×
hace 5 meses
[Nacional]

México, segundo lugar en muertes por cáncer de riñón

En el último año se registraron 4 mil 492 nuevos casos de cáncer de riñón

Imprimir
México, segundo lugar en muertes por cáncer de riñón
Foto: Excélsior
Ciudad de México.- En México, el sobrepeso, la obesidad, el tabaquismo y los malos hábitos de salud, han traído como consecuencia el aumento de casos de cáncer de riñón.

Aunque no existen datos exactos de dicho incremento, en el último año se registraron 4 mil 492 nuevos casos, por lo cual, nuestro país ocupa el tercer lugar en incidencia de este tipo de neoplasias -después de Brasil y Argentina, en América Latina y el Caribe.

La problemática se agrava debido a que más del 50 por ciento de los pacientes reciben atención médica en una etapa avanzada.

De acuerdo al reporte del Global Cancer Observatory, Globocan 2018, el año pasado, se registraron 2 mil 270 muertes, a consecuencia del cáncer renal, lo que ubicó a nuestro país, en el segundo lugar con mayor número de decesos de este tipo en la región, después de Brasil.

Cabe señalar, que con respecto a la incidencia de los tipos de cáncer que afectan a los mexicanos, el cáncer renal, ocupa el lugar número 15 y en lo que a mortalidad se refiere se encuentra en el sitio 12.

Afecta con más frecuencia a los hombres y en el 90 por ciento de los casos aparece después de los 50 años de edad.

En entrevista con Excélsior, María Teresa Bourlon de los Ríos, Encargada de la Clínica de Atención de tumores genitourinarios URO-ONCO del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), señaló que actualmente menos del cinco por ciento de los casos de cáncer de riñón se pueden relacionar con factores hereditarios, lo que significa que más del 95 por ciento, surge a consecuencia de factores externos como el sobrepeso y la obesidad.

“Existe una predisposición que uno puede tener como individuo, pero si nosotros fumamos incrementamos el riesgo de estas neoplasias. Si nosotros tenemos un mal estilo de vida, tenemos malos hábitos alimenticios, no hacemos ejercicio, incrementamos la posibilidad de que estas neoplasias aparezcan.

“Las personas con obesidad tienen mayor riesgo de tener cáncer renal. Además, se ha visto que pacientes con enfermedad renal crónica y deterioro de la función renal, también podrían padecer cáncer renal”, comentó.

Con respecto a los problemas de sobrepeso y obesidad, la Oncóloga del INCMNSZ, explicó que el estado proinflamatorio del organismo incrementa las posibilidades de tumores malignos.

“La obesidad se relaciona no solo con un gran incremento de cáncer renal, sino de muchas otras enfermedades tumorales. Lo que se sabe es que la obesidad crea un estado proinflamatorio en el cuerpo de la persona.

“Además, también se puede regular hacia la baja el sistema de defensas que tiene el paciente contra el tumor y esto propicia que varios tumores tengan un nicho más favorable para crecer en un paciente que padece sobrepeso y obesidad”, detalló.


Síntomas y prevención



La especialista María Teresa Bourlon de los Ríos, señaló que una de las formas de prevenirlo, es que con los primeros síntomas, se acuda al médico -urólogo, oncólogo o nefrólogo- para recibir un diagnóstico a tiempo, debido a que el cáncer renal está subdiagnosticado, es decir, que generalmente se detecta cuando el paciente acude al médico por otro tipo de padecimiento.

Además, si el cáncer de riñón se atiende en etapas tempranas, es curable.

Los principales síntomas son: sangre al orinar, dolor constante en la espalda, en la zona lumbar a la altura de los riñones, pérdida de peso sin motivo alguno y fiebre.

“Una manifestación que nunca puede pasar desapercibida por parte del paciente, es la hematuria, que es cuando se orina con sangre. Entonces, el hecho de que aparezca hematuria, nunca debe ser pasado por alto por ninguna persona porque inmediatamente se requiere de una valoración.

“Puede ser algo tan simple de resolver como una infección de vías urinarias o puede ser la primera alerta de que un paciente está teniendo un cáncer de riñón”, resaltó la oncóloga del INCMNSZ, María Teresa Bourlon de los Ríos.


Imprimir
te puede interesar
similares