su autoestima, de manera que ella se sienta más segura de sus habilidades para tomar ella misma sus propias decisiones. Hazle saber que no estás calificada profesionalmente para ello, y que lo que funciona para tu matrimonio, puede ser que no funcione para el de ella. Su reacción puede servir como una guía para saber si discutes más sus problemas con ella, pero como su igual, no como una consultora o terapeuta. Me parece que ella necesita alguna ayuda profesional y tú, que la conoces, quizás puedas juzgar si ella sería receptiva u hostil a esa posible sugerencia.

Espero que este asunto vaya por buen camino, y que no implique el fin de su amistad, sino lo contrario, que esta se afiance y se vuelva más fuerte.

ANA
01 Junio 2019 03:25:00
Querida Asediada
Tuve un novio de 25 años, yo tengo 24. Yo terminé la relación porque es muy terco y casi nunca podíamos ponernos de acuerdo en muchas cosas. Él no quedó conforme y batallé bastante para que aceptara el rompimiento. Yo lo quería, pero no me sentía conforme con su manera de ser y preferí cortar por lo sano. Ahora ando saliendo con otro muchacho, pero parece que el otro no lo sabe y no he querido decirle.

Después de seis meses de haber terminado, él me sigue llamando y me pide que nos veamos. Nunca me ha amenazado –aún– pero sus llamadas ya me están poniendo en el límite de mi aguante.

Decirle que ya no quiero hablar con él no ha sido suficiente. ¿Qué hago? Por favor ayúdeme.

ASEDIADA

QUERIDA ASEDIADA:

En ocasiones los hombres toman los rompimientos de peor manera que las mujeres, especialmente si el rompimiento no fue su idea. Si tu exnovio no está actuando con enojos o amenazas, va a ser más difícil que deje de molestarte en un corto plazo.

Seis meses generalmente es tiempo suficiente para que el fuego del amor se apague. ¿No le habrás enviado “mensajes confusos”? Tal vez no has sido abundantemente clara al decirle que su relación ha terminado.

Si estás segura de que has hecho todo lo posible para advertirle que no te moleste con llamadas, dile que ya no quieres que vuelva a llamarte, y que no deseas que sus llamadas sean del conocimiento de las autoridades, pero que no tendrás otra opción si vuelve a contactarte.

Si diera la más ligera insinuación de violencia, hazlo saber a tu familia, amistades y vecinos, para que al menor indicio se llame a la policía.

ANA
31 Mayo 2019 03:30:00
Querido esposo melancólico
Mi esposo y yo nos casamos hace 16 años y hemos sido muy felices. Él es un hombre muy bueno, responsable, generoso, amable y me trata de la mejor manera. Tenemos sólo un hijo que ahora tiene 13 años y es un muchachito que no nos da problemas.

Estoy preocupada y en ratos enojada, porque desde hace como tres meses mi esposo ha estado taciturno o melancólico. No quiere salir a ninguna parte, se pone a ver la televisión y no nos hace caso ni a mí ni a mi hijo. Se va a acostar muy temprano y al día siguiente se levanta también temprano, se baña, se arregla, desayuna y sale al trabajo casi sin hablarme. No viene a comer y cuando regresa no hablamos y todo es como le digo antes. Le he preguntado qué le pasa, pero me dice que no quiere hablar de eso.

Una amiga me dice que eso es “abuso emocional” y que me está haciendo mucho daño. ¿Cree usted que sea verdad eso? Yo quisiera que él fuera como antes, porque aunque nunca fue muy comunicativo ni extrovertido, sí conversábamos, comentábamos, salíamos y nos divertíamos. Y no sé qué hacer. Por favor ayúdeme.

ESPOSO MELANCÓLICO


QUERIDA ESPOSO MELANCÓLICO:

“Abuso” es un término muy relativo. Lo que puede parecer una conducta aceptable para una persona, puede ser considerado abusivo para otra. ¿A ti te parece que él esté actuando de manera abusiva contigo? Para conocer eso, primero debes saber la causa de la melancolía de tu esposo. Es posible que su comportamiento esté indicando que no se siente hábil para expresar su coraje o frustración por algo que tú estás haciendo. Posiblemente no se siente bien de salud o tiene problemas en su trabajo y no ha querido preocuparte.

Espera a que ambos estén en un día relajado y pídele que tengan una conversación sincera. Entonces comparte tu confusión y preocupación con él, explícale calmadamente que extrañas su manera de ser desde que se casaron hasta hace meses y anímalo a que él también comparta sus sentimientos o problemas contigo. Dile que quieres saber si existe algo que puedas hacer para que él se sienta mejor o cambie, pero que sin saberlo no puedes hacer nada. Tal vez se sorprendan ambos al saber que el asunto es bastante pequeño o no tiene tanta importancia.

Desde luego que el problema pudiera residir en tu esposo y si él por naturaleza es una persona que no sabe comunicar sus sentimientos, pudiera estar pasando por un período de soledad o quizás el problema sea más serio y en tal caso, si hablar ambos no es suficiente para ayudarlo, entonces un consejero matrimonial o un sicólogo o sicóloga, podrían ser lo mejor y quizás más razonable para que el problema tenga una buena solución.Espero que pronto todo se resuelva favorablemente.

ANA

30 Mayo 2019 04:01:00
Nos dieron las gracias y se fueron
Mi esposo compró hace tres años un departamento en un hermoso lugar de veraneo, y allá hemos ido los dos últimos veranos, y aun fuera de temporada, eventualmente nos vamos a pasar algunos días por allá. Nosotros ya no tenemos hijos adolescentes. Nuestros dos hijos, un hombre y una mujer, están casados. Mi hija tiene un bebito de cinco meses y mi hijo aún no tiene niños. Sin embargo, nos acompañan a ese lugar cada vez que tienen oportunidad. Hemos disfrutado mucho, y a veces invitamos a parientes y amigos. Pensamos que debemos compartir esa felicidad que no todos tienen de disfrutar un sitio así.

Un hermano de mi esposo, el menor, tiene dos hijos varones adolescentes, uno de 17 años y otro de 16. Este verano nos visitaron cuando estábamos allá. Nos dio mucho gusto y los atendimos muy bien. Un día que fuimos a cenar con ellos a un restaurante (nosotros los invitamos) que está muy cerca del departamento, mi esposo los presentó con el dueño, porque nos conoce bien, y le dijo que cuando se les ofreciera algo, los atendiera y luego le pasara la cuenta.

Pues figúrate que mis sobrinos se salían en la tarde, después de regresar de la playa, de bañarse y arreglarse, y fueron toda la semana a cenar al restaurante y firmaron las cuentas. Ellos no dijeron nada y cuando llegó el día del regreso, nos dieron las gracias y se fueron. Cuando mi esposo se presentó en el restaurante para ver si habían firmado algo, el dueño le presentó todas las notas y sumaban una buena cantidad, porque habían pedido platillos caros y una noche hasta habían invitado a dos personas y el dueño dijo que eran dos jovencitas con quienes llegaron al restaurante.

Nosotros sentimos que los muchachos abusaron de nuestra buena fe y generosidad. No sabemos qué hacer y quiero pedirte que por favor nos aconsejes. ¿Les decimos a sus padres lo sucedido? ¿Les negamos el permiso de que vuelvan? Nosotros los queremos mucho y no queremos que haya fricción.

Muchas gracias.


ABUSOS

QUERIDA ABUSOS:

Por supuesto que esos jovencitos abusaron de su generosidad y su cariño. Y ustedes debieran hablar con ellos y con sus padres. Que sus padres se enteren de la manera como se comportaron. Si ellos quieren regresar, desde luego que estaría bien que los recibieran, pero ya no les autoricen que firmen sus cuentas en el restaurante. Si desean comer fuera, que lleven dinero suficiente para hacerlo.

Y aclárenles a los jóvenes que son bienvenidos en su departamento, pero deberán pagar por su cuenta los gastos que generen fuera de él. Ellos deben aprender una lección de esa experiencia y apreciar la generosidad de ustedes.
29 Mayo 2019 03:35:00
Querida maestra preocupada
Hace algunos años tuve una relación bastante larga y donde hubo mucho amor (al menos de mi parte), con un hombre. Yo fui muy feliz con esa relación y él me decía que también. Sin embargo todo terminó. Aunque debo decirte que no hubo hostilidades ni nada de disgustos feos. Todo terminó en paz y armonía.

Yo seguí mi vida y con el tiempo conocí a un hombre con el que luego he tenido una relación tan buena o mejor que con el otro. Y eso me hace muy feliz. Creo que no faltará mucho para llegar al matrimonio.

Aquel novio de antes se casó con una buena mujer. Tanto él como su esposa son maestros y yo también. Ellos abrieron una escuela y están buscando personal para formar su planta de maestros. Yo quiero ir a presentarme a pedir un puesto de maestra, pero tengo dudas acerca del trato con ellos y quisiera que me ayudaras con eso. Sé por referencias que la primera entrevista no será con ninguno de ellos, pero luego así será, y si me contratan los veré con frecuencia. Cuando lo vea a él, ¿debo ser breve y distante en mi conversación o con un trato cálido y amable? ¿Mi comportamiento hacia él debe ser diferente cuando esté presente su esposa? Me pone nerviosa y preocupada el hecho de que nuestros encuentros puedan ser difíciles y delicados. Ayúdame.

MAESTRA PREOCUPADA

QUERIDA MAESTRA PREOCUPADA:

¿Esa escuela de tu exnovio es el único lugar a donde puedes acudir buscando un empleo? Si lo has intentado en otros sitios y no has encontrado la oportunidad que buscas, el mejor consejo que puedo darte es que te relajes, que dejes atrás ese nerviosismo y esa preocupación. Sé perfectamente natural y agradable cuando te encuentres con tu antiguo amigo –con o sin su esposa. Y sonríe. Si de todas formas te sientes incómoda, haz solamente una conversación corta y amena. Y si al verlos juntos, y la conversación va más allá de un simple saludo, trata siempre de incluirla a ella en la conversación.

Espero que si consigues ese trabajo, tu relación con esas personas vaya muy bien.

ANA
28 Mayo 2019 03:30:00
Querido celoso
Mi esposa tiene un carácter extrovertido y agradable. Es una persona inteligente, divertida, conversadora y es bastante guapa y le gusta vestirse bien y le encanta la ropa coqueta porque sabe que le queda muy bien, aunque nunca anda exagerada. Es una mujer elegante. Eso fue lo que me atrajo siempre de ella y fue parte de lo que me hizo enamorarme de ella.

A mí me encanta como es y me da gusto que la gente se le quede viendo y la halaguen diciéndole que se ve muy guapa y que es muy simpática. Porque es la verdad y me siento orgulloso.

Lo que no me gusta y por eso le escribo, es que en ratos me parece que ella coquetea con otros hombres, ya que conversa mucho y los hombres la miran y la remiran. Eso me hace sentir celoso.

¿Qué puedo hacer? Nunca ha hecho nada malo (al menos no lo sé), pero los celos no entienden de eso.

CELOSO

QUERIDO CELOSO:

Las cualidades que nos atraen y nos seducen de nuestra pareja, como la hermosura de la mujer o que el hombre sea bien parecido, son a veces las que llegan a convertirse en problemas en el matrimonio y se crean los conflictos.

Habla tranquila y honestamente con tu esposa. Dile de manera no acusatoria que su coqueteo o manera de comportarse con los hombres te está hiriendo o lastimando y luego pídele que deje de hacerlo. Pero también asegúrate antes, de que te dé su punto de vista. Tal vez ella ni se ha dado cuenta de que se está comportando con coquetería con otros hombres, y su actitud la ve solamente como una manera de ser amistosa. Y por ello ni siquiera se ha percatado de que tú te estás sintiendo lastimado. Tal vez esa manera de ser de ella es un modo de atraer la atención que siente no está teniendo de parte tuya. ¿Pudiera ser eso? Piensa detenidamente en ello.

Necesitan ambos entenderse uno al otro y decidir juntos como mejorar la confianza entre ambos. Espero que lleguen a ese punto y sigan siendo lo felices que merecen.

ANA
27 Mayo 2019 03:25:00
Querida María E.R.
Mi esposo y yo nos casamos hace cuatro años. Él era muy romántico y detallista. Llegaba muy seguido con un ramo de flores, me llevaba chocolates o cualquier otro detalle. Íbamos a restaurantes y pedía que nos pusieran velas en la mesa, me decía cosas muy bonitas, etcétera. Siempre hemos tenido muy buena relación, él es un esposo y padre maravilloso, tenemos dos hijos.

Lo que he extrañado, desde hace unos meses, son sus atenciones y su romanticismo. Yo he tratado de crear un ambiente romántico por mi cuenta, pero las cosas no son igual. Él se resiste y me dice que ya no somos “noviecitos” sino una pareja de esposos.

Por favor dime cómo puedo hacer para que me ponga más atención, que vuelva a ser como antes cuando me tenía acostumbrada a esos detalles. Te lo voy a agradecer mucho.

MARÍA E. R.

QUERIDA MARÍA E. R.

El matrimonio tiene varias fases, y aunque te sea difícil, vas a tener que admitir que estás experimentando el final de la primera fase, la romántica, y la aparición de la segunda, que es la basada en la realidad.

Durante los primeros años, cuando hay amor, los esposos idealizan a su pareja, pero eventualmente la ilusión desaparece y ambos empiezan a ver los defectos del otro. Cuando la pareja se compromete en un conflicto de poder y trata de que su compañero (a) haga lo que él o ella desean, el otro resiste. Tú ya viste que tu intento de atraer a tu esposo a ese ambiente romántico no ha funcionado. Eso te pone a ti en el control y a tu esposo como el que tiene problemas. Entonces él, naturalmente, resiste esa posición y pudiera alejarlo más.

En lugar de propiciar un regreso a los días de un noviazgo romántico, necesitas moverte hacia la realidad de un amor maduro, que es la meta fundamental del matrimonio.

Aprendan a hablar juntos acerca de sus sueños y deseos de manera honesta y sin agresividades, y a hacer preguntas y dar respuestas a las preguntas y dudas del otro hasta que sientan que se entendieron. Esa es la madurez. Comprometerse en esta clase de diálogo, te llevará a tener la atención que estás deseando e involucrarás a tu esposo en el proceso de llevar su matrimonio hacia el siguiente nivel: la verdadera intimidad.

Buena suerte.

ANA
25 Mayo 2019 03:30:00
Querida dilema
El día que mi novio me pidió que me casara con él, me regaló un hermoso anillo con una esmeralda en el centro y unos brillantes alrededor. Me sentí la mujer más feliz del mundo y el anillo me encantó.

Al mirar bien el anillo vi que la esmeralda tenía una pequeñísima quebradita en una orilla, porque es cuadrada. Sin decirle nada a mi novio fui a la joyería cuyo nombre traía grabado en el estuche. Aceptaron que no había sido maltrato que yo le hubiera hecho y aceptaron cambiármelo porque tenían otro igual. Pero me dijeron que toda la joyería tenía un descuento del 5 por ciento y me entregaron una cantidad como devolución.

¿Crees que debo mencionarle a mi novio lo sucedido y decirle que me regresaron ese dinero? No he querido decirle nada antes, porque no quería que se sintiera mal por lo del defecto que traía la esmeralda. ¿O no le digo nada y guardo el dinero para gastos de la boda?

Gracias.

DILEMA

QUERIDA DILEMA:

Si deseas (como es correcto y debe ser siempre) que tu relación se funde en la confianza y la apertura, debieras decirle a tu novio todo lo que sucedió y regresarle el dinero. Él te dio el anillo teniendo la certeza de que estaba perfecto, ninguna culpa tuvo en que la esmeralda estuviera quebrada y él no se hubiera percatado de ello. Puede suceder que un día se entera del cambio que hiciste y pensaría que deliberadamente lo ocultaste.

Y a todos nos encantaría tratar con la joyería donde compró tu novio el anillo. No es frecuente encontrar lugares donde hagan lo que ellos hicieron.

Espero que sean muy felices en su matrimonio.

ANA
23 Mayo 2019 03:25:00
Querida desolada
Hace unas semanas, a principios de la primavera, mi esposo me dijo una noche que él tiene un amante gay. Sentí que me moría y realmente me dieron ganas de morirme. Una semana más tarde me dijo que todo había sido una broma y luego me dijo: “Olvida lo que te dije”.

