×
hace 4 meses
[Saltillo]

Van Federales tras migrantes

Amenazan a coordinador; Derechos Humanos inicia investigación

Imprimir
Van Federales tras migrantes
Foto: Especial
Saltillo, Coah.- Elementos de la Policía Federal intentaron ingresar a la Casa del Migrante de Saltillo y amenazaron al coordinador del albergue, José Luis Manzo, con acordonar y sitiar el lugar si no los dejaban detener a cuatro personas migrantes que pedían asilo.

“Eran tres elementos de la Policía Federal, tenían a cuatro migrantes contra el portón de la Casa del Migrante; al preguntarles el motivo de la detención, me dijeron que solo era una revisión de rutina, pero a los migrantes ya les habían dicho que los iban a detener”.

El activista y defensor de los migrantes señaló que cuando cuestionó al policía sobre su proceder, le aclaró que no estaba facultado para detener a personas migrantes ni verificar su estatus migratorio, por lo que el agente dejó libres a los cuatro migrantes, pero amenazó al coordinador.

“Lo único que me dijo el policía fue ‘se está metiendo en un problema por hacer esto, vamos a avisar a Migración para que venga, acordonen el punto y aseguren el área”.

Intentan policías detener a migrantes

Directivos de la Casa del Migrante de Saltillo presentaron ayer una queja en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila por la presencia de elementos de la Policía Federal en el inmueble.

Aunque la Primera Visitaduría del organismo no dio detalles sobre cuál fue su actuación, trascendió que al llegar al exterior de la casa los federales sometieron y luego revisaron a unos centroamericanos que estaban albergados, lo cual fue considerado como una amenaza.

Según la versión, el defensor José Luis Manzo, que en ese momento se encontraba en el lugar, intervino para que los policías dejaran en libertad a los migrantes y en respuesta obtuvo una advertencia por parte de los efectivos.

La CDHEC informó que al presentarse la queja se dio inicio al procedimiento correspondiente.

En redes sociales, la Casa del Migrante dirigió un mensaje a Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, y Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, para dar a conocer los hechos.

La Casa del Migrante tiene un acuerdo verbal con el Instituto Nacional de Migración para que en uno o dos kilómetros a la redonda del albergue no se hagan operativos ni verificaciones, acuerdo que se ha violentado en las últimas semanas, ya que se han realizado operativos en las vías del ferrocarril que están atrás del albergue.

“La casa por principio tiene medidas cautelares de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, tiene medidas de la Comisión Nacional y de la Comisión Estatal, y aparte somos parte del Mecanismo de Protección de Gobernación”, explicó José Luis Manzo.

Cacería

El coordinador atribuyó el hecho a las nuevas políticas migratorias mexicanas que califican como una cacería de migrantes por los acuerdos establecidos con el Gobierno de los Estados Unidos.

“En términos llanos, defensores y defensoras de migrantes hemos hablado de esto como una cacería, por un lado despliega el Gobierno seis mil elementos de la Guardia Nacional en el sur, por otro lado hace acuerdos con Estados Unidos para la frontera norte y después de estas dos acciones ordenan que no se le venda ningún boleto de autobús a ninguna persona que no acredite una identificación nacional, eso facilita para que la población migrante que está de forma irregular en México quede prácticamente atrapada”. (Con información de Agencia Reforma)

Encaran migrantes amenaza ‘silenciosa’

os casos de deshidratación severa y el esfuerzo excesivo entre los migrantes se están disparando en la frontera de México y el sur de Texas, a medida que las personas exigen a sus cuerpos más allá del punto de ruptura para ingresar a Estados Unidos, según muestran las estadísticas del Texas Tribune.

Según las cifras del Sector del Valle del Río Grande de la Patrulla Fronteriza, las autoridades han encontrado a 64 migrantes con una condición rara y peligrosa conocida como rabdomiólisis en lo que va del año fiscal 2019. Eso es el doble del total del año pasado, y aún quedan más de dos meses en el periodo.

En todo 2018, hubo 32 casos; en la última mitad del año fiscal 2017, el primer periodo en el que el sector comenzó a rastrear la rabdomiólisis, solo hubo tres casos, según muestran las estadísticas.