Quiero creerle lo último que me dijo, pero nuestra vida sexual ya no es la misma. Tenemos sexo solamente una vez cada 15 días o en ocasiones cada 20 días y siempre es porque yo soy la que lo busca y hace el primer impulso.

A veces no puede hacer nada en la cama, lo cual es inusual para él y me ha dicho que no es nada malo, que no hay problema en eso, que está “envejeciendo” y que sus necesidades de sexo son menores. Él tiene 38 años y yo 36 y hemos estado casados solamente hace cinco años. No me ha dicho que esté enfermo o se sienta mal. Yo lo veo perfectamente. Come bien, trabaja activamente, vive alegre, como siempre.

¿Usted qué piensa de esto? Le agradeceré su respuesta sincera.

DESOLADA


QUERIDA DESOLADA:

Yo pienso que algo anda mal. ¿Qué razón tuvo para mentirte cuando te dijo que tiene un amante gay? Si quería mentir o “bromear”, pudo decir solamente que tenía una amante. ¿Qué propósito tuvo para hacerlo?

Para un hombre de su edad, no conocer su identidad sexual es algo que no se puede uno imaginar. Es indispensable que hablen sobre este tan importante asunto. Pídele sinceridad y honestidad. Que no se atreva a decirte de nuevo una broma tan tremenda, si no fuera verdad. Cuando ya sepas la verdad “verdadera”, la difícil decisión estará en ti. Suerte.

ANA
22 Mayo 2019 03:07:00
Querida viviendo en el pasado
Tengo 17 años y estudio preparatoria. Hace cinco años falleció mi mamá. Desde entonces he estado muy triste y creo que nunca voy a dejar de extrañarla. Mi papá tiene 51 años y hace cuatro meses se casó otra vez con una señora que yo conozco mucho. Ella es muy buena conmigo y siempre está buscando la manera de que yo esté bien y contenta, está pendiente de mí y de todo lo que necesito, pero yo me siento muy mal porque ella y su esposo, que también murió hace tres años, eran de los mejores amigos de mis padres cuando aún vivía mi mamá.

Por eso mi madrastra constantemente me está recordando a mi mamá y eso me hace sentirme triste y en ratos hasta enojada, a pesar de que veo más feliz y tranquilo a mi papá. Lloro mucho y mis calificaciones han estado bajando. ¿Qué puedo hacer?

Viviendo en el pasado


Querida viviendo en el pasado:

Muchos niños o jóvenes, cuyos padres se divorcian o enviudan y vuelven a casarse, culpan a sus padres (ya sea el papá o la mamá) y miran hacia épocas ya pasadas y recuerdan tiempos más felices.

Mira preciosa, es normal que te sientas triste y deprimida y que hasta llores. Sin embargo, ya han pasado cinco años de la ausencia de tu mamá y ya sería tiempo de que te sintieras más tranquila. Por ese motivo, te sugiero que busques ayuda con alguien en quien puedas confiar. Tal vez en tu escuela haya un departamento de sicología. Si no lo hay, te sugiero que hables con un sacerdote, si eres católica, o con el pastor de tu congregación, ellos son personas que seguramente podrán ayudarte. Y si eso tampoco fuera posible, dile a tu papá que necesitas ayuda de un sicólogo o una sicóloga. Estoy segura de que con unas cuantas visitas con esa persona, vas a sentirte bien.

Lamento mucho la ausencia de tu mamá y te aseguro que ella está cuidándote y no quiere que estés triste ni llorando. Ella te quiere feliz y tranquila.


20 Mayo 2019 03:25:00
Querida dudas
Mi esposo calculo que ve como a unas 100 mujeres a la semana. Las ve bien vestidas, vestidas sencillas, en bata, con saco, abrigo o chal, y a veces creo que hasta con sólo una toalla encima. Pertenecemos a una religión que lleva la Palabra de Dios casa por casa. Él sale de la casa diariamente perfectamente bañado y rasurado, bien vestido, con corbata y con una excelente loción. Hasta parecería que lo patrocina una compañía de lociones para hombres. Y regresa a casa hasta las 6 o 7 de la tarde. Nunca lo he acompañado porque tenemos cuatro niños. En su escritorio guarda un pequeño archivo con domicilios y en él hay muchos nombres de mujeres. Quizás solteras, casadas, viudas y divorciadas. Jóvenes, mayores y ancianas (imagino).

No soy una mujer del tipo celoso, pero ¿no cree que eso me da razones para dudar de él? El otro día le dije algo de eso con cautela y me dijo que son los nombres de señoras y señores que han respondido a su visita. Que quienes no aceptan lo que lleva, no quedan registradas ni registrados. Se veía tranquilo. ¿Usted qué piensa de lo que le digo?

Dudas


Querida dudas:

Lo que realmente me preguntas es si yo pienso que tu esposo anda jugueteando por ahí. Honestamente, él tiene muchas oportunidades, pero un archivo lleno de nombres y domicilios de “clientes” es parte de su trabajo y no es suficiente “evidencia” para acusar a ese señor de infiel. Dices que él llega todos los días a las 6 o 7 de la tarde y eso es un muy buen síntoma. Además no puedo imaginarme a una ama de casa sentada en un sofá escuchando la Palabra de Dios, usando solamente una toalla. ¿Tú sí?

Tú no tienes dudas. Tienes celos. Echa para atrás esos celos, porque aunque digas que no, sí estás celosa. Tu esposo no te es infiel. Sería un cínico si llevara la Palabra de Dios y aprovechara eso para hacer conquistas. Si continúas con esos pensamientos hasta puedes perjudicarlo en su labor.


18 Mayo 2019 03:30:00
Querida Loca
Comencé a salir con mi novio hace casi tres años, y hace dos años ocho meses somos novios. Hace dos años me dio el anillo de compromiso, que está hermoso y tiene un diamante (comprobado) de casi un kilate. Cuando le pregunté si eso significaba que estábamos comprometidos, me dijo: “Sí”, pero hasta ahora no ha hablado de que pongamos fecha para casarnos.

El papá de mi novio y su mamá han estado casados, y felizmente, por 49 años, sin embargo sé que el señor le ha dicho a mi novio que no se case, tal vez porque sus otros dos hijos se han divorciado. Mis padres y mi familia constantemente me preguntan cuándo nos casamos. Mi hermano y mi hermana están felizmente casados y ellos también han estado presionando con este asunto. Yo tengo 25 años y mi novio 27 y yo quisiera tener una familia antes de llegar a los 30 años de edad, y algunas de mis amigas me dicen que mi novio nunca se va a casar.

Hace unos días volví a preguntarle cuándo nos vamos a casar y me dijo que sí quiere casarse, pero que por ahora no puede. Le pregunté por qué no puede y me dijo que por diversas razones. Él tiene un excelente empleo y tiene una casa propia, así que no tiene problemas económicos. Es saludable, sus padres están bien. Yo no veo motivos por los cuales ha aplazado nuestra boda indefinidamente.

Yo quiero a mi novio y pienso que él también a mí, pero ya estoy dudando de sus sentimientos por mí. Eso me está volviendo
LOCA

QUERIDA LOCA:
Quítate el anillo “de compromiso” que te dio tu novio –que es lo que haría cualquiera que estuviera loca. Pero NO lo devuelvas. Y dale a tu novio un ultimátum, por decir un año, a partir de ahora. Dile que lo que deseas es una proposición de matrimonio y que vas a esperar ese año. Y no vuelvas a tocar el asunto. Y dile a tu familia que hagan lo mismo, porque están agobiándote.

Yo espero que antes de un año estés casada. Felizmente casada.
ANA
14 Mayo 2019 03:30:00
Querido no te olvidamos
Le contaré una muy triste historia, que puede servir a usted y a sus lectores. Nunca está de más darnos cuenta de los riesgos que podemos correr tanto adultos como jóvenes, cuando menos lo imaginamos y por una causa jamás imaginada. Esto sucedió hace dos años, donde entonces vivíamos mi familia y yo. Desde entonces casi no he querido hablar de la tragedia, pero mi esposa me convenció de que lo escribiera para usted, porque como digo, puede servir a quien lea esta historia y también porque puede servirme para hacer algo como una curación –le dicen catarsis, creo–, y si decide publicarla, puede ser una advertencia para quienes tienen armas en sus casas. Esta es la historia.

Nuestra hija de 16 años murió hace dos años de un disparo de pistola que le hizo un vecino de una amiga de mi hija, a quien había conocido un año antes, cuando ese jovencito había llegado a la ciudad procedente de Estados Unidos. Mi hija era una niña estudiosa y excelente estudiante, amigable, atenta, disciplinada y muy apreciada por sus amigas, compañeras y maestros. Le dimos permiso de ir a dormir el sábado a casa de su amiga y el domingo, temprano, fueron a caminar por un parque muy grande que hay cerca de la casa de su amiga. Las acompañó el joven que le menciono arriba y anduvieron por ahí un rato. Luego el joven les dijo que si querían ir a casa de su abuelo para conocerlo y que vivía cerca. Ellas aceptaron y cuando llegaron, les dijo el jardinero que el señor había salido, pero como conocían al muchacho, le permitieron entrar a la casa.

El muchacho se dirigió con ellas al despacho de su abuelo, pues dijo que el señor siempre tiene barras de chocolate para darles a todos los nietos. Abrió el cajón de un mueble y allí estaban los chocolates, pero también una pistola. El joven les dijo que él sabía cargar y descargar una pistola, que su abuelo le había enseñado. Después de descargarla, volvió a cargarla, abrió la ventana del despacho y disparó al aire. Mi hija le dijo que dejara eso en su lugar porque alguien podría salir lastimado. El joven, jugando, le dijo: “¿Sí, como quién?” y le apuntó a ella. ¡La pistola se disparó y mi hija murió instantáneamente!

Este relato nos lo hizo ese mismo día la amiga de mi hija y el joven lo hizo a las autoridades, acompañado de su abogado. No quiero dar más detalles porque a partir de ese momento todo fue un caos en nuestras vidas y en la vida de ese muchacho. Tampoco quiero decirle dónde vivíamos entonces, porque no pudimos seguir viviendo en la misma casa ni en la misma ciudad. Mi esposa y yo sentimos algo de culpa. Enseñamos a nuestra hija cómo no hacer caso o correr y gritar si se le acercaba un desconocido. Qué hacer si alguien se le acercaba para ofrecerle alcohol o drogas, pero nunca le dijimos lo peligrosas que son las armas, pistolas, escopetas, rifles o cuchillos y qué hacer en un caso así, pues muchas personas han muerto accidentalmente con esas armas.

Termino reproduciendo la declaración que hizo mi esposa cuando comparecimos ante las autoridades. Ella dijo: “La gente dice que el parto es el peor tipo de dolor que una mujer puede sufrir. Bueno, debo decir que están equivocados. Perder un hijo es un millón de veces más doloroso”. Esa es la historia Ana.
NO TE OLVIDAMOS


QUERIDO NO TE OLVIDAMOS:
Mi simpatía y mi afecto para usted y su esposa. Imposible decirles que sé cómo se sienten. Nadie que no ha sufrido el dolor de perder un hijo, puede saber su dolor. Ninguna culpa debe agobiarlos, ¿quién puede imaginar algo como lo que sucedió? Y aún ahora, no sabrían qué aconsejar a su hija. Espero que ese dolor que aún sufren, un día pueda ser menos grande y que esa historia que nos ha relatado, haga una diferencia en la vida de alguien que lea esta columna. Por favor, quienes tengan armas en su casa, guárdenlas bajo llave en un lugar seguro.

ANA
13 Mayo 2019 03:35:00
Querida Mocosa
Tengo 68 años y estoy bien de salud en general, gracias a Dios. Sin embargo, en los últimos meses he tenido problemas de equilibrio. Algunas veces me tambaleo al caminar y con frecuencia me siento inestable. Mi médico general me envió con el otorrinolaringólogo y en el proceso de investigación de los síntomas, me mandó hacer un TAC y descubrieron que tengo una infección en los senos nasales.

Piensa que todo eso afecta mi oído y hace que pierda equilibrio. Me recetó antibióticos para tomarlos durante dos meses, pero después de ese tiempo no tuve mejoría. Al regresar y ver que no mejoré, me dijo que había necesidad de una cirugía.

Yo no quiero operarme. Ya no soy joven, soy hipertensa y además tengo muchos temores. Y yo recuerdo que hace tiempo le hacían a la gente lavado de los senos nasales para quitar infecciones y curar. Y era un tratamiento popular. ¿No sabe usted si todavía hacen esos lavados? ¿Qué opina usted?

Gracias por su opinión. Saludos afectuosos.
MOCOSA

QUERIDA MOCOSA:
Tiene usted razón, el lavado de los senos nasales, en el cual se introducía bajo presión agua tibia por la nariz (quizás con alguna sustancia, no sé), para lavarlos, como usted señala, era un procedimiento de rutina, pero las cosas han cambiado por la terapia de antibióticos y la cirugía para ocasionar el drenaje de los senos nasales.

¿Le sugirió usted a su doctor ese tipo de tratamiento? Quizás, si no lo hizo y en su próxima cita se lo propone, él acepte y pueda hacérselo para evitarle la cirugía. Y si la técnica funcionara, podría ahorrarle el gasto, molestia e inconveniencias de la cirugía. Yo deseo sinceramente que así sea. Un abrazo.
ANA
11 Mayo 2019 03:30:00
La mamá más mala del mundo
Ayer fue Día de las Madres y quiero enviar un saludo lleno de cariño y reconocimiento a todas las madres que leen esta columna, que lo han hecho durante tantos años que la he escrito con tanto afecto y con el deseo sincero de ayudar y apoyar, y también para las madres o esposas de los señores que me han escrito y me escriben solicitando orientación o sugerencia para algún problema que tienen.

Sé que es probable que algunos de ustedes conozcan el texto que voy a incluir el día de hoy, pero quise hacerlo en memoria de mi mamá, ya que ella fue conmigo, en gran parte, como la mamá que se describe en el mismo, lo que le he agradecido toda mi vida. Así que, para todas las madres y para mi adorada mamá, que aunque esté ausente, está muy cerca de mí:



La mamá más mala del mundo


Yo tuve la mamá más mala de todo el mundo. Mientras que otros niños no eran obligados a desayunar, yo tenía que comer cereal, huevos y pan tostado y beber un vaso de leche o chocolate. Cuando los demás tomaban refrescos gaseosos y dulces para el lonche, yo tenía que comer la fruta y el pollo desmenuzado o el jamón en pan que ella ponía en mi lonchera.

Mi madre siempre insistía en saber dónde nos encontrábamos. Parecía que estábamos encarcelados. Tenía que saber quiénes eran nuestros amigos. Insistía también en que si decíamos que íbamos a tardar una hora, solamente nos tardáramos una hora.

Me da vergüenza admitirlo, pero hasta tuvo el descaro de romper la ley contra el trabajo de los menores. Hizo que laváramos trastes, tendiéramos camas, aprendiéramos a cocinar y muchas cosas igualmente crueles. Creo que se quedaba despierta en la noche pensando en las cosas que podía obligarnos a hacer. Ah, y siempre insistía en que dijéramos la verdad y sólo la verdad. Jamás mentir ni tomar lo ajeno.

Para cuando llegamos a la adolescencia, ya fue más sabia, y nuestras vidas se hicieron más miserables; se volvió posesiva. Nadie podía tocar el claxon para que saliéramos corriendo cuando iban por nosotros. Nos avergonzaba hasta el extremo obligando a nuestros amigos a llegar a la puerta para preguntar por nosotros. Y nosotros teníamos que hacer lo mismo.

Mi madre fue un completo fracaso. Ninguno de nosotros ha sido arrestado. ¿A quién debemos culpar de nuestro terrible futuro? Tienen razón: a nuestra madre.

Vean de todo lo que nos hemos perdido. Nunca pudimos participar en una demostración de protesta y actos violentos y miles de cosas más que hicieron nuestros amigos.

Ello nos hizo convertirnos en adultos educados y honestos y solidarios con nuestro prójimo. Usando esto como ejemplo, estoy tratando de educar a mis hijos de la misma manera.

Hoy doy gracias a Dios por haberme dado…

10 Mayo 2019 03:30:00
Querida Guera
Mi esposo, con quien estuve casada cuatro años, se fue de la casa pues se enredó con una mujer más joven que yo, pues tiene 22 años. Yo tengo 29 años y mi esposo tiene 31. Ella es enfermera y como él, por su trabajo de representante de varios laboratorios, tiene que visitar bastantes hospitales, en uno de ellos se lo ganchó.

Tuvimos un niño que ahora tiene 3 años y es nuestro hijo único. Ahora el niño, desde que su papá se fue de la casa, comenzó a hacer terribles berrinches. Mi ex visita a su hijo cada semana, los sábados, y se lo lleva a pasear toda la tarde. Cuando el niño regresa, los berrinches son peores, así que ya te has de imaginar que al paso de las semanas, la cosa se va poniendo peor.

Todo eso me tiene agobiada y muy preocupada. Tengo miedo de que el asunto del niño se me salga de control y ya no pueda hacer nada. Ayúdame por favor y dime qué puedo hacer. Confío mucho en tu consejo porque leo a diario las cartas que te escriben y tus consejos soy muy sabios. Muchas gracias por tu ayuda.
GUERA

QUERIDA GUERA:
Tu pequeño hijito debe estar aún confundido y molesto por la partida de su padre y está mostrando su frustración de la única manera que puede. Por separado o juntos, ambos, tu esposo y tú, deben hablar con su hijo, haciéndole hincapié en que tanto él como tú lo quieren mucho y que siempre van a quererlo, aunque su papá no viva con ustedes ahora.

Y cuando la rabieta sea inminente, trata de distraer a tu hijito con un juguete o con un juego. Si esto no funcionara, aunque te duela, trata de ignorarlo lo mejor que puedas. Cuando mejore su conducta, elógialo y préstale mucha atención, para con ello, reforzar su buen comportamiento.

Espero que la situación cambie favorablemente y lamento que tu matrimonio se haya terminado, especialmente por tu pequeño hijito. Pero que ninguna circunstancia o problema, impida que su padre continúe viéndolo.
ANA
08 Mayo 2019 03:54:00
Querido mal de amores
Le escribo para que me diga por favor qué debo hacer. Me estoy divorciando desde hace unos meses. Mi esposa y yo tenemos un niño de año y medio. Por otra parte, he sido amigo de una mujer que me gusta desde que éramos niños, ya que fuimos juntos a sexto de primaria y continuamos luego la secundaria. Ya en preparatoria no volvimos a vernos, pero cuando estábamos en la universidad nos encontramos nuevamente y nos graduamos al mismo tiempo, aunque de diferentes carreras. Recientemente nos encontramos en un aniversario de la primaria y de entonces para acá nos hemos encontrado y hemos tenido citas durante tres meses y nos sentimos muy contentos juntos.

Ella acaba de pasar por un divorcio bastante difícil y mientras ella tuvo esos problemas, no estuve ahí para darle mi apoyo. Hace un mes perdí mi trabajo y tengo también los problemas de divorcio y de mi hijo.

Temo que todo lo que me pasa sea para ella una carga muy pesada, y siento que ahora que está libre de su anterior relación y prácticamente no tiene problemas porque no tuvo hijos y tiene resuelto su problema económico, ella realmente no quiere preocuparse mucho por mí.

Esto que le digo es solamente un sentir, pero es que yo soy muy perceptivo.

¿Es común que esto suceda o ella solamente estuvo a mi lado mientras necesitó mi apoyo? Agradeceré su respuesta.

MAL DE AMORES

QUERIDO MAL DE AMORES:

Ese tipo de situaciones no son raras. Si tu amiga se adhirió a ti y tú a ella, solamente para adormecer el dolor que sentían por su circunstancia y por la separación que estaban sufriendo ambos en su matrimonio, tal vez deberían los dos echarle una segunda mirada a lo que los unió.

Ahora tú estás agobiado por tu divorcio, tu paternidad y la pérdida de tu empleo: tres muy grandes pérdidas y escabrosos asuntos. Sugiero que pongas atrás todas esas preocupaciones del corazón hasta que finalice tu divorcio y hayas conseguido un nuevo empleo. Entonces podrás ver todo con más claridad y sin esas emociones que te ahogan ahora.

Buena suerte. Lo deseo sinceramente.

ANA
07 Mayo 2019 03:50:00
Querida despojada
Tengo una hermana mayor que yo cinco años y siempre se ha comportado como si fuera mi mamá. En todo quiere mandar y tener la preferencia. Hasta ahora lo he ido soportando y he podido tolerar bastante bien su “jefatura”, porque en muchas ocasiones no hago casi ni tomo en cuenta lo que hace. Eso lo he ido aprendiendo con los años, pero la otra noche hizo algo que me molestó mucho.

Estábamos varios miembros de la familia en un restaurante de mariscos que nos gusta mucho a todos. Yo ordené un platillo de camarones que estaba delicioso y así se lo hice saber. Mi hermana estaba a mi lado y cuando todos estábamos comiendo, me dijo: “me encantaría probar un camarón de esos”. Yo le dije: “Está bien, toma uno hermana”. Dos minutos después dijo: “¡Mmmm, están deliciosos”, y alargando el tenedor, tomó otro camarón de mi plato, sin decir nada.

Un minuto más tarde dijo: “Esos camarones están riquísimos, yo creo que debes darle uno a mamá”. Al escuchar eso, mamá dijo, desde el otro lado de la mesa en voz alta. “Sí, me gustaría mucho probarlos”, y mi hermana le pasó mi plato, otra vez sin decir nada. Mi mamá tomó dos camarones. Y antes de que me diera cuenta, yo solamente tenía un camarón en mi plato y antes solamente había comido uno. ¿Por qué no pidieron otro platillo igual al que yo estaba comiendo y dejaban en paz el mío?

Tal vez usted considere esto como un problema sin importancia o insignificante. Estoy realmente molesta por todo eso y la prueba es que le estoy escribiendo para preguntarle si estoy sobrerreaccionando o tengo una queja legítima. Somos una familia educada y con buenos modales. No me explico qué pasa. Le ruego su opinión. Gracias.

DESPOJADA

QUERIDA DESPOJADA:

Veo por tu carta que eres educada y de buenos modales, ya que no dijiste nada cuando viste que solamente quedaba un camarón en tu plato. Pero parece que tu hermana creció en un hogar diferente.

No creo que puedas hacer nada respecto a tu hermana si no deseas tener problemas. Y es mejor así, además ya estás manejándolo mejor. Pero cuando vuelvan a salir a comer o cenar, siéntate en el otro lado de la mesa, y si te pregunta si puede tomar algo de tu plato, dile: “No hermana, pide un plato igual”.

Espero que sigas superando tu sentimiento.

06 Mayo 2019 03:35:00
Querido Divorcio
Mi esposa y yo nos separamos hace seis años. Ninguno de los dos teníamos dinero entonces para entablar una demanda de divorcio, así que sólo nos separamos. Estuvimos de acuerdo en compartir la custodia de nuestra hija y tener una vida aparte los dos.

Hace dos meses mi esposa falleció en un accidente fatal de automóvil, y como no estábamos separados, me hacen responsable de las cuentas del hospital donde la atendieron que asciende a casi 170 mil pesos y además dejó diversas deudas que suman 40 mil pesos aproximadamente. Eso también tendré que pagar.

Ella no tenía seguro de vida ni de accidentes, ni nada de qué echar mano, y ningún miembro de la familia, ni de parte de ella ni de la mía, tienen dinero para ayudar, así que lo que yo he estado ahorrando toda mi vida para darle una carrera a mi hija, voy a tener que gastarlo en pagos de esas cuentas.

Por favor diga a sus lectores que si ya no viven con su pareja, no asuman que con eso están legalmente divorciados y desligados de cualquier eventualidad. Yo me di cuenta de eso ahora, demasiado tarde. Si hubiera insistido en tener un divorcio y en conseguir el dinero para pagarlo, sería otra la situación ahora. Gracias por su consejo.
DIVORCIO

QUERIDO DIVORCIO:
Consiga consejo legal con un buen abogado inmediatamente. Tal vez se pueda hacer algo. Por favor no deje de hacerlo. Es muy importante para usted.

Y gracias por la advertencia que acaba de hacer con su carta a mis lectores, para que sepan que vivir separados de su pareja, no constituye una separación legal. Continúan considerándose casados y son responsables de las obligaciones matrimoniales, a menos que estén legalmente divorciados.
04 Mayo 2019 03:45:00
QUERIDA ACTIVA
Soy una mujer saludable de 36 años. Hace año y medio que me casé con el hombre de mis sueños. Él era divorciado y también es un hombre saludable de 39 años. Y aquí está mi problema.

Tenemos relaciones sexuales sólo una o dos veces por semana y debo decirte que es fabuloso. Por eso mismo yo quisiera que fuera más seguido que eso. Antes de casarnos nuestra vida sexual era exactamente como ahora que estamos casados. Por otro lado, nos llevamos de maravilla en todos sentidos.

He tratado repetidamente de hablar con él sobre este asunto y su respuesta ha sido: “hago el amor contigo más de lo que lo hacía con mi exesposa, con mi exnovia y con cualquier mujer con la que he tenido relaciones”. Y le ha pasado en tres ocasiones que ha estado impotente de un año para acá.

También me ha dicho que por su edad necesita un largo rato para “recuperarse” después de que tenemos sexo. Como su padre estuvo enfermo de la próstata, él fue con un urólogo a checarse hace un año, cuando se sintió impotente, pero lo revisó y le dijo que está bien, que debía ser por estrés que le había sucedido eso, que se calmara y le recetó algunas pastillas. No ha querido ir de nuevo a que lo revise, pero se levanta dos o tres veces en la noche a orinar.

Un día que estaba de malas y le mencioné el asunto de que me gustaría tener sexo más seguido, me llamó “ninfomaníaca”, que soy un “depósito de sexo”.

Estoy preocupada y algo decepcionada de que esté sucediendo esto tan pronto en nuestro matrimonio. Por favor dígame qué hago o cómo me comporto para no lastimar mi matrimonio. Gracias mil.

ACTIVA

QUERIDA ACTIVA:
Si en realidad estás deseosa de más sexo y tu esposo no está disponible con la frecuencia que deseas, la opción que te sugiero es que hagan tus deberes de la casa sin requerir ayuda y así mismo actividades de otro tipo como gimnasia, baile, que te unas a un círculo de lectura y todo eso te ayudará a no pensar tanto en el sexo. Pero no le digas a tu esposo que lo haces por ese motivo, porque lo harías infeliz. Hazlo porque tú necesitas más satisfacción sexual de la que él puede darte, y déjalo así.

Sin embargo, yo diría que cualquier hombre de la edad de tu esposo, que necesita levantarse para ir a orinar dos o tres veces en la noche, debe ver a un urólogo, no a causa de su desempeño sexual, sino por razones de salud.

Convence a tu esposo para que, por ese motivo, no retrase la visita al urólogo.

ANA
03 Mayo 2019 03:30:00
QUERIDA S.A.M.
Estoy muy preocupada porque mi suegra está obsesionada con su propia muerte. Siempre está diciéndonos a mi esposo y a mí dónde tiene su testamento y con qué notario está. Y también dónde tiene las llaves y la combinación de su caja fuerte. Tiene en completo orden sus papeles del panteón y tiene pagado su funeral. Ella no es una persona vieja, tiene 64 años. Y no padece ninguna enfermedad que pueda pensarse que la llevará a una muerte inminente.

Mi suegro falleció hace cinco años, de un infarto, quizás por eso es que ella está impresionada y cree que puede pasarle lo mismo.

Y cuando sale fuera, aunque sea dos noches, nos llena de recomendaciones. Esto me duele y me angustia y se lo he dicho, pero siempre vuelve a lo mismo.

¿Cómo puedo hacer para que ya deje a un lado esta obsesión? Yo la quiero mucho y además de cuidarla, no quiero que sufra. Gracias por su ayuda.
S.A.M.

QUERIDA S.A.M.:
Quizás tu suegra está siendo demasiado cautelosa por la muerte de su esposo, pero si es una persona mayor (ella ya no es tan joven) y esas instrucciones que les da a ti y a tu esposo, la hacen sentir mejor y le dan más tranquilidad, pienso que sería una amabilidad de tu parte que aceptaras sus comentarios cuantas veces ella quiera. Sin embargo, tal vez haya una manera en que puedas calmar sus temores.

La próxima vez que eso suceda, ofrécele hacer una nota muy elaborada con sus recomendaciones, y muéstrasela. Si ella ve que tienes ya un registro de sus deseos y le prometes que guardarás esa nota en lugar seguro y las seguirán al pie de la letra, posiblemente se sienta aliviada y será menos repetitiva y su angustia se calmará.

Saludos y buena suerte.
ANA
02 Mayo 2019 03:33:00
Querida madre angustiada
Querida Ana: Estoy muy angustiada y le pido por favor que me ayude. Gracias. Tengo 52 años casada con mi esposo y tenemos tres hijos. Dos mujeres y un hombre. Los tres están casados. Hace tres semanas mi hija mayor, que tiene 49 años, acusó a su padre de incesto, lo cual ocurrió hace 40 años. Mi esposo, indignado, negó el cargo e inmediatamente ofreció que lo pongan en un detector de mentiras (en lo cual yo no confiaría mucho).

Esto ha venido a dividir a mi familia, ya que mis otros dos hijos ya no vienen a la casa y ni siquiera se comunican conmigo. Y con mi hija mayor he tenido contacto solamente una vez desde entonces y sólo un momento.

Estoy entre la espada y la pared, es decir entre mi hija y mi esposo. He tratado de hacer memoria, una y otra vez, para recordar cosas y detalles que se me hubieran podido haber escapado en ese tiempo, pero no he podido lograrlo. Son muchos años. La situación ha quedado solamente en familia.

Ana, ¿a quién debo creerle? Y mi matrimonio de más de 50 años, ¿qué? ¿Me podría contestar pronto, por favor?



Querida madre angustiada


Estoy dando respuesta tan pronto llegó su carta. Por lo general (aunque no siempre), las personas no acusan en falso el haber sido víctimas de incesto.

Lo preocupante también es: ¿por qué sus otros dos hijos no tienen contacto, no se comunican con usted? ¿La razón pudiera ser que creen lo que dice su hermana? ¿Acaso serían ellos también víctimas del mismo tipo de abuso, pero se abstuvieron de hablar de su propia terrible experiencia hasta que su hermana lo dijo y trajo con ello viejos y dolorosos recuerdos a la superficie? O quizás ellos se dieron cuenta de lo sucedido a su hermana y callaron. Me duele decirle esto, pero siento que debo hacerlo para que no se quede sin hacer nada.

Hable con sus alejados hijos, tome la iniciativa, ellos pueden estar en posibilidad de darle algunas de las respuestas que necesita. Dígales que usted desea apoyar y ayudar a quien quiera que haya resultado lastimado. Si alguno de sus hijos fue en verdad molestado, ellos necesitan sentirse convencidos de que no tienen culpa alguna y también de que su madre ni se enteró y quiere estar con ellos. Y su esposo, de resultar cierto el asunto, debiera admitir su culpa y pedir perdón.

Cualquiera que sea la verdad de este triste asunto, la familia entera se beneficiaría mucho si van a terapia sicológica. Un profesional con la experiencia en estos dilemas puede ser muchas veces la persona que saque a flote los hechos y reúna nuevamente los pedazos de la familia.

Lamento infinito la situación que vive toda la familia y espero que sacada a la luz la verdad y, con la debida terapia, puedan volver a ser una familia unida.


30 Abril 2019 03:25:00
Querida Anónima
Mi esposo y yo pasamos muchas preocupaciones y dolor cuando nuestra hija única era jovencita. Cuando tenía 16 años cayó en las drogas y después de muchos contratiempos y situaciones difíciles, la mandamos a un lugar de rehabilitación durante varios meses. Con ello y el apoyo de Narcóticos Anónimos, se rehabilitó y pudo hacer una buena vida, gracias a Dios.

Ella tiene ahora 24 años y si alguien la conoció en esa época, no creerá que es la misma persona. Se enderezó, entró a estudiar y terminó su carrera y tiene un empleo muy bueno. Ya no toca las drogas y ni siquiera fuma. Me va a decir, ¿entonces cuál es el problema? El problema es que conoció a un joven muy bueno, que trabaja en el banco donde mi esposo y yo tenemos nuestras cuentas y el mes pasado nos anunciaron su compromiso para casarse dentro de un año. Ella se ve feliz y él también.