“Es solo a principios de julio, y estamos duplicando lo que éramos el año pasado”, dijo Thomas Kimbriel, agente de inteligencia de la Patrulla Fronteriza.

Rodolfo Karisch, jefe del sector del Valle del Río Grande, señaló que los agentes de su sector, que dedican alrededor del 60% de su tiempo a los deberes de respuesta humanitaria, llevan a la sala de emergencias a unos 30 inmigrantes por día.

También ha reservado una de sus estaciones, en Weslaco, como una enfermería donde los pacientes pueden ser puestos en cuarentena.

Kimbriel indicó que los migrantes están desarrollando rabdomiólisis, que también puede afectar a los atletas cuando por el esfuerzo excesivo y la deshidratación que puede descomponer su tejido muscular. Eso, a su vez, hace que las fibras musculares dañadas liberen mioglobina en el torrente sanguíneo, lo que obstruye los riñones y puede causar insuficiencia renal.

El aumento en los casos de rabdomiólisis diagnosticados se produce en el contexto de las crecientes críticas por las muertes de migrantes que han estado bajo custodia, a consecuencia de las pobres condiciones dentro de los centros de procesamiento de migrantes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, en Texas.

Un informe del Gobierno publicado a principios de este mes, basado en las inspecciones de los centros en el sur de la entidad, los encontró peligrosamente hacinados y dijo que las condiciones “representan un riesgo inmediato para la salud y la seguridad” tanto de los migrantes como de los agentes que los protegen.

Lo que también está claro es que muchos migrantes ya están enfermos o heridos cuando cruzan la frontera, por deshidratación severa, infecciones y otras afecciones.

Una enfermera que trabaja en un hospital del Valle del Río Grande dijo que si bien muchos de los pacientes migrantes estaban enfermos antes de cruzar la frontera, tendían a empeorar en la custodia de Estados Unidos, detenidos con otros migrantes enfermos en condiciones a menudo insalubres durante días.

‘Mejores condiciones’

Los migrantes son una población vulnerable, por lo que se les debe brindar servicios de salud en su paso por el país, señalaron especialistas en salud.

“Debemos poner atención a que migrantes deberían tener derecho a la salud en igualdad de condiciones que los mexicanos.

“Hacer distinciones en salud por migración no tiene ningún sentido, deberíamos estar ofreciéndoles las mejores condiciones posibles”, aseguró Carlos Magis, exdirector del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el SIDA (Censida).

Esto es importante porque las poblaciones más vulnerables o marginadas tienen mayor riesgo de padecer epidemias, señaló Pedro Cahn, director científico de la Fundación Huésped de Argentina.

Explicó que vivir en hacinamiento, en condiciones marginadas, y la pobreza en general, son factores que aumentan el riesgo de contagios de enfermedades transmisibles.

Redadas, ineficaces

Una semana después de que el presidente Donald Trump ordenara una serie de redadas masivas contra familias migrantes, los resultados del operativo no se han materializado.

Defensores de migrantes afirmaron que no existe evidencia de la efectividad del operativo, el cual fue presumido como “exitoso” por el propio Trump.

Incluso, los expertos cuestionan si el Presidente mismo pudo haber obstaculizado los esfuerzos de las agencias migratorias al hablar públicamente de las redadas, informó el sitio The Hill.

“Creo que esta amenaza existe todavía, y no hay confianza en esta Administración”, comentó Sergio González, subdirector del Centro de Migración del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

“La gente todavía vive como si esto pudiera suceder en cualquier momento”.

Las organizaciones de defensa de migrantes han instado a la población a resguardarse de las medidas de ICE y mantenerse vigilantes, advirtiendo que redadas mayores podrían ocurrir los próximos días, semanas o hasta meses.

John Sandweg, quien se desempeñó como director interino de ICE en la Administración de Obama, aseguró que existía una expectativa irracional sobre la operación. (Con información de Texas Tribune/Agencia Reforma)


Imprimir
te puede interesar
[Internacional]
hace 15 horas
[Piedras Negras]
hace cerca de 34 minutos
[Saltillo]
hace cerca de 34 minutos
[Eagle Pass]
hace cerca de 33 minutos
similares