Sabemos, porque nos lo dijo ella, que no le ha dicho a su novio nada sobre su pasado. Ese es el problema. Nosotros la queremos con adoración y queremos que sea feliz, pero pensamos que debe decirle a su novio, ahora prometido, que ella debe decirle a su novio que anduvo en drogas cuando era jovencita.

Mi esposo es un alcohólico rehabilitado y sabe que podría haber problemas si ella falla en hacer eso. Ella lee tu columna todos los días y puede tener más influencia que la que nosotros tenemos en esta cuestión. Te rogamos que le des un consejo que la convenza de que haga lo correcto.

Muchas gracias.

ANÓNIMA

QUERIDA ANÓNIMA:

No creo tener más influencia en tu hija que la que pueden tener ustedes, sus padres, pero en muchas ocasiones los jóvenes aceptan mejor lo que les dicen personas extrañas. Y estoy de acuerdo en que tu hija debería decirle a su novio acerca de su historia de drogas.

El matrimonio debe basarse en la honestidad y la confianza. Si una vez casados, su esposo llegara a enterarse por otras personas (eso es muy probable que suceda) de su comportamiento cuando era jovencita, la noticia podría afectar, quizás seriamente la confianza que él tenga en ella. Y también sentiría el dolor de que ella no hubiera confiado en él lo suficiente como para hablarle de ese asunto tan importante.

Como tú y tu esposo saben, Narcóticos Anónimos y Alcohólicos Anónimos, subrayan la importancia de una total honestidad cuando se llega al matrimonio con alguien que no pertenece al grupo.

Si estás leyendo esto, jovencita, por favor sigue el consejo de tus padres y los pasos de N.A. y de A.A. Pudieras tener mucho que perder si no lo haces.

ANA
29 Abril 2019 03:50:00
Querida ilusión
Acabo de terminar de leer por quinta vez el mismo libro (una novela). Tan tonto como pueda parecer, siento que he vivido la historia que se relata en este libro y me he enamorado del héroe. Ese hombre tiene todo lo que yo he deseado en un hombre y es lo que mi esposo no tiene. Cada día, cuando dejo el libro a un lado, siento que estoy perdiendo el amor de mi vida.

Me casé muy joven, ahora tengo 18 años de casada. Tengo un hijo. Mi esposo es un hombre muy bueno, que me ama y me consiente en todo, no me falta nada y hace lo posible para que sea feliz, pero debo decirle que nunca he sentido el verdadero amor, excepto que por mi héroe ficticio.

¿Por qué me parece que este héroe de novela es tan real? ¿Por qué pienso que puede estar vivo, que puede existir? ¿Me estoy volviendo loca por sentir de esta manera?

Necesito su orientación y uno de esos espléndidos consejos que sabe dar.

Gracias.

ILUSIÓN

QUERIDA ILUSIÓN:

¿Volviéndote loca? No, ni por asomo. Simplemente eres una romántica. Desde luego que puedes enamorarte del héroe de tu libro —¡eso es exactamente lo que desea y busca el autor! Un buen escritor puede crear un amante tan fabuloso que ningún marido podría competir con él. Esa es la razón por la que leemos y nos sentimos cautivados por esos libros. Se le llama escapista a este tipo de literatura.

Pero tú no puedes amar una fantasía por el resto de tu vida. Es bueno que mantengas tu cabeza en su lugar y pongas toda tu atención en el hombre que está en tu vida y en tu recámara, no en el que está en el libro.

Un saludo afectuoso.

ANA
29 Abril 2019 03:50:00
Querida ilusión
Acabo de terminar de leer por quinta vez el mismo libro (una novela). Tan tonto como pueda parecer, siento que he vivido la historia que se relata en este libro y me he enamorado del héroe. Ese hombre tiene todo lo que yo he deseado en un hombre y es lo que mi esposo no tiene. Cada día, cuando dejo el libro a un lado, siento que estoy perdiendo el amor de mi vida.

Me casé muy joven, ahora tengo 18 años de casada. Tengo un hijo. Mi esposo es un hombre muy bueno, que me ama y me consiente en todo, no me falta nada y hace lo posible para que sea feliz, pero debo decirle que nunca he sentido el verdadero amor, excepto que por mi héroe ficticio.

¿Por qué me parece que este héroe de novela es tan real? ¿Por qué pienso que puede estar vivo, que puede existir? ¿Me estoy volviendo loca por sentir de esta manera?

Necesito su orientación y uno de esos espléndidos consejos que sabe dar.

Gracias.

ILUSIÓN

QUERIDA ILUSIÓN:

¿Volviéndote loca? No, ni por asomo. Simplemente eres una romántica. Desde luego que puedes enamorarte del héroe de tu libro —¡eso es exactamente lo que desea y busca el autor! Un buen escritor puede crear un amante tan fabuloso que ningún marido podría competir con él. Esa es la razón por la que leemos y nos sentimos cautivados por esos libros. Se le llama escapista a este tipo de literatura.

Pero tú no puedes amar una fantasía por el resto de tu vida. Es bueno que mantengas tu cabeza en su lugar y pongas toda tu atención en el hombre que está en tu vida y en tu recámara, no en el que está en el libro.

Un saludo afectuoso.

ANA
27 Abril 2019 03:36:00
Querida Estrella
Le voy a pedir que me ayude a pensar con claridad y a resolver el problema que tengo. Soy una mujer de 39 años. Conocí a un hombre hace cinco años. Desde el primer momento me cautivó. Cuando nos conocimos me dijo que estaba en trámite de su divorcio con su esposa y que tenía un hijo de 8 años.

Esperé pacientemente a que se divorciara y durante esos tres años fui su amante, su compañera, su consejera, le ayude a dejar el alcoholismo y levanté del suelo su autoestima, al grado de que ahora es una persona importante con un muy buen puesto. Él es un hombre inteligente y muy preparado, pero el alcoholismo lo había degradado en grado sumo. Finalmente nos casamos y fui la mujer más feliz del mundo. Su hijo vive con su exesposa, pero llevan una relación muy buena. El niño me aceptó y también nos hemos llevado muy bien.

La compañía para la que trabaja mi esposo lo mandó a Europa a hacerse cargo de una rama de la misma. Estuvimos de acuerdo en que él se iría durante unos meses para que se acoplara y también buscar un buen lugar para vivir los dos cuando yo me fuera.

¿Y entonces que pasó? Pues ni más ni menos que hace unos días me llamó para decirme que quiere el divorcio. No me dijo la razón ni me dio explicación alguna. La bomba me explotó y me hizo pedazos. Me causó además mucha extrañeza, porque desde que nos conocimos no hemos tenido ni el más mínimo disgusto y mucho menos pleito. Nos llevamos muy bien y siempre hemos estado de acuerdo en todo.

Al paso de las horas, en ratos me da tanto coraje que quisiera mandarlo al demonio, decirle adiós y seguir sola mi camino, pero lo quiero mucho. ¡Y es mi esposo! No me puede tirar a la calle así nomás.

¿Qué me aconseja? Agradeceré mucho lo que pueda decirme.

ESTRELLA


QUERIDA ESTRELLA:

Para tu propia paz mental, y asumiendo que te importas tú misma y tu matrimonio, por todo lo que hiciste por él, llámalo y dile que ya tienes en la mano el boleto de avión para ir al lugar donde está trabajando y viviendo, porque deseas una clara explicación de su comportamiento y que te la haga de frente. Tú lo mereces y él está obligado.

Que no sea solamente el anuncio que haces de cruzar el mar e ir tan lejos. No es una amenaza. Hazlo. No permitas que las cosas se queden así.

ANA
26 Abril 2019 03:33:00
Querida consternada
¿Qué sentirías si la hermana de tu esposo estuviera enamorada de ti? Mi cuñada me manda flores y regalos a la oficina donde trabajo. Y en las reuniones familiares siempre se sienta o procura estar cerca de mí durante toda la reunión. Nadie ha notado nada, pero a mí me sofoca y me molesta. Cuando mi esposo sale de viaje, porque viaja mucho por cuestiones de trabajo, me llama constantemente a la casa y sin avisarme llega y se queda allí desde que salgo del trabajo hasta como las 9 o 10 de la noche. Ella es soltera.

Un día me decidí y, arriesgándome a todo, le dije que por favor ya no me agobie, que soy la esposa de su hermano, una mujer decente y con principios morales y que jamás me involucraría con un hombre y mucho menos con una mujer. No me dijo nada y continuó lo mismo. Ayer la amenacé con decirle a mi esposo lo que está haciendo de molestarme constantemente. ¿Y sabes que me dijo? “Ándale, dile, al fin que nunca te va a creer”.

¿Y qué tal si ella tiene razón? ¿Qué tal si mi esposo no me cree? Hemos estado casados solamente durante 11 meses. ¿Qué voy a hacer? Estoy

CONSTERNADA

QUERIDA CONSTERNADA:

De todas maneras dile a tu esposo lo que está sucediendo. Es muy tremendo como para que te quedes callada. Además él es el único que puede ponerle un alto al comportamiento de su hermana. Si tú te entregas a su amenaza, pronto vendrá con una más. Eso es lo que hacen las personas perturbadas. Son peligrosas.

Ten fe en tu esposo, va a apoyarte y además él la conoce mejor que tú.

Buena suerte.
25 Abril 2019 03:00:00
Querida volviéndome loco
Tengo 18 años y hace dos semanas me practicaron un aborto. ¡Es algo terrible!

Me di cuenta de que estaba embarazada tres semanas después de que habíamos terminado mi novio y yo. Él es el único hombre con el que he tenido relaciones sexuales y él lo sabe, pero me convenció de que me hiciera el aborto porque no está en condiciones de hacerse cargo de mí y de un niño porque aún está estudiando.

Cuando me hicieron el aborto, me dijo el doctor que habrían sido gemelos y cuando lo escuché, me odié aún más que si hubiera sido un solo niño. Yo pagué por la operación, ya que tengo un poco de dinero en el banco, mi abuelita falleció hace dos años y me dejó una herencia. No es mucho dinero, pero lo tengo destinado para mis estudios, pero de allí lo pagué. Así que mi novio se fue y también mi dinero. Así como mi tranquilidad y mi autoestima.

Además soy cristiana y sé que cometí un grave pecado, no sé cómo voy a poder vivir conmigo misma con esta carta. Y otra pena grande la tengo con mis padres. Ellos no saben nada y no sé si debo decirles. Ellos son muy comprensivos y cariñosos, pero por eso mismo no quiero darles esa pena, pero siento que su cariño puede ayudarme. Espero su contestación, pues la necesito mucho. Gracias.

VOLVIÉNDOME LOCA

QUERIDA VOLVIÉNDOME LOCA

No será posible que lleves sola esta carta. No obstante que los novios (o los hombres) son los responsables de un embarazo, tanto como las jóvenes, muchos simplemente desaparecen o no enfrentan el problema, como tu novio, aunque se sientan tan afectados o desvalidos como las chicas. Busca la ayuda de un sicólogo o un consejero, quien puede ayudarte a trabajar tus sentimientos de culpa y pena y te ayudará a evitar que nuevamente cometas el mismo error.

Pienso que sí debes decirles la verdad a tus padres. Va a ser un golpe muy fuerte para ellos y van a sufrir, pero nadie puede apoyarte y darte más cariño y sobre todo los mejores consejos, que ellos. Si hubieras confiado en tu mamá antes de decidirte por el aborto, seguramente no lo habrías hecho.

Es mucho muy lamentable que hayas perdido a tus bebés, pero está hecho y no hay remedio. Esperemos que nunca más te suceda.

ANA
24 Abril 2019 03:02:00
Querida M.S.
Me animo a escribirte porque estoy desesperada y quiero pedirte tu consejo, ya que como verás mi problema es bastante grave y me tiene en el peor momento de mi vida. Me casé con un hombre de 39 años, divorciado varios años antes de conocernos. Según me enteré después, su matrimonio anterior duró sólo ocho meses. Yo tengo 30 años y era soltera cuando me casé.

Nos casamos hace 13 meses y él, antes de casarnos, mostraba bastante interés en el sexo. Nunca tuvimos relaciones sexuales antes de casarnos, pero era bastante apasionado y hablaba de sexo con frecuencia y un día hasta vimos un video relativo a ese asunto y en su casa vi dos libros sobre el tema.

El día que nos casamos me dijo que “no íbamos a consumar nuestro matrimonio por cuestiones religiosas”. Yo me quedé asombrada y descontrolada, pero finalmente, sintiéndome yo muy tensa, sí se me acercó y terminamos teniendo sexo. Y estuvo bien. Pero eso fue todo durante cuatro días. Al quinto día, aún durante la luna de miel, me le acerqué y comencé a besarlo y separándose de mí me dijo que no le gustaban las “mujeres agresivas” y me dejó sola y se fue.

Ana, no tenemos problemas económicos, él está sano y yo también, no soy fea y siempre estoy pulcramente limpia y arreglada, no tengo mal cuerpo y uso bonita ropa y buena ropa sexy para dormir. No sé qué puede estar pasando. Cuando nos conocimos él comenzó a buscarme mucho y me persiguió durante cinco meses antes de que yo aceptara ser su novia y ahora me tiene abandonada. Nunca hemos vuelto a tener relaciones. Dice que me ama mucho, pero cuando le digo que vayamos con un sicólogo o con un consejero matrimonial, se niega.

Yo siempre fui una mujer segura de mí misma, pero ahora ya no sé cómo me siento, estoy desconcertada, decepcionada, infeliz, rechazada. En fin, me siento fatal. ¿Qué hice mal, qué error cometí? Por favor aconséjame. Te doy las gracias más sentidas por tu ayuda.

M. S.

QUERIDA M. S.:

En primer lugar, lo que está sucediendo con tu esposo te afecta pero no es tu problema, es problema de él. No tienes culpa alguna y no hay razón para que se sienta afectada tu autoestima. Y en segundo lugar, nada va a poder resolverse si tu esposo no acepta ayuda sicológica. Mencionas “como de pasada” que él estuvo casado solamente nueve meses en su primer matrimonio, y eso me hace pensar que su problema no es nuevo, sino que tiene ya una historia algo larga.

Es urgente que él vaya o vayan los dos con el sicólogo o consejero matrimonial, pero si continúa negándose, tú debes decidir, de una vez por todas, si puedes vivir un matrimonio sin sexo.

Deseo de corazón que tus problemas se resuelvan bien para ti.

ANA
23 Abril 2019 03:59:00
Querida atormentada
Estoy muy preocupada y recurro a ti para pedirte uno de esos magníficos consejos que das día a día a quienes, como yo, acudimos a ti para que nos ayudes. Te doy las gracias anticipadas por lo que hagas por mí.

Cuando tenía 7 años fui abusada sexualmente por un miembro de la familia. Pasó tiempo hasta que tuve el valor de decirles a mis padres lo que me había sucedido. Ellos, si me creyeron, no hicieron nada.

El hombre es muy cercano a mi papá y prefirieron callar. El secreto fue barrido debajo del tapete.

De eso hace 20 años y en todo este tiempo he luchado emocionalmente y sicológicamente para superar esa pesadilla. He tenido visiones todo este tiempo de lo que me sucedió, pero nunca pensé acerca de lo que les podía estar sucediendo a las niñas o niños de la familia que están en esa edad en la que yo tuve esa terrible experiencia. Hay varios niños entre 6 y 10 años en la misma rama de la familia. Repentinamente se me ocurrió que esta horrible cosa podría estarles sucediendo o fuera a sucederles a ellas o ellos y estoy profundamente preocupada.

¿Tengo la obligación moral de hacerle saber a alguien de esos padres por lo que yo pasé o es mejor quedarme callada? Cada vez estoy más atormentada pensando en esas criaturas de la familia que pudieran estar pasando por los mismos horrores que yo experimenté.

Si hablo, seguramente causaría problemas con mis padres y especialmente de papá, conmigo. ¿Qué debo hacer Ana? Por favor ayúdame a tomar la decisión correcta.

ATORMENTADA


QUERIDA ATORMENTADA:

La correcta decisión es que a la mayor brevedad les digas a los padres de esas niñas y niños acerca de tu experiencia con ese miembro de la familia, y pídeles que hablen con sus hijos o al menos jamás permitan que permanezcan solas o solos con él.

Quedarte callada sería un grave pecado de omisión.

No prestes atención a lo que tus padres puedan pensar o hacer. Ellos te defraudaron a ti de la peor manera y no estás obligada a callar por ellos.

Los niños son prioridad.

Si no has buscado terapia, te exhorto para que lo hagas cuanto antes. Has sufrido mucho debido a ese abuso en tu contra a tan temprana edad y todavía debe haber mucho dolor y problemas sin resolver en tu vida.

Por favor, querida amiga, no eches en saco roto mi recomendación y actúa inmediatamente, tanto con los niños como con tus problemas. Deseo de todo corazón que pronto recobres la paz en tu mente y en tu corazón.

ANA
22 Abril 2019 03:35:00
Querida amiga mentirosa
Mi hermana trabaja para una empresa que maneja representaciones artísticas y tiene la posibilidad de conseguir buenos lugares en los espectáculos, pero los boletos no se los regalan, a ninguno de los empleados les dan los boletos. Sí hay la posibilidad de conseguir buenos lugares, pero no boletos regalados. Por eso mi hermana a varios parientes y amigos nos ha conseguido boletos con buenos lugares para diversos espectáculos.

Hace poco unos amigos le pidieron cuatro boletos y ella se los consiguió. Buscó a su amiga y como no la encontró en su casa ni le contestó el celular, le dejó el recado en la contestadora y en el celular dejó mensaje diciéndole que los boletos se los dejaba en la taquilla, donde podía recogerlos y después pagárselos a ella.

La amiga no fue al teatro, pero mi hermana no se enteró y cuando le llamó a la amiga para decirle que pasaría por el dinero, ella le contestó que no había ido al teatro porque no había tenido noticias de ella. Mi hermana le dijo que le había dejado el recado en los dos teléfonos, pero ella le dijo que no escuchó nada y que nunca le ha fallado la contestadora ni los mensajes del celular. Los cinco boletos tienen un costo de $1,600.00. ¿Mi hermana debe insistir con su amiga para que le pague los boletos? Si no lo hacen, ella va a tener que pagarlos. Necesitamos su consejo. Gracias por su ayuda. Nos urge.

AMIGA MENTIROSA

QUERIDA AMIGA MENTIROSA:

La amiga que le pidió los boletos a tu hermana le adeuda $1,600.00 y debe pagárselos. Aparentemente ella le pidió que le consiguiera “buenos lugares” y ella cumplió su petición. El hecho de que ella no recogiera los boletos no es culpa de tu hermana. Y no es creíble que no escuchara ni viera los mensajes que le dejó tu hermana. Que lleve a su amiga al teatro para que vea que los boletos se quedaron en la taquilla, o si ya fueron recogidos por la empresa, que solicite a quien los tenga que se los muestre a su amiga. En el futuro, si ella desea seguir haciendo esos favores, que no se confíe en recados de la contestadora o mensajes. Debe hablar con la persona y obtener una confirmación. O mejor que le paguen por adelantado los boletos. Así nadie pierde.
ANA
20 Abril 2019 03:17:00
Querida amiga demandante
Tengo una amiga muy especial. Y digo muy especial porque me llama todos los días por teléfono y la conversación dura más de media hora. Yo soy una mujer bastante ocupada y aunque vivo sola, tengo que salir a trabajar y cuando regreso, después del trabajo, hago la limpieza de la casa, aunque no sea completa, lavo y plancho la ropa, preparo la cena y la comida del día siguiente. Mis únicos días de descanso son las tardes de los sábados y los domingos. Así, la llamada de mi amiga me quita tiempo de hacer mis cosas o de mi descanso.

Por favor, dime cómo puedo decirle que una llamada por semana sería suficiente, pero ella siempre tiene problemas o dificultades que comentar, pero no quiero ofenderla. Muchas gracias Ana.

AMIGA DEMANDANTE

QUERIDA AMIGA DEMANDANTE:

Me parece que quieres un nivel diferente de amistad del que tienes con la persona que te llama todos los días. O tal vez tienes una idea diferente del significado de la amistad del que ella tiene. La mayor parte de la gente debiera estar de acuerdo en que un amigo o una amiga es alguien con quien se debe contar. Pero, ¿cuántas veces sucede eso? Todos necesitamos apoyarnos en alguien más en algunos momentos de nuestra vida, pero hay una línea muy fina entre una necesidad normal de afecto extra y consideración de cuando en cuando, y llegar a ser excesivamente dependiente todo el tiempo.

Desde el momento en que la llamas “amiga”, asumo que le tienes aprecio y la valoras. Pero también sientes que es demasiado dependiente de ti y que necesitas más espacio en tu relación de amistad con ella.

Sería de ayuda para ti tratar de analizar lo que la amistad significa para ti. Qué esperas de una amiga y qué estás preparada para dar. Una vez que hayas hecho la clasificación, pienso que podrás decidir si decirle que deseas pasar menos tiempo en el teléfono, aunque se moleste o se sienta; o continuar como hasta ahora para apoyarla escuchándola. Si te llama a un teléfono fijo a tu casa y no tienes un aparato con identificador de llamadas, puedes comprar uno que lo tenga, y entonces no contestar sus llamadas cuando estés ocupada o descansando. Pero si te llama a tu celular, no habrá más remedio que contestar si decides continuar como hasta ahora. Todo dependerá del grado o tipo de amistad que te una a ella. Saludos y buena suerte.

ANA
19 Abril 2019 03:00:00
Queridos lectores
Para hoy, Viernes Santo, reservé para mis queridos lectores un muy bello poema de la extraordinaria poeta, diplomática y pedagoga chilena, Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura, quien nació un 7 de abril de 1889 en Vicuña, Chile, y fallecería el 10 de enero de 1957 en Hempstead, Nueva York, Estados Unidos. Su nombre completo era Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga.

De origen humilde, la gran poeta se desempeñó como profesora en diversas escuelas y se convirtió en una importante pensadora respecto al rol de la educación pública, llegando a participar en la reforma del sistema educacional mexicano. A partir de la década de 1920 tuvo una vida itinerante al desempeñarse como cónsul y representante en organismos internacionales en América y Europa.

Como poeta, es una de las figuras más relevantes de la literatura chilena y latinoamericana. Entre sus obras destacan Desolación, Tala y Lagar. Por su trabajo poético, recibió el Premio Nobel de Literatura en 1945. Fue la primera mujer iberoamericana y la segunda persona latinoamericana en recibir un premio Nobel.

De Gabriela Mistral,


Poema al cristo del calvario

En esta tarde, Cristo del Calvario,
vine a rogarte por mi carne enferma;
pero, al verte, mis ojos van y vienen
de mi cuerpo a tu cuerpo con vergüenza.

¿Cómo quejarme de mis pies cansados,
cuando veo los tuyos destrozados?
¿Cómo mostrarte mis manos vacías,
cuando las tuyas están llenas de heridas?

¿Cómo explicarte a ti mi soledad,
cuando en la cruz alzado y solo estás?
¿Cómo explicarte que no tengo amor,
cuando tienes rasgado el corazón?

Ahora ya no me acuerdo de nada,
huyeron de mí todas mis dolencias.
El ímpetu del ruego que traía
se me ahoga en la boca pedigüeña.

Y sólo pido no pedirte nada.
Estar aquí junto a tu imagen muerta
e ir aprendiendo que el dolor es sólo
la llave santa de tu santa puerta.

18 Abril 2019 03:10:00
Queridos lectores
Hoy, Jueves Santo, voy a darles un estupendo obsequio espiritual. En mi humilde opinión, estos regalos son los mejores que puede uno ofrecer a quienes quiere o aprecia. Por ese motivo hoy, a quienes todos los días llamo “Queridos”, envío lo que van a leer. Fue escrito por San Alberto Hurtado, un chileno santo, de quien voy a escribirles un esbozo de su maravillosa vida.

Nació Alberto

Hurtado Cruchaga en Viña del Mar (Chile), el 22 de enero de 1901. Pasó su niñez en el Fundo Mina del Agua, cerca de Casablanca, con sus padres. En 1905 falleció su padre y con ello llegaron las dificultades económicas y, con su madre y su único hermano, se trasladan a Santiago donde viven en casas de distintos parientes. En 1909 ingresó al colegio San Ignacio, haciendo ese mismo año su Primera Comunión. Las dificultades económicas no impidieron que, en unión de su madre, trabajara por los más pobres en el Patronato de San Antonio. En marzo de 1918 comenzó sus estudios de Derecho en la Universidad Católica de Chile, involucrándose intensamente en la vida universitaria, participando en el Centro de Estudiantes de Derecho. Supo unir su propia carrera a su inquietud por servir a los demás, organizando, junto con otros compañeros un consultorio jurídico para obreros. El padre Damián Symon, su director espiritual, lo describió así: “No podía ver el dolor sin quererlo remediar, ni una necesidad sin solucionarla. Vivía en un acto de amor a Dios que se traducía siempre en algún acto de amor al prójimo”.

En 1927 recibió su título de Abogado con notas óptimas. Entonces, “el amigo de todos los jóvenes católicos, el amigo de pobres y ricos, partió al Noviciado de la Compañía de Jesús. Su inmenso amor a Dios fue premiado por la Divina Providencia que le concedió el mérito de abandonarlo todo cuando podía tenerlo todo”. Así se escribió de él en la Revista Universitaria de la Universidad Católica de Chile, en 1923. El 24 de agosto de 1933 fue ordenado sacerdote, continuando su intensa labor con los jóvenes, dando impulso a la participación activa de los laicos en la iglesia. Eso hizo que a los pocos meses fuera nombrado Asesor Nacional de la Juventud de la Acción Católica, recorriendo todo el país organizando grupos y predicando retiros. Renunció a este puesto en 1944 y funda el Hogar de Cristo, el que crece hasta niveles admirables, prestando un inestimable servicio a los más pobres y creando una corriente de solidaridad que superó las fronteras de su patria. Pero continuó su labor formativa entre los jóvenes. Viajó a Estados Unidos de Norteamérica, a Francia y a España llevando sus ideas, donde fructificaron en gran manera. De regreso de esos viajes continuó con su actividad apostólica y en 1948 predicó conferencias que llegaron a reunir hasta 4 mil personas y fueron trasmitidas por radio. En sus conferencias decía siempre: “por la fe debemos ver a Cristo en los pobres”.

Su testimonio más conmovedor fueron su enfermedad y su muerte. Cuando le comunican la noticia de su enfermedad incurable, el padre Hurtado exclamó: “¡Cómo no voy a estar contento! ¡Cómo no estar agradecido con Dios! En lugar de una muerte violenta me manda una larga enfermedad para que pueda prepararme. Dios ha sido para mí un Padre cariñoso, el mejor de los padres”. El día 18 de agosto de 1952 el padre Hurtado muere santamente, rodeado de sus hermanos de comunidad. El 16 de octubre de 1994 Juan Pablo II beatifica al padre Hurtado y el papa Benedicto 16 lo canonizó el 22 de octubre de 2005.

Así escribió el padre Alberto Hurtado:


EN LOS DÍAS DE ABANDONO

Reflexión Personal, Noviembre de 1947.

“Estoy solo. Bien solo esta vez, entre los demás. Nadie me comprende. Los mejores amigos han manifestado su oposición. Se me han puesto frente a frente. Todos los planes están en peligro. Todo se ve oscuro. Estoy solo. Enteramente solo. La puerta acaba de cerrarse después de la última conversación dolorosa. El último amigo ha partido, después de haber puesto brutalmente su yo, en contra mía.

Y, sin embargo, sería necesario, para realizar la empresa comenzada, que todos los amigos estuviésemos juntos, todos juntos en comunión. Se avanzaba apenas, el naufragio a cada momento parecía inminente. Estoy solo. Bien solo. Y he aquí que Dios entra, y estrecha el alma, la levanta, la confirma, la consuela y la llena. Ya no estoy solo. Y los otros volverán también, sin mucho tardar, y no abandonarán el trabajo rudo, el barco no naufragará. Vamos al trabajo dulcemente, a las cartas, a la lectura, a corregir, a escribir. La vida todavía es bella y Dios está allí.

“En estos momentos, acude a tu pieza. Tu pieza es un desierto. Entre el piso, el cielo y los cuatro muros, no hay más que tú y Dios. La naturaleza, que entra por la ventana, no turba tu coloquio, ella lo facilita.

El mundo no cuenta para ti; ciérrale la puerta, con llave, por una hora. Recógete y escucha. Dios está aquí. Te espera y te habla. Es tu Dios, grande, hermoso, que te reconforta, que te ilumina, que te hace entender que te ama. Está dispuesto a darse a ti, si tú quieres darte tú mismo. Acógelo, no lo rechaces. No huyas de Él, está allí. Te espera y te habla.

“Es la hora que Él había escogido para encontrarte. No te vayas. Escucha bien.

Tú necesitas de Él y Él también necesita de ti para su obra, para hacer por medio de ti, el bien a tus hermanos. Él se va a entregar a ti generosamente, de corazón a corazón en esta soledad. A ratos tu desierto es tu pieza, pero a Dios lo necesitas siempre. ¿Cómo recogerte en intimidad con Él, como los apóstoles a los cuales convidó al desierto para darles más intimidad?

“Tu desierto es la voluntad de nunca traicionar; es tu recogimiento en Dios; es tu esperanza indefectible. Tu desierto, no necesitas buscarlo lejos de los hombres; tú lo hallas en todas partes si vuelas a Dios; tanto en el tranvía como en la plaza, como ante la inmensa asamblea que espera tu palabra.

“Tu desierto, es tu separación del pecado; tu fidelidad a tu destino, a tu fe, a tu amor”.
17 Abril 2019 03:49:00
Querida madre insensata
Me pasó algo tremendo hace una semana. Mi hija me dijo que estaba saliendo con un muchacho, pero no me dijo su nombre o yo no le di importancia, ya que no es el primer novio que tiene, es el tercero y así quedaron las cosas.

Hace una semana fui con una amiga al cine y cuando ella compraba los boletos para entrar, yo me hice a un lado y en eso mi hija y su novio salían del cine. Se me acercaron y mi hija me lo presentó. ¡Ay Ana! ¡Qué bochorno! Conozco al muchacho. Aunque él es 16 años menor que yo, salí a cenar con él en una ocasión cuando hacía como 6 o 7 meses que me había divorciado del papá de mi hija. Fueron meses muy difíciles para mí y luego yo andaba toda desorientada. Aquel día, él y yo nos conocimos en una conferencia que se dio en la empresa donde yo trabajaba. Él acompañaba al conferencista y ahí comenzamos a platicar. Luego él me invitó a cenar y yo acepté. Durante la cena salió el tema de la edad y fue cuando me enteré de la de él. Por supuesto que era notorio que yo era mucho mayor que él, pero fue cuando supe su edad. ¡16 años menor! Después de la cena me llevó a mi casa y nunca más volvimos a vernos.

El mundo se me quiso venir encima, pero no dije nada, ni él tampoco, tal vez ni me recuerda, pero estoy preocupada porque no sé si debo decirle a mi hija que ya conocía a su novio y cómo nos conocimos. Si la relación de mi hija se hiciera seria ¿debería decirle lo que te cuento?

Mi hija lo ha visto varias veces desde entonces y no me ha dicho nada, lo que quiere decir que él no le dijo nada o ni me recuerda.

Él es una persona muy inteligente y madura, ahora es un destacado profesionista, es serio, agradable. En fin, es un buen partido para mi hija. No quisiera echarle a perder su noviazgo. ¿Qué me aconsejas? Gracias. Gracias.

MADRE INSENSATA

QUERIDA MADRE INSENSATA:

No eres insensata, no te trates tan duramente. Como dices, fue una época difícil para ti y cuando estamos en esas situaciones, todos podemos cometer errores. No le digas nada a tu hija, podría estallarle el asunto en la cara y podría resentirse para siempre contigo, aunque su relación con ese muchacho no se hiciera formal. Pon el pasado atrás, después de todo eras una mujer libre cuando fuiste a cenar con ese joven y tu hija y él ni siquiera sabían que uno y otro existían. Además cenar con alguien no implica ningún compromiso ni nada inconveniente.

Espero que todo vaya bien y aquel episodio quede en el olvido. Y que tu hija pueda tener como esposo a ese excelente muchacho.

ANA
16 Abril 2019 03:31:00
Querida Engañada
A pesar de que he vivido en unión libre con mi novio durante 11 años, él no ha querido casarse conmigo, me ha dicho que él no es el tipo de hombre para estar casado. Él ha sido muy bueno conmigo, es un buen proveedor, aunque yo también trabajo, pero mi sueldo lo gasto en mí y tengo mis ahorros. Vivimos en una casa que es mía. Hemos sido muy felices, hasta hace dos días, cuando estalló la bomba.

Llegó en la noche de su trabajo y me dijo que tenía algo que confesarme, que ya no podía seguir engañándome. Me dijo que tenía otra mujer con la que había tenido una relación durante 17 años y que tiene una hija de 16 años. Él mantiene a las dos y me dijo que ahora esa mujer le dijo que ella o yo y que por eso me estaba diciendo la verdad de su vida.

No sé con cuánta frecuencia ve a esa mujer. Él me ha dicho que viaja constantemente por necesidades de su trabajo, y seguramente se iba a estar con ella, pero jamás me imaginé lo que estaba sucediendo. Dice y jura que me quiere mucho a mí, pero que también la quiere a ella y que quiere mucho a su hija, pero que por favor me espere, que no nos separemos hasta que él tome una decisión “salomónica”.

Me dijo que se iba a ir con ellas dos de vacaciones durante dos semanas, que no tomara ninguna decisión hasta que regrese. Ya se fueron. Estoy vuelta loca y no sé qué hacer, por favor dígame qué hago. Muchas gracias.

ENGAÑADA

QUERIDA ENGAÑADA:

Diecisiete años juntos y con una hija de 16 años, no es una aventura. Es una familia. Tu pareja es uno de esos hombres que llevan una doble vida.

“Haz de tripas corazón”. No esperes a que regrese, y si ya regresó para cuando esta carta se publique, aunque voy a rogar que se dé prioridad a su publicación, si no lo has hecho, empaca todas sus pertenencias y pónselas en la puerta de la casa, cambia la combinación de la chapa de la puerta o puertas de entrada y dile que te estás tomando una vacación permanente de la vida a su lado. No permitas que regrese contigo. Este hombre es tan bajo, que está debajo del desprecio. “Una decisión salomónica”. Sí, como no. Que le tome el pelo a otra.

Quiérete a ti misma y no pierdas tu dignidad.

ANA
15 Abril 2019 03:08:00
Querida J.B.M.
Mi esposo ha estado pasando por una época difícil en el aspecto económico, se quedó sin empleo durante cuatro meses. Por ese motivo, sin decirle, busqué empleo y lo conseguí. Soy profesionista y trabajé hasta que me casé, pero cuando nos comprometimos, él me dijo que no quería que trabajara y acepté. Cuando uno está joven y enamorada, en todo está de acuerdo. Ahora tenemos dos hijos, de 9 y 11 años. Estudian en un colegio que no cuesta mucho, pero debemos pagar colegiatura, libros, uniformes, etcétera, además de los gastos de la casa, servicios, vestido. En fin, para qué detallar todos los gastos de una familia.

Mi error fue no haber consultado con mi esposo que trabajaría, así que cuando me dieron el trabajo y se lo dije, él se molestó muchísimo. Me preguntó si mis hijos y yo teníamos hambre, dijo que lo hacía sentir un inútil y desde luego que no. En fin, fue una situación muy difícil y después y hasta hoy, duerme en el cuarto de visitas. De eso hace dos meses y medio y sólo me habla lo indispensable, sólo monosílabos y no salimos juntos a ninguna parte. Los niños de inmediato lo notaron y preguntaron qué pasaba. Yo les dije que no le había gustado a su papá que yo trabajara, pero que todo estaría bien. Pero Ana, nada está bien y estoy muy preocupada. Mi trabajo está muy bien remunerado y tengo un horario que se me adapta muy bien para no descuidar mi casa ni mi familia si me apuro cuando regrese. Puedo con todo.

Él ya consiguió otro empleo, pero gana menos que en el anterior, así que mi ingreso puede ayudar a que continuemos viviendo bien y los niños puedan seguir en ese colegio y no les falte nada. Además de preocupada, estoy molesta porque lo único que deseo es que vivamos mejor y que él mismo se sienta menos tensionado por los compromisos. Comprendo perfectamente su situación, siempre ha sido un hombre muy suficiente en todos los aspectos, nunca nos ha faltado nada, pero todos comprendemos que las situaciones cambian y la vida cada vez está más difícil. El problema se presentó no porque sea desobligado, sino por situaciones que no fueron su culpa.

Él es muy cerrado, pero es serio, responsable y trabajador, pero en la empresa donde trabajaba desocuparon a muchos empleados. Estoy consciente de eso y se lo dije, pero de todas formas no he podido arreglar este problema y no sé qué hacer. No voy a dejar mi empleo, nos sirve mucho el dinero, pero quiero estar bien con mi esposo. ¿Qué puedo hacer? Mil gracias por su ayuda.

J.B.M.


QUERIDA J.B.M.:

Es muy necesario que para resolver esta situación, ambos estén dispuestos a discutir el asunto. Cuando las parejas no resuelven sus problemas hablando, y por el contrario, se retraen y además se usa el sexo como forma de castigo, están en un terreno tan peligroso que su relación puede verse seriamente afectada.

Tengo la sensación de que tu esposo tiene fuertes sentimientos de insuficiencia y que tu decisión de trabajar elevó esos sentimientos. El hecho de que se resista a discutir el problema, indica que es uno de esos hombres que crecieron creyendo que si la mujer trabaja y aporta parte del sustento, de alguna manera le quita “hombría” y se siente disminuido. Sin embargo, sería excelente si él expresara sus sentimientos con palabras, no sólo en este problema, sino en todos los que se presenten en adelante en la familia. También necesita tener suficiente fe y confianza en él mismo para sentirse apto para permitirte sentirte libre de desarrollarte y crecer como persona y profesionista.

No permitas que esta situación tan desdichada se ahonde. Si no puedes persuadir a tu esposo para que se abra contigo y hablen del asunto y lo resuelvan, trata de convencerlo para que juntos vayan con un consejero, a terapia o con alguien de su confianza que pueda ayudarlos. Su matrimonio puede depender de eso y no debieran esperar más. Espero y deseo que esto se resuelva bien.
ANA
13 Abril 2019 03:20:00
Querida, ¿abuela?
Mi hijo es estudiante universitario. Le faltan dos semestres para recibirse. Y tenemos un problema muy serio que nos está afectando mucho. Se lo voy a decir y va a comprenderme. Hace una semana se presentó en mi casa una señora y después de decirme su nombre me dijo que su hija acaba de tener un hijo de mi hijo. Ellos se conocieron en la universidad y habían salido varias veces. Eso me dijo ella. Mi hijo ni mi esposo estaban en casa y yo le dije que iba a hablar con los dos y que me comunicaría con ella luego.

Cuando hablé con mi hijo, se sorprendió y me dijo que la muchacha no le había dicho nada nunca, pero que sí había tenido relaciones una vez con ella, pero que no tiene la seguridad de que fuera suyo. Mi esposo no dijo nada, se fue a su despacho en la casa. Pero luego habló con mi hijo y le dijo que si el niño es suyo, él tiene una responsabilidad.

La muchacha, según me dijo la mamá, va a continuar estudiando, le faltan dos años para terminar su carrera. Y va a continuar viviendo con ellos.

Ana, ¿cuáles son nuestras responsabilidades, tanto de mi hijo como padre, como de nosotros como abuelos, respecto a ese niño? Me gustaría participar en la vida del niño, pero como él no ha decidido nada aún, no quiero distanciarme de él. Me gustaría saber su opinión, que consideraré muy valiosa y agradeceré mucho.

Querida, ¿abuela?

Admiro su integridad y su generosidad. Sin embargo, su hijo debiera primero determinar si es realmente el padre del niño. Apóyenlo en obtener el ADN de la criatura y compararlo con el de él. Será una manera segura de conocer la verdad.

Una vez realizado el examen, si su hijo es el padre, pueden consultar con un abogado para enterarse de cuáles son las responsabilidades y derechos de su hijo. Y basados en esa información cumplir con esas obligaciones y solicitar esos derechos y compartirlos con él.

Deseo de corazón que la situación quede debidamente aclarada y una vez que sea así, lo que siga sea bueno para todos.


12 Abril 2019 03:25:00
Querida desvelo y enojo
Tengo 24 años y estoy divorciada y viviendo con mis padres. Acabo de continuar mi carrera de enfermera, pues la había suspendido cuando me casé y al nacer mi hija que tiene casi 2 años. Adoro a mi hija y es el motivo de mi vida y también de mis papás.

Mi problema es mi exesposo y ese problema no me deja dormir, pues estoy furiosa con él y con el sistema. Sucede que él es un alcohólico y también ha usado drogas. Eso yo no lo sabía cuando nos casamos, lo descubrí viviendo con él. Hasta tiene dos ingresos en la cárcel. Uno por haber derribado un árbol con su carro estando en estado de ebriedad y otro por insultos a la autoridad, también estando borracho. Y cuando estuvo detenido dio positivo en drogas. Perdió su empleo por la misma causa y actualmente está desempleado. Vive con una muchacha que conoció donde trabajaba. Hace dos semanas acudimos al juez familiar a pelear la custodia de la niña, fue la última audiencia y el juez le dijo que “le iba a dar otra oportunidad”, que la niña va a vivir conmigo pero él puede verla cada dos semanas, los domingos, llevarla con él de 12 del día a 6 de la tarde. ¿Qué está equivocado en nuestro sistema? Él está desempleado, es alcohólico, adicto a las drogas, no me ha pagado nunca la pensión alimenticia de la niña. ¡Y le permiten que la lleve con él cada dos domingos!

Yo soy una buena madre, trabajo, voy a la escuela para una especialidad, vivo con mis padres que adoran a mi hija y vivimos con holgura por ellos. No puedo entender las razones del juez para permitir que ese hombre tenga que ver a mi hijita sin que se le supervise. Comprendo que la vea, pero en mi casa. ¿Otra oportunidad? A mí me parece que ya tuvo suficientes.

Mientras él pueda llevarse a mi hija cada dos semanas, aunque sean unas horas, no voy a poder dormir. ¿Qué puedo hacer? Gracias.

DESVELO Y ENOJO

QUERIDA DESVELO

Y ENOJO:

Por ahora nada puedes hacer. Lo lamento. Manténte muy pendiente de lo que suceda con tu exesposo. Investiga y vigila. Quizás reincida (en el alcohol o en las drogas), y cuando eso suceda, acude de inmediato con el juez, en compañía de un buen abogado y pide que revisen el caso, el cual estará mucho más fuerte a favor tuyo. Dios las ayude.

ANA
11 Abril 2019 03:01:00
Querido Black
Por favor le ruego que me diga si me estoy volviendo loco por nada. Estoy saliendo con la mujer que siempre había esperado y deseado. Reúne todo lo que siempre soñé. Sin embargo, hay un problema. Ella siempre fue muy popular porque es muy bonita y además muy simpática. En la Universidad tuvo muchos pretendientes y sé que tuvo varios novios. Pero ella ahora me ha preferido a mí y llevamos una relación muy bonita y muy estable.

Otro problema es que ella tiene muchas fotografías de compañeras y compañeros de estudios, de viajes, de fiestas, y sé que entre ellas hay algunas de quienes fueron sus novios y sus pretendientes. No las exhibe, pero sé que las tiene. Temo que esas fotografías indiquen que ella todavía tiene interés en esos hombres. No tengo bases para mis temores, pero como mi novia anterior me engañó, soy sensible en ese tema. También me preocupa que no pueda estar yo a la altura de los hombres de su pasado. ¿Estaría bien si le pido que tire esas fotos? No me gusta ser tan inseguro, pero es una espina clavada. Le doy las gracias por el consejo que pueda darme.

BLACK

QUERIDO BLACK:

Esas fotos son parte del pasado de tu novia y no tienes derecho a pedirle que se deshaga de ellas. No permitas que tu inseguridad arruine una hermosa relación que te está haciendo feliz. Olvida esos celos y goza la felicidad que tienes. “Lo que no fue en tu año no fue en tu daño”. Y en cuanto a la primera frase de tu carta: Sí, te estás volviendo loco por nada.

Cuida lo que tienes y mira hacia adelante. Suerte.

ANA
10 Abril 2019 03:53:00
Querida Indecisa
Quedé viuda hace cuatro años. Mi esposo murió de cáncer de pulmón. Tengo una hija que actualmente tiene 11 años. Encontré tiempo después, para mi buena fortuna, a un hombre maravilloso que también está viudo. Es mayor que yo y tiene un hijo casado, pero desde que nos conocimos nos llevamos de maravilla y cuando me pidió que me casara con él, me sentí feliz y mi hija, que lo quiere bastante, se sintió también muy contenta. Eso sucedió hace dos años y hemos sido muy felices.

Como le digo, mi esposo tiene un hijo ya casado y él tiene una niña de 10 años. Es una niña muy bonita que se lleva muy bien con mi hija. El hijo de mi esposo llamó el año pasado desde la ciudad donde viven para decirnos que su hija quería venir de vacaciones con nosotros. Nos sentimos muy contentos y su papá la trajo para que se quedara dos semanas.

Las niñas estuvieron muy contentas, pero cuando su papá iba a venir por la niña, mi hija estaba en una clase de inglés y la niña se encerró en el cuarto de mi hija y estuvo allí como una hora con la puerta cerrada. Yo me sentía incómoda de entrar, pero cuando mi hijastro llegó, subí a la recámara de mi hija para decirle que su papá había llegado a recogerla y vi que tenía allí su equipaje y la encontré con el clóset abierto y los cajones del chifonier abiertos. Me miró como asustada y tomó su equipaje a la carrera y salió corriendo. Salió de la casa y subió su maleta y su mochila en el carro de su papá.

Se despidieron los dos después de que tomaron agua fresca con panecillos y se fueron. Cuando regresó mi hija, encontró el cuarto como lo había dejado la niña y me dijo que le faltaba su tablet. Le dije a mi esposo y quedamos en que no diríamos nada por lo pronto. Para que sus papás no hayan dicho nada, es probable que la niña les dijo que era un regalo. Ahora resulta que el hijo de mi esposo llamó para decir que ellos van a salir en un viaje por una semana y quieren que se quede con nosotros esa semana. Y mi pregunta para ti es: ¿le digo al hijo de mi esposo acerca de lo que se llevó su hija cuando estuvo de vacaciones? ¿Me quedo callada y dejo todo en el olvido? Voy a agradecer mucho tu consejo.

Felicitaciones por tu columna, que nos gusta mucho a todos.

INDECISA

QUERIDA INDECISA:

No le digas nada al padre de la niña. Dale a ella otra oportunidad de demostrar que puede ser confiable. Habla calmadamente con ella cuando llegue, no la hostigues ni la culpes, dile que seguramente no se dio cuenta de que iba la tablet en su equipaje, que lo considere un regalo, pero que como sabes que ella es digna de confianza, todos están y estarán muy contentos de que venga a visitarlos cuantas veces lo desee. Y dile a tu hija que no mencione el asunto a la niña.

Para tu mayor tranquilidad, puedes estar presente en la habitación de la niña cuando prepara su maleta al ir de regreso a su casa. Y quizás sin ser sutil, de esa manera la niña captará plenamente el mensaje. Será para ella una experiencia que le dejará una lección.

Saludos y gracias por leer mi columna.

ANA
09 Abril 2019 03:55:00
Querida M. M.
Asistí a una reunión de ex alumnos de la Facultad donde nos graduamos y allí me encontré con un antiguo novio. Fue algo bonito para mí y creo que también para él, pues después de haber platicado con él 10 minutos, me di cuenta de que aún está enamorado de mí, pero el pobre aún no se da cuenta de la clase de persona que yo era cuando fui estudiante. Desde luego eso ha cambiado.

Le mentí deliberadamente y le decía cosas crueles.

Le dije que era virgen cuando estuvimos juntos y sin embargo yo ya había tenido una aventura con su mejor amigo de entonces.

También le mandaba cartas de amor que no eran sinceras ni verdaderas porque lo único que me interesaba entonces era tenerlo disponible para mí. Era un inocentón.

Ahora me siento terriblemente mal por los sentimientos que ese hombre aún tiene para mí. Me siento mal por él y por su esposa a causa de mis mentiras por ese mal comportamiento.

Y solamente deseo que sepa la verdad de una vez. ¿Debo decírsela? Ambos somos padres de adolescentes. Imagínate cuánto tiempo ha cargado con esa carga de enamoramiento hacia mí. Él ahora es un hombre exitoso y tiene mucho dinero.

Gracias por tu consejo.

M. M.

QUERIDA M. M.:

Esta es una pregunta para ti: ¿Cómo pudo este hombre, en 10 minutos, convencerte de que aún está loco de amor por ti? De la manera como yo veo la situación, él ahora está casado, ha formado una familia y ha llevado su vida delante de manera exitosa. Sin ninguna carga.

Continúa casado y en ese momento disfrutó de un rápido flirteo con una antigua novia de la época estudiantil.

No pierdas tu tiempo con sentimientos de arrepentimiento con ese hombre y su esposa, quien probablemente ni sabe que existes. Ellos están manejando perfectamente su vida.

Deja todo en paz. Y olvídalo también tú.

ANA
08 Abril 2019 03:43:00
Querida Rara
Los muchachos son un problema también lo es la virginidad. Me gustan los muchachos, pero nunca he ido ni iré con ninguno más allá de lo conveniente, es decir, algunos besos y hasta ahí. La mayoría de los muchachos, hombres y mujeres, en la preparatoria, que es donde estudio ahora, piensan que somos “raras” si ya estamos graduándonos y algunas muchachas aún somos vírgenes. Yo pienso que es algo que quiero guardar para el matrimonio.

Un muchacho que me gusta, me invita a ir al cine, pero dice mi mamá que no me deja ir con él. ¿Qué puedo hacer? Ella es la clase de persona con la que no se puede uno sentar a platicar. Ya lo he intentado. Siempre tengo que guardarme mis sentimientos porque no puedo hablar de ellos con mi mamá, me dice siempre que está muy ocupada. Tengo cuatro hermanos hombres y soy muy tímida para hablar de mis cosas con mis amigas. Sé que tengo sobrepeso. No sé qué hacer. Por favor escríbeme algo porque me siento muy sola.

RARA

QUERIDA RARA:

Que no te importe que te digan “rara”. Continúa con tus valores y tu propósito de llegar virgen al matrimonio. Cuando yo era joven teníamos reglas muy firmes acerca de no ir lejos con los muchachos y se suponía que debíamos llegar vírgenes al matrimonio. Supongo que no todas lo hacían, porque supe de dos chicas que eran estudiantes de honor, pero en su último año de preparatoria dejaron la escuela porque estaban embarazadas. En aquellos años ni se pensaba en el aborto. Y algunas veces me he preguntado qué habrá sido de esas chicas. Seguramente sus vidas cambiaron para siempre por el simple hecho de haber quedado embarazadas siendo tan jovencitas y sin haberse casado.

Ciertamente los tiempos han cambiado. Ahora los jóvenes toman sus propias decisiones, pero los padres tienen la obligación de ayudarlos a aprender a tomar sabiamente esas decisiones. Los padres pueden acoplarse a las realidades actuales, pero siempre sin dejar de lado sus propios valores, no huyendo a los problemas, sino enfrentándolos y hablando acerca de ellos con los hijos. Los padres pueden hacer eso más fácil si recuerdan que los tiempos y costumbres han cambiado, pero los sentimientos no. Y aunque es verdad que los padres no pueden controlar el comportamiento de los hijos, sí pueden compartir sus puntos de vista sobre lo que es y no es correcto, y darles las razones apropiadas y justas.

Enséñale esta carta a tu mamá, seguramente ella va a darse el tiempo de escucharte, y no sólo ahora, sino en adelante, lo mismo que a tus hermanos. Su amor está con ustedes, seguramente está cansada, pero puedes tener la certeza de que va a hacer a un rato ese cansancio y va a platicar contigo y te va a dar los mejores consejos. Será la mejor guía que puedes tener.
05 Abril 2019 03:47:00
Querida Traicionada
Hace cuatro años falleció mi esposo a quien quise muchísimo. Fuimos muy felices a pesar de que no tuvimos hijos. Pero puedo decirle que ni falta nos hicieron de lo felices que fuimos los dos juntos. Yo tengo ahora 56 años. Dos años antes comenzó a estar enfermo del corazón, le dio un infarto y ya no quedó bien del todo. Seguimos adelante viendo doctores y con tratamientos, pero a pesar de que trató de vivir una vida más o menos cuidada, un día le dio otro infarto y ya no se pudo hacer nada. Murió dos días después en el hospital.

Yo estuve muy triste y abatida durante varios meses, pero la ayuda de mi familia y de mis amistades me ayudó mucho. Como a los 10 meses comencé a salir a meriendas y reuniones y a llevar una vida normal. Desde luego sin olvidar a mi querido esposo, y aún lo recuerdo muchísimo.

Hace casi un año conocí a un viudo en una reunión de un matrimonio amigo de ambos. Es un hombre muy bien parecido, es divorciado, tiene dos hijos ya casados y viven fuera del país. Nunca los conocí. En esa reunión estuvimos conversando mucho y allí empezó el romance entre los dos. Fue algo más allá de lo que yo había esperado y había creído. Comenzamos a salir y mis amigas y familiares se sintieron muy entusiasmadas, me animaron a que continuara saliendo. La situación se fue haciendo más formal y un día me invitó a viajar con él en un viaje de negocios al centro de la República. Yo acepté, más asustada que contenta, pero estuve muy feliz y nos sentimos encantados los dos.

Al regresar nuestra relación estaba más fortalecida y te aseguro que no pensé que podía volver a ser feliz, pero lo fui. Entonces un día, como él no tenía carro y yo había vendido el mío, decidimos ir a comprar uno. Quiso un crédito, pero a quien se lo dieron fue a mí porque tengo respaldo económico. Y cuando él se veía apurado para pagar el abono del carro, yo le prestaba para que hiciera el pago. Eso sumó entre 90 o 100 mil pesos. Todo estaba perfecto y yo feliz.

Hace 10 días me llamó por teléfono la señora que le ayuda en la casa a él y me pidió que fuera para hablar conmigo, que como él había salido fuera por dos días, podía ir a cualquier hora. Fui esa misma tarde y me dijo que se había dado cuenta que yo era una buena mujer y por eso quería decirme que él tenía una aventura con una señora con la que se había gastado el dinero que yo le prestaba, y que tenía ya cuatro años con ella. La mujer no tenía razón para mentirme y cuando él regresó lo confronté y, bajando la cabeza, aceptó todo. Le dije que no quería volver a verlo y no lo he visto desde entonces.

Estoy tratando de olvidarlo, pero es difícil. Lloro mucho y no quiero ver a nadie. ¿Qué me aconsejas? Te agradeceré mucho tu respuesta.

TRAICIONADA

QUERIDA TRAICIONADA:

Un hombre que engaña de la manera como él te engañó, no merece que lloren por él. Vuelve a tu vida social como antes y da lo mejor de ti misma en todo. Ya probaste que nunca es demasiado tarde para empezar de nuevo. Estás en una edad estupenda para, si lo deseas, encontrar un buen hombre que te haga feliz. Pero antes te recomiendo que busques a un abogado que entable una demanda contra ese hombre para recuperar el dinero que le prestaste. Y si tienes un juego de llaves del automóvil, ve por él.

Suerte, mucha suerte. Y ni una lágrima más por él.

ANA
04 Abril 2019 03:47:00
Querida el que con leche
Te escribo, Ana, porque necesito un consejo con urgencia. Por favor contéstame pronto. Cuando se ha tenido una mala experiencia con un muchacho, ¿cómo se puede evitar caer en el mismo error?

Tengo 24 años y mis papás son unas personas de lo mejor, me enseñaron a creer en la gente, pensar que la gente es buena y en ser bondadosa y generosa con los demás. No soy tonta, soy profesionista y trabajo en una empresa donde trato a muchas personas, pero soy muy crédula y sincera. Hace año y un mes comencé a salir con un muchacho que me pareció que era muy bueno.

Él también es profesionista y tiene 27 años. Fuimos muy felices desde el primer momento y siempre me dijo que me amaba mucho. Duramos así siete meses, y de repente desapareció. No he vuelto a saber de él. Me dijo que iba en un viaje de negocios y solamente tuve una llamada de él tres días después diciéndome que si se tardaba no me preocupara, que estaba bien, pero yo pensé que decía que iba a tardarse una semana o dos, pero no, como seis meses han pasado.

Eso me acabó. Yo estaba muy enamorada y le pregunté a dos compañeros donde él trabajaba si sabían de él, pero me dijeron que sólo sabían que lo habían enviado a un viaje, pero nada más.

Ya no quise indagar, me dio vergüenza. Yo estaba muy ilusionada y tuve que seguir con mi vida y con mi trabajo y mostrarme alegre con mis papás, porque como soy hija única, si me ven triste y abatida, van a sufrir. Lo único que les dije a ellos es que había roto con él.

Hace un mes conocí a un muchacho que me gusta mucho, me han dicho que es un tipo estupendo, es de una ciudad cercana y está trabajando en esta ciudad. Es muy guapo, educado, considerado, atento y dice que le gusto mucho.

Nos conocimos en una fiesta de una amiga. Pero estoy tan lastimada que tengo miedo de equivocarme otra vez. ¿Cómo voy a saber si no va a engañarme como el otro? Me gusta, pero no quiero quemarme otra vez. ¿Qué hago?

EL QUE CON LECHE…


QUERIDA EL QUE CON LECHE…:

Sí, el refrán dice: “El que con leche se quema, hasta a la vaca le sopla”. Tienes razón de sentirte temerosa y defraudada, pero no puedes estar así toda tu vida por la mala experiencia que tuviste con ese muchacho. Por lo demás, no todos los hombres son iguales.

Y si tienes amistades o parientes en la ciudad de donde es este nuevo enamorado, pídeles que investiguen qué clase de persona es. O hasta creo que podrías hacerlo por internet. No estoy muy enterada de eso, pero al parecer es posible.

De todas formas no te acerques mucho al fuego, manéjate con cautela para que no te quemes. Deseo de verdad que en esta ocasión sea el hombre perfecto que estás esperando y que mereces.

ANA
03 Abril 2019 03:58:00
Querida Manny
Tengo 14 años y quiero decirle un problema que tengo y pedirle que me ayude con un consejo. Mis papás están divorciados desde hace seis años. Vivo con mi mamá, pero veo muy seguido a mi papá. Lo quiero mucho y él me quiere mucho. Viene por mí casi todos los fines de semana y me voy con él y su esposa y su hijo. El niño tiene 3 años y medio y me quiere mucho y yo a él. La esposa de mi papá es muy buena y me trata muy bien. A mí se me hace que a mi mamá le dan celos y no le gusta que yo quiera a mi medio hermano, pero yo lo quiero y ni modo. Ella nunca me pregunta nada cuando regreso, pero sí creo que no está a gusto.

Cuando mi papá y mi mamá se separaron, ella me dijo que yo tenía una hermana, hija de mi papá, que ella había nacido antes de que ella y mi papá se conocieran. Yo le pregunté por qué no la traía mi papá o me llevaba con ella para conocerla, pero mi mamá me dijo que él me diría algo de eso cuando estuviera listo para hacerlo.

Como le digo ya hace seis años de que se divorciaron, pero mi papá no me ha dicho nunca nada y a mí me gustaría que me dijera para conocer a mi media hermana. Ella debe tener 17 años, porque mi mamá me dijo que tenía tres años más que yo y se está pasando el tiempo. Y seguro que ella tampoco sabe nada de mí, no sabe que existo.

Ayúdeme. Mi mamá recibe Zócalo todos los días y Le gusta mucho leer su sección, y a ver qué me dice a mí. Muchas gracias.

MANNY

QUERIDA MANNY:

Gracias hermosa amiguita por leer mi sección. Yo te pregunto: ¿Qué problema puede haber en que le preguntes a tu papá acerca de tu media hermana que no conoces? Pienso que ninguno. Es probable que él no te haya mencionado el tema porque quizás se siente avergonzado o incómodo para hablarte de su pasado. Si lo consideras conveniente (eres muy inteligente), dile a tu mamá que vas a preguntarle a tu papá sobre tu media hermana. Sin embargo, lo que sucedió en la vida de tu papá antes de que tu mamá apareciera en escena, es asunto de él y ella no debiera sentirse lastimada; tampoco si tú deseas conocer a esa hermana tuya.

Espero que mi sugerencia sea la acertada y que el resultado sea favorable.

ANA
02 Abril 2019 03:35:00
Querido Joe
Le escribo por consejo de mi esposa que lee siempre sus cartas. Le agradeceré su ayuda. El mes pasado mi esposa, mis dos hijas y yo fuimos a visitar a nuestros familiares que viven en otra ciudad, a 600 kilómetros de aquí, en el estado de Texas, en Estados Unidos.

A todos les dio mucho gusto vernos y a mi madre principalmente, porque hacía casi un año que no nos veíamos pues nosotros no habíamos podido ir ni ella había podido venir, así que cuando vio a mis hijos hasta se le salieron las lágrimas.

Todo estuvo muy emotivo y disfrutamos mucho la visita, pero nos encontramos con una novedad que no nos gustó nada, especialmente a mí.

Tengo una hermana que quedó viuda muy joven, apenas tiene 37 años y su esposo murió hace cuatro años. Tiene dos niños preciosos. Pues bien, mi hermana está teniendo una relación con un hombre casado. Ya con eso todo está mal.

El hombre le dice a mi hermana y nos dijo a nosotros, que su esposa es una alcohólica desde hace muchos años, pero como yo tengo un amigo en esa ciudad (allí crecí) que tiene conexiones con la policía, le pedí que tratara de investigar al hombre y me informó que de la casa de él había habido tres llamadas de auxilio de parte de una mujer diciendo que la habían golpeado, pero luego no presentó cargos.

Yo, que estoy muy preocupado y soy franco y directo, le dije al novio de mi hermana enfrente de ella, lo que me habían informado y me dijo que esas tres veces su esposa había estado muy bebida y se había caído y se había lastimado sola, pero que como estaba enojada con él y borracha, le había hablado a la policía.

Sin embargo, mi amigo me dijo que los paramédicos que se habían presentado habían dicho que las lastimaduras eran porque le habían inferido golpes. Mi hermana estaba enojadísima, porque también le dije a mi madre.

Mi hermana quería que yo aceptara a su novio porque soy el mayor de los hermanos, pero basándome en todo lo que me dijo mi amigo, me rehusé y aunque le dije todo lo que me habían informado, dice que no es cierto, que son puras mentiras y envidias y que no va a dejarlo.

Quiero a mi hermana y sólo estoy tratando de evitar que sea herida tanto emocional como físicamente por este mal hombre. ¿Estuvo bien que hiciera lo que hice? Ahora mi hermana no me habla. ¿Qué más puedo hacer?

JOE

QUERIDO JOE:

No puedes hacer más que lo que hiciste. Fuiste muy claro y basado en pruebas. Además fuiste sincero con tu hermana, pero las emociones están nublando el buen juicio de ella. Si pensara con claridad había corrido lejos de ese abusador.

Ni remedio. Rueguen a Dios que la ayude, esperando que a ella no le pese su equivocada decisión.

ANA
01 Abril 2019 03:09:00
Querida Fértil
Te han escrito mujeres cuyos esposos ni se les acercan para tener relaciones íntimas. Y de hombres cuyas mujeres les huyen y de plano se niegan a ellos. Tienen seguramente sus propios problemas. Pues bien, yo estoy en una situación de esas. Tengo 33 años de edad y mi esposo tiene 37. Nos casamos hace ocho años y tenemos siete hijos.

Puse punto y aparte para que tú y tus lectores tomen un respiro. Yo ya ni respiro. Tenemos dos pares de gemelas y unos trillizos. Los dos siempre hemos amado a los niños, pero ni pensamos ni planeamos nunca tener siete hijos en ocho años. El último par de gemelas nacieron hace tres meses.

Mi esposo tiene que tener dos trabajos para poder pagar las cuentas, comida, ropa, el montón de necesidades que se presentan. Gracias a Dios tenemos casa propia y Seguro Social, pero de todas formas ya puedes imaginar todos los gastos que tenemos con tanto niño. Y yo, estoy siempre exhausta.

Ahora mi hermoso y amoroso esposo tiene terror de acercárseme porque soy demasiado fértil. Él no tiene confianza en el control natal porque ambos creímos que estábamos protegidos antes de encargar a los trillizos y lo mismo sucedió con las últimas gemelas. Temo depender del “ritmo” porque no soy muy regular en mis períodos y el diafragma no funcionó para mí, lo estaba usando cuando quedé embarazada la segunda vez.

¿Puedes sugerirnos una solución a nuestro problema? Somos una pareja unida, nos queremos mucho, pero tenemos miedo de estar cerca uno del otro.

Gracias amiga. Espero tu respuesta.

FÉRTIL

QUERIDA FÉRTIL:

Hay una solución a su problema. Aunque seas muy joven, ya tienes siete hijos y creo es el momento de pedir que te liguen las trompas, o tu esposo puede optar por la vasectomía. Podrías hablar con tu ginecólogo y que él hable con un urólogo. Y después de eso la decisión estará a su disposición. Ambos procedimientos son sencillos y seguros.

Deseo lo mejor para ustedes.

ANA
30 Marzo 2019 03:00:00
Querido desvelado
Querida Ana

Espero que pueda ayudarme. Me pregunto todos los días cómo es que mi esposa no tiene problema para levantarse temprano y empezar con tanto entusiasmo su día. Ella no necesita despertador y yo sí, aunque me haya acostado temprano. Muchas veces, cuando no puedo dormir en la noche, me levanto y me pongo a trabajar en la computadora por una o dos horas y a veces más. Luego vuelvo a la cama y me duermo de nuevo. A veces tomo uno o dos tés o un vaso de leche caliente para que me ayude a dormir.

En suma creo que dormimos la misma cantidad de horas ella y yo, sólo que ella nunca se levanta en la noche, y yo sí, como le cuento. Pero aunque me levante más tarde, no tenemos el mismo ánimo ni estoy tan alerta ni tan lleno de entusiasmo como mi esposa. ¿Por qué será que aunque dos personas duerman la misma cantidad de tiempo, pero una de ellas lo hace de una sola vez y la otra de manera fragmentada, los dos cuerpos reaccionan diferentes? Me interesa mucho conocer sobre este tema. Ojalá pueda ayudarme y se lo voy a agradecer mucho.

Desvelado



Querido desvelado:

Usted y su esposa pueden tener diferentes patrones de sueño. Usted tal vez es un “ave nocturna”, un “búho”, que funciona mejor en las tardes y en las noches, mientras ella puede ser una “alondra” que se pone en pie temprano y es más productiva durante las horas de la mañana. Estos patrones son de alguna manera difíciles de cambiar y muchas parejas los tienen diferentes. Eventualmente aprenden a acomodarse y ajustarse a las necesidades del otro.

Un período continuo de sueño es importante. Si su sueño es fragmentado y quebrado por diferentes actividades, no se sentirá tan descansado como quien duerme consecutivamente. Su cuerpo puede tener el hábito de despertarse a la mitad de su ciclo de sueño, pero si, en lugar de ponerse a trabajar, se propone a permanecer en la recámara, a obscuras, en una posición cómoda, podría quizás quebrar ese ciclo. Si eso no funcionara, pruebe tomar un baño de agua tibia y regrese de inmediato a la cama. El licor es un sedante, pero el alcohol, bebido antes de acostarse, hace estragos con un verdadero sueño, relajante, porque desaparece gradualmente y crea síntomas de retirada, es decir, al pasar el efecto del alcohol, la persona se despierta. No tome alcohol para poder dormir. Visite a su médico y él aconsejará lo mejor para usted a fin de terminar con esos trastornos del sueño. Suerte.




29 Marzo 2019 03:22:00
Te escribo porque confío en tu buen criterio y por ello sé que me darás el mejor consejo al problema
Te escribo porque confío en tu buen criterio y por ello sé que me darás el mejor consejo al problema que tenemos mi esposo y yo. Y quiero decirte que desde que regresé a esta ciudad, leo cada día, de lunes a sábado, todas tus columnas porque me gustan mucho tus consejos y por eso quiero felicitarte.

El problema es el siguiente: desde que nos casamos, nos fuimos a vivir a Estados Unidos por el trabajo de mi marido. Estuvimos allá seis años y hace poco regresamos para instalarnos definitivamente aquí. Mi esposo es una de las personas más dulces, gentiles y buenas que jamás hayas conocido. Y por eso es que me encantaría que lo conocieran mis antiguas y nuevas amistades, porque él no es de esta ciudad. Pero sucede que en dos reuniones, una pequeña y otra con más gente, él, sorpresivamente, tuvo un completo cambio. Estuvo reservado, a la defensiva y en una de ellas, con un grupito, se volvió argumentativo y algo hostil. Con su familia y antiguos amigos que conocí alguna vez y también allá donde vivimos, él no se comportó así. Y él no es de esa manera, no es como yo lo conozco: bueno y amable. Si continúa así mis amistades van a ver a un hombre que no existe: desagradable, callado y nada atractivo para tenerlo como amigo.

Sé que él no hace esto a propósito ni deliberadamente, pero de todas formas daña nuestras relaciones y me aleja de mis amistades. ¿Cómo puedo ayudarlo y remediar esto? Muy agradecida por tu ayuda.

TRISTE QUERIDA TRISTE:

Me parece que tu esposo es esencialmente inseguro y tal vez hasta temeroso de los extraños o de las personas a quienes no ha tratado. Piensa quizás que con tu actitud se protege a sí mismo de un posible mal trato o intrusión en su privacidad, e inconscientemente decide anticiparse con su comportamiento auto defensivo. Él forma un muro de defensa, una coraza a su alrededor a fin de que nadie se le acerque.

Este puede ser un serio problema para su vida social y quizás hasta profesional y eso seguramente podría perjudicarlo al impedirle hacer buenas amistades y también aprovechar su potencial en cualquier campo. Desde luego tú puedes ayudarle hablando con él y reafirmándole que si se esfuerza con su carácter, las personas verán en él al verdadero, admirable ser humano que es, si solamente se abre con ellos y demuestra su verdadero yo. Tal vez necesita algunas sesiones de terapia sicológica para trabajar este tema.

Habla con él acerca de ello, seguramente aceptará como buen hombre que es. Y cuando vayan a reuniones, habla con él y elévale su potencial, eso puede ayudarlo a tranquilizarlo y darle confianza.

ANA
28 Marzo 2019 03:57:00
Para siempre insatisfecha
Cuando la gente está alejada de Dios, cuando no cree que exista algo determinado para ella en la vida, es difícil encararla. Tienes una confianza no realista en mitos y creencias que te han llevado a una desilusión extrema cuando has fracasado. Cuando alguien comienza a creer que el éxito y la vida son fáciles, fácilmente pierde el valor y la determinación frente a las primeras señales de la adversidad. A medida que se percata que lo que creía no era completamente verdadero, abandona la fe en todo lo que traía en su acervo de convicciones, de religión y de todo lo que haya aprendido a lo largo de su vida. Y privado de todo eso, es muy fácil caer en el pantano de la ansiedad y la apatía como dices que te ha sucedido a ti.

Tales síntomas de desilusión no son difíciles de observar en tu carta. Los más obvios se relacionan con la indiferencia y la falta de ánimo que ha afectado tanto tu vida. Pero te habrás dado cuenta de que las personas genuinamente felices son demasiado pocas. ¿Cuánta gente conoces que goce lo que hace, que esté completamente satisfecha con lo que ha logrado, que no lamente el pasado y que vea el futuro con confianza? No mucha, estoy segura. Hace muchos siglos, Diógenes tuvo problemas para encontrar un hombre honesto. Hoy quizás tendría los mismos problemas para encontrar uno feliz. Y más uno honesto. El malestar general que te aflige no se debe a causas externas, como piensas tú. Las raíces de tu insatisfacción crónica son internas y debes desenmarañarlas por ti misma. Si de verdad lo deseas, puedes hacerlo. Una vez que logres mejorar y superar tu insatisfacción y tu descontento, vas a lograr esa felicidad que andas buscando. ¿Has probado la terapia?

ANA
27 Marzo 2019 03:13:00
Querida invadida sorprendida
Hace poco remodelamos nuestra casa. Aún tengo algunos muebles fuera de lugar y cuadros y adornos sin colocar, limpiar vidrios y guardar muchas cosas. Pero me sucedió algo que me sorprendió mucho y quiero contárselo y pedirle un consejo a quien los da tan atinados y justos, que eres tú.

Hace dos días una vecina con la que no tengo mucha amistad, tocó el timbre de la casa, fui a abrir y apenas lo hice, ella me empujó y se metió diciendo: “Quiero ver tu casa remodelada. Fulanita me dijo que está muy bonita y quiero verla”. Caminó hacia la sala, el comedor y la cocina, entró a la lavandería y como la casa es de un piso, se dirigió hacia el corredor y se metió a todas las recámaras y baños y hasta abrió los clósets. Yo estaba estupefacta y no alcancé a decir nada. Me quedé parada y, cuando regresó, me dijo: “Ya vi todo y te quedó muy bien. Está muy bonita. A ver cuándo nos invitas a tomar café a todas las vecinas”.

Ana, ¿qué debí haber hecho y qué hago? Te agradezco tu consejo.

INVADIDA SORPRENDIDA

QUERIDA INVADIDA SORPRENDIDA:

Había muy poco qué hacer en ese momento con esa señora tan mal educada, pero ahora debes estar prevenida para su comportamiento. Si de nuevo intenta hacer lo mismo, ponte firme y no lo permitas. Educadamente pero de manera firme, dile que estás ocupada y no puedes atenderla. Y acerca de la invitación a tomar café con las vecinas, cuando estés lista y tranquila, prepara una sencilla merienda para invitarlas, incluida ella, pero con las puertas de las recámaras cerradas con llave. Te felicito por tu hermosa casa. Disfrútala mucho.

ANA
26 Marzo 2019 03:45:00
Querida boda chica o grande
Tenemos tres hijos. Una de 19 años, un hombre de 17 y una jovencita de 14. La mayor hace dos meses tuvo un niño. Siempre hemos sido abiertos y amorosos con ellos, pero a pesar de eso, cuando quedó embarazada no nos dijo nada. Cuando nos dijo, le preguntamos qué decía su novio y nos dijo que él se había ido a Estados Unidos a trabajar con un tío que tiene un negocio allá para poder juntar dinero para ella y el bebé, que necesitaban para médicos y el parto.

En ese momento yo creí que el muchacho se había ido huyendo del problema y así se lo dije a mi hija, pero ella, que desde luego conocía mejor al muchacho y confiaba en él, me dijo que estaba equivocada, que iba a estar al pendiente de ella y se había ido para poder enfrentar los gastos, porque aquí no tenía trabajo.

Pues fue verdad lo que dijo el muchacho y mensualmente le enviaba dinero para pagar consultas de médicos, análisis y para comprar ropita para el bebé.

Quince días antes de nacer el bebé, él ya estaba aquí, fue a la casa, habló con nosotros y dijo que no se había ido por cobardía, que no le había pedido a nuestra hija que se casaran entonces porque no tenía nada que ofrecerle, pero que ahora su tío le había pedido que se quedara allá porque le había ayudado mucho en su negocio y le ayudaría a conseguir la residencia. Aceptamos su dicho porque ya había demostrado que es responsable.

También dijo que quiere que se casen tan pronto naciera el bebé y que se iba a quedar hasta el parto y luego se iría dos meses más para reunir más dinero y tener con qué casarse, aunque fuera en una ceremonia sencilla, que lo importante era casarse, darle un nombre a su hijo y estar con mi hija para toda la vida. Nosotros nos sentimos felices y obviamente más mi hija.

Como le digo, hace dos meses nació el bebé y la boda será en mes y medio más, él ha estado mandando dinero y ahora mi pregunta es qué nos aconseja acerca de la clase de boda que debemos hacer.

Nosotros podemos poner algo de dinero y juntarlo con lo que él pueda aportar, pero no sabemos si invitar sólo a la familia nuestra y la de él, que también están felices y quieren cooperar y hacer algo más grande. También quiero preguntarle acerca del vestido que sea correcto use mi hija.

Desde luego no nos parece (ni a ella) que use el vestido blanco vaporoso de todas las novias. Por favor ayúdenos a tomar la mejor decisión. Muchas gracias.

BODA CHICA O GRANDE

QUERIDA BODA CHICA O GRANDE:

Felicitaciones a todos por el nacimiento de ese angelito que va a seguir trayendo mucha felicidad para ambas familias. Y deseo una gran dicha para los novios.

La boda de tu hija debiera ser como ellos, ambos novios, la deseen, pero si están de acuerdo en que la decisión sea tomada
25 Marzo 2019 03:20:00
Querido sin autoridad
Soy un hombre de 61 años y me casé con una mujer maravillosa a la que quiero mucho, hace 21 años. Ella tenía entonces un hijo de 5 años, de un hombre que no se casó con ella. Para mí fue mi primer matrimonio y no tuvimos hijos ella y yo. Siempre quise a ese niño y lo traté excelentemente. Ahora ese muchacho tiene 26 años, pero el pobre fue alcohólico y también estuvo involucrado en drogas. Ella siempre lo ha consentido mucho y pienso que eso tuvo mucho que ver en esa situación. A mí nunca me permitió que interviniera en la educación de su hijo. Él ha dejado de beber desde hace cuatro años, asiste a las sesiones de A.A., pero no estoy seguro que haya dejado totalmente las drogas. Él vive en un departamento en una ciudad cercana, pero no sé que tenga un trabajo y sin embargo siempre trae dinero y nunca nos pide nada. Eso me preocupa, pienso que pudiera traficar con drogas, aunque admito honestamente que nunca he encontrado evidencia de ello, son sólo especulaciones.

El muchacho nos visita cada dos meses o dos meses y medio y se queda dos o tres días en casa. Pero esos días son bastante difíciles para mí. Se levanta tardísimo, hasta mediodía, deja su ropa tirada en la recámara, sale hasta muy tarde en la noche y regresa haciendo mucho ruido; ni siquiera retira de la mesa los platos cuando termina de desayunar o comer o cenar y menos lavarlos. Vuelvo a casa antes que mi esposa (ambos trabajamos) y encuentro la casa toda desordenada y muy sucia. Mi esposa adora a su hijo y piensa que nada hace mal. Yo me quejo y eso está provocando serios problemas en nuestro matrimonio porque ya estoy cansado y fastidiado. ¿Cómo hago para que ella entienda que el muchacho está perjudicando nuestra relación? Ella no me permite intervenir. Gracias Ana por ayudarme. Estoy que ya no soporto.

SIN AUTORIDAD

QUERIDO SIN AUTORIDAD:

Está usted entre la espada y la pared. Dígale sinceramente a su esposa lo desdichado que se siente cuando viene su hijo a casa por sus hábitos desordenados. Sugiérale que cuando los visite, llegue a un hotel o motel cercano, aunque haga las comidas en su casa. El desorden será menor. Si ella se negara, con mucho tacto pregúntele qué le parecería si es usted el que se va esos días a un hotel. Sé que no es la mejor de las decisiones, pero aunque incómodo, puede ser mucho mejor que un posible divorcio. Espero que lleguen a un acuerdo sin lastimar a nadie.

ANA

" Comentar Imprimir
columnistas

www.zocalo.com.mx | 524: A timeout occurred

Error 524 Ray ID: 4e9fc6fbc88ac623 • 2019-06-20 18:24:31 UTC

A timeout occurred

You

Browser

Working
Minneapolis

Cloudflare

Working
www.zocalo.com.mx

Host

Error

What happened?

The origin web server timed out responding to this request.

What can I do?

If you're a visitor of this website:

Please try again in a few minutes.

If you're the owner of this website:

The connection to the origin web server was made, but the origin web server timed out before responding. The likely cause is an overloaded background task, database or application, stressing the resources on your web server. To resolve, please work with your hosting provider or web development team to free up resources for your database or overloaded application. Additional troubleshooting information here.